Por Juan Esteban Lewin · 19 de Diciembre de 2010

6507

0

 

El entonces Ministro de Comercio Luis Guillermo Plata firma un contrato de estabilidad jurídica con Karl Lippert, presidente de Bavaria.

La ‘mini’ reforma tributaria que aprobó el Congreso la semana pasada elimina la deducción del impuesto de renta del 30% de lo que una empresa invierta en activos fijos. Pero no para todas las empresas. De las 64 compañías que han firmado contratos de estabilidad jurídica, 43 congelaron esta deducción.

Como ya informó La Silla Vacía, esa deducción era uno de los elementos de la política de confianza inversionista del expresidente Uribe. Los contratos de estabilidad jurídica la blindaron de una futura reforma tributaria como la que acaba de realizar Juan Manuel Santos.

Con la firma de los contratos de estabilidad jurídica, las empresas que invirtieron más de 3.500 millones de pesos (150.000 Unidades de Valor Tributario) y pagaron una cuota del uno por ciento de la inversión, consiguieron que el Estado les ‘congelara’ algunas normas hasta por 20 años. Aunque podían elegir cualquier norma, excepto algunas como las tarifas de servicios públicos, los impuestos en estados de excepción o los impuestos indirectos como el IVA, se centraron en temas tributarios y aduaneros. Y si una nueva norma es más beneficiosa para la empresa que la que congeló, se le aplica la nueva.

Más de la mitad de las empresas que firmaron estos contratos congelaron la deducción del 30 por ciento al impuesto de renta por inversión en maquinaria. Quienes no se blindaron frente a esta deducción son las empresas que están en Zona Franca, y ellas no se blindaron porque, en todo caso, no les aplica esta deducción ya que pagan un impuesto de renta mucho más bajo. 

Además de estas empresas que ya están blindadas desde el gobierno de Uribe frente a la mini-reforma tributaria, también se salvaron durante los próximos tres años todas aquellas empresas que presentaron antes del 1 de noviembre ante el gobierno de Santos una solicitud para firmar un contrato de estabilidad y que pidieron que les congelaran esta deducción.

Las críticas

Estos contratos han sido objeto de fuertes críticas. Primero, no es claro que efectivamente incentiven la inversión pues muchos de ellos se firmaron sobre inversiones que ya se habían ejecutado o que estaban en ejecución. Es decir, las empresas beneficiadas habrían invertido, con o sin contrato.

Segundo, mientras que la cuota del 1 por ciento que pagaron al Estado dependía del monto de una inversión específica, la estabilidad cobija a toda la actividad de una empresa.

Y tercero, se criticaron los contratos de estabilidad por incentivar el crecimiento por la vía de los equipos y las maquinarias y no del empleo, como lo señaló el entonces representante a la Cámara Santiago Castro; de enredar la vida de la Dian al crear un régimen tributario especial para cada una de las empresas firmantes; y de haber sido utilizado por empresas que igual estaban obligadas a invertir, como los ganadores de concesiones públicas, entre otras.

A pesar de estas críticas, los contratos siguen vivos. Y 43 de ellos evitan que empresas pierdan la deducción por inversión en activos fijos y que el Estado recaude más dinero por concepto de su eliminación. Estos son los protegidos:

Empresas que protegieron la deducción del 30% de la inversión en activos fijos

 

Nota: En la tabla se incluye el ministerio que firmó el contrato, la empresa que lo firmó, el nombre del ministro, el tamaño de la inversión que se compromete a realizar la empresa, la prima que la empresa se comprometió a pagar al Estado y el tiempo por el cual se 'congelan' las normas en favor de la empresa.

Contexto