Por Natalia Arenas · 25 de Octubre de 2015

63523

0

El nuevo concejo de Bogotá tiene nombres nuevos pero no por eso fue renovado. De los 22 concejales que llegan por primera vez al cabildo, 17 tienen padrinos poderosos con peso político e intereses en la capital y llegaron apoyados por maquinarias.

Las sorpresas más bien son los quemados: la ex candidata vicepresidencial, Aída Avella, de la Unión Patriótica no logró una curul. El uribismo, que esperaba tener entre 10 y 13 concejales, terminó con cinco. Los verdes, a pesar de no tener un candidato propio a la Alcaldía, sacaron la tercera votación. Y solo un petrista consiguió curul.

El nuevo alcalde, Enrique Peñalosa, arranca con una tercera parte del Concejo de su coalición: nueve de Cambio Radical, tres conservadores y dos verdes; tiene de entrada seis opositores (cinco del Polo y el petrista Hollman Morris; y hay tres que seguro jugarán independientes (los dos del Mira y Juan Carlos Flórez). Eso quiere decir que le quedan 22 concejales para armar una coalición, de los cuales cinco son uribistas y para tener una mayoría segura necesita 12.

Entre los candidatos de pura opinión, fue reelegido Flórez; quedó el mockusiano Jorge Torres y Diego Cancino se quemó; a Diego Laserna y Rodrigo Lozano no les fue mal pero igual se quemaron; la candidata de Claudia López y Angélica Lozano, María Fernanda Rojas, también quedó por fuera. Fernando Rojas, el asistente de Juan Carlos Flórez, tampoco llegó.

Así quedó el Concejo, según el preconteo de la Registraduría:

Instrucciones:

Haga clic en los concejales para saber más sobre ellos. Además, puede filtrar sus nombres por las categorías. Si tiene problemas para ver el tarjetón, por favor refresque la página.

Contexto