Menú principal

Lunes Diciembre 22, 2014

En los años sesenta Prosenjit Poddar, estudiante hindú de Berkeley, conoció en unas clases de baile a Tatiana Tarasoff. Salieron varias veces y en Año Nuevo se dieron un beso que él interpretó como el reconocimiento de una relación amorosa seria. Tatiana tenía otros planes. Prosenjit quedó resentido, comenzó a acosarla y a buscar venganza por el desaire. Solicitó ayuda a un psicólogo a quien confesó que quería matarla. Por petición del profesional, Prosenjit fue detenido pero luego puesto en libertad. La familia de Tatiana no supo de las amenazas y Poddar terminó cumpliéndolas: la mató a puñaladas para luego entregarse. Los Tarasoff demandaron a la Universidad por negligencia y el caso definió la jurisprudencia norteamericana sobre las obligaciones de los profesionales de la salud ante el riesgo de violencia de pareja. En Colombia aún no hay total claridad al respecto. 

Con leves variantes, el caso parece universal. Cindy Meléndez sabía que su relación con Maclaus sería tormentosa. Sin hacerle caso a su madre se fue a vivir con él. No soportó las trompadas de “quien la violentaba cegado por los celos”. Antes de abandonarlo él  sentenció: “si no eres mía, no serás de nadie”. Luisa, brasileña de 37 años, era prostituta en España. Así conoció a Benjamín, 13 años mayor que ella. Se ennoviaron, se instalaron juntos pero Luisa se aburrió y volvió al oficio. Con frecuencia él la amenazaba. Llegó al bar esgrimiendo una pistola y le gritó: “Si no eres mía, no serás para nadie”. El suceso no es nuevo. Fray Agustín Dávila, cronista de México en el siglo XVI, relata cómo una mujer española "celebrada por su hermosura" fue muerta a puñaladas por el marido que "vivía muriendo de celos". En todas las sociedades para las que se dispone de información sobre homicidios de pareja se repite la historia del ataque por un hombre celoso ante la infidelidad, real o imaginada, o el intento de abandono de la mujer. No todos los feminicidas deben usar la manida frase "ni mía ni de nadie" que además, no siempre es letal. También está detrás de la horrible modalidad del ácido en la cara de jóvenes que quieren cortar con  agresores que “asesinan la belleza, la víctima jamás olvida al victimario”.

La explicación feminista tanto para el “asesinato misógino de mujeres”, como para el continuum de violencias contra ellas es que son “el producto de un sistema estructural de opresión … muestran una manifestación extrema de dominio, terror, vulnerabilidad social, de exterminio y hasta de impunidad … resultan de las relaciones estructurales de poder, dominación y privilegio”. El misógino difícilmente aplica para hombres enamorados de sus víctimas. Lo de impune resulta impreciso con atacantes que se rinden a las autoridades o se suicidan. La dominación y el privilegio suenan insólitos en cabeza de desesperados incapaces de someter a la persona sin quien, literalmente, no pueden vivir. Agrupar las agresiones contra la mujer contribuyó a visibilizarlas y a sacarlas de la esfera privada, pero convendría superar esa etapa. Seguir mezclando ataques tan distintos  -violaciones, acoso, violencia de pareja, explotación sexual, ablaciones, desfiguración- bajo el rótulo de violencia machista, y atribuirles como causa común la misoginia y la opresión es un obstáculo para el diagnóstico adecuado de cada variante.   

El feminismo acierta al señalar que la violencia de pareja surge de "un sentido de posesión sobre las mujeres”. Pero esa pretensión de propiedad es singular. El error ha sido ignorar la paradoja fundamental: los hombres no buscan controlar a cualquier mujer sino únicamente a la que aman. La lamentable declaración de posesión no es un manifiesto político, es la expresión extrema de una emoción que todos hemos sentido, los celos. La doctrina ha sido tan terca que erradicó de los estudios de violencia de género todo lo relacionado con esa pasión y preocupación milenaria. Para comprenderla ha sido desafortunado sacarla de su contexto -las relaciones amorosas y el sexo- para cubrirla con una faceta política que poco aporta al diagnóstico y aún menos a la prevención. 

La mencionada teoría no sirve, y la razón es simple: no discrimina a los agresores. Los victimarios potenciales no somos todos los hombres educados bajo el patriarcado sino una fracción de individuos muy peculiares. Si de dominarlas se tratara, la violencia contra ellas se iniciaría mucho antes, desde kinder, y no se limitaría a las mujeres de quienes los agresores se enamoran. Si fuera asunto de poder las víctimas serían no sólo más tempranas sino variadas: hermanas, compañeras de clase, vecinas, colegas o transeúntes en la calle.

La violencia física de pareja se focaliza en las mujeres con las que se ha tenido algún tipo de encuentro sexual. A Prosenjit le bastó con un beso. Una encuesta realizada entre adolescentes centroamericanos es ilustrativa: sólo el 2% de las jóvenes vírgenes reportan haber sido golpeadas por sus novios. Para las sexualmente activas la proporción sube al 16% y entre quienes tuvieron sexo antes de los 13 años se llega al 33%. Otra encuesta a universitarios bogotanos arroja resultados similares. 

El afán de exclusividad depende más del sexo que de la política. La noción de crimen pasional contribuyó a la impunidad de los incidentes por mucho tiempo y el “porque te quiero te aporrio” es un disparate para definir derechos en la pareja. Pero habrá que retomar lo poco que se sabía sobre celos masculinos para entender a los agresores, detectarlos oportunamente y prevenir sus ataques. Sin que por eso deba dejar de caerles todo el peso de la ley. 

 

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Sáb, 2012-03-17 17:36

Los celos son un comportamiento de la mayoria de individuos,(ellas y ellos), creo que el que no siente celos no quiere, pero llegan a veces a ser obsesivos, ahora las niñas de esta epoca estan pasando por un grado de sexualidad horrible, se conocen con un chico y a los dos dias o hay casos que el mismo dia ya estan entregadas a una cama con su compañero, sin saber de verdad sus verdaderas intenciones o sus emociones, es por ello de tanto suicidio y ahora de tanto asesinato o peor de los casos de tanta mujer azotada por los acidos que son tirados a sus facciones, por personas que en realidad nunca fueron amados o queridos para tener una relaciòn estable.

Mar, 2012-03-13 09:11

Mauricio, muy interesante su publicación, visibilizar el tema de los feminicidios es uno de los tantos frentes de lucha que la academia y la sociedad civil deben comenzar asumir como un monstruo de dos cabezas que apenas comienza a dejarse ver entre la bruma de nuestra violenta cotidianidad. Podría Mauricio contarme la fuente de la encuesta que expone en el artículo. Gracias

Mar, 2012-03-13 13:56

En el mismo texto, en el termino "encuesta" está el link

Lun, 2012-03-12 11:26

¿Mauricio Rubio trata de probar acaso que la violencia machista es un asunto de individuos y no las consecuencias de una educación alienada en la propiedad privada? Considero que Mauricio Rubio ha pasado poco a poco a tomar una posición conservadora y culpar ya sea a las desviaciones o a las mujeres de las desgracias femeninas y por ahy derechito a las desgracias sociales. Dijo una vez Homero Simpson que "ahora se puede demostrar todo con las estadísticas, 40% de la gente lo sabe". http://www.youtube.com/watch?v=48mjyRAO-zw

Lun, 2012-03-12 13:23

¿Y cómo se explica que la "educación alienada en la propiedad privada" tenga efectos tan distintos entre individuos? Su posición ya es tan tradicional, e implica tan poca posibilidad de cambio real, que de pronto lo verdaderamente conservador es defenderla.

Vie, 2012-03-09 14:32

¡Perdón! Sesud@s-

Creo que el man del lapicito es Rubio.

Vie, 2012-03-09 16:54

Me identifiqué más con en bobito enamorado de la que se va con el de la moto.

Vie, 2012-03-09 19:03

¿No le digo? Ud también sufre de celos. Como diría el consagrado filósofo colombiano Miguel Nule, son inherentes a la naturaleza humana.

Vie, 2012-03-09 13:15

A veces no comprendo bien el feminismo y otras el machismo.
Creo que en estos tiempos ya hemos debido superar esa dicotomía.Siglos nos ha tomado atenuar los impulsos trogloditas de siglos.Tanto el hombre como la mujer deberían hacerlo.Si el hombre agrede y la mujer lo permite, los ciclos no se cerrarán jamas. La mujer si demanda respeto creo es posible aún en medio de dificultades lo obtenga.Otras son presas de sus demonios, muchas de sus neurosis y otras de la victimización.Aún las mujeres educadas en Colombia la sufren pues les da miedo denunciar y como la justicia es tan compleja,retardataria,apegada al inciso.la norma, peor.

Sáb, 2012-03-10 01:09

La actuación de la justicia sí que es complicada en la violencia de género. En parte por eso se debe ponerle atención a la prevención.

Jue, 2012-03-08 17:51

(continuación) Si aceptáramos que factores como esos existen, ¿no estaríamos ante una situación análoga a la de "si vas a tomar, mejor entrega las llaves"? Esto es: ¿podrían las personas adultas - gracias a la educación, la crítica cultural y la vigilancia epidemiológica - llegar a tener el conocimiento necesario para anticipar cuándo corren el riesgo de ser dominadas por emociones destructivas? Comprendo que, planteada de esa forma tan sucinta, la pregunta está plagada de simplificaciones. Pero intento señalar una de las áreas de discusión del problema: ¿hasta qué punto se pueden prevenir los asesinatos de mujeres por su pareja erótico/amorosa?

Vie, 2012-03-09 03:26

La respuesta escueta es que sí se pueden prevenir. La médula del cambio jurisdiccional en los EEUU a raiz del caso Tarasoff es que los profesionales de la salud deben anteponer el suministro de información a la confidencialidad, lo cual supone que se puede hacer algo para evitar un desenlace fatal. Como tantas otras conductas peligrosas, las agresiones no aparecen súbitamente el día que son letales. Siempre hay precursores y anticipos tanto en la relación como en la persona que agrede. Si se detectan a tiempo, hay campo para la prevención. Las feministas no ilustradas de antes, como mi mamá y mis tías, tenían bien claro que parte de la educación sentimental que debían transmitir era no meterse con gente muy celosa, algo que en los hombres normalmente asociaban con lo mujeriego. O trabajar mucho esos dos frentes si los primeros síntomas eran tardíos. Esa sabiduría fue acallada por la doctrina feminista so pretexto que se trataba de complicidad, lo cual es un completo disparate.

Jue, 2012-03-08 17:51

Durante mucho tiempo, la intoxicación alcohólica fue considerada por mucha gente como un atenuante del comportamiento antisocial. Muchos hemos tenido la desgracia de escuchar cosas como: "... es que yo estaba borracho y usted sabe que cuando uno está en esas puede hasta matar a alguien y no se da cuenta...". En el último tiempo, aunque en forma lenta y tímida, esa concurrencia se considera más bien como un agravante, precisamente por la consciencia que hasta las personas menos formadas tienen sobre los efectos del consumo de bebidas alcohólicas. En forma análoga, la idea del "crimen pasional" se basaba también en la presencia de un factor más poderoso que el intelecto, que obnubilaría el juicio y anularía el control de los impulsos. Según esa idea, el problema para el sistema judicial consistiría en ponderar qué parte del crimen debería atribuirse al libre albedrío del asesino y qué parte estaría derivada de factores anímicos fuera de su control y superiores a su voluntad. (sigue)

Jue, 2012-03-08 13:28

Para quien busque visiones alternativas a la que Mauricio tan gentilmente nos ha expuesto, les recomiendo: http://sociedadlatinoamericana.bligoo.com/subjetividad-identidad-y-viole... (particularmente en los apartes bajo el subtítulo: "Los relatos de los denunciados", en donde aparece recurrentemente el tema de los celos).

Creo que este blog es el mejor lugar para decirle a ese estimulante 30% de La Silla Vacía: "Feliz día de la mujer". Y también para agradecerle a aquellos hombres que contribuyen a que seamos un poco más felices todos los días.

Jue, 2012-03-08 16:20

Bat, lee a Julieta Lemaitre: Pan y Rosa.Una muy bella reflexión que comparto.Hay que ser feliz todos los días o intentar serlo. Abrazos de mare Chévere Bat. Debo confesar que me hiciste falta.Y creo que a Mauricio también.

Jue, 2012-03-08 16:31

Pero a todas las mujeres en este día que alguien inventó nos deben celebrar(julieta lemaitre),
les escrbo este poema de u´na noche en el jardín con una inefable presencia:

UNA ROSA
(kathy porto)
Una rosa te dí
la guardaste en el pecho,
con la rosa partió
tu anhelo incierto/.

Si la rosa es Amor
dile a tu corazón
la retorne al jardín
donde la silenciosa entrega se dió/.

Jue, 2012-03-08 14:10

Muy bueno el link, mil gracias. No son exactamente visiones alternativas, tal vez complementarias. El artículo habla de la interacción de los agresores hombres con la justicia. En los testimonios aparecen motivos de peleas distintos de los celos (como la familia política) que sin duda están subestimados en el post pero a los cuales no es difícil encontrarle un vínculo con los celos (ie la suegra como voz de alerta sobre el sentido de posesión del yerno).
Algunos de los testimonios creo que los utilizaré para una próxima entrada sobre violencia de ellas contra ellos, de la que sólo di un avance en una de las gráficas.
PS: La lectura me alcanzó a producir algo de batofobia.

Jue, 2012-03-08 16:23

Si te dió batofobia mejor no lo leo.Es mejor leer hoy a Donne(poeta)

Jue, 2012-03-08 14:26

jajajaja

Ojalá alguna vez nos comente sus ideas sobre un tema que cada vez cobra más vigencia: "masculinidades". Me parece de lo más interesante que ya existan hombres tratando de redefinir su identidad como hombres con mayúscula, pero sin el lastre cultural del machismo.

Jue, 2012-03-08 13:49

Espero no ser muy iluso al imaginar que, a pesar del pereque, puedo estar dentro de ese selecto grupo de hombres.

Jue, 2012-03-08 14:23

A mí me hace muy feliz el diálogo entre personas que a veces piensan y sienten de manera completamente diferente. Así incluya en ocasiones vainazos, sarcasmos, ironías y otras florecillas de ese pantano. Y más me gusta cuando al final uno sigue en desacuerdo, pero descubre que el contradictor le cae bien.

Jue, 2012-03-08 16:21

Sin el a veces Bat.

Jue, 2012-03-08 14:47

?

Jue, 2012-03-08 12:36

No son impresiones mías. Lo invito a consultar el Observatorio de Justicia y Género de Women's Link o los Premios Género y Justicia al Descubierto. Eso sí, me parecería interesante explorar la posibilidad de cuantificar con usted esos datos. Por otro lado, no creo que un sistema informal como el que defiende sea el apropiado; el remedio es muy sencillo y usted lo demostró en su comentario. Saludos.

Jue, 2012-03-08 07:58

Análisis Bonus: en el cuadro al final mostrando violencia entre parejas de novios, las mujeres vírgenes son menos golpeadas por sus novios, pero atención, solo donde la mujer es virgen los hombres son más golpeados que las mujeres.. luego ¿las vírgenes son más violentas y "pelioneras"?

Jue, 2012-03-08 09:04

No había querido meterme en ese tema, pero ya que lo menciona ... Acabo de verificar y la diferencia es estadísticamente significativa. Entre novios vírgenes ser hombre incrementa la probabilidad de haber sido golpeado en un 75% (99% de confiabilidad). No tengo ni idea por qué ocurre eso. ¿Por qué habrían de ser las mujeres vírgenes más violentas? De pronto la explicación es por el lado de los hombres que, cuando aún no se lo han dado, serían más sumisos. Es algo como el reverso de la posesión por celos. Los recuerdos de adolescencia son consistentes con eso. Nada raro que las discusiones tengan que ver con el "dime cuando, cuando, cuando".

Mié, 2012-03-07 23:47

Aclaración pertinente la final; algunos operadores judiciales han tomado el concepto singular de los celos para aplicar inexplicables atenuaciones punitivas a los agresores. ¿Cómo ponderar la necesidad de no crear un criterio absoluto de agresión con la necesidad de fallar en Derecho y sin estereotipos? Otra cosa, usted utiliza comillas para señalar ciertas definiciones feministas con las que no está de acuerdo. El vínculo que incorpora como fuente sólo enseña la forma de comprar el Diccionario de Género (algo caro por cierto); por el bien del buen debate que usted propone creo que se debe señalar con precisión la referencia. Saludos.

Jue, 2012-03-08 03:39

Sería interesante detallar y documentar lo de "inexplicables atenuaciones". ¿Es una impresión suya? ¿Es una opinión generalizada? ¿Están contempladas en la ley? No creo poder decir algo distinto que todo depende del caso, fiscal, juez y abogados.
Si pudo llegar al Diccionario de Género me confirma que el sistema informal y adaptado al medio de referencias funciona. La única precisión adicional que le puedo dar sobre las citas es el número de la página: 140
Si le pareció caro, mejor ni piense en la relación calidad/precio.

Mar, 2012-03-06 18:12

Lo contario del amor puede ser la enajenación como en la pelicula el Imperio de los sentidos Bat por una pulsión extraña del inconciente.Si se vuekve conciente lo inconciente como afirma Jung, desaparece el odio o enajenación.
Y aparece el amor o el reconocimiento del otro u otra(otra para que no me regañe adriana; miembro,miembra), de su realidad.
En esta película la mujer corta el pene de su amante y lo pasea delirante por las calles .

Páginas

Añadir nuevo comentario