Por Román D. Ortíz · 27 de Febrero de 2012

3596

6

Con su habitual gusto por la teatralidad, el domingo 26 de febrero, el Secretariado de las FARC se tomó las primeras páginas de la prensa colombiana con el anuncio de la liberación de todos los miembros de la Fuerza Pública en su poder y una pomposa renuncia a lo que la organización califica como “la retenciones de personas, hombres o mujeres de la población civil […] con fines financieros” y que el resto de los mortales llamamos secuestro extorsivo.  

Como era de esperar, todos aquellos que por convicción humanitaria o interés político habían proclamado la voluntad de las FARC de buscar una negociación se sintieron reivindicados por este gesto y alzaron sus voces para pedir al gobierno que responda con generosidad y comience a dar pasos para aproximarse a la negociación.

Entre tanto entusiasmo, no resulta fácil hacer una valoración desapasionada de la oferta del grupo terrorista. Sin embargo, antes de apresurarse a dar por terminados los secuestros y comenzadas las negociaciones, aquí van cinco razones para controlar la euforia y valorar la promesa de las FARC en lo que vale:

- Como siempre que las guerrillas han prometido renunciar a un cierto tipo de actividad criminal, se trata de una oferta imposible de verificar. Las FARC están demandando a los colombianos que confíen en su palabra. Un asunto complicado si se tiene en cuenta que se trata de una organización con un triste historial de mentiras y fiascos en todo lo relativo a los gestos de paz y las negociaciones.

El asunto de confiar que las FARC van a cumplir su promesa de no secuestrar se hace todavía más difícil si se tiene en cuenta que la guerrilla lleva tiempo recurriendo a subterfugios para ocultar su participación en plagios. De hecho, en un número de casos, ha recurrido a “subcontratar” la operación a bandas de delincuentes comunes que toman los riesgos y enmascaran la participación del grupo armado a cambio de una parte del botín.

En otras ocasiones, las estructuras de la guerrilla ejecutan el plagio; pero se presentan como delincuentes comunes y así son reportados por las víctimas. Tal es el caso de secuestros en ciertas regiones del Meta o Huila donde las FARC cuentan con redes tan densas de cómplices como para que resulte difícil de imaginar un rapto que no haya sido ejecutado directamente por sus militantes.

- En el mejor de los casos, las FARC están renunciando a un negocio en declive. La efectividad de la estrategia antisecuestro del Estado y las medidas de autoprotección de ciudadanos y empresas han hecho mucho más riesgoso el negocio del secuestro. Todo ello sin olvidar que la condena pública de gobiernos y ONGs ha incrementado los costos políticos de esta actividad delictiva.

Como alternativa, las FARC pueden estarle apostando a la extorsión. Después de la promesa incluida en el comunicado del Secretariado, un ciudadano al que exijan un pago podría descartar el riesgo de ser secuestrado; pero tendrá que considerar que sus bienes y su vida corren el peligro de sufrir un ataque terrorista si no cede al chantaje.

Bajo estas circunstancias, la extorsión resulta un crimen menos peligroso e igualmente rentable que el secuestro. La guerrilla puede recibir el mismo pago y no tienen que asumir los riesgos y los costos de mantener en cautiverio a la víctima.

- Por otra parte, la renuncia de las FARC al secuestro no es completa. Después de prometer solemnemente no secuestrar a más civiles, el comunicado deja caer que parece inevitable una “prolongación indefinida de la guerra” que traerá consigo “más prisioneros de guerra”. En otras palabras, las FARC todavía le apuestan al plagio de miembros de la Fuerza Pública.

Visto así, la liberación de los 10 miembros de la Fuerza Pública en poder de la organización resultaría un ejercicio de cinismo. Después de conseguir la visibilidad política proporcionada por la entrega de rehenes, la guerrilla correría a llenar sus mazmorras con nuevos secuestrados para volver a empezar el juego otra vez.

- Además, el comunicado de la guerrilla no hace referencia alguna al destino de las decenas de secuestrados por las FARC de los que no se sabe nada desde hace años.  

Durante los pasados años, mientras los medios de comunicación centraban su atención en la suerte de los secuestrados de la Fuerza Pública y la clase política, muchas familias han vivido en silencio el drama de no tener noticia de seres queridos arrebatados por las FARC para exigir un rescate económico.

Ahora que parece cercano a concluir el cautiverio de los últimos miembros de la Fuerza Pública en manos de las FARC, resulta necesario exigir a la organización una explicación de cuál ha sido el destino de esas otras víctimas.

- Finalmente, se debe recordar que esta no es la primera vez que las FARC renuncian a la práctica del secuestro. La guerrilla realizó una promesa similar durante las conversaciones con la administración Betancur que culminaron con el acuerdo de cese el fuego firmado en La Uribe en 1984.

Dos años antes, durante su Séptima Conferencia,  las FARC habían aprobado el Plan Estratégico para la Toma del Poder que preveía una expansión de la capacidad armada de la organización y la continuación de la lucha armada hasta la destrucción del Estado.

El freno a las operaciones de la Fuerza Pública como resultado de los acuerdos de La Uribe fue aprovechado por la guerrilla para avanzar en la ejecución de su Plan Estratégico. En particular, las estructuras de las FARC ignoraron su promesa al presidente Betancur e intensificaron la extorsión y el secuestro para financiar su expansión militar.

El resultado fue el crecimiento de la guerrilla que luego se traduciría en la escalada armada de los años 90.

Definitivamente, no es oro todo lo que reluce en las promesas de las FARC.

Twitter:

Comentarios (6)

DIDUNDI

27 de Febrero

1 Seguidores

Sr roman es cierto q dsde mucho tiempo atras las Farc han aparentemente mentido(xq la verdad de lo que ocurre en esas negociacions solo las conoce el ...+ ver más

Sr roman es cierto q dsde mucho tiempo atras las Farc han aparentemente mentido(xq la verdad de lo que ocurre en esas negociacions solo las conoce el gobierno de turno)pero creo q la posicion de las mismas en stos momntos donde el stado dic q estan diesmados o minimizados etcetc,dbe sr aceptada,sin excesos d xpectativas,no es solo custion de voluntad de una d las partes,es claro q admas de las FARC sta el gobierno y aun lado del mism los militares,seguidos de esa extrema drecha colombiana,y en el fondo es un conflicto de interses q necesitan poner de acuerd a todos a fin d vrdadlograr algo si es q realment es intres de todos.no podmos sr tan sectareos d creyendo q la responsabilidad es unicamente de las farc.Es una buena oportunidad d juanma escuchar y aceptar son ofrcimintos falsos,pro ante todo,no permitiendo furibizar unos dialogos,esa mala educacion d cirto prsonaje q siempr hablo con prpotencia y sobrbia no puede seguir siendo el eje d futuras conversacions,hay q bajarle al tono.

GMolano

27 de Febrero

0 Seguidores

Sin meterle tanta mala leche como el autor lo expone, la renuncia al secuestro, (si es que efectivamente se da) atiende mas a realidades de la guerra ...+ ver más

Sin meterle tanta mala leche como el autor lo expone, la renuncia al secuestro, (si es que efectivamente se da) atiende mas a realidades de la guerra que a la logica de la paz. El secuestro como fuente de financiacion ya no es tan rentable, ni economica , ni politicamente. Creo mas bien que la mentalidad del secretariado le esta empezando a pasar el guayabo de las muertes de Tirofijo, el Mono, y Cano.

ACUALOCO

28 de Febrero

0 Seguidores

Lo unico cierto es que, el verdadero gesto de paz seria liberar a todos los civiles secuestrados y dejar de reclutar menores...no entiendo por que par...+ ver más

Lo unico cierto es que, el verdadero gesto de paz seria liberar a todos los civiles secuestrados y dejar de reclutar menores...no entiendo por que para los medios es un gesto verdadero de paz liberar 10 militares?...acaso estos no son rehenes de guerra? acaso no fue reconocido recientemente un conflicto armado en colombia? esto convierte automaticamente a los 10 militares en retenidos en combate...no sigan lavandole el cerebro a la gente, los que no tienen nada que ver son los civiles, los niños reclutados, al fin y al cabo entre guerrilla y estado hay un conflicto desde hace muchisimos años y las bajas de ladao y lado son validas dentro del conflicto y lo mismo para los retenidos o rehenes de lado y lado.

ACUALOCO

28 de Febrero

0 Seguidores

Lo que pasa es que para el estado y los medios solo importan los militares o policias secuestrados, por eso arman todo el circo mediatico nacional e i...+ ver más

Lo que pasa es que para el estado y los medios solo importan los militares o policias secuestrados, por eso arman todo el circo mediatico nacional e internacional, para presionar politica y socialmente (lavar el cerebro de los colombianos para que piensen solo en los militares secuestrados y sus respectivas familias) a la guerrilla, pero deberian hacer mucho mas por los niños civiles reclutados o por los civiles secuestrados, las verdaderas y unicas victimas del conflicto...y no es que no desee liberacion para los militares, lo que me molesta es la falta de honestidad del estado y medios para decir las cosas como son... la liberacion de 10 militares no es el verdadero gesto de paz y que no lo sigan vendiendo asi!

haugusto

29 de Febrero

0 Seguidores

Dr. Ortiz me parece válida su opinión, pero sería de mayor peso su artículo si enumera los siguientes hechos desapasionados.
1. Las FARC ha te...+ ver más

Dr. Ortiz me parece válida su opinión, pero sería de mayor peso su artículo si enumera los siguientes hechos desapasionados.
1. Las FARC ha tenido una experiencia durisima con el estado, más que la matanza de sus cabecillas, es el asesinato sistemático de los integrantes de la Unión Patriótica.
2. Se debe reconocer a las FARC el hecho de que haya mantenido con vida los prisioneros o secuestrados durante 10 años, a pesar de los bombardeos sistemáticos que practicó el Gobierno de Uribe y a las presiones bélicas que se ha sometido durante el gobierno de Santos, con la ayuda de USA e Israel e inclusive con la participación solapada de la cruz roja.
3. Estoy de acuerdo con usted que no se debe creer ni en el uno ni en el otro.
Gracias por la atención que le pueda dar a mis palabras.

Viajeapie

05 de Marzo

0 Seguidores

Qué cinismo sería reconocer lo que usted pide en el segundo punto, cuando las FARC ante la presión de la fuerza pública lo que hace es asesinar a ...+ ver más

Qué cinismo sería reconocer lo que usted pide en el segundo punto, cuando las FARC ante la presión de la fuerza pública lo que hace es asesinar a los secuestrados, tal como ocurrió el año pasado que mataron cuatro militares secuestrados y tal como ocurrió en el 2003 cuando masacraron a Gilberto Echeverri (Consejero de Paz del gobernador de Antioquia), Guillermo Gaviria Correa (el gobernador de Antioquia de ese tiempo) y a otros ocho militares también secuestrados por las FARC. Si las FARC secuestran, lo mínimo que deben hacer es mantener a los retenidos con vida y saludables independientemente de las circunstancias en las que los tengan, porque nadie le pide a las FARC que cometan un crimen de lesa humanidad.

Las historias más vistas en La Silla Vacia