Política menuda

1781 resultados

La ambición electoral de Juan Carlos Martínez

Desde San Andrés hasta el Amazonas y desde Nariño hasta La Guajira, Juan Carlos Martínez pretende convertirse en uno de los mayores ganadores de las elecciones de octubre. El ex senador, condenado por parapolítica y preso en la cárcel El Bosque de Barranquilla, está detrás de tres partidos, el PIN, el MIO y Afrovides, que inscribieron más de 17 mil candidaturas en todo el país. Si el 10 por ciento de esos candidatos ganara una curul, aun tras las rejas, Martínez no sólo mantendría sino que aumentaría su posición como “barón electoral”.

El Partido de Integración Nacional, PIN, es el más antiguo y tiene en sus listas 8.340 candidatos inscritos. Tiene un poco más de dos años y fue creado por Martínez, en asocio con el ex senador Luis Alberto Gil –también en la cárcel por parapolítica.

La sociedad hecha en la cárcel pretendía llevar hasta las filas del nuevo partido a la gente de Convergencia Ciudadana, que tenía a todos sus congresistas en la cárcel y tenía “muy mala fama”, pero también a políticos de otros partidos cuestionados de la Costa Atlántica que militaban del lado de Martínez, muchos de las entrañas del cuestionado Apertura Liberal.

Lo que parecía una negociación para abrir espacio a la gente de los dos ex senadores terminó en una toma de poder por parte de Martínez que hizo que los dos parapolíticos terminaran distanciados. En ese momento el poder de Martínez en el Congreso llegó a nueve senadores y once representantes

Tal vez por esta razón es que el PIN tiene un mayor número de listas y en la de Santander, donde nació Convergencia Ciudadana, está el mayor número de candidaturas a la Alcaldía (31).

Cuando surgió esa pelea y con el ánimo de “limpiar” a su gente en el Valle del Cauca, desde la cárcel Martínez creó el Movimiento de Inclusión y Oportunidades, MIO, que tuvo su génesis en la Asociación Movimiento Popular del MPU, que fue creada como una organización de base de las comunidades negras y que era el “brazo étnico” del Movimiento Popular Unido. Así participó en las elecciones de marzo y logró la curul de Heriberto Arrechea Banguera como representante a la Cámara por las negritudes.

Desde mayo, cuando La Silla Vacía contó sobre el nacimiento del MIO, uno de los políticos que ha acompañado a Martínez dijo que la pretensión del nuevo partido era convertirse en uno de los más poderosos en las elecciones de octubre. Y mucha gente lo creyó porque sus listas alcanzaron a sumar las 6.273 inscripciones.

Y el tercer partido de Martínez es el Movimiento Afrovides-La Esperanza, el ala negra del MIO, que tiene 3.211 candidatos en todo el país. Es un partido que no tiene mayor representación, pero que logró mucha fuerza en todos los departamentos porque otorgó avales que nadie más quería entregar. Como en Casanare, donde todos los candidatos a la Gobernación están cuestionados y, según aseguró una fuente del departamento a La Silla Vacía, por el aval de Afrovides se dice que se pagaron dos mil millones de pesos.

¿Qué hace tan poderoso a Juan Carlos Martínez Sinisterra?

No es muy comprensible por qué su poder llega a todos los departamentos. Como al Amazonas donde tiene prácticamente asegurada la Gobernación, porque tiene candidato por cada uno de sus partidos. O en Antioquia, donde suma 56 candidatos a alcaldías.

Es lógico pensar que todos sus candidatos no ganarán porque no son los más fuertes. Pero los más cuestionados en varios departamentos, especialmente para alcaldías y gobernaciones, sí son caciques poderosos, con cuestionamientos que no permitieron que otros partidos los recibieran pero que cuentan con el apoyo del electorado.

Todo ese poder fue logrado por Martínez poco a poco, desde su trabajo en la base de la política, pero con alianzas no muy recomendables que lo ayudaron a catapultarse. Comenzó de la mano del ex senador condenado dentro del Proceso 8.000, Carlos Herney Abadía, y poco a poco fue escalando al tiempo que expandía sus relaciones con narcotraficantes.

Esas relaciones le dieron el poder económico para respaldar no solo sus aspiraciones sino también a muchos políticos que se mantuvieron a su lado. Y lo hicieron tan poderoso que hoy muchos quieren estar en sus toldas. Ya sea por necesidad o por sus propias decisiones.

Imagen mapa: 
Imagen portada: 
Hilos temáticos: 

En estas elecciones, se impondrá el trapo multicolor

Uno de los fenómenos de las próximas elecciones son las múltiples alianzas entre partidos. Son tantas, que muchas veces partidos que son aliados en un municipio, se enfrentan a muerte en el vecino. Hasta hay casos en los que partidos que van aliados a una Gobernación, se enfrentan en algunas alcaldías de ese mismo departamento.

Aunque la Reforma Política le apostó a un fortalecimiento de los partidos, lo que se ve en estas elecciones es que, más que seguir lineamientos ideológicos, las alianzas se dan en función de la coyuntura política de cada región.

Estas son algunas alianzas y coaliciones multipartidistas para las elecciones a Gobernaciones y alcaldías departamentales:

Haga click en el mapa para saber más.

 

Imagen mapa: 
Imagen portada: 
Hilos temáticos: