Por Ana Karietna León Quiroga · 22 de Junio de 2017

8978

2

Tras varios meses haciendo política con bajo perfil, la familia Aguilar finalmente le dio el banderazo de salida a su campaña para las legislativas de 2018 y empezó a visitar varios pueblos de Santander mostrando sus cartas.

Luego de superar la división política que fue clave en su derrota de 2015, el exgobernador de Santander condenado por parapolítica, Hugo Aguilar, y su hijo el también exgobernador de ese departamento, Richard Aguilar, tienen todo listo para que el segundo busque el Senado con el aval de Cambio Radical y varias alianzas en la mira.

Las movidas

Luego de que papá e hijo se dividieran en las presidenciales de 2014 y en las regionales de 2015, no se les volvió a ver juntos en un escenario político sino hasta diciembre de 2016, cuando fueron protagonistas de dos eventos del entonces vicepresidente Germán Vargas Lleras en Santander.

 

Ese día, como lo contó La Silla, Hugo Aguilar dijo en medios que su grupo político había entrado a Cambio Radical, pero en ese entonces no quedó claro si al igual que su papá, Richard se había unido a las fuerzas de Vargas Lleras.

Sin embargo, las dudas se disiparon cuando arrancaron a hacer correría en varios municipios del departamento este mes.

La Silla supo de dos. La primera fue en Barrancabermeja, cuando se reunieron con sus líderes y les dijeron que trabajarían con Vargas Lleras para las presidenciales, y la segunda fue en la provincia de García Rovira donde sostuvieron varias reuniones también con líderes locales y les enviaron el mismo mensaje.

Tres de los líderes con los que los Aguilar se vieron en Málaga, la capital de García Rovira, en donde estuvieron durante dos días recibiendo gente, le contaron a La Silla que el mensaje más contundente fue que Aguilar papá y Aguilar hijo, estaban en la misma línea política.

“Dijeron que comprendieron el error, que el orgullo los tenía divididos. Arrancaron diciendo que no venían en plan de política, sino a saludar a los amigos unidos nuevamente, como debía ser”, dijo uno de esos tres líderes.

Si bien ese fue el discurso oficial, en esa visita con un grupo más reducido de políticos también destaparon sus cartas para las legislativas.

“Dijeron que van a trabajar porque los de (el grupo político de) Richard saquen el Senado y la Cámara la pone el coronel (…) (hablaron) con cada delegación que llegó de otros municipios pero no a todos les dijeron todo”, dijo otro de los líderes.

Según esa fuente, el mismo Richard Aguilar se presentó formalmente como el candidato al Senado de su grupo político, y a Johnny Peñalosa, exalcalde del municipio de Oiba y aliado de los Aguilar,  como su potencial fórmula a la Cámara de Representantes.

Esa versión se la negó Richard Aguilar a La Silla, pero en contrapartida dos fuentes más, un político de esa provincia que lo supo porque varios de sus líderes son cercanos a los Aguilar y un miembro de Cambio Radical que lo supo porque las directivas del partido en Bogotá se lo contaron, se mantuvieron en que lo del Senado fue el mensaje que les dieron.

“Vargas Lleras les recomendó que el de mostrar era Richard, que en tarimas y en fotos no figurara Hugo Heliodoro”, dijo.

Sin embargo, en la provincia de García Rovira no es el único lugar en donde se ha escuchado esa versión.

Uno de los políticos aliados de los Aguilar en Barrancabermeja nos dijo que el mes pasado, por los días de la marcha por la modernización de la refinería de petróleo de esa ciudad, los Aguilar también visitaron a sus líderes en esa ciudad y les contaron de su llegada a Cambio Radical.

Si bien allí no dejaron por sentado que el segundo sería el candidato al Senado, sí quedó en el ambiente que ese sería el mejor camino.

“Lo que se dijo es que Richard siendo candidato al Senado es un senador fijo por Santander, no va a tener problemas ni por el umbral”, nos dijo.

Las alianzas

Además del destape ante líderes de la candidatura de Richard Aguilar al Senado, también hay alianzas que ese grupo ha empezado a cocinar en la región.

La Silla supo que los Aguilar han estado buscando acercamientos con Ciro Fernández, actual representante a la Cámara de Cambio y quien salió electo con el 50% de votos en esa ciudad, apadrinado por la maquinaria del entonces Alcalde (del mismo partido), Elkin Bueno, actualmente investigado porque presuntamente el Bloque Central Bolívar de las Autodefensas lo ayudó a llegar a la Alcaldía en 2003.

Tres fuentes de ese municipio, dos de las cuales trabajan con Fernández y una que lo sabe de primera mano, le contaron a La Silla que desde hace dos meses que Richard y Ciro están en conversaciones para que el segundo sea fórmula del primero.

“Ellos (Richard y Ciro) se encontraron en Bogotá, hablaron del tema y no se ha definido nada pero la posibilidad sí es grande.”, dijo una de esas fuentes.

Si cuaja, esa alianza sería un gana-gana.

Para Fernández porque hasta ahora no tiene fórmula y no tiene buenas relaciones con Bernabé Celis, con quién se lanzó en 2014, por lo que una fórmula con la fuerza de los Aguilar le vendría bien y para los Aguilar porque aseguran la votación de Fernández, quien tiene curul y está preparando estructura para volver a competir el próximo año.

Además, los Aguilar tienen a su favor que aunque Elkin Bueno ha estado desaparecido del mapa político desde que terminó el periodo y más luego de que lo capturaran y estuviera preso por varios meses en el marco de la investigación que le adelantan, según tres fuentes, está sonando como el coordinador de la campaña presidencial de Vargas Lleras.

De cualquier forma, esa alianza, por lo que pudimos averiguar, sería más de la línea de Richard que de su papá, ya que por el lado de Hugo Aguilar el candidato a la Cámara sería Johnny Peñaloza, quien ha sido de su grupo político durante años y es de confianza de su otro hijo, el senador Mauricio Aguilar, quien está labrando el terreno para buscar la Gobernación.

La puja interna de poder

Esa movida, además pega en otra banda que está relacionada con la pelea por el liderazgo de Cambio en Santander.

Hasta ahora el mandamás de ese partido en el departamento ha sido Bernabé Celis, quien además es amigo personal de Vargas Lleras, pero con la llegada de los Aguilar a sus toldas se pone en juego su figuración.

Dado que su fuerza electoral en promedio es de 34 mil votos (Celis se eligió en 2014 con 60 mil votos de los cuales 30 mil fueron en Santander y su hermano se eligió diputado con 37 mil en 2015), y es la que le ha servido para mantenerse en el Congreso, no es tan fuerte a la hora de jalonar una candidatura presidencial.

Por eso, según seis las fuentes políticas, el problema no estará en los votos al Senado porque Celis y los Aguilar históricamente tienen grupos electorales diferentes, sino en el dominio de Cambio en Santander y por ende los avales para las locales de 2019, dado que los votos son el punto fuerte de los Aguilar, quienes a pesar de los cuestionamientos que pesan sobre ellos, integran una de las casas electorales más fuertes de la región.

En 2014 Hugo Aguilar, quien para ese entonces estaba dividido con Richard Aguilar, apadrinó a María Eugenia Triana, quien llegó a la Cámara con 40 mil votos después de tener solo 2 mil en un pequeño municipio de ese departamento. Además, en las últimas dos campañas legislativas ha sacado a su hijo Mauricio Aguilar senador con más de 100 mil votos, de los cuales 80 mil han sido en Santander.

El caso de los votos de Richard es más particular porque hasta ahora es que se va a medir en las urnas con fuerza propia. En 2011 salió elegido con la fuerza política de su papá y aunque en 2014 sacó a un representante  -Ricardo Flórez- lo hizo con la maquinaria de la Gobernación que dirigía.

Así, los Aguilar empiezan a aclarar aún más el panorama para 2018. Si las apuestas les funcionan, se asegurarían la reforzada de su casa política, que en 2015 se quedó coja por la división.

Comentarios (2)

José Saramago - 0

22 de Junio

0 Seguidores

Germán Vargas Lleras Presidente. Santander y Santander del Norte, dos departa...+ ver más

Germán Vargas Lleras Presidente. Santander y Santander del Norte, dos departamentos donde aplasta el voto liberal y su maquinaria politiquera. Norte de Santander es fortín de Juan Fernando Cristo, y en Santander se lo disputan las dos casas mas poderosas políticamente hablando: los Aguilar o los Serpa. Santander esta vez va a predominar el voto apoyando a Germán Vargas Lleras.

Robin Hood

22 de Junio

0 Seguidores

Cuando los Julitos, Arizmendis, Gurisatis, Maria Isabeles Ruedas, etc. tienen ...+ ver más

Cuando los Julitos, Arizmendis, Gurisatis, Maria Isabeles Ruedas, etc. tienen la oportunidad d entrevistar a Vargas Lleras, jamas le preguntan por estas alianzas con parapoliticos condenados: hacen d complices. Invisivilizan la corrupcion y manipulan la opinion, x eso es tan dificil d acabar con la corrupcion.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia