Por Juanita Vélez · 17 de Julio de 2017

218

0

Hoy el alcalde de Mocoa, José Castro, los presidentes de las juntas de acción de comunal de los 17 barrios afectados por la avalancha y los periodistas que han liderado el comité de búsqueda de desaparecidos viajan a Bogotá en un avión de la fuerza aérea a una reunión a las tres de la tarde con el ministro del Interior y también mocoano Guillermo Rivera , con el ministro de Defensa y gerente de la reconstrucción, Luis Carlos Villegas y con la ministra de Vivienda, Elsa Noguera. 

“Vamos a ver si el Gobierno sí tiene voluntad o no de oír las propuestas que hemos construido desde la comunidad”, nos dijo el alcalde Castro. “Lo del lunes no es para hacer oratoria. Es para aterrizar qué vamos a hacer porque aquí la gente está insatisfecha”, agregó.

“Yo lo que quiero es aclararles todas las dudas que tengan sobre la reconstrucción porque es que hay mucha desinformación”, dijo el ministro Rivera a La Silla Sur.

El alcalde tiene todas sus velas prendidas en esa reunión. “Dios quiera que yo vuelva con resultados de Bogotá. De lo contrario ya no podré hacer mayor cosa”, nos dijo refiriéndose al paro que se está cocinando en Mocoa, que fue justo lo que motivó la invitación a Bogotá y que puede estallarle al Gobierno en la cara.

El plantón con sabor a paro

El lunes de la semana pasada en la puerta de la oficina de la Unidad para la Gestión de Riesgo, Ungrd, que es la encargada de la reconstrucción de Mocoa, se pararon decenas de habitantes de la ciudad a hacer un ‘plantón’ con carteles que decían ‘¿De cual Mocoa están hablando?’.

 

Lo hicieron aprovechando las cámaras de ‘Caracol Televisión’ que justo fue a hacer una nota sobre los resultados de los cien días después de la avalancha.

“Quisimos aprovechar para mostrar que aquí una cosa es lo que dice el Gobierno y lo que sale en los boletines de la Ungrd y otra lo que vive la gente” nos dijo Manuel Ramos, que hace parte del comité ‘Dignidad por Mocoa’ que se creó por los días del paro campesino de hace cuatro años y que hoy integran 38 personas.

Ramos llamó a los que protestaron ese día a hacer un paro.

“No nos queda de otra a los mocoanos que hacer una movilización efectiva y concreta y que logremos paralizar el tráfico de crudo que pasa por la ciudad y que es lo único que hace que el Gobierno indolente nos preste una atención real”, dijo.

Desde ese día lo que fue una arenga se concretó todavía más.

Al día siguiente, el martes, como también nos contó la periodista Laura Montoya, que hace parte ahora del comité de búsqueda de desaparecidos, se reunieron los de ‘Dignidad con Mocoa’ y los presidentes de las juntas de acción comunal.

“Hablamos de la posibilidad de irnos a un paro de verdad. No a un plantón ni nada así sino a una movilización más larga y convocamos a otra reunión para el jueves”, nos contó Montoya.

Y fue el miércoles que el ministro Rivera llamó al alcalde José Castro a invitarlo con un grupo de mocoanos a Bogotá.

“Me llamó y me dijo que quería hablar con los líderes de los barrios más afectados, con los voceros del comité de búsqueda y conmigo”, nos dijo el alcalde.

La llamada de Rivera, nos contaron tres fuentes por aparte, ayudó a calmar un poco las aguas, pero no a descartar la posibilidad del paro.

“Le estamos dando un compás de espera. Todo depende de la reunión. Hay que ser realistas. El Gobierno no va a acoger el 100 por ciento de lo que propongamos, pero sí esperamos que acepten cosas que son claves para nosotros. Si no, tocaría acudir a las vías de hecho”, nos dijo la periodista Montoya.

El grupo que aterriza hoy en Bogotá, lleva muchas propuestas, pero de todas, hay varias que son inamovibles.

Los inamovibles

Para las cuatro fuentes que están invitadas hoy con las que hablamos, incluido el alcalde, hay unos pedidos que esperan tener resueltos para cuando se devuelvan a Mocoa mañana.

El primero es que les nombren un gerente territorial para la reconstrucción.

“Uno entiende que el ministro (Villegas, que es el gerente de la reconstrucción) tiene múltiples ocupaciones, por eso queremos que haya una persona aquí siempre. Que si tenemos un problema, nos lo resuelvan ahí mismo”, dijo el alcalde Castro a La Silla.

“No podemos seguir teniendo un gerente a control remoto”, nos dijo la periodista Montoya.

La segunda petición tiene que ver con las viviendas.

Como contó La Silla Sur la construcción de las primeras 320 casas a cargo del ministerio de Vivienda está en manos de la constructora Rodríguez Briñez, del constructor huilense Aníbal Rodríguez, que ya ha construido con el Gobierno casas en Huila, Boyacá y Caquetá y todos esos departamentos ha entregado a tiempo.

El Gobierno se comprometió a tener listas las primeras 150 casas antes de que termine este año y las  que faltan antes de mayo de 2018.

Pero en Mocoa se quejan de que hay más de 3 mil damnificados que se quedarían sin casa por mucho tiempo mientras eso.

Por eso la propuesta del comité es que para agilizar en la construcción les abran un banco de tierras para que les vayan adjudicando predios a los damnificados y que cada uno se encargue de construir su propia casa y le paguen por eso.

“Si cada quien hace su casa y pone su mano de obra pueden hacerlas más grandes (las que les van a dar son de 64 metros cuadrados)”, nos dijo el alcalde Castro.

Pero hasta donde supo La Silla es muy difícil que el Gobierno acepte eso. Así nos lo confirmó la ministra de Vivienda, Elsa Noguera. “El ministerio no maneja el esquema de banco de tierras porque no damos un solo peso hasta que no esté terminada la vivienda. Podríamos evaluarlo, pero en un primer momento creo que no funciona”, nos dijo.

La ministra también nos dijo que todavía no sabe cuántas casas en total se van a construir porque “esa es información que tendrán que darnos entre la alcaldía y la Ungrd y no la tenemos”. El ministerio tiene previsto, por ahora, comprar 6 hectáreas más.

Lo otro que piden es que se agilice en obras de mitigación, como ponerles muros de contención en zonas de riesgo como la plaza de mercado, donde hasta pusieron un cartel pidiendo el muro de Trump y que la Ungrd haga el puente peatonal del rio Mulato.

“En ocho días después de la tragedia restablecieron el puente militar sobre la vía Pitalito, pero en todo este tiempo no nos han puesto el puente peatonal”, nos dijo el alcalde.  

Para la comitiva que viaja hoy la única forma de volver contentos es si logran tener unos cronogramas concretos en los que el Gobierno les cumpla lo que que piden. Si no, como nos dijo el alcalde Castro “aquí la gente ya tiene el plan B”.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia