Por Carlos Hernández Osorio · 30 de Mayo de 2017

4654

3

A menos de un año de las elecciones al Congreso, Cambio Radical ya comenzó a mover sus fichas para Cámara y Senado en Bogotá. Pero como podría sufrir el costo político de haber avalado a Enrique Peñalosa, el alcalde más impopular de las grandes ciudades, el partido espera que su candidato presidencial, Germán Vargas Lleras, jalone los resultados en la ciudad por encima del descontento que provoca el alcalde.

Concejales, congresistas y posibles candidatos consultados por La Silla Cachaca esperan que el exvicepresidente se meta de lleno en la campaña, y recuerdan que tiene el reto de rebasar al ex alcalde Gustavo Petro, que hoy lo supera en la intención de voto en Bogotá.

El factor Peñalosa

Bogotá es importante para Vargas Lleras porque es su ciudad natal y su fortín político. Fue acá donde comenzó a recoger sus cosechas electorales en los años 90 como concejal liberal, y en 2006, la última vez que fue elegido senador (ya en Cambio Radical) sacó más de la mitad de sus 223 mil votos.

Además, en las elecciones de 2014 su lista al Senado obtuvo en la ciudad 134 mil votos (la sexta más votada) y la de la Cámara 100 mil; y en las locales de 2015 su lista al Concejo sacó 371 mil votos y dejó la bancada más grande con nueve concejales, así como la mayor cantidad de ediles, con 38.

 

Y, sobre todo, ganó la alcaldía Enrique Peñalosa, avalado por firmas y por Cambio Radical.

Sin embargo, Peñalosa tiene una muy baja aceptación, al tiempo que el apoyo a su revocatoria es cada vez más grande, como muestra la encuesta Polimétrica de Cifras y Conceptos, publicada el jueves.

Esto es una señal de alerta porque los opositores del alcalde buscan recordar que Vargas Lleras es su aliado y que Cambio Radical lo avaló, para así golpear la aspiración presidencial del ex vicepresidente en la ciudad.

Pero un senador, cuatro concejales y dos precandidatos a la Cámara de Cambio no lo ven posible por dos motivos.

Uno, que mencionan el senador Germán Varón y los concejales Yefer Vega y José David Castellanos, es que confían en que la revocatoria no salga adelante y para comienzos del año entrante, cuando la campaña al Congreso y a la Presidencia esté hirviendo, Peñalosa comience a mostrar ejecuciones que mejoren su aceptación ciudadana y, por lo tanto, su gestión termine sumando, y no restando, a Cambio y a Vargas.

El otro argumento es que, así Peñalosa siga caído en las encuestas, Vargas no se vería afectado porque el prestigio que le da su obra como líder de la agenda de infraestructura en el Gobierno Nacional es independiente de la gestión del alcalde.

“Su figura pesa más que la de Peñalosa”, apunta el concejal Jorge Losada. Y por eso, agrega su colega César García, “es más lo que puede sumar el exvicepresidente por sí solo que lo que puede restarle el alcalde”.

Vargas, además, puede arrastrar políticos de otros partidos, lo cual hace parte de la estrategia del partido y ya está comenzando a ocurrir con líderes locales, nos dijo un precandidato a la Cámara.

Esa confianza en la fuerza de Vargas no está al margen de inquietudes como la ventaja en intención de voto que le ha tomado Petro en Bogotá, según lo viene mostrando la Polimétrica desde comienzos de este año y lo confirmó la encuesta de Invamer hace una semana, cuando el exalcalde le sacó 17 puntos.

“Eso es una alerta temprana”, considera el concejal Castellanos, quien agregó que por eso están esperando que Vargas reaparezca para que “tire línea”.

A eso se suma el peso que pueda tener sobre el líder máximo de Cambio Radical la sombra que aún lo acompaña del gobierno Santos (en el que estuvo casi siete años), pues es un factor que el uribismo quiere aprovechar para usarlo como arma electoral y posicionarse en Bogotá y el resto del país, nos dijo un concejal del Centro Democrático que pidió la reserva de su nombre.

De ahí que se espere la reaparición de Vargas Lleras (que sería en el segundo semestre del año), además porque, en el plano local, servirá para definir cómo queda la lista a la Cámara por Bogotá, para la que empiezan a moverse los primeros interesados.

Lista de políticos de carrera y bien apadrinados

Hace cuatro años, la lista de Cambio Radical fue cerrada por orden de Vargas, lo que terminó en rifirrafes dentro del partido que llevaron a algunos candidatos a declinar su aspiración.

Al final, los 100 mil votos que obtuvo esa lista solo alcanzaron para la curul que obtuvo Rodrigo Lara, el que la encabezaba.

Ya sin Lara, que si nada cambia será presidente de la Cámara y no aspirará a la reelección en su curul, la idea es abrirla para 2018 y alcanzar entre tres y cuatro curules de las 17 que están en juego.

Ya están en campaña, por ejemplo, los exconcejales Fernando López y Felipe Ríos, hijo del empresario Alberto Ríos, dueño de las empresas de basuras Servigenerales y Aseo Capital, y amigo personal de Vargas.

Camilo Acosta se lanzará con el respaldo de su hermano, el concejal Julio César Acosta; William Ávila lo hará con el apoyo de su hermano Hernando Ávila (el edil más votado de Bogotá).

José Daniel López, muy cercano al Ministro de las TIC, David Luna, se lanzará con el apoyo del concejal Yefer Vega, también de la cuerda de Luna.

Santiago Morales, que viene de ser asesor jurídico de Vargas Lleras en la Vicepresidencia, recibió la venia de este la semana pasada para que vaya a la Cámara como fórmula del excontralor y exrepresentante por Bogotá Ovidio Claros, que aspirará al Senado.

Del Gobierno Nacional también llegará Daniel Orozco, que trabaja en la Superintendencia de Industria y Comercio.

Y están en la baraja los excandidatos al Concejo Andrés Felipe Vásquez y Mildred Casallas.

A la lista la hace fuerte que al menos los aspirantes que ya saltaron al ruedo tienen recorrido político propio y/o cuentan con padrinos poderosos.

La candidatura al Senado que pinta más fuerte es la de Germán Varón, al que, nos dijo él mismo, lo apoyarán tres de esos candidatos: López, Ríos y Orozco.

Varón fue el segundo senador de Cambio más votado en Bogotá en 2014, por debajo de Galán. Pero este no se quiere hacer reelegir y prefiere comenzar a trabajar en su candidatura a la Alcaldía para 2019. Sin embargo, nos dijo el concejal Castellanos (del grupo político de Galán), la decisión de no lanzarse de nuevo aún no es un hecho.

En la campaña de 2018 se pondrá a prueba la estructura que dejaron las elecciones locales de 2015, que pusieron a Cambio como el partido que arranca con más fuerza en Bogotá por su fuerza en el Concejo y en las JAL. Además, tiene la Contraloría con Juan Carlos Granados, que le ha dado burocracia, y participación en el sector Hábitat con la secretaria María Carolina Castillo (aunque algunos concejales no se sienten lo suficientemente representados allí).

El punto es que, según los concejales que consultamos, si Peñalosa no genera un consenso entre las bases del partido en Bogotá, Vargas Lleras sí. Por eso todos quieren pegársele a la rueda.

Comentarios (3)

José Saramago - 0

30 de Mayo

0 Seguidores

César Caballero,dueño de Cifras y Conceptos,realiza la encuesta Polimétrica...+ ver más

César Caballero,dueño de Cifras y Conceptos,realiza la encuesta Polimétrica, cuestionable su estrecha relación con el Partido Liberal especialmente con el candidato Rafael Pardo. por eso no es extraño que al GAVIRISMO y a personajes cercanos al gavirismo como Claudia López o Humberto de la Calle le suele ir mucho mejor en esta encuesta Polimétrica que otras hechas por otras encuestadoras.

GMolano

31 de Mayo

0 Seguidores

Y si el llamado a las urnas de la revocatoria ocurre este año, antes de lo qu...+ ver más

Y si el llamado a las urnas de la revocatoria ocurre este año, antes de lo que cualquiera calcula, que pasa ahi? La fabulosa "fuerza" de Cambio Radical en Bogota va a quedar reducida a sus justas dimensiones y el protagonismo se va para la Costa donde en realidad estan los votos seguros y constantes de Vargas Lleras, listos para reclamar por ventanilla.

Hanna Santos

09 de Junio

0 Seguidores

Pobre Cambio Radical, el partido con más senadores y alcaldes investigados po...+ ver más

Pobre Cambio Radical, el partido con más senadores y alcaldes investigados por parapolitica y corrupción, ahora Defendiendo lo  indefendible de la pésima gestión de Peñalosa 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia