Menú principal

Martes Septiembre 16, 2014

Hugo Chávez se ha alzado por tercera vez con la presidencia de Venezuela. Así las cosas, no cabe duda de que el Comandante ha adquirido dimensiones de fenómeno histórico. Después de catorce años en el poder, derrotó a Henrique Capriles por una ventaja de más de un 10 por ciento y se dispone a iniciar un mandato de seis años que se extenderá hasta el 2019.   

Para los partidarios de Chávez, la explicación de tan extraordinario desempeño solo puede ser la natural inclinación del pueblo a apoyar la Revolución Bolivariana. En otras palabras, los estratos populares votan por quien defiende sus intereses y ese es Hugo Chávez.  Sin embargo, más allá de consignas y prejuicios, la realidad es bastante más compleja.

El presidente Chávez ha construido una formidable maquinaria que combina premios y castigos para controlar una fracción sustancial del electorado. El eje del sistema descansa en el predominio del Estado sobre la economía a través de su control de la renta petrolera. Los recursos provenientes del petróleo han permitido al gobierno financiar sus políticas populistas y arrinconar al sector privado sin pagar el precio de un inmediato colapso económico. Chávez ha acosado a un sector del empresariado– quienes que no le rinden pleitesía – y ahuyentado a parte de la inversión extranjera –no la de Rusia y China – con la tranquilidad de que disponía de un chorro de petrodólares para tapar los huecos producidos por esta cruzada anticapitalista.

El resultado ha sido un Estado omnipresente que se ha convertido en proveedor clave de bienes y servicios a todos los venezolanos, bien a través de programas sociales, bien como fuente de contratos para un sector privado dependiente de la generosidad del gobierno. Sobre esta base, el régimen ha extendido sus tentáculos para vigilar y controlar la voluntad política de los ciudadanos:

Misiones sociales y clientelismo. El gobierno venezolano ha invertido miles de millones de dólares en una variedad de programas sociales bautizados como “Misiones”. Estas iniciativas para proporcionar bienes y servicios a los sectores populares – desde salud a casas – sufren de enormes problemas de gestión que hacen incierto el acceso a los beneficios prometidos. Al mismo tiempo, las ayudas tienen un carácter netamente politizado puesto que el acceso a las mismas se presenta como fruto de los logros de la Revolución para el pueblo y no como consecuencia de un derecho ciudadano igual para todos. De hecho, el que decide quién recibe la asistencia es a la vez funcionario estatal y seguidor del Partido Socialista Unificado de Venezuela (PSUV). De este modo, las “Misiones” son escenarios perfectos para el clientelismo. Los ciudadanos pueden vincularse a ellas; pero ninguno tiene la garantía de que va a obtener lo prometido a menos que cuente con las “palancas” adecuadas. Y aquí es donde se convierte en esencial la adhesión a la causa de la Revolución. Si el ciudadano requiere de una “manita” del burócrata, es fundamental que demuestre su compromiso con el gobierno.

Algunos lectores estarán pensando que lo descrito no tiene nada de nuevo. Todos los gobiernos tratan de ganarse la adhesión de los votantes ofreciéndoles algún  premio por su respaldo. Pero en el caso de Venezuela, dos factores otorgan a estas estratagemas un impacto decisivo. Por un lado, el papel central de Estado como proveedor de bienes y servicios debido a la condición raquítica del sector privado. Por otra parte, el margen de discrecionalidad de las autoridades para conceder o negar las ayudas de acuerdo con su conveniencia política.

 

Control político de los empleados públicos. Si en algo se ha caracterizado el gobierno bolivariano ha sido en ampliar la nómina del Estado hasta dimensiones colosales. En el presente, el número de empleados públicos se sitúa en torno a los 2,5 millones, equivalente al 20,5 por ciento de la población ocupada. La libertad de voto de este colectivo –familias incluidas – es un asunto que merece discusión.

En este sentido, vale la pena recordar el formato que una parte de los funcionarios estatales tuvieron que completar semanas antes de las recientes elecciones. En estos documentos, con firma y huella, se les solicitaba que declarasen en qué colegio electoral iban a votar. Ninguno de los trabajadores públicos necesitaba mucha imaginación para suponer que el documento tenía como único propósito comprobar si apoyarían al candidato de la Revolución.

Todos los funcionarios saben que votar por la oposición les pone en un riesgo real de perder su empleo. Para botón de muestra, vale la pena recordar lo sucedido con los votantes a favor de la destitución de Chávez en el referéndum revocatorio de 2004.  Sus nombres terminaron reseñados en la “Lista Tascón” y la “Lista Maisanta” que fueron empleadas por el gobierno bolivariano para castigar a los disidentes. Muchos perdieron sus empleos y otros el acceso a los servicios sociales del Estado.

Hegemonía mediática. El gobierno Chávez ha desarrollado una doble estrategia en el ámbito de la comunicación pública. Por un lado, ha presionado a los medios de la oposición, algunos de los cuales han perdido la licencia para operar o han sido cerrados. Por otra parte, ha construido un enorme bloque de medios afines al gobierno, bien sometiendo a alguno de los existentes a la voluntad del ejecutivo, bien creando otros nuevos al servicio de la Revolución. Como señala el análisis de José Woldenberg y Genaro Arriagada para el Woodrow Wilson Center sobre las condiciones de la competencia electoral en Venezuela, “en la televisión el predominio del gobierno es abrumador estimándose que ya en 2007 controlaba siete televisoras de alcance nacional y 35 televisoras abiertas comunitarias”.

De hecho, el acceso a los medios de comunicación de gobierno y oposición es completamente asimétrico. Solo a modo de ejemplo, el presidente Chávez ha usado y abusado de su posibilidad de realizar “cadenas” – declaraciones públicas que deben ser retransmitidas obligatoriamente por todos los medios de comunicación– hasta el punto de que desde 1999 hasta junio de este año había acumulado un total de 2334 con un promedio de 45 minutos cada una. Todo ello sin contar las declaraciones de funcionarios gubernamentales y otros recursos de propaganda institucional. Por su parte, Capriles disfrutó durante el periodo electoral de los tres minutos de televisión diarios que le autoriza la ley electoral al candidato opositor.

Intimidación a la oposición. Sin duda, el evento más dramático de las elecciones fue el asesinato de tres seguidores de Capriles por militantes radicales en Barinitas el 1 de octubre. Pero la campaña opositora ya había sufrido anteriormente acciones violentas. Ahí está, por ejemplo, el ataque a una concentración de partidarios de Capriles en Puerto Cabello el pasado 12 de septiembre que transcurrió ante la completa pasividad de un cercano destacamento de la Guardia Nacional.

El lenguaje de los seguidores del gobierno tampoco ha ayudado a tranquilizar. A pocos días de los comicios, Alberto “Chino” Carias, líder de la facción radical chavista “Tupamaros”, declaró que su grupo enfrentaría a la oposición “con plomo” en caso de que se negara a reconocer el seguro triunfo del Comandante. En semejante contexto, el riesgo de guerra civil pronosticado por Chávez en caso de una victoria de Capriles no sonaba descabellado. Así, el gobierno convirtió el voto a favor de la oposición en una opción arriesgada para cada elector y para el país en su conjunto.

Así las cosas, la victoria de Chávez parece bastante menos arrolladora. Los 1,4 millones de votos de ventaja del candidato bolivariano –cerca de un 11 por ciento del voto emitido – tienen que ser medidos contra este entramado de presiones y dádivas que explica por qué muchos venezolanos decidieron entregar su voto al Comandante. Tal vez habría que corregir al Secretario de la opositora Mesa de Unidad Democrática cuando afirmó que las elecciones fueron “libres, pero no justas”. Para muchos ciudadanos, no fueron ni lo uno, ni lo otro.

En este sentido, se podría pensar con cierta razón que Chávez y su camarilla se han salido con la suya: reinan sobre una enorme maquinaria que les permite controlar las votaciones sin necesidad de fraude. Alguien podría definirlo como la autocracia perfecta. De momento…

En realidad, el aparato político que le ha dado la victoria al chavismo presenta importantes vías de agua que podrían conducir a su hundimiento bastante antes de que el Comandante termine su nuevo periodo presidencial en 2019. Aquí están los tres problemas claves que amenazan el futuro de la Revolución:

El colapso económico. La mala gestión y la corrupción han llegado a ser tan rutinarias en Venezuela como para que algunos pasen por alto la decadencia económica de un país con la inflación más alta de América Latina (el 27, 6 en el 2011 según cifras oficiales) y un agudo declive en su producción petrolera (2,4 millones de barriles diarios en 2011 frente a los 3,4 del año 2000). Sin embargo, esta vez las cosas podrían estar llegando al punto de quiebre.

En el futuro próximo, la caída en los ingresos del Estado venezolano promete acelerarse. De hecho, se empieza a hacer evidente una tendencia a la baja de los precios del petróleo como fruto de la aplicación de nuevas tecnologías que permiten la explotación de yacimientos anteriormente inaccesibles o poco rentables. Según un estudio de Citibank, esta tendencia implicaría una reducción de más de un 16 por ciento del precio del crudo de aquí al 2020 y el logro de autosuficiencia energética por parte de EE.UU. El asunto es que el 40 por ciento de las exportaciones de crudo de Caracas van dirigidas precisamente a Washington.

Entretanto, el endeudamiento del Estado ha superado el 60 por ciento del Producto Interior Bruto (Colombia se sitúa en el 20,6 por ciento). En particular, la expansión del gasto público ha sido fenomenal durante la reciente campaña con estimaciones que sitúan su crecimiento en un 30 por ciento en los doce meses anteriores a agosto de este año.  Fuentes como Morgan Stanley pronostican que la crisis financiera podría estallar entre agosto y noviembre de 2013 cuando Venezuela tenga que refinanciar 4.300 millones de dólares de deuda externa. Pero incluso si estos pronósticos son errados, la bancarrota es solo cuestión de tiempo.

Los costos de la radicalización. Como era previsible, el presidente Chávez ya ha anunciado una radicalización de su acción de gobierno. El objetivo sería hacer irreversible la Revolución. Para ello, el menú está claro. Por un lado, más nacionalizaciones que extenderán el control del Estado sobre la economía y engrosarán aún más la nómina de empleados públicos. Por otra parte, una transformación radical de la estructura del Estado donde las funciones de los gobiernos municipales pasarían a ser asumidas por “comunas”, unas entidades de participación socialista donde las decisiones se tomarán por votación pública de forma que todo el mundo pueda ser convenientemente vigilado.

El problema es que estos planes probablemente no les gusten a muchos, incluido a una parte de quienes se inclinaron por el lado bolivariano en las pasadas elecciones. Cambios tan extremos pondrán en riesgo los privilegios de la clase empresarial crecida a la sombra del régimen, la llamada “boliburguesía”. Semejante perspectiva tenderá a abrir la brecha entre el sector más pragmático del régimen y los partidarios de desbocar la Revolución. Eso sin contar con una oposición que ha conseguido casi 6,5 millones de votos y va a tratar de frenar esta última vuelta de tuerca que promete asfixiar definitivamente la democracia venezolana.

La salud presidencial. La evolución del cáncer del presidente Chávez sigue siendo un secreto de Estado; pero las señales no son alentadoras. Ciertamente, el mandatario venezolano resistió la campaña electoral- algunos alegan que gracias al empleo de drogas extremadamente agresivas – pero los observadores coinciden en que el líder bolivariano se ha visto obligado a mantener un ritmo de trabajo muy inferior al de otras ocasiones. En cualquier caso, más allá de las especulaciones, lo que resulta difícil de discutir es que de cara al futuro su capacidad para gobernar tenderá a disminuir y tarde o temprano su salud le pasará una factura definitiva.

El problema es el papel político que juega la figura del Comandante no solo a la hora de movilizar apoyo popular sino sobre todo como instrumento para mantener unido el bloque gubernamental. Sin Chávez, es fácil imaginar que el PSUV quedaría dividido por dos líneas de fractura. Por un lado, el antagonismo entre pragmáticos como el actual presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, y radicales como el gobernador del Estado de Barinas y hermano del presidente, Adán Chávez.  Por otra parte, las tensiones entre la dirección nacional del Partido en Caracas y los caciques que lo representan en las regiones. 

De este modo, la maquinaría que le ha dado la victoria al chavismo en estas elecciones podría estar en un proceso de deterioro que conduzca a su completa quiebra en un futuro no lejano. La primera prueba podría llegar con las próximas citas electorales que incluyen la elección de gobernadores el próximo diciembre y los comicios locales de abril del próximo año. En ambos casos, el PSUV podría cosechar unos resultados interiores a las presidenciales y la oposición consolidar su control de regiones claves.

Pero sobre todo el momento decisivo llegará cuando la enfermedad del presidente le obligue a retirarse del poder. De acuerdo con la Constitución, si tal eventualidad sucede durante los primeros cuatro años de su mandato, el Vicepresidente tendrá que convocar elecciones en un plazo de 30 días. Esa cita electoral encontrará al régimen con una economía quebrada, un partido dividido y una oposición empoderada. Entonces, el régimen tendrá que escoger entre una derrota cierta o… recurrir a “Chino” Carias y sus Tupamaros.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mié, 2012-10-31 00:31

A Chávez le han pronosticado una pronta e inevitable caída desde que asumió el poder. Y una pronta e inevitable muerte desde que anunció su enfermedad. Parece que -en lo que respecta a Venezuela, al menos- los analistas piensan con el corazón. Así nunca vamos a entender realmente qué es lo que pasa ni para dónde va.

Lun, 2012-10-15 17:50

Que artículo tan pobre.

Como si los políticos venezolanos de derecha no se hubieran dedicado también (como cualquier político) a beneficiar a los que los apoyan...

Ese es el deber del político: representar a los que lo eligen.

Estamos hasta el moño de décadas en las que todos los políticos suramericanos declaran (mentirosamente) representar a la nación.

Eso es la antipolítica suramericana típica: no representar a nadie, sino a sí mismo (y a sus amigos), por si el articulista se ha tragado semejante despropósito.

Hacer un catálogo de las intervenciones de Chávez en favor de los más pobres solo muestra quien es el columnista, no quien es Hugo Chávez.

Todos sabemos (hasta los oligarcas) que Capriles es el representante de esa oligarquía que añora volver a la Venezuela de los años 70 y que el problema económico de Venezuela no radica solamente en los ajustes sino en que esa oligarquía le está "dando con todo" al socialismo. No entienden que con él pueden ganar más.

Jue, 2012-10-11 18:49

Lo que usted llama "intimidación" yo lo llamaría concientización. No hace falta ser vidente para saber que con Capriles el país habría retrocedido hacia épocas en que las desigualdades sociales estaban al nivel de la Colombia actual. El pueblo entendió el mensaje y despabiló, volcándose masivamente a defender el proyecto socialista. En cuanto al clientelismo, yo quisiera saber cual es el primer político en el mundo que no recurre a eso para sumar votos. Aunque no me consta que haya habido clientelismo en Venezuela. De otra parte, no se de dónde haya usted sacado los indicadores económicos, pues los que yo conozco indican algo muy diferente, además el gobierno no deja de buscar alternativas para fortalecer su economía y hacerla menos dependiente del petróleo. Respecto a la salud de Chávez, solo Dios y sus médicos saben como está, así que prefiero no opinar. Pero le deseo mucha salud al presidente. Tampoco creo que si faltase Chávez se vaya a perder el buen rumbo del país.

Jue, 2012-10-11 12:18

Don Don Román D. Ortiz hay otro estudio, más reciente que el de Citibank, donde opinan que todo lo que brilla no es petróleo se lo recomiendo. "The new 'golden age of oil' that wasn't http://www.aljazeera.com/indepth/opinion/2012/10/201210792539521312.html

Jue, 2012-10-11 13:27

Jesus, anoche, al leer el texto "Chávez, los mentirosos y el Infierno de Dante" de Atilio A. Boron en Rebelión, de una vez me remití a esta nota de LSV y lo compartí por pertinente. Ahora que regreso y leo con cuidado los otros comentarios veo que Usted no solo había hecho referencia al mismo texto unas horas antes sino que también había compartido el mismo párrafo que yo utilicé horas después. Je je. Mi intención no fue "plagiarlo" en su referencia. Se que no existe "plagio" en las referencias pero sentí necesario contar el cuento. Sobra decir que comparto su opinión sobre el tema.

Jue, 2012-10-11 15:26

Nos pasa a todos y gracias.

Mié, 2012-10-10 21:23

Un aporte interesante y muy pertinente que me permito compartir para enriquecer la discusión:

"Chávez, los mentirosos y el Infierno de Dante"

Atilio A. Boron
Rebelión

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=157389

Mié, 2012-10-10 23:57

….“¿Por qué tanto odio, tanta sed de venganza que hizo que políticos y comunicadores sociales que supuestamente deberían caracterizarse por su equilibrio y sensatez se convirtieran en voceros de las peores calumnias en contra de este personaje? La razón es bien sencilla: mienten porque los intereses de clase que representan, asociados a –y articulados políticamente con- los intereses imperiales exigen borrar al chavismo de la faz de la tierra, y para ello cualquier recurso es válido. Venezuela, que encierra en sus entrañas las mayores reservas petroleras de la Tierra, es una presa que suscita los apetitos incontenibles del imperio, impaciente por reapropiarse de lo que una vez fue suyo y dejó de serlo por obra y gracia de Chávez. Como se trata de un propósito inconfesable, por ser un simple acto de latrocinio, se requiere apelar a retorcidos argumentos para que el delito aparezca como un acto virtuoso.”…….

Jue, 2012-10-11 06:33

El 50% de las exportaciones de Venezuela se dirigen a Estados Unidos y el 30% de sus importaciones provienen de ese país. Y eso sin diabólicos tratados de libre comercio. y después de trece años de revolución bolivariana. El tercer socios de Estados Unidos en América Latina es furiosamente antiimperialista pero en la retórica únicamente.

Mié, 2012-10-10 18:10

Hay Chavez para largo,el proceso debe seguir.Así se rasguen las vestiduras los capitalistas-Neoliberales y cómodos colombianos.

Mié, 2012-10-10 14:48

Es chistoso, cuando menos, ver a la gente que critica el hecho de que Colombia se convierta en una cantera de materias primas en vez de desarrollar su economía industrial y de tecnología, alabar el proceso de Chávez en Venezuela, que ha hecho exactamente lo mismo, incluso peor.
No tengo datos a la mano, pero es cierto que el nivel de participación de la industria en el PIB venezolano es menos al colombiano, en términos relativos.
Otro tema bandera, es el de la famosa seguridad alimentaria, donde se evidencia que venezuela importa muchos más alimentos parasu consumo interno que Colombia.

Mié, 2012-10-10 16:57

Claramente -sin datos a la mano- el nivel de participación de la industria en el PIB Venezolano debe ser menor -Venezuela siempre ha dependido del petróleo- pero lo interesante es que esa participación va en ascenso mientras en Colombia -según el DANE- ha descendido. En agricultura lo interesante es que la producción de por ejemplo arroz y maíz en Venezuela ha aumentado y en Colombia ha disminuido. Venezuela arroz paddy 974.091 toneladas métricas año 2004; año 2010 1.250.0000: Colombia respectivamente 2.907.040 y 2.412.220. Venezuela maíz 2.068.470 toneladas métricas año 2004; año 2010 2.145.000: Colombia respectivamente 1.623.210 y 1.536.290. Estos datos son sorprendentes siendo Colombia un país eminentemente favorecido para la producción agrícola. Datos tomados de http://faostat.fao.org/site/567/DesktopDefault.aspx?PageID=567#ancor

Jue, 2012-10-11 09:23

Como le digo, desconozco datos y cifras. El link de la FAO no me sirve.
Pero si estoy seguro de que el gobierno colombiano ha tomado medidas (reforma al régimen general de las regalías) para evitar la enfermedad holandesa, producto de la expansión minera, que es la que trae mayor desindustrializacón, medidas frente a las cuales han salido toda suerte de argumentos flojos y retrogradas, como que se está acabando con la descentralización.
Tanto habrá hecho Chávez por reducir la dependencia del petróleo, que de la fluctuación del precio de éste, depende el futuro de su revolución. Decir que eso es un mal viejo, es un consuelo mediocre.
Pero sin lugar a dudas el argumento más fuerte contra el Chavismo, es la desmedida expansión del gasto público, respaldado con deuda. basta ver la crisis europea (que muchos cínicamente concideran crisis capitalista, cuando en verdad es la crisis del edo. de bienestar, más próximo a la izquierda).

Jue, 2012-10-11 12:10

Lástima que el enlace de la FAO no le sirva a mi me funciona perfectamente. En mi peregrinación por el espacio encontré otro dato que me sorprendió: el nivel de participación de la industria en el PIB Venezolano es del 14% y ascendiendo mientras el de Colombia es del 12% y descendiendo esto se debe según el informe, no le pongo el enlace pues creo tampoco le servirá, a las ventas de acero, vidrio y otros artículos manufacturados livianos de Venezuela a China. Lo que Venezuela está haciendo es diversificando su mercado petrolero hacia Asia, Europa y no reduciendo su dependencia en el petróleo -algo parecido a lo que está haciendo Chile con su cobre-. La deuda externa de Venezuela es relativamente baja y su costo en intereses equivale apenas al 3,4% de sus exportaciones -Colombia 33%-. En Europa con excepción de Grecia el problema no fue de deuda sino de los bancos privados que se metieron en negocios económicamente dudosos y después obligaron a los gobiernos a rescatarlos.

Jue, 2012-10-11 12:27

Que el enlace no me sirviera no quiere decir que fuera falso. Le creo en esos datos, sumado al hecho de que Colombia nunca ha sido gran productor de arroz, lo que no quiere decir que esté en peligro la "seguridad alimentaria". Pero digamos que si ha disminuido la producción, punto para ud.
Lo que si no me trago es eso de que la deuda de venezuela es relativamente baja...leyo la columna que estamos comentando? o de que otra forma soporta el gob. venezolano el enorme gasto público?. Es apenas lógico que eso requiere niveles de apalancamiento astronómicos.
Está confundiendo crisis. La crisis de los bancos que invirtieron en papeles basura y demás, fue la del 2008 que se originó en USA y tuvo coletazo en Europa. Pero en el caso de grecia, España y Portugal, los endeudados son los gobiernos, que por mantener sus enormes aparatos de seguridad social y demás gastos, se endeudaron con la UE. Que puedan tener relación, no lo se, pero si son 2 fenómenos totalmente distintos.

Jue, 2012-10-11 14:24

Vamos por partes: "de que otra forma soporta el gob. venezolano el enorme gasto público?" Coincidencialmente estoy leyendo el último informe del FMI "World Economic Outlook october 2012" y Venezuela ha tenido un balance en cuenta corriente positivo 2004-2011 de 10,4% anual del PIB o sea ha tenido muchos pero muchos dólares para financiar sus gastos Colombia en cambio su balance ha sido negativo, mismo periodo, -1,8% anual o sea ha tenido que endeudarse por eso el FMI califica a Venezuela como un "Net Creditor" y a Colombia como un "Net Debtor". "Está confundiendo crisis." Nooooo en el caso de Irlanda, Letonia, Islandia, España y Portugal los gobiernos tenían balance fiscal positivo se endeudaron con la UE y el FMI, Islandia no lo hizo, para rescatar a los bancos privados de una segura quiebra. Los bancos locales habían contraído deudas grandísimas principalmente con los bancos de Francia, Alemania y Suecia. Un típico caso donde se privatizan las ganancias y se socializan las pérdidas.

Jue, 2012-10-11 14:32

Los en realidad favorecidos fueron los bancos alemanes. Alemania le presta dinero a España, España le entrega ese dinero a los bancos privados y estos en turno le pagan los préstamos a los bancos alemanes, préstamos que los bancos españoles, irlandeses etc. habían usado para financiar la "burbuja" inmobiliaria.

Vie, 2012-10-12 09:18

Aquí una explicación más sosegada y menos parcializada de la crisis: http://www.mundonoticiashoy.com/noticia/1939/
No es una apología al capitalismo financiero, pues este también ayudó a detronar la crisis, pero es imposble reconocer que el desmedido gasto público irresponsable, apalancado mediante deuda pública, es uno de los grandes problemas.

Jue, 2012-10-11 19:43

Este video ilustra la principal causa del origen de la crisis en Espana. Creo que Roman lo detestara, ya que explican con argumentos comprobados al neoliberalismo como culpable.

Joder!

En unas partes es muy rápido y hay que devolverse http://www.youtube.com/watch?v=N7P2ExRF3GQ&feature=player_embeddedy

Mié, 2012-10-10 15:59

Gracias por su comentario. Tiene usted toda la razon. Los mismos que vociferan contra el sector minero_ energético en Colombia se olvidan de hacerlo contra el venezolano. Eso sin tomar en cuenta que tengo dudas del cuidado del medioambiente con el que están explotando el crudo pesado en la faja del Orinoco los chinos, rusos e iraníes a los que Chávez ha vendido el futuro de Venezuela. Si las empresas de estas nacionalidades contaminan sus propios países, me pregunto que están haciendo en Venezuela.

Mié, 2012-10-10 14:11

Don Román D. Ortiz, en mi opinión el articulo de Atilio A. Boron "Chávez, los mentirosos y el Infierno de Dante" http://www.rebelion.org/noticia.php?id=157389 le cae como anillo al dedo a su opinión, cito un aparte:

Mié, 2012-10-10 14:12

"¿Por qué tanto odio, tanta sed de venganza que hizo que políticos y comunicadores sociales que supuestamente deberían caracterizarse por su equilibrio y sensatez se convirtieran en voceros de las peores calumnias en contra de este personaje? La razón es bien sencilla: mienten porque los intereses de clase que representan, asociados a –y articulados políticamente con- los intereses imperiales exigen borrar al chavismo de la faz de la tierra, y para ello cualquier recurso es válido. Venezuela, que encierra en sus entrañas las mayores reservas petroleras de la Tierra, es una presa que suscita los apetitos incontenibles del imperio, impaciente por reapropiarse de lo que una vez fue suyo y dejó de serlo por obra y gracia de Chávez. Como se trata de un propósito inconfesable, por ser un simple acto de latrocinio, se requiere apelar a retorcidos argumentos para que el delito aparezca como un acto virtuoso."

Mié, 2012-10-10 15:51

La verdad es que es el chavismo quien se va a encargar de hacerse desaparecer a sí mismo como consecuencia de la corrupción, la desinstitucionalización y la mala gestión económica. El problema es que en el trance se va a llevar por delante a Venezuela. En realidad, si chequea el informe que he incluido sobre la evolución de la producción petrolera en EE.UU., lo cierto es que a Washington cada vez le importan menos las rsservas de petroleo venezolanas porque tiene la suayas propia. El problema es que Chávez está jugando un viejo juego del siglo XX y EE.UU. está en el XXI. Por lo demás, no se a que imperio se refiere: China, Rusia, Irán,...

Mié, 2012-10-10 19:07

Don Román D. Ortiz lo que usted escribe "el chavismo quien se va a encargar de hacerse desaparecer... es lo mismo que han venido profetizando desde que el presidente Chávez asumió el poder. Durante ese tiempo el Gobierno ha afrontado un golpe de estado 2002, un inducido paro en PDVSA diciembre 2002-febrero 2003 por culpa del cual Venezuela perdió un 29% de su PIB, colapso de los precios de petróleo en el 2008 de US$118 barril a US$58, la hostilidad de los EE.UU., los frecuentes informes negativos del FMI y otros institutos internacionales y ahí sigue, lleva ya nueve trimestres de crecimiento económico y los intereses por concepto de deuda externa equivalen apenas al 3,4% de sus exportaciones -Colombia 33%-. A los EE.UU. todavía les interesa su petróleo ya que proyecta tener que importar en el 2035 el 36% de su consumo -49% en el 2010- y al precio barril de US$150. Amanecerá y veremos. Datos http://www.eia.gov/forecasts/aeo/source_oil_all.cfm#domestic

Mié, 2012-10-10 14:06

Señor Ortiz: Al margen de los conocidos efectos de la elevada inflación, la creciente inseguridad y la exasperante intolerancia política de sus dirigentes y simpatizantes, tanto de derecha como del mismo chavismo (en este mundo los extremos siempre se encuentran), existen indicadores macro económicos y algunos internacionales muy dicientes como la tasa de desempleo, el crecimiento económico,el ingreso per cápita, el indice GINI y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que si se comparan con los nuestros en los últimos 10 años, podemos salir muy mal librados.

Finalmente, la economía de los pueblos se conocen en sus detalles así no sean muy mediáticos, según la FAO, mientras un colombiano promedio consume 36 gramos de frutas y hortalizas al día, un venezolano llega a los 42 gramos.

Mié, 2012-10-10 15:56

Tengo tres problemas con los supuestos logros sociales de Chávez. Primero, las cuentas nacionales venezolanas son cuando menos poco fiables. Eso lo admiten hasta los chinos que en semejante desbarajuste ya no saben como hacer negocios con sus pares venezolanos. Segundo, está la cuestión de la sostenibilidad. El asunto no es repartir comida o casas baratas. La cosa es logtrar un desarrollo sostenible que permita hacer la reducción de la pobreza sostenible y no solamente un espejismo. En fin, mucho mejor Chile o Brasil que Venezuela. Tercer, el bienestar social tiene que venir acompañado de independencia política. El binestar de un ciudadano no puede depender de su adhesión a un cierto régimen político. Lo que la gente necesita para progresar son empleos en una economía productiva y no favores a cambio de votar por un autócrata.

Mié, 2012-10-10 12:10

Román. Lamento su forma de responder pero bueno. La responsabilidad al escribir en un medio alternativo es suya y no mía. Yo soy un simple "consumidor" como Usted me trata. Es la primer vez que lo leo y me desagradó mucho, no porque piense diferente, no sea simplista y atrevido, sino porque al acercarse uno a estos medios alternativos de información y opinión, lo "Mínimo" que espera uno es "Honradez Intelectual". Lo que Usted expresa en su malintencionado escrito es copia de lo mas sesgado de RCN, CARACOL, GLOBOVISIÓN, CNN, etc . Lo que Usted escribe es un lugar común de los medios corrientes de nuestro medio y nada mas. Cuando Usted describe su espacio como "Acerca de este blog, Una mirada alternativa a la seguridad, la defensa y la política exterior de Colombia." se deduce que no es verdad. Si Usted se toma el trabajo de leer las respuestas respetuosas, claras y contundentes que dan sus compañeros de medio entenderá (O al menos eso espero)la diferencia a pesar de nuestra imprudencia.

Mié, 2012-10-10 09:13

No entiendo qué puede tener de malo que un gobierno encause buena parte de sus recursos en asistencia social. Para el señor Román ¿es mejor que ese grueso caudal se lo lleven las multinacionales, los cacaos o los sempiternos dueños de la riqueza? Me recuerda a individuos como Peñalosa o Mockus que defienden a capa y espada los tales colegios en concesión o en convenio: prefieren que un solo señor o una familia ganen miles de millones al año, pagando sueldos de hambre y explotando a sus maestros, a que estos tengan unos mejores suelditos y algo de estabilidad. Lo de siempre, no? La ley del embudo. Y a pesar de la mala propaganda del régimen y de sus adláteres en todos los países del mundo donde impera el capitalismo salvaje, siete millones y medio de venezolanos apoyaron a Chávez y su proyecto político- Le recuerdo que el voto allá y acá es SECRETO. Si yo hubiera querido, habría votado por Capriles, siendo de la nómina chavizta, y nadie se hubiera enterado.

Mié, 2012-10-10 08:13

El gobierno de Chávez es un caso inédito. Recibió el poder con el petróleo a US8, gracias a los precios internacionales su presupuesto se multiplico un 1000% y luego de trece años en el poder su país es atravesado por la una inflación galopante y una violencia sin antecedente. Salvo que el petróleo volviera a duplicar su precio, no existe manera de sostener el ritmo de ineficiente gasto público que ha impuesto. Para mantenerse en el poder, continuara el camino de cubanización restringiendo libertades y devorándose lo que queda de empresa privada. Lo curioso es que algunos suspiran por un modelo de estos para Colombia.

Mié, 2012-10-10 01:50

Román,
Dice que no puede debatir creencias pero dedica todo un aparte a especular sobre la salud del triunfador, de acuerdo a sus deseos de una pronta muerte. Los indicadores económicos difieren mucho dependiendo de las fuentes. Desde hace mas de diez años los opositores internos y externos han visualizado el derrumbe "inminente e inmediato" de la economía y, a pesar de las innegables necesidades que han pasado por el golpe de estado, por el criminal paro petrolero y otras permanentes actividades de saboteo, Venezuela está saliendo de sus dificultades. En fin; es fastidiosa, por decir lo menos, su falta de objetividad.

Páginas

Añadir nuevo comentario