Menú principal

Viernes Agosto 01, 2014

 

El 23 de septiembre la Procuraduría de Facatativá destituyó al alcalde de Mosquera por 12 años (arriba, el alcalde Álvaro Rincón). Una de sus más fuertes opositoras ha sido la concejal del Polo Ivonnet Tapia ( foto abajo).

“Le pido a Dios que el Alcalde de Mosquera pueda terminar su administración”, fue el ruego que ayer hizo Roberto Moya, secretario de la Gobernación de Cundinamarca, según contó a La Silla Vacía el concejal de Mosquera Javier Parra. Moya lo dijo durante una ceremonia organizada por el alcalde Luis Álvaro Rincón, en su primera aparición en público después de que hace 17 días la Procuraduría de Facatativá lo destituyera e inhabilitara por doce años por participación en política.

En el evento, que se realizó en el coliseo principal de Mosquera, el alcalde Rincón, quien apeló la decisión de la Procuraduría, condecoró a las Fuerzas Armadas, a la Policía, a la Fuerza Aérea y a otras organizaciones de la fuerza pública que desfilaron en la mañana por las calles de este municipio de Cundinamarca.

La petición del funcionario de la Gobernación sorprendió a muchos de los asistentes, especialmente los políticos de oposición que esperaban defensas al Alcalde pero no provenientes de la administración departamental.

De lo que sí estaban seguros quienes hacen parte de la oposición era de que la ceremonia iba a ser aprovechada por el Alcalde para desprestigiarlos, para defenderse de las acusaciones que le hacen, o para hacerle publicidad política a alguno de sus amigos.

No estuvieron tan lejos de la realidad. El Alcalde Rincón no habló sobre su destitución, pero a pocos metros vieron sentado el ex secretario de Gobierno, Nicolás García, quien aspira a suceder a Rincón en las elecciones del próximo año. Según la concejal de Mosquera Ivonnet Tapia, García promovió una marcha a favor del alcalde cuando fue destituido, y propuso la recolección de firmas para que la concejal fuera declarada persona 'non grata' por el Municipio.

En caricaturas, en declaraciones durante los concejos barriales, en entrevistas a medios locales y por medio de sus aliados políticos en el municipio, el Alcalde de Mosquera ha estigmatizado a la oposición y por esto quienes hacen parte de ella consideran que no cuentan con todas las garantías para ejercer su cargo. Ellos denunciaron la participación de Rincón en política, las irregularidades en la forma de manejar los recursos de Mosquera y ahora denuncian que las nuevas víctimas del Alcalde son ellos mismos por ejercer control político.

 

 

 

El alcalde y los concejales

 

 

 

 

De los 13 miembros que componen el Concejo de Mosquera, sólo dos se han declarado en oposición: Ivonnet Tapia, del Polo Democrático Alternativo, y Javier Parra, de Cambio Radical. Son ellos quienes han denunciado desde el comienzo de este año la polarización que hay en el Municipio hacia ellos.

Tapia fue quien investigó la adquisición de varios terrenos por parte de Tomás y Jerónimo Uribe en Mosquera, quien organizó un debate en el Concejo para que fueran obligados a pagar el impuesto de plusvalía por los terrenos que tienen en Mosquera, y quien denunció a principios de este año la participación en política del Alcalde. Consiguió dos videos en los que Rincón invitaba a apoyar al candidato al Senado por la U, Carlos Ferro, y al candidato a la Cámara de Representantes, José Caicedo, y luego interpuso una denuncia ante la Procuraduría de Facatativá. Parra la acompañó en su denuncias y por eso dice que “desde entonces los dos hemos sido estigmatizados”.

“El día en que iban a dictar el fallo del Procurador, el alcalde hizo una reunión con los empleados del municipio. Dijo que yo era una comunista, una atea, empezó a leer la biblia y a llorar. Los empleados también lloraron por su posible destitución, y así logró incitar un sentimiento de rencor hacia mí”, dijo Tapia a La Silla Vacía.

Después del fallo del Procurador de Facatativá que destituye e inhabilita al Alcalde, firmado el 23 de septiembre, amigos de la Concejal le recomendaron no volver al Municipio hasta que la instalación de las sesiones ordinarias en el Concejo, cosa que ocurrió el viernes pasado. “Nos podían ir linchando”, dijo Tapia.

Por eso el viernes pasado, Tapia no llegó sola. Le pidió a sus compañeros del Polo que la acompañaran. Estuvo allí un grupo de diez personas que llenaban las barras del Concejo y entre las cuales se encontraba la senadora del Parlamento Andino, Gloria Flórez. “Venimos a acompañar a la Concejal porque sabemos que ella está amenazada”, dijo Marcelo Torres, ex candidato del Polo al Senado y quien también se encontraba entre la comitiva.

“Me reservo mis opiniones sobre Ivonnet Tapías”, dijo a La Silla Vacía el presidente del Concejo de Mosquera Fabio Miranda. “Me parece respetable su posición frente al Gobierno, pero uno también tiene que hacerse responsable de sus actos”. Otro de los concejales de La U, Nelson Torres, prefirió no hablar sobre las denuncias que ha hecho la Concejal.

Javier Parra, el concejal de Cambio Radical que ha apoyado a Tapia en sus denuncias, también considera que se le ha estigmatizado, sobre todo en las juntas de acción comunal.
 

El alcalde y las juntas de acción comunal

El concejal Javier Parra denunció la semana pasada por el delito de injuria a la presidenta de la Junta de Acción Comunal de su barrio, Teresa Medina. Según cuenta Parra, el día en que fue destituido el alcalde, la Presidenta utilizó los recursos de acción comunal para agredirlo, dijo que el concejal debía ser declarado persona ‘non grata’ por el Municipio y que el Alcalde era víctima de dos opositores del Concejo. “Después de eso, ya no puedo salir con confianza a la calle”, dijo Parra.

La Silla Vacía contactó a la Presidenta de esta junta, quien negó haber hablado mal del concejal. “Siento que no perjudicaron a Teresita Medina sino a toda una comunidad. Yo de mi alcalde no hablo mal. Yo perifonié que destituyeron al alcalde y perjudicaron a la comunidad. ”, dijo la Presidenta, quien guarda a la entrada de su casa un afiche del alcalde Rincón junto a los megáfonos que le fueron entregados para informar a su barrio de las actividades en el pueblo.

Los otros presidentes de las juntas de acción comunal también están del lado del Alcalde desde que fue destituido, según relató el vicepresidente de Asojuntas, José Murcia.

Murcia, uno de los pocos que hace parte de la minoría disidente de Mosquera, dice que oponerse al Alcalde implica perder muchas ventajas que sólo puede otorgar la administración. “Yo soy el presidente del barrio Villa Jenny, que es estrato uno y ahí la Alcaldía no hace obras. Mientras que el presidente de Asojuntas, que sí está con él, tiene todos los contratos para su barrio. A mí, por denunciar lo del impuesto predial de los hijos de Uribe, me quitaron el avantel para hacer perifoneo”. El control de los avanteles no es el único que tiene a su favor el Alcalde. “Ellos cuentan también con los programas de televisión y de radio más importantes en Mosquera para desprestigiarnos”, dijo la concejal Tapia.
 

El alcalde y los medios

Caricatura publicada la semana pasada en el periódico La Tribuna de Funza, Cundinamarca.

En un periódico de Funza, Cundinamarca, llamado La Tribuna se publicó esta semana una entrevista al Alcalde de Mosquera que le permitió defenderse frente a la concejal: “Lo que pasa es que la concejal Ivonnet Tapia ha puesto unas quejas sobre una supuesta participación en política y de manera persistente ha insistido, y lo que hizo fue presentar unas quejas en la Procuraduría (...) hoy en día la técnica permite hacer montajes, yo les puedo hacer un video donde muestren que les destruyo a Mosquera mediante todos esos trucos que maneja la gente y eso demuestra que lo que hay es un montaje”, dijo el alcalde.

En la página siguiente a esa entrevista, aparece una caricatura con la Concejal del Polo abrazada con el Procurador Alejandro Ordoñez, en la que aparentemente atraen al alcalde hacia la Procuraduría y lo ‘alejan del pueblo’.

“Álvaro Rincón es de las entrañas de Uribe, le aprendió todo, tiene una demagogía impresionante”, dijo Jonny López, secretario general del Polo en Cundinamarca. Para él, Rincón sabe utilizar la radio y la televisión de Mosquera para poner a la gente a su favor. Y habla en los medios con el mismo estilo que lo hacía el ex presidente, usando sus mismas frases. “La decisión que tengo es trabajar, trabajar y trabajar”, dijo el alcalde en su última entrevista.

Aunque Juan Manuel Santos ha querido manejar un discurso mucho más conciliador y menos polarizante con la oposición hasta el punto de presentar ante el Congreso un estatuto para la oposición, en Mosquera la oposición siente que el pugnaz estilo de Uribe sigue marcando la política local.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mar, 2010-10-05 12:33

De Roberto Moya un político nefasto en el departamento de Cundinamarca no es extraño ese tipo de comportamiento.

Lun, 2010-10-04 22:47

que bueno que también hagan artículos así, sobre la política local nos muestra una realidad de la que muchos bogotanos estamos muy alejados.

Lun, 2010-10-04 22:47

que bueno que también hagan artículos así, sobre la política local nos muestra una realidad de la que muchos bogotanos estamos muy alejados.

Lun, 2010-10-04 21:22

El articulo me parece una buena reseña, que describe las actividades y actitudes de personajes que cuando llegan a las alcaldias de los municpios consideran que los habitantes, el erario y la infraestructura, son propiedad suyas y obran como reyesuelos, que incluso invocan a Dios, tal como se reseña en la cronica, para cometer sus fechorias. Esto hacian los sicarios en Medellin, cuando invocaban la virgen de Sabaneta antes de cometer sus crimenes.

Lun, 2010-10-04 19:50

Hay que reconocer el buen trabajo de Camila (Periodista) en este articulo, pues a pesar de de ser un articulo un poco denso y con muchos detalles, explica a groso modo la situacion que vive Mosquera, que a pocos Km de Bogotá, so comporta como un municipio muy aislado. La oposición ha sido desprestigiada de todas las maneras posibles y lo peor es que los habitantes parecen invidentes y actuan como secuaces de la corrupción.

Lun, 2010-10-04 16:27

Esa es sólo una muestra de lo que ocurre en la mayoría de municipios de Cundinamarca, atrapados entre el clientelismo y la corrupción en proporción directa a sus presupuestos. La administración departamental y los congresistas del departamento lo saben perfectamente, porque viven de eso. Y los habitantes son cómplices: en un pueblo de unos pocos miles de habitantes no hay que ser de la Fiscalía para detectar un enriquecimiento ilícito, porque esos sujetos se exhiben sin vergüenza en sus camionetas, mansiones y fincas.

Lun, 2010-10-04 16:33

Es más, garantizo que entre este alcalde y la anterior Presidencia no hay una relación directa. Debe haber una pequeña cadena en medio (gamonal a secretario de la gobernación, éste a congresista y éste a Presidencia) lamentándose de la ingenuidad del alcalde que se dejó filmar...

Lun, 2010-10-04 12:37

La cultura traqueta del arriero uribe fue la que implanto el cinismo barbaro de los delincuentes. A Uribe le debemos que el hampa, tras de que roba y mata, cinicamente ataca a la justicia y a los denunciantes. Que maldicion que un traqueto se haya tomado el poder en Colombia.

Lun, 2010-10-04 12:11

Que no se olvide que este tipo es el de la tristemente célebre (y colombianísima) frase "recojan y maten".

Lun, 2010-10-04 08:55

Esa es la manera como se afianzan los politicos corruptos en nuestro pais, esa es la muestra de la realidad colombiana.

Lun, 2010-10-04 07:47

No pareciera que esos comportamientos ocurriesen en un municipio en las propias barbas de la Capital de la República, como que es uno de los que hacen parte del Área Metropolitana del Distrito Capital. En verdad, pareciese que estuviésemos en un Municipio del Chocó o del Departamento de Sucre, lugares donde el clientelismo es amo y señor, línea legítima de conducta política de Alcaldes, Concejales, Personeros, Contralores y Secretarios de Alcaldes. Pero no, ello demuestra que la falta de civilización política es un flagelo nacional. El uribismo es el nuevo fenómeno político neopopulista, ligado a los viejos poderes y prácticas corruptas.

Aparte de lo anterior, el Sr. RINCÓN, Alcalde de Mosquera, destituido por la Procuraduría es un personaje bastante singular que se sale de los esquemas comunes de los mandatarios locales, participa en política, colaboró facilitando el enriquecimiento de los hijos de URIBE, decidio matar los perros callejsros, etc., etc.

Lun, 2010-10-04 07:32

Ahí está pintada la U

Añadir nuevo comentario