Por Wendy Paola Pinto Figueroa · 29 de Marzo de 2017

1900

0

Un año después de que el alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, levantara una polvareda en la ciudad por cuenta de la solicitud de donaciones a contratistas a cambio de que les agilizaran el pago de la plata que les debían, el debate revivió luego de que el concejal liberal Uriel Ortíz presentara en un debate en esa corporación un informe de la Contraloría Municipal, que aunque no es oficial, sí generó un cruce de versiones sobre lo sucedido en ese entonces. La Silla les aplicó el detector de mentiras a 12 afirmaciones. Así les fue.

 

“La cuenta por pagar a 31 de diciembre de 2015 a favor de Galvis Ramírez sumaba el valor de $225 millones, (pero solo) el 80 por ciento de este valor se le canceló el 3 de marzo de 2016."

Concejal Uriel Ortiz
Verdadero
 

Explicación: Según registros contables y la versión del tesorero de la época, Holger Tarazona, el 3 de marzo de 2016 el municipio le pagó a esa empresa $180 millones, monto que equivalía al 80 por ciento del total de la deuda.

 

“El mismo día (que la Alcaldía le pagó la plata que le debía a Galvis Ramírez & Compañía, esa empresa) le hace un giro a la administración de $45 millones, que equivale al 20 por ciento (de la deuda heredada de diciembre de 2015)”

Concejal Uriel Ortiz
Verdadero
 

Explicación: Como contamos arriba, el 3 de marzo de 2016 la Alcaldía giró un cheque a favor de Galvis Ramírez & Compañía que correspondía al 80 por ciento de los $225 millones que le debían; sin embargo, quedó un saldo pendiente de $45 millones. Ese valor fue pagado el 13 de julio de 2016 (cuatro meses después del primer desembolso), y ese mismo día fue reintegrado al municipio mediante una transferencia electrónica, según consta en el extracto de la cuenta de la Alcaldía en el Banco Sudameris. Sin embargo, el giro no se hizo como donación, sino que se aplicó como un descuento a la factura que la Alcaldía debía.

 

"El 29 de febrero del 2016 Víctor Gabriel Caicedo Paz, director general de Cecam International envió carta al ingeniero Rodolfo Hernández Suárez donde manifiesta la intención de hacer una donación al municipio por valor de $44 millones"

Concejal Uriel Ortiz
Verdadero
 

Explicación: La Alcaldía recibió dos cartas por parte de Cecam International, la primera fue enviada el 29 de febrero del año pasado donde se manifiesta la intención de hacer una donación por valor de $44.4 millones, y la segunda fue radicada en la ventanilla única de la Alcaldía el 18 de marzo del año pasado. En ella se le informa a la Alcaldía que la donación se hizo efectiva el 9 de marzo.

 

“Estas donaciones (el giro de Cecam International y el descuento de Galvis Ramírez & Compañía) entraron al municipio, pero no están en ningún libro"

Concejal Uriel Ortiz
Verdadero
 

Explicación: La secretaria de Hacienda, Olga Chacón, y la Tesorera, Jaqueline Martínez, reconocen que aunque sí entró plata por ese concepto a la Alcaldía, en los libros contables de la administración no hay ningún registro de ingresos de donaciones.

 

“(Como no registraron ese dinero) sacaron el reglamento, porque están enchicharronados”

Concejal Uriel Ortiz
Debatible
 

Explicación: Para el ingreso de plata por donaciones, cada ente territorial debe tener un marco normativo. En el caso de la Alcaldía de Bucaramanga ese marco legal no se expidió sino hasta este mes, por lo que en principio la administración se demoró demasiado en hacerlo teniendo en cuenta que las donaciones empezaron a ingresar a las cuentas públicas desde mediados del año pasado. Si bien esa demora llama la atención porque no queda claro cómo hicieron para recibir esa plata en la Alcaldía, sobre sus implicaciones hay versiones encontradas. Por un lado, dos expertos en finanzas públicas le dijeron a La Silla que esa no sería una falta sino la evidencia de un retraso administrativo que debe enmendarse; por otro lado, un abogado que ha estado en administraciones públicas y otro experto en finanzas, nos dijeron que la Alcaldía no podía recibir ese dinero sin tener el marco regulatorio primero. Solo hasta que algún ente de control se pronuncie se sabrá si la Alcaldía estaba emproblemada o no.

 

“Está comprobado que fue sistemático el cobro de donaciones por las cuentas... exigían el 20 por ciento”

Concejal Uriel Ortiz
Exagerado
 

Explicación: Aunque el Alcalde no habló explícitamente de un porcentaje para las donaciones, lo que sí dijo en medios fue que “para que (los contratistas) reciban el cheque toca que traigan la donación”. Aunque la cifra de la que habla el concejal coincide con la donación de Cecam y el descuento de Galvis Ramírez, no hay pruebas de que fuera ese porcentaje el que efectivamente les solicitaron a los contratistas.

“No tengo registrado, nada que figure como donación, con lo que tenga que ver con las cuentas de cobro de los contratistas al municipio”

Olga Chacón, secretaria de Hacienda
Cierto, pero...
 

Explicación: Según la secretaria de Hacienda, Olga Chacón y la tesorera, Jaqueline Martínez, en los libros contables no está registrado el ingreso de dinero por concepto de donaciones, ni está asociado a las cuentas de cobro; sin embargo, eso no quiere decir que los ingresos no hayan existido. Chacón, le confirmó a La Silla que a las cuentas de la Alcaldía sí ingresaron recursos de contratistas por ese concepto. “Tenemos que hacer los contratos de donación para que quede formalmente ingresada (la plata) y podamos adicionarla para poder usarla”.  

 

“No tengo conocimiento en temas de donaciones”

Olga Chacón, secretaria de Hacienda
Falso
 

Explicación: Esa afirmación la hizo la secretaria de Hacienda, Olga Chacón, en un control político a su cartera en el Concejo hace dos semanas; sin embargo, Chacón le confirmó a La Silla que sí conocía de al menos dos casos de ingreso de recursos, y que de hecho esa es la razón por la que emitieron el decreto este año para formalizar el ingreso del dinero a las arcas de la ciudad.

 

“Yo no he dado ninguna orden ni ninguna directriz (para recaudar las donaciones)”

Olga Chacón, secretaria de Hacienda
Cierto, pero...
 

Explicación: No existen pruebas de que la secretaria de Hacienda, Olga Chacón, haya dado órdenes directas para recaudar las donaciones, pero por su labor, sí era la encargada de ejecutar los cobros o descuentos. Además, el Alcalde, según lo que reconoció en medios hace un año, dio la directriz de aplicar esa figura. En ese entonces aseguró: “...cuando los contratistas se roban algo es legal, y cuando uno trata de apretar entonces es ilegal, entonces que donen porque qué más”.

 

“El señor Alcalde llamó a la sensatez de los contratistas para que donaran parte de la deuda que el municipio tenía con ellos, pero eso jamás fue un obligación ni menos una imposición del Alcalde para pagar las deudas”

Olga Chacón, secretaria de Hacienda
Engañoso
 

Explicación: Efectivamente el Alcalde en diferentes medios de comunicación hizo un llamado para que los contratistas donaran “parte del dinero” que les debía la administración como una forma de compensar los sobrecostos o las presuntas irregularidades en la ejecución de los recursos. Pero también en los mismos medios dijo que para que los contratistas recibieran su pago rápido “toca que traigan la donación”, lo que muestra que por lo menos sí existió una manera de presionar las donaciones en la Alcaldía.

 

“La tesorera llegó aquí (al Concejo) diciendo sí hubo donaciones y luego dice no hubo donaciones"

Concejal Dionicio Carrero
Cierto, pero...
 

Explicación: El Concejal hace referencia a la sesión del 13 de marzo de este año, cuando la tesorera, Jaqueline Martínez, expuso ante el Concejo el informe de gestión de su despacho. A las preguntas de los concejales sobre si ingresaron donaciones al Municipio primero respondió: “en su momento, cuando yo llegué a la tesorería, se habían hecho de pronto algunos comentarios o algo, los contratistas habían dicho que iban a hacer alguna donación”; luego de un receso en esa sesión, cuando los concejales la volvieron a indagar al respecto la respuesta fue tajante: “no hubo donación”. Aunque la segunda afirmación fue una negativa total, en la primera no aceptó que efectivamente hubieran ingresado donaciones, como lo dice el concejal Carrero.

 

“Un (Contratista) me dio 700 millones de pesos, otro 100 millones de pesos y así va la cuenta sumando. Podría decir que van más de mil millones de pesos recogidos en donaciones en contratistas"

Rodolfo Hernández, alcalde de Bucaramanga
Inchequeable
 

Explicación: En la administración nadie le dio a La Silla razón por el total de dinero recaudado a través de esa figura. Sin embargo, es mucho más que los 90 millones que suman la donación de Cecam y el descuento de Galvis Ramírez. La otra modalidad de recaudo consistió en que solo se le pagaba una porción del dinero al contratista y el restante quedaba en las arcas de la ciudad. En marzo del año pasado, desde la misma Alcaldía le confirmaron a La Silla que para esa fecha la firma Valco ya había entregado $470 millones; sin embargo, no hay claridad de qué pasó con esos recursos. Ni la Secretaria de Hacienda ni el alcalde Hernández le dieron respuesta a La Silla sobre eso en particular.

 

 

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia