Por Pablo Medina Uribe · 25 de Noviembre de 2011

10041

6

 

Protestas en Guapi.
(Foto tomada de pacificocolombia.org)

En Guapi, Cauca, la muerte de un joven reciclador se transformó en un grito de desesperanza del pueblo. John Fredy Vidal murió después de que policías del municipio le dispararan tras un altercado. Este asesinato desató la angustia y las voces de protesta de los habitantes del municipio, quienes se tomaron el pueblo, pues ya no aguantan más violencia en sus casas, ni soportan la desconfianza que les producen las personas que deberían darles calma.

Esta muerte incitó una asonada en el municipio del Pacífico, pues los habitantes se tomaron el miércoles la estación de policía para protestar. El jueves hicieron lo mismo con el aeropuerto y el parque principal. También crearon una comisión, liderada por funcionarios públicos del municipio, para buscar ayuda de las autoridades departamentales y nacionales y preguntar hasta cuándo van a tener que vivir en el fuego cruzado de la guerrilla, las bandas criminales y miembros de la Fuerza Pública que han sido cooptados por esos grupos al margen de la ley.

La muerte de Jhon Fredy

El miércoles por la mañana, Jhon Fredy Vidal Sánchez recibió un balazo en la parte de atrás de su cabeza mientras escapaba de miembros de la Policía de Guapi. Aunque es común en este pueblo que algunos heridos de gravedad sean trasladados en helicóptero a municipios cercanos con centros de salud mejor dotados, Vidal premaneció en el Hospital de Guapi, de Nivel I, donde murió.

Vidal, de diecisiete años, era un recolector de basura que trabajaba en el pueblo usando una zorra. Debido a los recorridos que hacía para recoger la basura del pueblo, era conocido por buena parte del pueblo y considerado una persona trabajadora. Por eso, su muerte no pasó desapercibida. Y para los habitantes del pueblo, esa muerte mostró que el conflicto en Guapi llegó demasiado lejos.

En un principio, algunos medios reportaron esta muerte como resultado de un combate entre la Policía de Guapi y “Los Rastrojos”, banda que tiene presencia en la zona. Hubo reportes de que Vidal murió en el fuego cruzado, así como de que era una de las personas involucradas en los tiroteos, probablemente un miembro de la banda criminal.

Pero muy pronto se supo que la historia era otra: Vidal no era un delincuente sino una víctima de la Policía.

Según algunos testigos que presenciaron el tiroteo, quien disparó contra Vidal fue el teniente Avit Pino. De todas maneras, todavía es poco claro qué sucedió exactamente. La Silla Vacía encontró dos versiones.

Las dos versiones indican un motivo diferente, pero llegan a un final similar: que, después de muchos años de presencia de grupos al margen de la ley y de violencia en el municipio, los habitantes de Guapi no pueden confiar plenamente en quienes dicen protegerlos.

Una de las posibles historias es que Vidal se encontró con una patrulla de la Policía que estaba parqueada en la calle de tal manera que no lo dejaba pasar con su zorra, así que les pidió a los uniformados que se corrieran para poder seguir su camino.

Sin embargo, según los testigos, esto no agradó a Pino -que, según le dijeron a La Silla Vacía  fuentes en el municipio, ha tenido contactos con miembros de “Los Rastrojos” y de "Las Águilas Negras"-, por lo que el teniente requisó e interrogó a Vidal.

Otra de las posibilidades cuenta que Vidal había peleado con una mujer policía el fin de semana pasado y que el miércoles se volvieron a encontrar. Cuando esta mujer lo reconoció, sus compañeros decidieron requisarlo e interrogarlo.

Guapi ha sido azotado desde hace años por la presencia de las “bandas criminales”, en particular de “Los Rastrojos”, un grupo dedicado al narcotráfico. Habitantes de la zona denuncian que esa banda está aliada con otros traficantes y con sectores del Ejército y de la Policía.

Y, mientras que la guerrilla controla buena parte de la zona rural del municipio, son “Los Rastrojos” quienes tienen el control del casco urbano. Tanto así que algunos habitantes temen que miembros de esta banda criminal tengan chuzados los teléfonos fijos y celulares, por lo que prefieren usarlos el mínimo posible.

Además, como lo recuerda el Secretario de Gobierno del Cauca, Álvaro Grijalva, “Los Rastrojos” han aumentado su poderío en la zona gracias a la minería ilegal, lo que ha incrementado también la necesidad de mostrar poder y ejercer la violencia para proteger ese negocio ilícito.

Según Grijalva, “en el Cauca el mal ocasionado por la minería ilegal ha sido tan letal como el de la droga. Eso es lo que se está registrando en Guapi, por eso han sido instruidas las autoridades civiles y militares para golpear a quienes hacen parte de tales agrupaciones criminales”.

Miembros de esta banda criminal han torturado y extorsionado a habitantes de la zona durante los últimos años, pero en el municipio existe el sentimiento de que es poco lo que se puede hacer al respecto. Pocos se atreven a denunciar, pues se cree que la Policía está aliada con ellos. La situación es de desconfianza total.

Debido a esto, hace un mes y medio un grupo de jóvenes -cuyo nombre aún no se conoce, pero que son liderados por alias “Tapamijo”- decidió armarse y tomar la justicia en sus propias manos. Desde entonces han combatido a “Los Rastrojos”, ocasionando algunos tiroteos entre miembros de ambos grupos en los últimos días.

La violencia está en todas partes en Guapi. Para sus habitantes no es fácil confiar en los demás, y menos en la Fuerza Pública, pues sienten que buena parte de sus miembros están aliados con las bandas criminales.

Ese cuadro de violencia explica que ambos recuentos de lo sucedido terminen igual: Probablemente Vidal decidió escapar de los policías que lo interrogaban, porque tuvo miedo de que lo confundieran o lo hicieran pasar por un miembro de una “bacrim”.

Los policías comenzaron a perseguirlo e, intentando detenerlo, dispararon. Según Nancy Ocoró, una abogada que vio lo que pasó, Vidal recibió cinco balazos de los miembros de la Policía que lo perseguían.

Esto desató la ira de los habitantes de Guapi quienes, al enterarse de la muerte de Vidal, se abalanzaron contra la estación de Policía del municipio e intentaron quemarla en protesta por la falta de seguridad de la que sufre el municipio. Además, según Ocoró, “la gente les lanzó hasta la misma basura que había recogido el joven”.

Guapi se levanta

El de Peñalosa

El revés de Peñalosa

El miércoles, líderes de la comunidad convocaron a un paro cívico y se declararon en asamblea permanente. Las entidades públicas del municipio, incluidas Alcaldía, Concejo y Personería, así como otras organizaciones como el clero y el gremio de educadores, decidieron acogerse al paro, por lo que hacia las tres de la tarde varias instituciones municipales, tiendas y colegios cerraron sus puertas.

Los pobladores en asamblea permanente buscaban llamar la atención de las autoridades departamentales y nacionales, por lo que inicialmente buscaron una manera de pedir la llegada al municipio de comisiones lideradas por el Ministro del Interior Germán Vargas Lleras o por el Vicepresidente Angelino Garzón.

Para lograr llamar la atención de alguien que pudiera socorrerlo, se creó una comisón que incluye al alcalde actual Florentino Obregón, al alcalde electo Yarley Ocoró, a algunos concejales, representantes de la Procuraduría, de la Iglesia y profesores.

Sin embargo, por ahora sólo esperan una comisión de la Policía Nacional. Y, aunque en Guapi la esperaban el jueves y encabezada por el Comandante General de la Policía, Óscar Naranjo, esta entidad le confirmó a La Silla Vacía que la comisión que llegará a Guapi lo hará hoy y estará encabezada por el General Rodolfo Palomino, Director de Seguridad Ciudadana.

La Policía, además, como precaución, cambió a todos sus miembros que estaban trabajando en Guapi. La Policía Nacional también le dijo a La Silla Vacía que no sabía qué había pasado exactamente allí, por lo que abrió una investigación disciplinaria para averiguar si alguno de sus miembros tuvo algo que ver con el asesinato. También le pidió ayuda al CTI de la Fiscalía para investigar el cuerpo y encontrar más pruebas de lo que sucedió en Guapi con Jhon Fredy.

De todas maneras, las protestas continuaron. El jueves por la mañana, un grupo de habitantes se tomó el aeropuerto intentando evitar que un avión con destino a Cali despegara, para así llamar la atención de más medios nacionales y entidades gubernamentales. El avión despegó, aunque los pasajeros que iban a volar en él tuvieron que quedarse en el Cauca.

Ese día por la tarde, un grupo de aproximadamente quinientas personas se tomó el parque principal del municipio, esperando hacer presión para obtener una respuesta a su situación. Y los habitantes que se declararon en asamblea permanente decidieron que continuarían las protestas hasta que haya una solución al problema de violencia en el municipio.

Pero como están las cosas, con las bandas criminales tan metidas en la vida diaria, esa solución se ve lejana y las protestas ocasionadas por la muerte de Jhon Fredy parece que van para largo.

Comentarios (6)

GMolano

25 de Noviembre

0 Seguidores

Buen aporte el de LSV, Jhon Fredy bien pudo ser parte de una de esas estadíst...+ ver más

Buen aporte el de LSV, Jhon Fredy bien pudo ser parte de una de esas estadísticas sin nombre, sin pena ni gloria. Y gente como el citado personal de Policía van a otro pueblo a repetir sus andanzas. Ya de por si es muy diciente que la Policía haya cambiado a todos los miembros del personal que protagonizo los hechos. Existe una adorable costumbre en las Fuerzas Armadas que cuando un oficial se mete en un lio serio (lio con muertos incluidos), los suelen trasladar (o los esconden mas castizamente hablando) a otra unidad sin nombre, mientras se enfrían las cosas. Claro también depende de que tanta ascendencia o que tantos padrinos tenga el oficial al interior de la institución. Según otro articulo, http://pacificocolombia.org la muerte del joven no seria el único señalamiento para el oficial en cuestión.
Mientras tanto en Bogota, nuestros excelentisimos congresistas discuten acerca del fuero militar como quien charla de un partido de squash. Este es mi pueblo lindo.

GMolano

25 de Noviembre

0 Seguidores

Que tendría que responderle uno de estos congresistas al pueblo de Guapi, si ...+ ver más

Que tendría que responderle uno de estos congresistas al pueblo de Guapi, si se llegase a encontrar que la muerte del joven no fue accidental y que el oficial a cargo es responsable pero que su "judicializacion" cae dentro del nebuloso fuero militar. Talves la "justicia", la que se determina en Bogota se torna un tanto caprichosa. Así veo muy difícil la construcción de un Estado de Derecho. El caso de Jhon Fredy es una excepción porque muchos muertos solo llegan a sumar estadísticas.
Este es el tipo de situaciones que convalidan la violencia contra las instituciones, porque para el pueblo no le queda otra forma que tomar justicia por mano propia. La reacción del pueblo al tratar de sitiar la estación de Policía da un indicativo muy claro de lo que percibe el pueblo acerca de la justicia para las fuerzas armadas.

Martha

25 de Noviembre

0 Seguidores

Paramilitares y militares están es para proteger a los mafiogobiernos y para ...+ ver más

Paramilitares y militares están es para proteger a los mafiogobiernos y para atropellar al pueblo.

Bat

25 de Noviembre

0 Seguidores

En el fondo, sigue campeando la contracultura de "los falsos positivos".
B...+ ver más

En el fondo, sigue campeando la contracultura de "los falsos positivos".
Bien por el pueblo de Guapi. Bien por LSV. Mal por las autoridades que siguen siendo una franja ambigua, de la que uno no sabe qué pensar realmente.

Diego Luis Córdoba

25 de Noviembre

0 Seguidores

Lo mismo de siempre: Donde hay Narcotráfico siempre hay un "Polocho" dispuest...+ ver más

Lo mismo de siempre: Donde hay Narcotráfico siempre hay un "Polocho" dispuesto a vender a su alma al Diablo; y aunque no son todos sí una gran parte sobre todo en zonas apartadas del País. Quien sabe a estas horas en donde estará el Tte. Pino disfrutando de "lo trabajado" en Guapi.

Mitito

25 de Noviembre

0 Seguidores

Eso es lo grave: a nosotros, ¿quién nos defiende de la policía? Cójame ese...+ ver más

Eso es lo grave: a nosotros, ¿quién nos defiende de la policía? Cójame ese trompo en la uña.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia