Lunes Abril 21, 2014

Menú principal

El Blogueo

El candidato Petro propuso en su programa de gobierno: “Convertir la administración de Bogotá en ejemplo de transparencia en la gestión de los bienes públicos aplicando los principios de planeación y presupuestos participativos, en un combate frontal al carrusel de la contratación, las mafias y el crimen organizado”. Todavía no sabemos cuáles son los principios de los presupuestos participativos, y estamos por ver cómo ellos son el instrumento para el combate frontal al carrusel de la contratación, pues ni la planeación ni la selección de beneficiarios de los programas sociales tienen que ver con la contratación. Al contrario, uno de los problemas de la participacióóóóóón es la sobre-representación de los contratistas entre el público participante.

La participacióóóón (la escribo así para distinguirla de un tratamiento serio de la participación) tiene serios problemas técnicos, conceptuales y jurídicos. Sartori, uno de los grandes teóricos de la democracia del siglo XX, hace una descripción elocuente de la gritería a favor de la participacióóóóóóón en Qué es la democracia: “No lo quieren admitir en teoría, porque en la práctica al grueso de los participacionistas de los años sesenta lo que le interesaba realmente era el asambleísmo, en virtud del cual pequeños grupos de activistas se convertían en las vanguardias atrayentes de masas inertes”.

El gobierno pretende mostrar que el proyecto de plan que se presentó al Concejo resulta ser el ejemplo de que algo vamos logrando. He aquí el cuadro participativo que nos presentan:

 

Espacio de participación

Ciudadanos

Cabildos zonales

10.000

Encuentros ciudadanos – PDD

12.000

Escuela virtual

1.700

Cabildos temáticos o poblacionales

23.000

Cabildos en micro-territorios de salud

53.000

Consulta priorización CADES y Super CADES

52.000

Visitas página web

115.000

GRAN TOTAL

270.000

El texto nos cuenta de otras cifras, pero en todo caso remite al cuadro. La síntesis es: “En total, 270.000 ciudadanos participaron en las discusiones del plan… Hoy en la Bogotá Humana las ciudadanías demostraron su capacidad para visibilizar las problemáticas de la ciudad…”. Es decir, ahora sí, llegó el líder que nos invita y nos da confianza para participar. Estamos entrando en la Bogotá Humana, la nueva Bogotá.

Pero los datos son complicados. Las 115.000 “visitas a la página web” son picadas en la página, ni siquiera se seleccionan las que entraron a leer detalles. ”Haga clic aquí” es la forma de participar, maravillas de las TIC. En realidad, sólo se escribieron algo más de 3.000 iniciativas por esta vía. Por otro lado, no se menciona ningún control de intervención repetida. Yo mismo entré más de 10 veces a ver cómo iba la cosa, así que aporté “10 personas a la participación”. En los encuentros zonales sabemos que las personas que tienen el tiempo, y especialmente la disposición a asistir, van a varios de éstos. Podría contar aquí los detalles de los “micro-territorios de salud”, pero no lo hago por no preocuparlos. La consulta en la priorización de CADES y SuperCADES no era más que una encuesta para llenar.  Si peluqueamos lo peluqueable, nos debe quedar poco más o menos los 40.000 de siempre. Y eso.

¿Y qué quedó de la participacióóóóón? “Una gran parte de las propuestas ciudadanas se clasificaron como acciones específicas para ser consideradas… en los bancos de proyectos locales… pero no en el documento del plan”. O sea, por ahora, el esfuerzo quedó en veremos.

Los analistas a cargo de redactar la exposición de motivos hicieron una clasificación de las prioridades a las que apuntaban las intervenciones de los participadores. El resultado, según ellos:

 

Programa

Porcentaje

Movilidad humana

30%

Construcción de deberes

10%

Ejercicio de libertades culturales y deportivas

6.4%

Territorios saludables y red pública de salud para la vida

5.4%

Apoyo a la economía popular, emprendimiento y productividad

4.1%

Recuperación de la estructura ecológica principal y de los espacios del agua

3.2%

Promoción del desarrollo integral de la primera infancia

3.1%

Resultado que leen así: “Los siete programas considerados por la ciudadanía como de mayor relevancia… evidencian el compromiso de la Bogotá Humana en la redefinición de desarrollo y ocupación de la ciudad”. El texto es confuso, como todo el párrafo de la exposición de motivos del que lo copié. Pero casi con cualquier interpretación que se le dé, el resultado muestra que esta democracia de montonera, desordenada, de afán, sin reglas para escoger entre propuestas anónimas,  tiene preocupaciones bien diferentes a las del candidato y posteriormente alcalde. La marca de fábrica del alcalde es su propuesta por la primera infancia, que quedó de séptima entre siete. ¡Qué bien que, a pesar de todo el discurso sobre la participacióóóóóóóóón, al alcalde no le hizo caso! ¡Buena por esa! No sería malo complementar esta buena decisión de continuar con su énfasis en la primera infancia a pesar de la indiferencia de los participadores, con una reducción en las lisonjas a la participacióóóóóón, para poner ésta en su justo sitio, en donde sí puede aportar.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Vie, 2012-06-01 05:08

Bueno,la participación democrática(directa y delegada) es por cultura política tradicional y educación en Colombia y Bogotá reciente, difícil,contingente y escasa, pero fue abiertamente convocada desde mucho antes de iniciarse el actual gobierno y se promovió desde la posesión del mismo Alcalde y su equipo de gobierno mediante variados y múltiples mecanismos.Yo que no represento a nadie participé en la de la Escuela Virtual del IDPAC,PORQUE CREO QUE EL MISMO SARTORI EL QUE SOSTIENE QUE LA POLÍTICA Y LA DEMOCRACIA NO SE AGOTA EN O REDUCE A LA REPRESENTACIÓN.No podemos ser francotiradores intelectuales con la crítica sin ser proactivos con experiencias,testimonios y propuestas, porque yo le preguntaría a Paul Bromberg:¿Cómo le fue con la participación cuando estuvo sentado el la otra silla-- no vacía-- durante el gobierno de Antanas Mockus y en/desde el ejercicio del poder estatal e institucional del que participó?¿Aplicanaél las mismas razones,argumentos y consecuencias que expone aquí?

Jue, 2012-05-31 23:23

Bromberg sabe que la tradicional apatía y desconfianza de la ciudadanía sobre la labor pública incluso sobre lo político tiene varios escenarios de análisis sobre todo con la ultima experiencia en la administración distrital.
Tal vez se trate de otra pantalla de legitimación. Sin embargo preocupa que en medio de esa relativa "democracia de montonera" se invisivilicen los proyectos personales de los nuevos encargados con sus ansias de purgas y reinados en los sectores de la administración entonces pasaremos del desorden en la agenda a la ingobernabilidad, porque si participación no hay tampoco esperemos control social.

Mar, 2012-05-29 14:07

Me pregunto que estaba esperando usted con la propuesta de participación ciudadana de Petro, que todos fuéramos en manada a participar? acaso nos han educado para eso? acaso sabemos cómo funciona? En mi opinión la propuesta del candidato Petro fue acertada y la puesta en marcha de ello, ahora que es alcalde, ha sido díficil. Sin embargo alguien tenía que empezar a poner en práctica la democracia participativa y Petro fue el que se lanzó a hacerlo. Por eso me parece injusta su crítica señor Paul. Además, tenga en cuenta que educar es difícil y sobre todo en una ciudad en donde estamos acostumbrados a no participar en nada pero cuando algo se hace (bien o mal) ahí si criticamos todo.

Lun, 2012-05-28 17:36

Me parece injusta esta entrada. Que culpa tiene Petro de q los contratistas particpen y la gente no? Obviamente es un gran reto promover la participación en nuestro medio y más en este momento cuando despúes de Samy la gente no quiere saber nada de póliticos ni de política. Siempre será más fácil darle el poder a un "papá" como Uribe que lo "resuelve" todo q tener q sentarse a pensar en cómo ayudar a resolver los problemas de la comunidad. Igualmente es más fácil escribir aqui como hacemos Bromberg o yo q darle vida a la democracia participativa q es letra muerta en la constitución (hizo algo Bromberg como alcalde o secretario de gobierno por promoverla?). Finalmente aunque en el título Bromberg deja la impresión de que va a atacar a Petro por demagógico (por querer promover la democracia participativa) en todo su escrito no queda para nada claro su argumento. Revisen la definición de demagogia según la RAE y verán:
http://www.wordreference.com/es/en/frames.asp?es=demagogia

Lun, 2012-05-28 12:08

Siempre me ha parecido que el rollo de los presupuestos participativos tiene mucho de demagogia. Suena bien en teoría, pero no funciona en la práctica. Interesante la entrada, pero horrible eso de escribir participacióóóóóóóóón. Creo que espanta a más de uno.

Añadir nuevo comentario