Por Jorge Cantillo Barrios | Tatiana Duque · 08 de Agosto de 2017

9098

4

Pocos días después de que el presidente Juan Manuel Santos nombrara en la cartera de Vivienda al charista Jaime Pumarejo, ayer nombró a otra charista, Karen Abudinen, como Directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf).

 

Tres congresistas de Cambio Radical, por aparte, nos dijeron que el nombramiento de la nueva funcionaria los tomó por sorpresa, ya que el Bienestar Familiar no era una entidad reconocida como cuota del charismo o de Cambio, como sí lo es el Ministerio de Vivienda.

Ninguno dijo que los hubieran consultado para designarla y una fuente de la Casa de Nariño dijo que su nombramiento fue más por sus propios méritos que por su eventual representación política.

Una carta de continuidad...

Su llegada al Icbf se gestó el fin de semana, según una fuente de la Casa de Nariño.

Tras las críticas que generó el anuncio de Santos de que iba a nombrar al liberal Juan Carlos López en el Icbf, por su gestión en el club bogotano los Millonarios entre 2004 y 2010, éste decidió, un día después del anuncio, no aceptar el cargo.

Por eso, según la fuente de Palacio, Santos llamó varias veces a Abudinen durante este fin de semana para que aceptara el Bienestar Familiar, teniendo en cuenta que fue directora de Primera Infancia en esa entidad entre 2014 y 2015 (un cargo que la acercó a la primera dama María Clemencia Rodríguez porque ella maneja directamente el programa De Cero a Siempre y trabaja de la mano con el Icbf y esa Dirección).

“Cuando fui secretaria de gestión social lo di todo por Elsa, cuando fui directora de primera infancia lo di todo por Cristina Plazas, cuando fui secretaria de educación lo di todo por Alejandro. Mi jefe ahora es el presidente Santos”, dijo hoy la funcionaria a Blu Radio.

Además de esa cercanía con la esposa del Presidente, y de que su llegada seguramente no causaría traumatismos porque conoce la entidad por dentro, su nombre ganó fuerza porque “no generaría polémica como sí lo fue el nombramiento de López”, según nos dijo la fuente de Palacio.

La nueva directora del Icbf es abogada de la universidad del Norte de Barranquilla, con maestría en Derecho de la Universidad de Georgetown en Washington, Estados Unidos.

Inició su carrera, entre 2002 y 2008, como consultora del Banco Interamericano de Desarrollo; en 2009 volvió a Barranquilla a trabajar como directora ejecutiva de la fundación Nu3, empresa que ha sido contratista de la Alcaldía para programas de alimentación y nutrición para niños entre cero y cinco años (justo de lo que se encarga De Cero a Siempre) y madres de estratos 1 y 2.

Pero, según una fuente en Palacio y un alto directivo del Icbf, su nombramiento se dio porque conoce los pormenores de la entidad y su manejo interno. Así, con su llegada Santos arriesga menos los logros en ejecución en el sector, que es lo que él quiere mostrar en su último año del Gobierno.

“Ya sabe cómo es el maní y va a engranar facilísimo en el esquema del Bienestar”, nos dijo la fuente en la entidad, en referencia al año y medio de trabajo de Abudinen en la dirección de Primera Infancia.

Así, Santos le da continuidad al trabajo que venía realizando Cristina Plazas al frente de la entidad, una estrategia para no armar peleas políticas y mantener el ritmo de trabajo que ya había usado con las direcciones de la Agencia nacional de licencias ambientales; el Departamento para la Prosperidad Social y el Sena a principios de este año.

La diferencia es que Abudinen es vista por los políticos como parte del charismo, al que empezó a acercarse cuando volvió a Barranquilla y Alex Char era alcalde, y en el que aterrizó un par de años después.

...de las entrañas del Charismo

Aunque en las entrevistas de radio que dio hoy a Caracol, RCN, Blu y La W, Abudinen dijo que era “cuota política de los resultados”, en referencia a que no tiene padrinos políticos, cuatro miembros de Cambio Radical y tres congresistas del Atlántico de otras colectividades le dijeron a La Silla Vacía que ven a la nueva directora como ficha del charismo.

Otro congresista barranquillero, el codirector de La U, Armando Benedetti, trinó que ese nombramiento evidencia que el nombramiento es para Barranquilla, especialmente para Char, por encima de Vargas Lleras.

Eso se debe a que en 2013 la alcaldesa Elsa Noguera, del grupo de Char, la nombró como su secretaria de gestión social y en 2014 Cristina Plazas la designó como directora del programa de primera infancia del Bienestar Familiar.

Plazas y Abudinen modificaron la forma en que se contrata la alimentación para los niños.

Crearon un banco de oferentes con todas las empresas que cumplan con los requisitos, como condición previa para que pudieran concursar ante otras entidades. Eso permitió dar garantías de transparencia para la licitación de los contratos de alimentación.

En 2015, cuando Alex Char ganó la Alcaldía de Barranquilla, nombró a Abudinen su secretaria de educación, otro cargo que es cercano al Bienestar Familiar porque es el que contrata los programas de alimentación escolar (PAE) basado en el banco de contratistas oferentes del Icbf.

Como secretaria mostró su cercanía con otros superpoderosos del clan Char, como la exalcaldesa Noguera y el contratista Cristian Daes, como muestran estas fotos y halagos mutuos que intercambian en redes sociales.

Esa cercanía y el haber trabajado en dos alcaldías charistas en Barranquilla, la convierten en una ‘embajadora’ de la buena imagen de la capital del Atlántico, muy al estilo de Noguera.

La prueba ácida

Con la doble condición de técnica del sector y miembro de un grupo político en ascenso, Abudinen tiene en el horizonte una prueba ácida muy clara.

Vendrá más adelante, cuando defina quiénes la acompañarán en el manejo de los casi 2 billones de pesos que están previstos que la entidad reciba en el presupuesto del próximo año.

Quizás la más visible será en su natal Barranquilla, donde Plazas dejó encargada como directora departamental a Francia López, una manizalita que lleva 26 años en la entidad. Hasta su llegada esa dirección, la regional había sido un fortín de los Char durante por lo menos 25 años; de hecho, reemplazó a Héctor Silvera, cercano al senador vargasllerista Arturo Char, hermano del Alcalde de Barranquilla.  

Como López está encargada, Abudinen tendrá que definir el nombre del director en propiedad, y así decidir si la entrega políticamente o no.

No es una decisión menor, pues esa dirección tiene cinco mil madres comunitarias y 49 hogares infantiles, maneja estrechas relaciones con las fundaciones y proveedores con los que contrata cada año, empleados de su sede principal y otros 700 trabajadores de los centros zonales.

Como ha mostrado La Silla Caribe durante época electoral es común que se repartan planillas y pidan los votos de los funcionarios, madres comunitarias y personas de la comunidad vinculadas a los programas que dirige la entidad,

Para definir un reemplazo en propiedad, el gobernador del Atlántico tendría decidir entre una terna formada mediante un concurso, el cual inició en junio del año pasado y que después de practicadas las pruebas de conocimiento y habilidades solo fueron superadas por Héctor Sanjuan Palacio, Ricardo Jiménez Barros y Mónica Patricia Lemus Rojano.

De estas tres opciones, Sanjuan Palacio tiene un vínculo con el charismo ya que fue asesor de la Secretaría de Gobierno durante la alcaldía de Elsa Noguera, en donde incluso estuvo encargado. Actualmente tiene un contrato de prestación de servicios como abogado en la Secretaría de Planeación del Distrito.

Ya sea que la nueva directora avale el proceso o no, la definición de ese cargo servirá para mostrar si pesa más las trayectorias técnicas y conocimientos del tema, o la cercanía de Abudinen con los Char.

Sea como sea, su nombramiento, más el del Ministro de Vivienda gradúa a ese clan como el político regional con más poder en el Gobierno.

Si a Abudinen le va bien, puede ayudar a reforzar la imagen de buen alcalde de Char y la de las alcaldías charistas como semilleros de buenos administradores públicos.

En las entrañas del charismo, a la Alcaldía de Barranquilla la comenzaron a llamar ‘La Masía’ del alto Gobierno. Esto en referencia a como se le dice a la cantera de jugadores del club de fútbol Barcelona de España. Mientras que en el equipo forman jugadores para la primera división, en la Alcaldía se forman funcionarios que después pasan al Gobierno Nacional. De la Alcaldía que controlan los Char desde el 2008 han salido: el alcalde Alex Char, quien después de su primer mandato fue nombrado Alto Consejero para las Regiones en 2012; Natalia Abello, quien pasó de ser Secretaria General durante la administración de Elsa Noguera a ministra de Transporte en septiembre de ese mismo año; la misma Noguera, que después de entregar la alcaldía (de nuevo a Char) en 2016 fue nombrada ministra de Vivienda; su reemplazo Jaime Pumarejo, quien sale de la secretaría de Gestión Social del Distrito y ahora Karen Abudinen, que da el salto de la Secretaría de Educación la dirección del Icbf

Si además ayuda a contratistas amigos de los Char o nombra a otros miembros de ese grupo o fichas de Cambio, le puede dar gasolina burocrática a Vargas justo en meses electorales.

Eso refuerza el poder del charismo en Cambio. Ya en las elecciones regionales de 2015, ese clan fue clave para la colonización vargasllerista de la costa y, además, cuenta con un músculo financiero heredado del exsenador Fuad Char (padre del senador Arturo y del alcalde Alex), con la cadena de Supermercados Olímpica y el Junior de Barranquilla, entre otras empresas.

A diferencia de otras regiones en las que Vargas define a sus aspirantes, en el Caribe los Char tienen la libertad para definir a su propia bancada, bajo las banderas vargaslleristas, al punto que esperan pasar de un senador, a cuatro, y colocar de tres a cinco representantes.

Ese crecimiento suma polìtica tradicional a punta de maquinaria, elementos de carisma del propio Char o de los logros del Junior, y la imagen del buen momento de Barranquilla. Pero, además, entre los polìticos el poder suele llamar al poder, y eso es algo que hoy puede mostrar un grupo con la Alcaldía de la cuarta ciudad del país, un Ministerio y ahora una de las entidades que le llega a más personas en el territorio nacional.

Eso, que puede llevar a más líderes locales a sumarse a Char, también representa una fuente potencial de crecimiento de la campaña de Vargas, pues cualquier reforzamiento de la estructura de sus aliados puede ayudarlo a mostrar un partido en crecimiento en las elecciones legislativas, que le dé un impulso a su aspiración.

Por eso, el solo nombramiento de Abudinen pone a Vargas a ganar.

Falta por ver si los siguientes nombramientos que haga la nueva directora del Icbf obedecen a los intereses políticos del charismo y de Vargas Lleras o si, por el contrario, mantiene la línea técnica de la entidad. De todos modos, los nombramientos mostraron que la gasolina regional de Vargas Lleras ahora es de alcance nacional.

Comentarios (4)

PEDROELGRANDE

09 de Agosto

0 Seguidores

LÁSTIMA POR EL ICBF.  NO DICEN QUE CON EL NUEVO NOMBRAMIENTO LE VA IR BIEN A LOS NIÑOS,   DICEN QUE CON EL ICBF LOS CHAR SE GRAD...+ ver más

LÁSTIMA POR EL ICBF.  NO DICEN QUE CON EL NUEVO NOMBRAMIENTO LE VA IR BIEN A LOS NIÑOS,   DICEN QUE CON EL ICBF LOS CHAR SE GRADÚAN DE PODEROSOS NACIONALES. QUE VERGUENZA. YA NI LOS PERIODISTAS LO PIENSAN.  TRONCO E NEGOCIO NO JODA…

Tatiana Duque

09 de Agosto

10 Seguidores

En La Silla nos enfocamos en las movidas de poder en torno a estos nombramientos. Además, como lo leíste en el artículo, recordamos el recorrido po...+ ver más

En La Silla nos enfocamos en las movidas de poder en torno a estos nombramientos. Además, como lo leíste en el artículo, recordamos el recorrido por el sector social que ha tenido la funcionaria. Saludos.

gunther

09 de Agosto

0 Seguidores

se podria decir que es la testaferro de char, ñoño, musa, benedeti, kiko, oneida, la gata, carebilla, acuña, todo en cabeza de vargas asi que, de n...+ ver más

se podria decir que es la testaferro de char, ñoño, musa, benedeti, kiko, oneida, la gata, carebilla, acuña, todo en cabeza de vargas asi que, de niños pocon pero de chanchullos les  queda un año en el cual  solo confirmaran sus habilidades en estos temas, entierro para una institucion que venia manteniendose un poco alejada de lo que a pinocho santos le fascina , mermelada

José Saramago - 0

10 de Agosto

0 Seguidores

Uno de los requisitos para ocupar la dirección del ICBF es contar con 72 meses de experiencia profesional relacionada con sus funciones y postgrado o...+ ver más

Uno de los requisitos para ocupar la dirección del ICBF es contar con 72 meses de experiencia profesional relacionada con sus funciones y postgrado o maestría. Según su hoja de vida Karen Abudinen se graduó de derecho y aunque tiene gran experiencia en el sector, no registra o referencia ningún posgrado o maestría. ¿eso no embolataría su nombramiento en el ICBF?.  

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia