Menú principal

Sábado Octubre 25, 2014

Al entrar a una zona dominada por un poderoso guerrero, un hombre le pide a su esposa que diga que son hermanos. Teme que para quedarse con ella puedan matarlo. La mujer accede y el guerrero retiene a la supuesta hermana del hombre que gracias a este engaño se salva.

En otra región, una pareja no puede tener hijos. La mujer, que es estéril, le pide a su esposo que se acueste con la sirvienta para que le de un hijo. Surge así una extraña maternidad subrogada doméstica que concluye sorpresivamente pues con el embarazo y el parto la madre biológica se rebela. La patrona enfurece y maltrata a la futura madre que huye convirtiéndose en una peculiar desplazada por la violencia.

Estas dos historias, que podrían haber sucedido recientemente en Colombia, son antiguas. La primera es la entrada de Abrám y Sara a Egipto, donde ella es retenida por el Faraón (Génesis 12, 11-13). La mujer que se rebela en el segundo episodio es Agar, madre de Ismael y sierva de los mismos Abrám y Sara (Génesis 16, 16). Los relatos hacen parte del capítulo “Textos de Terror: violencia contra las mujeres en la Biblia Hebrea” en una recopilación de escritos religiosos, jurídicos y literarios sobre los lejanos orígenes de la violencia contra las mujeres. Editado en el 2011 por dos profesoras de universidades públicas españolas, el objetivo del libro es demostrar que “la violencia padecida por las mujeres tiene raíces tan profundas que no resulta fácil su erradicación … Acabar con la forma de pensar de muchos hombres que se consideran en posesión del cuerpo de la mujer … requeriría comenzar por la identificación de esas raíces para tratar de aflorarlas a la conciencia colectiva para así poder anularlas”.

El autor del primer capítulo, un teólogo de la liberación, es perspicaz y logra responsabilizar a Abram por las agresiones. “La vida del hombre, del marido, vale más que la honra de la mujer. Abram dispone de Sara como si fuera su propiedad. Debido al engaño, el faraón la toma por mujer. Se produce un abuso sexual del que es responsable Abram”. En el segundo episodio Abram, que simplemente accede a la petición de su esposa y después deja en manos de ella la forma de lidiar con Agar, también es culpable: “la reacción de Sara fue maltratarla y el maltrato fue legitimado por el patriarca”.

Después de la pesca de atropellos contra el género femenino en la Biblia y el Talmud se aclara que ni Platón ni Aristóteles "entienden correctamente la situación y estatus de las mujeres". Se habla del manus, la patria potestas y "las malas costumbres de la mujer" en las fuentes romanas. Se menciona la prohibición de que la mujer sea mayor que el marido en el derecho visigodo. Se recuerda que el Cid Campeador "se desenvuelve en un ambiente netamente falocéntrico" y que tanto su esposa doña Jimena como sus hijas  Elvira y Sol "encarnan el ideal patriarcal de las mujeres como buenas damas y doncellas". También se hace un detenido análisis de acoso sufrido por María San Juan en Guernica en 1489 "para forzar una relación sexual no consentida". 

Esta elaborada arqueología de los abusos ni siquiera menciona en un pie de página las raíces de la violencia en China, Japón, India, Mongolia, Turquía, los países árabes, la América precolombina o, por decir algo, los actuales Yanomano. El lector queda con la idea que la causa de los maltratos es la tradición patriarcal y represiva judeo cristiana. Un supuesto que no concuerda con el hecho que esta influencia ha sido escasa o nula en los que se consideran actualmente los peores lugares del mundo en cuando a la situación de las mujeres.  

Tampoco se hace un esfuerzo para explicar por qué, desde hace siglos, no todos los hombres educados en la tradición judeo cristiana abusan o golpean a las mujeres. Un ejercicio similar -buscar ejemplos de cualquier cosa en la tradición occidental- serviría para encontrar las raíces profundas de innumerables conductas: homicidio, secuestro, violaciones, alcoholismo, depresión, glotonería, avaricia, envidia, lujuria.

No sorprende que se eviten las comparaciones interculturales, puesto que manifestaciones similares de violencia de género se han dado en todas las sociedades, lo que por definición desvirtúa la "teoría" de las raíces culturales. Y llevaría a la necesidad de excavar bien profundo, más allá del homo sapiens, para empezar a tomar en serio el conocimiento acumulado de biólogos, etólogos y sobre todo primatólogos sobre las raíces instintivas de comportamientos violentos por cuestiones similares: lucha por las hembras y búsqueda de exclusividad con la madre de la prole. Por alguna misteriosa y tal vez divina razón se sigue pensando que de las especies sin alma, sin lenguaje, sin cultura y sin religión nada se puede aprender en materia de agresión, dominación, o competencia entre machos o hembras.

Lo que más inquieta de este tipo de ejercicios dramático-retrospectivos sobre el patriarcado es bien simple, ¿en qué ayudan a solucionar o prevenir la violencia contemporánea contra las mujeres? Fuera de horrorizarse o avergonzarse con la historia, ¿qué puede hacer cualquier persona o institución con ese conocimiento tan profundo? ¿Cómo podría una comisaría de familia, la fiscalía, la Policía Nacional, el ICBF, un centro de salud, los vecinos o los parientes de una mujer agredida capitalizar esa sabiduría? Quedan muchos interrogantes para profundizar esta retrospección a lo largo de la Semana Santa. Uno de ellos es por qué, a pesar de estas revelaciones y con un feminismo tan activo y bien financiado, multitud de españolas siguen asistiendo a las procesiones en las se celebra la tradición que las oprime. ¿Será otra maniobra del Procurador?

 

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mar, 2012-04-10 22:42

AUNQUE NO COMPARTO MUCHAS DE LAS OPINIONES DE RUBIO. ME PARECE QUE EL LENGUAJE DE OLGA LUCIA ES DESAFORTUNADO Y AGRESIVO. LAS OPINIONES SIN FUNDAMENTO, QUE ELLA CRITICA, SON LAS QUE PRECISAMENTE USA, LUGARES COMUNES Y ADJETIVOS EMOCIONALES.

QUEDO DESPISTADA CON LSV, PORQUE UN BLOGGEO CON EL EDITOR O EDITORA ME PARECE QUE ES UNA PELEA DE TIGRE CON BURRO AMARRADO. ME INTIMIDA ESTA POSIBILIDAD.

DE OTRA PARTE LA VIOLENCIA NO ES SOLO CONTRA LA MUJER, ES INDISCRIMINADA CONTRA LOS HOMBRES, LOS NIÑOS, LOS HOMOSEXUALES, LOS POBRES, LOS NEGROS. NOS HACE FALTA HABLAR MENOS DE LOS DERECHOS DE GENERO Y MAS DE LOS DERECHOS DE LOS CIUDADANOS INDEPENDIENTEMENTE DE SUS CONDICIONES ESPECIALES. TANTA DIVISION, DIFERENCIACION, ENUMERACIÓN, CREA MAS EXCLUSION Y EMPOBRECE EL TRABAJO COLECTIVO.

Jue, 2012-04-05 09:12

Me parece que Olga Lucía Lozano formula unas inquietudes interesantes, puntuales y, pienso yo, pertinentes. Usa un tono directo y llama a las cosas por su nombre, por el nombre que ella les da y que está en todo el derecho de darles. No creo que este blog se caracterice por los debates pálidos. Aquí, casi siempre, hablamos durito TODOS.

Como lectora, me parece genial que un editor rompa los acartonamientos y se involucre con sus opiniones cuando un tema le interesa. Pero entiendo la posición de Mauricio, en cuanto a que no puede recibir la opinión de la editora como una opinión más, porque esa voz se ubica en el registro de una autoridad dentro de la publicación. En su lugar, seguramente yo también tendría muchas inquietudes y reservas al respecto.

Sin embargo, me parece entender que el cuestionamiento de Olga Lucía va dirigido sobre todo a la precisión y al soporte de la información, no tanto a las opiniones. En ese sentido, jamás podría entenderse como censura.

Jue, 2012-04-05 12:15

No es la opinión lo que me molestó, sino el tono displicente y la ligereza con la que me calificó de mentiroso sin siquiera haber leído las referencias e interpretando a su acomodo lo que yo había dicho.

Jue, 2012-04-05 21:53

Hay dos tópicos. 1) El tema y las cifras. En eso me identifico más con Olga Lucía, porque sin haber estudiado el tema, me parece de simple sentido común que en un país en donde las formas de violencia han sido descomunales y prolongadas, es virtualmente imposible suponer que la violencia sexual contra las mujeres se mantiene en niveles bajos, comparables con los de Bahamas. Por eso sus cifras no me cuadran, así hayan sido juiciosamente recopiladas. Si estuvieran bien esas cifras, fácilmente llegaríamos a la conclusión de que los guerreros en Colombia cometen crímenes atroces y delitos de lesa humanidad a cada rato, pero frente a las mujeres son todos unos caballeros. Y no lo creo. 2) El tema de la intervención de la editora. Ahí me solidarizo 100% con usted, en particular con el asunto del tono. Si el editor decide intervenir, se espera que lo haga desde una perspectiva mesurada y serena. Su función dentro de la publicación le exige esa responsabilidad.

Vie, 2012-04-06 10:57

De acuerdo Bat.

Mié, 2012-04-04 19:17

Primero que todo acá esta la lista de los 5 lugares más peligrosos para ser mujer en español http://www.fp-es.org/la-lista-los-5-peores-lugares-para-ser-mujer

Usted dice "El lector queda con la idea que la causa de los maltratos es la tradición patriarcal y represiva judeo-cristiana. Un supuesto que no concuerda con el hecho que esta influencia ha sido escasa o nula en los que se consideran actualmente los peores lugares del mundo en cuando a la situación de las mujeres" Acá si tengo mis reservas y salvedades con este articulo porque las religiones monoteístas en lugares donde dominan sus creencias, no hay una separación religión-Estado y se imponen teocracias las mujeres si han visto limitados sus derechos y eso si se puede ver en la lista porque 3 de los 5 países son teocracias islámicas y estas opiniones son las dominantes http://bit.ly/HVzIUW

Por ultimo le recomiendo la lectura de este libro "las tradiciones que no aman a las mujeres" http://bit.ly/kLuoQA para debatir esto.

Jue, 2012-04-05 03:12

La tradición cristiana, precisamente, a pesar de los Procuradores, fue la que introdujo la separación entre lo del César y lo de Dios.

Gracias por los links

Vie, 2012-04-06 12:27

Pues me refería a las teocracias islámicas en donde la separación religión-Estado no existe y muchos derechos se ven afectados, en especial los de las mujeres. Sobre la tradición cristiana (la separación iglesia-Estado) es discutible porque no es clara, en especial en Colombia antes y a pesar de los procuradores.

Y de nada (Por los links)

Mié, 2012-04-04 17:13

En fin y como conclusión a los dos comentarios previos, varias de sus frases son más una intuición suya, que argumentos que pueda defender desde el conocimiento. De otro lado, sobre su entrada de los gay, es muy divertido que esté tan obsesionado con si nacen o se hacen y no con hechos criminales como el ocurrido en Chile hace pocas semanas que derivó en la muerte de un joven homosexual. ¿En realidad cree que ante crímenes como esos, a alguien le importa todavía eso? En ese momento me pareció estar leyendo un titular de esos provocadores de los medios masivos de los años 80. Me parece, claro, que los blogs son un espacio de provocación, pero con debates contemporáneos y argumentos que no se agotaron a finales del siglo 20 como su anacrónica comparación del feminismo con el marxismo que ya pasó a la historia y que fue un argumento que ya se repitió un millón de veces en diversos espacios. Como usted le pregunta a otro blogger, le pregunto ¿qué hay de novedoso en sus entradas?

Jue, 2012-04-05 03:16

Su tono displicente es desagradable y poco constructivo. Precisamente el incidente en Chile lo que refleja es que, por fuera de la intelectualidad de vanguardia, aún no se ha aclimatado la idea de que en la orientación sexual son importantes las predisposiciones innatas.

La comparación entre marxismo y feminismo, alusión muy marginal en un comentario mío, no ha pasado a la historia como usted señala. Comparten las mismas taras. La principal, igual a la de los debates en los 70s, es que cualquier crítica se descalifica por no tener en cuenta las divisiones y la última evolución, de ayer, de la doctrina. Los de por fuera nunca están actualizados. Beben de Engels, aprecian los dogmas, más que utópicos son irrealistas y poco afectos a la evidencia empírica. La más pertinente, y tal vez de ahí su afán por afirmar que eso ya no hay que discutirlo, es que comparten el talante autoritario, y disfrutan criticando el sistema abierto y de libertad de pensamiento del cual pudieron surgir.

Vie, 2012-04-06 10:58

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Jue, 2012-04-05 11:23

El tono y el contenido de las notas de este bloguero son lo poco constructivo y más que desagradables (que también lo son, en particular sus respuestas a todo) proponen una agenda -amparada en el pluralismo o el derecho a discernir y cuestionar- que es intolerante (y no me refiero a una actitud políticamente correcta), muchas veces ignorante y cuyos debates tienen consecuencias concretas en vidas reales. Yo no entiendo el propósito de los planteamientos en este blog ¿Abrir espacios de discusión? ¿Provocar? No tengo problema con discusiones que nos permita entender de otras formas el mundo y sí, para algunos de nosotros, aún es importante debatir para avanzar en agendas de transformación, no por dogmatismo sino porque vivimos en mundos material y simbólicamente violentos e injustos. ¿Hubiera sido distinto el resultado de la paliza que provocó la muerte del joven chileno si los neonazis que la propinaron habrían resuelto el dilema sobre si su homosexualidad era innata o construida?

Jue, 2012-04-05 07:31

Mauricio le sorprendería lo poco aficinada que soy al feminismo o a la militancia en cualquier caso. Lo que le digo es que esa discusión tuvo varios espacios de debate y las conclusiones han sido claras. La mayoría de los académicos ya superaron ese item en facultades de todo el mundo y hoy, desde una mirada más creativa y contemporánea están tratando de ver el tema. A mi en realidad no me interesa su postura frente al tema, como usted dice, hay que abogar por un sistema de pensamiento plural. Mis preguntas son más de fondo que de forma como le puse en otra de mis respuestas. Si cree que hay dudas sobre si antes de lás más recientes décadas no hubo un registro muy inferior de denuncias con respecto al número de hechos, le pregunto, ¿de dónde sale esa es su conclusión, dónde están los datos que sustentan que esto es una invención como la llama?

Jue, 2012-04-05 11:18

Qué prepotencia: "la mayoría de los académicos ya superaron ese item en facultades de todo el mundo". Trabajo en una facultad y sigo muy de cerca lo que se escribe en varias y no puedo compartir su impresión, ni me atrevería a hacer una afirmación tan categórica.
Su invención consiste en lo siguiente: la cuantificación de las subdenuncias requiere tener encuestas de victimización representativas. La evolución de esa subdenuncia es aún más exigente: se deben mirar dos encuestas comparables. Eso no existe en Colombia para la violencia sexual.
En las referencias al post que usted no leyó menciono lo que creo es la primera encuesta de victimización sobre violencia sexual en zonas de conflicto. Dentro de unos años, cuando se haga otra encuesta, se podrá saber si la subdenuncia bajó o subió. Además, la carga de la prueba recae sobre usted. Si afirma que hay más denuncias, diga cual es su fuente.

Jue, 2012-04-05 15:09

"En el caso colombiano, la violencia sexual ha sidorecurrente en medio del conflicto armado pero ha sido poco documentada. Según la organización Sisma Mujer(2008: 7),citando datos del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, el subregistro en los casos de violenciasexual para Colombia llegaría a ser del 95%. AmnistíaInternacional añade, por su parte, que hombres, mujeres y personas LGBT han sido víctimas de este tipo de agresiones:
"la violencia sexual no es un fenómeno nuevo en Colombia. Hasido una constante en la historia del país y una característicadel conflicto, en el que las fuerzas de seguridad y losparamilitares apoyados por el ejército se enfrentan a variosgrupos guerrilleros, cada uno de ellos disputándose el controldel territorio y los recursos económicos. La violación, utilizadacomo método de tortura o como forma de lesionar el “honordel enemigo”, ha sido algo habitual (Amnistía Internacional,2004: 5-6). http://es.scribd.com/ceracorg/d/30748950-Violencia-de

Jue, 2012-04-05 15:37

No hay datos distintos de los de Medicina Legal que incluí en la gráfica del post. Son superiores a las denuncias ante la policía pero tampoco permiten saber el número de casos que no llegan a las autoridades. Sin una fuente que la soporte la estimación del subregistro en el 95% no merece mucha credibilidad. ¿Cómo podrían saber el número de casos que no llegan a Medicina Legal? No hay opción distinta de las encuestas. Y ese 95% no es consistente con la encuesta de Oxfam.

Jue, 2012-04-05 15:11

"Para Marcelo Pollack, responsable de AI para Colombia, la violencia sexual dentro del conflicto armado que a o largo de medio siglo ha enfrentado a guerrillas, paramilitares y fuerza pública “ha sido el abuso más invisible y la manifestación más clara de la impunidad". http://www.eluniversal.com.co/cartagena/nacional/violencia-sexual-dentro...

Jue, 2012-04-05 15:30

Es una simple opinión basada en los mismos registros de Medicina Legal que no dice nada sobre la incidencia real. Es probable, no tengo ni idea, que el aumento se deba a una mejoría en los registros. No tiene información antes del 2000, lo cual hace que sea apresurado hablar del "conflicto armado" que lleva muchos más años.

Con los datos de Medicina Legal, aún los más altos, que incluí en la gráfica se puede decir que la situación de Colombia es menos desfavorable que la de muchos países. Eso es bien diferente a decir que es irrelevante.

Jue, 2012-04-05 17:08

¿A qué se refiere con "incidencia real"? ¿Cuándo es convierte algo en "real"? Los argumentos que presenta Olga Lucía, las fuentes que ella cita, así como otros estudios que tratan el tema de la violencia de género en situaciones de conflicto y que usted tiende a descalificar como "simples opiniones" indicarían que importan mucho los contextos en los que se registran, se tipifican y se juzgan estos delitos. Y también importan las formas de violencia que inciden en la manera cómo entendemos estos casos. No solo cambian las coyunturas sino las formas de analizar y de entender eventos, prácticas, valores y conocimientos.
¿Cuál es el propósito de su nota y el de su tono descalificador? ¿Cómo contribuye su blog para entender de alguna manera estos problemas que usted afirma sí existen? Su blog no ofrece marcos conceptuales o herramientas que den cuenta de los debates contemporáneos para enmarcar y debatir estos y otros temas relevantes.

Mié, 2012-04-04 16:59

Siempre me he ufanado de que La Silla Vacía tiene blogs cuyos autores logran ver desde perspectivas contemporáneas e inteligentes diversos temas. Claro y también repito orgullosa que tenemos bloggers que si opinan, en medio del mundo de opiniones y la escasez informativa, basan sus posturas en argumentaciones que pueden soportar más allá de su imaginación. Pero claramente este no es el caso. He leído sus entradas y sus respuestas en los comentarios y debo decir que sus argumentos, como le han dicho varios usuarios, no se sostienen en la realidad. Miente cuando en su entrada anterior dice que antes de la ofensiva paramilitar la violencia sexual contra las mujeres era irrelevante y uso esa palabra porque su lectura de los hechos lo que consigue justamente es convertir en irrelevante un asunto bien grave. De hecho hoy se considera que un solo caso de violencia sexual ya es una muy mala señal. Creo que olvidó en ese caso las víctimas de la violencia de mediados del siglo anterior y las...

Jue, 2012-04-05 03:03

Dije textualmente "la violencia sexual en Colombia no ha sido particularmente alta" y eso es lo que muestran los datos con comparaciones internacionales. Sobre todo cuando Colombia ha sido el lider en materia de homicidios y secuestros. De esos incidentes también "uno es demasiado", pero mucho peor ser el líder mundial. Al sugerir que utilicé el término "irrelevante" usted cambia totalmente el sentido de lo que escribí.

Es fácil y cómodo acusar a otro de mentiroso mintiendo sobre lo que realmente dijo.

Jue, 2012-04-05 10:07

Le concedo la razón Mauricio en que no cité su texto de manera literal, quizá hice una relectura y escribí mi interpretación al respecto. Mi comentario iba más en dirección de señalar que cuando usted dice que no ha sido particularmente alta, quisiera saber qué diversas fuentes permiten sacar esa conclusión, luego de contrastar los datos y las condiciones de época y lugar. Pues como le indicaron otros usuarios, sería un caso atípico en el mundo. Sostengo que una cosa es la denuncia y otra las agresiones. Por eso si tiene información de diversas fuentes en ese sentido, me gustaría conocerla.

Jue, 2012-04-05 12:23

A mí también me gustaría conocer esa información, me interesa saber de dónde salen los datos para determinar cuándo hay violencia contra las personas si esas personas no van donde el médico ni denuncian.

¿En los países en que aparecen altos los índices de violencia contra las mujeres esos hechos se pueden investigar de oficio o deben ser denunciados para que se investiguen penalmente? Creo que eso cambia los datos que tengan las autoridades sobre eso.

De otro lado, creo que Olga sí malinterpretó a Mauricio con lo de irrelevante y, como a Kathy, me parece muy chévere el debate del papel de los editores en los comentarios. A mí me encanta que comenten y los entiendo hechos a título personal, no como posición oficial de La silla. Deben ser muy intimidantes pal que escribe el blog, pero ni remotamente me parecen censura. Eso sí, qué agresividad la de Olga en algunos comentarios.

Jue, 2012-04-05 12:46

La única manera de saber la incidencia real es con encuestas de victimización. Normalmente ahí se pregunta si se denunció o no el hecho y de allí sale la estimación de la subdenuncia. No estoy seguro de cómo opera en distintos países. En EEUU la cuestión es de oficio, como quedó claro en el caso contra DSK.

La encuesta de victimización que se hizo en el 2009 tenía varias preguntas sobre violencia sexual pero no he encontrado los resultados.

Entiendo que lo de "censura" suena exagerado, pero que una editora haga explícito en público que no le gusta uno de los blogs de su medio me parece no intimidante sino aburridor, y además muy torpe. Sobre todo si después de la queja del bloguero insiste en que todo, incluyendo la agresividad, hace parte de la transparencia.

Jue, 2012-04-05 12:59

Gracias, Mauricio, por responder.
¿Qué cosas se definen como violencia sexual? ¿Cuando la mujer también le pega al hombre también se dice que la mujer es víctima de violencia sexual?

Jue, 2012-04-05 15:28

No. Ni siquiera cuando el hombre le pega a la mujer. Eso Medicina Legal lo llama violencia de pareja. Sobre esa hay más información.

Jue, 2012-04-05 11:57

No se limitó a hacer una "relectura" sino que me calificó de mentiroso con base en su interpretación. Se nota que ni siquiera leyó bien la entrada. Al final hay un link a las "Referencias (con breve discusión de los datos)"

https://sites.google.com/site/mrpblogs/home/referencias-ldf/violencia-se...

Si esas dos ligerezas no son inaceptables de la editora de un medio que pretende ser serio quedo despistado con respecto a lo que puedo esperar de usted.

Jue, 2012-04-05 03:05

Lo que me empieza a parecer relamente novedoso es esta forma velada de intervención consistente en que el editor de un medio descalifica en público, a la tapada, sin acercamiento privado previo, y de manera ligera, a uno de sus colaboradores. ¿Cual es el objetivo de sus comentarios, que en nada invitan al diálogo o al debate, haciéndose pasar por una forista cualquiera?

No todos los lectores del blog saben que usted es la editora de la Silla. Fue por casualidad que me enteré después de haberle contestado invitándola a no leerme. Me parecería razonable que cualquier comentario poco neutro, más bien cargado por no decir sesgado, como el suyo, se inicie con un “como editora de este medio opino que …”. ¿De pronto eso olería a censura?

Jue, 2012-04-05 07:39

SI esto fuera censura no sería un debate abierto sobre sus contenidos. O le parece? Si la censura operara así, todos estaríamos mucho mejor, pues por lo menos se daría ante los ojos de todos y no con decisiones ocultas establecidas desde la intimidad de diversos estamentos. Rara esa conclusión. Quizás deba revisar el concepto.

Jue, 2012-04-05 11:56

¿Qué nombre se le pone a la iniciativa de una editora de "ir aburriendo" con comentarios desobligantes y hechos a la carrera a un bloguero que es evidente que no le gusta lo que dice? ¿Es eso tolerancia?

Páginas

Añadir nuevo comentario