Por Natalia Arenas · 24 de Marzo de 2017

2151

1

Ayer, en plena campaña de elecciones atípicas en Tumaco, el secretario de Gobierno de ese municipio denunció que las Farc están haciendo política aún con armas en apoyo al candidato Julio Rivera. La noticia, que se publicó en medios locales y nacionales es un papayazo para el barón electoral de Tumaco y ex representante a la Cámara, Neftalí Correa, quien apoya a una rival de Rivera.

La denuncia anónima que retomó el secretario dice que el pasado 21 de marzo, la zona de concentración de las Farc en Tumaco se vistió de arena política cuando los comandantes del frente Daniel Aldana alias “El Tigre” y alias “Felipe” -que están en proceso de desmovilización allí-, anunciaron que el candidato de la guerrilla para las elecciones del 23 de abril era Rivera.

Dice, además, que ambos comandantes habían salido antes de la zona de concentración para invitar a la reunión política en la zona de concentración a los líderes campesinos de las veredas del Río Mejicano, Rosario, Chaguí, Tablones, y Mira, que antes de la concentración de las Farc estaban bajo el dominio de esa guerrilla. Y que les iban a pagar el transporte de ida y vuelta y el almuerzo para asistir a la reunión.

Agrega que esta es la cuarta reunión política en la zona veredal y que Rivera “se ha comprometido a dar cumplimiento a compromisos” con la guerrilla si llega a ser el alcalde de Tumaco.

 

Rivera le negó al Diario del Sur que hubiera sostenido reuniones con guerrilleros o comandantes de las Farc aunque sí dijo que sí ha ido a cerca a la zona veredal a hacer política porque “no hay sitios vetados para nosotros”.

Aunque La Silla no pudo verificar la información de la denuncia con fuentes en esa zona, ésta llega cuando las elecciones en Tumaco están al rojo vivo.

Con el supuesto abrazo de las Farc a Julio Rivera, gana la candidata de Neftalí Correa.

Gana porque en Tumaco las Farc son “kriptonita” hasta el punto de que han perdido haciendo política con armas: en el 2015, como contó La Silla, el candidato que recibió su bendición fue Víctor Morcillo, avalado por la UP, pero terminó de cuarto con sólo 1.854 de los 61.057 votos.

Ese golpe se suma a que Rivera también sufrió la chiflada que recibió el ex vicepresidente Germán Vargas Lleras en Tumaco hace 15 días. Ese día, voceros de Cambio Radical denunciaron que la chiflada fue organizada por seguidores de Neftalí Correa. Y el Alcalde encargado de Tumaco explicó que se había dado luego de que Rivera se montó al carro de Vargas para pedirle el aval de su partido para las atípicas.

Al final, Vargas Lleras salió corriendo de Tumaco y Rivera se quedó sin el aval de Cambio Radical y tuvo que quedarse sólo con el de Aico.

Los dos papayazos favorecen a la candidata de Neftalí, Sandra Estacio, cuñada de destituida Emilsen Angulo y de la entraña del grupo del ex representante Correa, destituido e inhabilitado para ejercer cargos públicos por la Procuraduría por irregularidades en la contratación cuando fue alcalde de Tumaco entre 2007 y 2011.  

Aunque la Procuraduría destituyó a Angulo en diciembre porque estaba inhabilitada para ejercer el cargo, el poder de Correa sigue intacto. No sólo recibieron el respaldo del Gobernador de Nariño, Camilo Romero, para poner en encargo en la Alcaldía a un miembro de ese grupo político, Marcos Marines, sino que la terna que luego enviaron los partidos que avalaron a Angulo favoreció al actual alcalde encargado, César Mauricio Ocampo, que ya trabajaba en la Alcaldía de Angulo hasta antes de ser nombrado.

De hecho, a su posesión asistieron Angulo y Correa.

Faltará ver si ambos ‘papayazos’ le alcanzan a Neftalí para mantener su poder en Tumaco como lo ha venido haciendo durante los últimos tres períodos electorales.

Comentarios (1)

jdimate

01 de Mayo

0 Seguidores

¿Existe algún tipo de sanción para esos partidos políticos que postulan&nb...+ ver más

¿Existe algún tipo de sanción para esos partidos políticos que postulan políticos inhabilitados o esa platica de tener que hacer otras elecciones sale del bolsillo de los colombianos?

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia