Publicidad
Publicidad

Menú principal

Sábado Diciembre 20, 2014

El lobby de los sindicalistas no logró frenar el Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea. Pero sí consiguió que el Parlamento Europeo ponga una presión sobre el gobierno colombiano para que cumpla sus compromisos laborales, ambientales y de derechos humanos

Foto: Juan Pablo Pino

 

Después de más de un año de lobby por parte de las centrales obreras y de decenas de ONG, de tocar las puertas de cientos de europarlamentarios, de enviar cartas y subir videos de YouTube en francés, inglés y alemán en protesta por los ataques a sindicalistas y las violaciones de derechos humanos, el acuerdo de libre comercio con la Unión Europea fue aprobado hoy en Estrasburgo por encima de la oposición de estos grupos.  Pero esta vez, perder es ganar un poco.

 

Por cuenta de este tratado, Santos tendrá de ahora en adelante una au pair europea que revisará si el Gobierno está cumpliendo las promesas que le hizo a víctimas, ambientalistas, sindicalistas y hasta a los pequeños cultivadores de banano.  Si la niñera es tal como se ve en el papel, será algo así como una Robotina de los supersónicos, con muchos ojos y múltiples brazos burocráticos para llevar a cabo su función.

El embajador Rodrigo Rivera cumplió con su tarea de sacar adelante el TLC con la Unión Europea. Foto: La Silla Vacía

La niñera que le llegó a Santos

La aprobación de este TLC implica el acceso inmediato y sin aranceles al mercado de la Unión Europea para el 90 por ciento de los productos nacionales del sector manufacturero, agrícola, de bienes industriales, ganadería y pesca y también pérdidas para los sectores colombianos de lácteos y de servicios que enfrentarán una dura competencia de los europeos. Y paralelo al impacto comercial, un efecto de este tratado es que la Unión Europea tendrá mayor injerencia política.

Las voces fuertes del Parlamento Europeo -la Democracia Cristiana (35 por ciento de las curules), los liberales y la Social Democracia (25 por ciento) –hace meses que están con el tratado. Pero los verdes y la izquierda que se opusieron lograron presionar a Santos para que le abriera más puertas a la Unión Europea y a sus controles en el tema de derechos humanos.

Con la resolución B7-0114/2012 aprobada por la plenaria del Parlamento Europeo en  junio del 2012, quedó en evidencia que al mecanismo de diálogo recíproco sobre derechos humanos, que se estableció con carácter voluntario en 2009 y que se ha celebrado dos veces al año desde entonces, le falta mucha carne. Afirma que el Parlamento Europeo no recibe “de forma periódica y exhaustiva ningún tipo de información anterior o posterior sobre su orden del día o sus resultados”.

A este jalón de orejas, el gobierno colombiano reaccionó dándole nuevas potestades a la Unión Europea. El embajador Rivera respondió a la resolución con una carta el 26 de octubre del 2012 a Martin Schulz, Presidente del Parlamento Europeo. “El pasado 19 de septiembre acordamos unos nuevos términos de referencia”, dice y señala que ahora la UE “podrá hacer seguimiento de la situación de derechos humanos relacionada con el comercio bilateral”.

Por ejemplo, el Presidente Santos queda comprometido a ampliar durante el cuatrienio la planta de inspectores laborales en 380 funcionarios; de ayudar al retorno de 60 mil hogares desplazados, de evitar la deforestación de 200 mil hectáreas y de indemnizar a 385.846 víctimas por hechos diferentes al desplazamiento.

Muchas de estas metas no son en realidad nada nuevo y ya hacen parte Plan de Desarrollo 2010-2014. Pero el solo hecho de que aparezcan plasmadas con indicadores y mecanismos de verificación en un documento con validez internacional significa que su incumplimiento puede acarrear incluso la suspensión de las nuevas condiciones comerciales.

En esa carta, Rivera también responde a otra solicitud de la resolución en la que se le pide al Gobierno que cree nuevos espacios de dialogo con la sociedad civil y las ONG internacionales.  Anuncia el establecimiento de un  “Mecanismo Nacional de Consulta” sobre la aplicación del texto final del tratado que estará a cargo de la Comisión Permanente de Políticas Salariales y Laborales y del Consejo Nacional Ambiental.

La resolución afirma que la plenaria estará pendiente de la “aplicación efectiva de todos los convenios fundamentales y de gobernanza de la OIT” por parte de Colombia, lo que implicará que los europeos también tendrán voz cuando el Ministerio del Interior finalmente presente su proyecto de ley para reglamentar la consulta previa con los pueblos indígenas y afrocolombianos.

Además de las cláusulas de salvaguarda a favor del banano europeo que fueron introducidas por la Comisión de Comercio Internacional en el tratado en julio del 2012, hay un reglamento nuevo para estas cláusulas que será aprobado hoy en Estrasburgo con el articulado del tratado. Establece que la Comisión de Comercio del Parlamento Europeo en su informe anual también evaluará las acciones que Colombia ha emprendido para cumplir con los requisitos medioambientales que el tratado establece en el capítulo “Comercio y Desarrollo Sostenible”.

En otras palabras, aunque Santos volvió a ganarle el pulso a los sindicatos y a las ONG en este tratado de libre comercio, de ahora en adelante tendrá que lidiar con la niñera que llegará desde Bruselas a vigilar que cumpla con sus promesas.
 

Nota de la Editora: como lo había anticipado este artículo anoche, la Unión Europea aprobó hoy el tratado con Colombia con 486 votos a favor y 147 en contra. La Silla actualizó entonces el primer párrafo de la historia a las 9.50 a.m.

Parte del tratado que se aprobará hoy crea indicadores precisos de cumplimiento del gobierno colombiano de sus promesas a las víctimas del conflicto armado. Foto: Juan Pablo Pino

 

Perfiles relacionados: 
Rodrigo Rivera Salazar
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mié, 2012-12-12 13:30

Pastrana's Crew debe estar comprendiendo el significado de "tener orgasmos múltiples" con todo ese proceso.

*menea cabeza*

La sangre sobre sus cabezas, Teobaldo. La sangre sobre sus cabezas.

Mar, 2012-12-11 10:21

Igual falta agregar que cada congreso de los países del bloque europeo deben aprobar el respectivo tratado.

Mar, 2012-12-11 18:06

Sí seb160 tienes toda la razón. Lo que quería resaltar es que la parte del trámite en el Parlemanto Europeo ya está superada, con niñera y todo a bordo. Hay versiones encontradas sobre cómo será el trámite en los parlamentos de los países miembros. Algunos dicen que serán al estilo pupitrazo, otros que se puede enredar.

Mar, 2012-12-11 10:02

Lo más grave es que Colombia se siga arrodillado y no que negocie de igual a igual con los demás países.

Mar, 2012-12-11 08:27

De nuevo Santos improvisa y firma a espaldas de varios sectores agricolas y sobretodo de los intereses del sector ganadero,que deja a miles de Colombianos sin nivel productivo, debido a la competitividad de la UE, el mayor productor y exportador de leche y derivados lácteos de mundo, que basa su eficiencia en la entrega de subsidios al productor, que le permiten vender por debajo de sus costos de producción, generando una competencia desleal, en este caso mortal para Colombia.

Lo bueno es que los productos derivados de la pesca como los camarones, se les elimina el arancel ha sido una importante actividad económica tanto para Colombia
como para la región Caribe, lastima que esos camarones ya sean de Nicaragua!

Pido menos improvisación del supuesto gobierno tecnocrata de Santos!

Mar, 2012-12-11 07:54

Esta "Au Pair", corrobora aún más que Colombia, el Estado Colombiano por sus picardias intermitentes es visto como un País inmaduro,infantil, al igual que esos chicos traviesos que cuando los vigilan sus padres se portan bien y cuando no se descarrían y hacen toda clase de pilatunas.
Pero si la vigilancia sirve para detener la impunidad con las victimas,el ambiente, los derechos humanos como afirma Cristina, bienvenida sea.

Qué bueno tu aporte a la Silla Cristina.¡¡

Mié, 2012-12-12 17:55

kathy gracias por tu fiel lectura!

Mar, 2012-12-11 06:06

El problema de los sindicalistas no es, no puede y nunca debiera ser el principal problema de Colombia, ya que ellos son una irrisoria minoría. Los trabajadores formales representan un porcentaje minúsculo. Si los problemas de Colombia fuesen y se redujeran al que tienen los empleados formales, Colombia estaría viviendo otra situación. Ello es menos grave que la informalidad, el desempleo, la pobreza en sus múltiples grados y sin protección institucional al amparo de ridículos subsidios perforados por la corrupción.

Si bien del clima reinante de violencia en el país no han podido sustraerse algunos "líderes" sindicales, lo grave ha sido y siguen siendo los asesinatos indiscrimiados de campesinos; el desplazamiento forzado que dejó a las mujeres sin sus esposos, padres y hermanos y a los niños sin afecto ni tutores. Todas esas familias quedaron sin las pocas parcelas que algunos tenían empujándolas hacia las grandes ciudades donde la la indignidad y la degradación son elocuentes.

Mar, 2012-12-11 12:39

Penoso para un país el que los acuerdos económicos deban amarrarse a cláusulas o normas que buscan el cumplimiento de asuntos esenciales que debieran ser siempre de la incumbencia de la política interna. Aquí de paso podemos detectar y observar que es la oportunidad excelente y predilecta para la socialdemocracia europea y otros partidos políticos existentes en el viejo Continente hacer demagogia de su "defensa" de los derechos humanos y ambientales. Siendo que en la historia fueron los primeros expoliadores y violadores de los derechos de los nativos a través del sometimiento colonial clásico y del neocolonialismo. Es lo mismo que ocurre con el comportamiento de los distintos gobiernos habidos en la historia de los Estados Unidos de Norteamérica, quienes después de hacer estallar la bomba atómica, impulsar guerras biológicas, bombardear y asesinar civiles, bajo cualesquiera excusas, pretende dar lecciones de derechos humanos.

Añadir nuevo comentario