Menú principal

Viernes Octubre 31, 2014

 

Del ocho al doce de Septiembre, el Congreso de los Pueblos se tomó la Universidad Nacional en Bogotá. Durante esos días distintas organizaciones de la sociedad civil legislaron como senadores. La Silla Vacía habló con uno de los organizadores políticos del evento, Ricardo Rojas.
Fotos: congresodelospueblos.org

Desde el 2008, cuando los indígenas se movilizaron desde el Cauca hasta Bogotá para reclamarle al gobierno por el incumplimiento de unos acuerdos en derechos humanos, tierras, salud, educación, salió la iniciativa que la minga no fuera solo para los indígenas, sino que fuera para toda la sociedad colombiana. A los indígenas, se sumó el movimiento campesino, ambientalistas, agros, sindicalistas y algunas corrientes políticas como el Partido Comunista.

Ellos se organizaron y formaron su propio Congreso, el Congreso de los pueblos que sesionó por primera vez hace una semana en Bogotá durante tres días. En el Congreso de los pueblos había 17.000 senadores que organizaron comisiones por temáticas y por regiones. No se votaba, se buscaban consensos. No había presidentes que dirigían las comisiones, había palabreros, moderadores y relatores que debían buscar el punto de equilibrio en las discusiones. Ellos legislaron, pero querían hacerlo de forma horizontal.

La Silla Vacía habló con Ricardo Rojas, uno de los miembros del comité político del Congreso de los Pueblos y quien trabaja hoy con la Asin -Asociación Indígena del Norte del Cauca-,pero quien también hizo parte de la Anuc, la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos, durante casi 20 años. Él fue uno de los coordinadores del evento y esto fue lo que contó sobre el otro Congreso.
 

 
Decidimos legislar por nuestro lado, porque no nos sentimos parte de la Unidad Nacional.”– Ricardo Rojas

 

¿Qué buscan con este Congreso?
Decidimos organizar nuestro Congreso porque nosotros desconocemos al Senado y a la Cámara de Representantes. Decidimos legislar por nuestro lado, porque no nos sentimos parte de la Unidad Nacional. El Congreso se reunió, con 17.000 senadores que somos todos nosotros, para levantar una propuesta de país en clave legislativa. O en otras palabras, el “gran mandato de mandatos”.

¿Quién coordinó a todos estos movimientos?

La comisión política del Congreso, de la cual hago parte y donde están al menos unas 50 personas de las distintas organizaciones. Uno de los voceros más importantes es Feliciano Valencia, del movimiento indígena. Este movimiento ha sido la columna vertebral del Congreso.

¿Cúales son los movimientos más fuertes o más organizados?

El movimiento indígena, sobre todo el movimiento indígena caucano venía muy bien organizado, con propuestas claras. También el movimiento campesino, que viene en un proceso de activación. El movimiento estudiantil y el movimiento de jóvenes.

¿Y los más débiles?

Hay varias regiones que aún tienen fuertes problemas de organización social, como un eje de la Costa que es Córdoba, Sucre y César, porque ha sido muy atacado por el paramilitarismo. También una buena parte del Chocó, y todo lo que es Amazonía, Guainía y Vichada está olvidado. También están las organizaciones urbano-populares.

¿Quiénes son ellos?

Son los parches en los barrios, las microempresas, los grupos de salud, los grupos medioambientales pequeños, que trabajan en las localidades. Grupos que trabajan en el ámbito de la cultura. Ese universo es el que creemos que toca fortalecer aún más.

Creo que ese es el gran reto del Congreso, el poder ayudar a fortalecer las dinámicas urbanas que están dispersas, aisladas y fragmentadas.

¿Qué logró el Congreso ?

Aún nos queda mucho por construir. Para nosotros este Congreso es el primer paso. En este Congreso unos 150 relatores recogieron las iniciativas de todos los movimientos y están trabajando en la síntesis de lo que será el gran mandato nacional.

En un segundo nivel, también estamos pensando en la plataforma de lucha más coyuntural, es decir la plataforma para enfrentarnos al gobierno de Santos.

¿Por qué enfrentarse al gobierno?

El Congreso de los Pueblos se ratifica como un movimiento de oposición al gobierno de Santos. En el Congreso analizamos algunas de las políticas del gobierno y ratificamos que el gobierno de Santos es en gran medida la continuación del gobierno neoliberal que ha venido aplicando la clase gobernante durante los últimos 20 años. No hay diferencias, tal vez de estilo. Ya que las alianzas de Santos son con una burguesía tradicional, mientras que el uribismo lo hacía con la mafia. Son diferencias de estilo, pero no de contenido.

Estamos discutiendo unas movilizaciones nacionales conjuntas para oponernos a temas como el de tierras o minería.

"La mayoría de la sociedad está encantada y embrujada por ese gobierno de Santos”

 

 

¿Por qué se oponen al de tierras? Uno pensaría que les gustaría...
No nos gusta que se diga que la ley de tierras es una ley que va a lograr la reforma agraria en Colombia, eso no es así. El gobierno dice que va a devolver dos millones de tierras de las cinco millones que el narcotráfico y el paramilitarismo acapararon por la vía de la violencia. Están devolviendo solo una parte de lo que cogieron.

Pero algo es algo

La ley de tierras va a generar contradicciones y respuestas armadas de narcotraficantes y paramilitares en la escala local, ellos van a responder armadamente. ¿Quiénes tienen que enfrentar eso? El Ejército Nacional para poder garantizar esa ley de tierras. Y decimos que el Ejército también está permeado por el narcotráfico y el paramilitarismo. Es decir, lo que avizoramos es un recrudecimiento de la guerra en el país, y no un cambio por las políticas públicas de Santos que aparentemente son modernas y progresistas.

No va a haber idilio en el tema de tierras, va a haber descontento nacional. Y creo que muy pronto.

¿Por qué pronto?

Porque el Estado no tiene ni los recursos económicos ni fiscales ni los mecanismos para hacer cumplir esas leyes.

¿Y qué piensan de la ley de víctimas?

La ley de víctimas está amarrada al presupuesto. El concepto de sostenibilidad fiscal va a dejar a la gran mayoría de las víctimas por fuera de las reparaciones. Y estamos hablando solo de la reparación material, por no decir la reparación en términos de verdad y justicia. No vemos cómo una ley de víctimas amarrada al presupuesto pueda sanar la herida nacional que ha dejado esta guerra.

¿Por qué los movimientos sociales no están montados en el optimismo que hay por el gobierno de Santos?

Porque Santos es la continuidad de un modelo, el modelo financiero, extractista, que propone que aumente la extracción de petróleo y de minería. Muchos están esperando que de Santos venga la política pública que necesitan y creo que va a pasar un tiempo hasta que se produzca el desencanto nuevamente. Nosotros nos hemos adelantado al desencanto, a partir de las políticas que Santos ha venido anunciando. No vamos a hacer parte de ese encanto nacional, sino que ya estamos organizándonos para enfrentar la continuidad en las políticas en clave de movilización.

¿Cómo van a hacer para que el país los escuche?

Ese es el gran trabajo que sale del Congreso de los Pueblos. El Congreso manda a todas las organizaciones a ir hacia esa población desorganizada, a ir hacia ese pueblo encantado por las sirenas de Santos y su gobierno. Hay que ir a hablar, a caminar la palabra, a encontrarse con ellos en cada barrio, en cada vereda, en cada ciudad, en cada colegio, en cada escuela. Conversar con ellos, es un trabajo de acercamiento, de unidad, se hace en el día a día y en el paso a paso. Lo que nos espera es mucho trabajo porque no es fácil lograr que la mayoría de la sociedad que está encantada y embrujada por ese gobierno de Santos, logre percatarse de que la realidad es otra.

 

 

 

 


Hay que ir a hablar, a caminar la palabra, a encontrarse con ellos en cada barrio, en cada vereda, en cada ciudad, en cada colegio, en cada escuela.”– Ricardo Rojas

 

 

 

 

 

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mié, 2010-10-20 16:51

Unámonos como colombianos para que todos seamos participes del nuevo Plan Nacional de Desarrollo http://bit.ly/cJ4Y06

Jue, 2010-10-21 13:15

Hey Luchy, si vas a pautar pagale el espacio a la silla, estos son espacios de discusión!

Mar, 2010-10-19 16:27

Con todo el respeto y puedo estar equivocado pero tengo la sensación de que las respuestas expresadas por el señor Ricardo Rojas, son basicamente el mismo discurso que se remonta a la decada del 70.

Sáb, 2010-10-16 19:54

pero es retórica condensada en un término tan ambiguo como el "neoliberal". Ese tipo de propuestas que se formulan con dicho término sólo sirven para desviar la atención de la realidad

Sáb, 2010-10-16 15:49

La actual se limita a la restitución de tierras a ciertos núcleos de desplazados y a la legalización de la posesión de algunos predios que no tienen en el momento actual el correspondiente título de propiedad. Ni siquiera se aborda y no sabemos si se irá abordar el tema de las tierras baldías, de las que ciertos grandes hacendados se han apoderado, bajo la mirada complaciente de los distintos Gerentes del INCODER.

Sáb, 2010-10-16 15:45

A propósito de las respuestas dadas por RICARDO ROJAS en torno del tema de Ley de Tierras, remito a los interesados en el tema a los modestos y pequeños artículos hechos por mí en calidad de usuario de LA SILLA VACÍA para el Artículo elaborado por JUANITA LEÓN el pasado 8 de Julio de 2.010, intitulado: "JUAN CAMILO RESTREPO, OTRO NOMBRAMIENTO POR FUERA DE LA LÍNEA URIBISTA". En ellos hago una sintésis histórica de cómo ha sido la evolución del problema de la tenencia de la tierra y de la lucha y la insistente y contínua brega del campesinado por hacerse a una vida digna en torno del cultivo de la tierra y de la administración, si se quiere rústica, de su propio trabajo.

El Sábado, 9 de Octubre de 2.010 en el Programa "REPORTAJES TODELAR" de Radio Continental, si algo precisó el actual Ministro de Agricultura fue que en nada la política agraria del Gobierno SANTOS se parecía a lo que fue la llamada "REFORMA AGRARIA" de los Años 60. La actual no es ninguna Reforma Agraria.

Sáb, 2010-10-16 15:23

Con todo respeto, a algunos líderes, sino a todos, les sugeriría con toda la amabilidad y la prudencia del caso, hacer ejercicios contínuos de humildad y civilización. Digo de humildad, porque las actitudes de oposición -para el caso en comento frente al Gobierno del Dr. SANTOS-, ojala que fueran siempre acompañadas de argumentos con la suficiente fuerza explicativa que resistan la crítica y se mantengan en pie frente a los argumentos de la refutación de los contrarios, aparte de que dichos argumentos deben acompañarse siempre de hechos evidentes ilustrativos que sustenten la argumentación que se pretende erigir como verdad.

Por supuesto, debemos condenar los actos criminales de intereses creados que atentan contra las comunidades indígenas y llamar la atención de la conducta irresponsable del Gobierno que no les brinda efectiva y completa seguridad. A principios del Año 2.009, después que la líder indígena AIDA QUILCUÉ tuvo destacada participación, asesinaron a su esposo.

Sáb, 2010-10-16 13:20

Con todo respeto, en el congreso de los pueblos hay calidades muy variadas, como en el otro congreso. Comparto con otros foristas, según la entrevista queda la sensación de que el congreso de los pueblos no es más que otra "plataforma de lucha". Me gustaría pensar que estoy equivocado, y quizás La Silla Vacía pueda enmendar, esa posible, falsa impresión.

Sáb, 2010-10-16 11:56

ya escuchamos las criticas, ahora queremos oír las propuestas, falta la mitad del articulo

Sáb, 2010-10-16 10:18

La Minga no es razón jusitificable para destruir la Universidad Nacional....

Sáb, 2010-10-16 11:31

No se destruyó la Universidad Nacional. Declaraciones así resultan falsas y evidencian la ausencia de comprensión de procesos democráticos como el que se acaba de realizar.

Sáb, 2010-10-16 14:09

aunque no se destruya si se vandaliza, aparte del deterioro físico este tipo de invasiones impiden la actividad académica que es la principal razón se ser de la Universidad, usurpan a los estudiantes y a la comunidad universitaria el uso de recursos básicos de bienestar como espacios sanitarios, auditorios y recintos deportivos. No se debe tomar la universidad por asalto para abusarla como escenario de motines políticos, sean organizados por "estudiantes", encapuchados, mingas o cualquier otro grupo de agitadores, que casi siempre operan gritando arengas, haciendo piquetes comunales, acampando en prados, plazas y espacios deportivos de la universidad, transmitiendo música y discursos a través de altoparlantes, cuando no con desfiles militares intimidatorios, piedras y papas explosivas. Nada de eso tiene que ver con la academia, ni hace a la universidad "partícipe o reflejo" de los problemas del país como dicen unos. Tampoco es un "derecho porque la universidad es pública".

Sáb, 2010-10-16 16:05

La Universidad no sufrió daños y las actividades tanto académicas como administrativas funcionaron normalmente.

Dom, 2010-10-17 11:10

qué ingenuo! pretender que hay "normalidad" cuando se improvisa en el campus un campamento de paso de más de 10 mil personas, cosa que además cogieron de costumbre. Para la marcha reciente la administración de la universidad "funcionó" para lidiar diplomáticamente con la alcaldía y los manifestantes y así evitar desmanes como los de la protesta de los indígenas contra el bicentenario de julio de 2010. Ud se olvida, convenientemente de que eso fue una TOMA POR LAS VÍAS DE HECHO y que las directivas se vieron forzadas a suspender actividades por seguridad.

De la dinámica de mingas y protestas en la UN hay bastante reportado en los medios (no sólo en el tiempo, si le preocupa la tendencia de la fuente), no me estoy inventando nada, ahí le dejo unos links. Las universidades NO se crearon para ser campamentos de movilizaciones de protesta, no estamos discutiendo la "justicia" de esos reclamos"
http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-7818129
http://esferapublica.org/nfblog/?p=1463

Dom, 2010-10-17 15:17

Menos mal hace referencia a la marcha de indigenas hecha para el 20 de Julio. Esos indigenas, son mucho más pensantes y razonables sobre la verdadera disque "Bicentenario de la Independencia". Colombia durante toda la historia ha sido un país sumiso a los demás, y estos indigenas marcharon porque ellos si son capaces de ver esa sumisión.

Sáb, 2010-10-16 09:50

Hay una equivocación en la decisión que da a conocer RICARDO ROJAS en el sentido de "desconocer al Senado y a la Cámara de Representantes". Aunque todo movimiento social, por su propia naturaleza, debe ser independiente, siendo, además, apropiado que se oponga a los proyectos de Ley y a otros actos propios del quehacer cotidiano de los legisladores, de todas maneras el Senado y la Cámara son espacios o escenarios en los que se debe actuar, incluso, desarrollando, profundizando y confrontando la fuerza y legitimidad de las ideas que tiene el Congreso de los pueblos contra las que esgrimen Senadores y Representantes en contra de la soberanía y la dignidad nacional; en contra de los trabajadores y desempleados de la ciudad, a favor de los banqueros, los empresarios mineros y los terratenientes.

No sabemos si el "desconocimiento" del que habla ROJAS los conduce a él y a sus compañeros a no participar en las elecciones y en el Parlamento. Eso sería INFANTILISMO DE IZQUIERDA. O aislamien

Sáb, 2010-10-16 09:34

De todos modos, este movimiento social necesita incorporarse, confundirse con el resto de los sectores sociales y políticos que hacen presencia en el área rural y en las ciudades. Hablo de sectores políticos, no para irremediablemente acogerlos, sino para debatir, participar en distintos eventos y en los diferentes escenarios con sus tesis, con sus ideas, con sus propuestas, con sus críticas; utilizar los medios de comunicación hasta donde les den accesos, etc, etc. Hasta ahora y no obstante la gran difusión que tuvo principalmente el movimiento indigena en la vida nacional en 2.008, de todos modos se le ve como un movimiento circunscrito a determinada región: el sur del país.

Cualquier movimiento social en Colombia con proyección y alcance histórico y profundo debe incluir a los profesionales de todas las áreas, a los intelectuales, a los desempleados, a quienes se rebuscan en los buses, a los indigentes, a los estudiantes e inyectarle elementos alternativos.

Vie, 2010-10-15 22:25

Me parece excelente lo que estan haciendo. Yo le cambiaria el titulo al informe a "El congreso de nosotros" en ellos me siento mas representado y no en el congreso que es medio ilegitimo, esta es la gente de a pie, la gente que suda y se esfuerza, es la gente que ama y quiere realmente sin velos de ambicion. Al fin Colombia empezo a despertar del letargo, esta es la forma en que los indigenas y campesinos del pais van a mostrar lo que realmente representan, sin necesidad de medios de comunicacion, solo con la palabra real y pura. Es hora de que se muestren orgullosos como se esta viendo en paises como Ecuador y Bolivia.

Vie, 2010-10-15 21:55

Seria bueno que se incluyeran en el artículo las propuestas de este congreso y no unicamente las criticas que le hacen a Santos

Sáb, 2010-10-16 09:11

Totalmente de acuerdo. Y sí tienen propuestas!

Vie, 2010-10-15 21:51

Releyendo....me suena más a "El congreso de Nosotros"

Vie, 2010-10-15 21:52

Lo bueno de este Encuentro, este Congreso o esta Reunión es que, pese a todas las dificultades, limitaciones y peligros contra la vida de los líderes indígenas, principalmente, se pudo llevar a cabo. Los indígenas son la principal fuerza social. Eso fortalece la democracia que no puede sustraerse al componente social real de carne y hueso, ya que la democracia formal, electoral, es virtual y está perforada por la corrupción y la violencia. El movimiento popular es poco lo que ha podido ganar en el escenario del Congreso, Concejos y Asambleas.

Históricamente, siempre en Colombia se han realizado estos eventos, siendo bastante importantes los realizados a lo largo de las décadas 60 y 70 del Siglo XX, tiempos en los que brillaron los movimientos sociales en Colombia, tal como ocurrió a principios de ese Siglo, es decir, durante los años 20 y 30.

Muy grave que a pocas horas de terminar el evento se haya asesinado un líder indígena del Departamento del Cáuca.

Vie, 2010-10-15 21:49

Un ejemplo a seguir, ojala en una próxima oportunidad muchas mas personas se sumen a esta inciativa...

Añadir nuevo comentario