Por Mauricio Rubio · 15 de Noviembre de 2011

3898

18

A mediados de los 90, la violencia en el país rondaba su pico histórico. Para ayudar al diagnóstico, la Universidad del Rosario invitó a , reputado economista del crimen, a dar una conferencia. Esa noche, en una comida con violentólogos, Erlich mostró ser un académico serio: sólo hizo preguntas. Se le habló de chulavitas, pájaros, esmeralderos, marimberos, narcos, sicarios, milicianos,  guerrilleros y paras, de delito político y común, de fronteras porosas y de alianzas hasta con los legales. Ante tal avalancha, exasperado por el desafío de encasillar tanto matón en sus modelos, rogando por una síntesis, preguntó: “¿y qué es lo que quieren?”

Luego del súbito silencio aproveché mis lecturas extra curriculares, para responderle: sexo, ¡por supuesto! La carcajada fue general. Así ocurre siempre que asocio eso con la violencia. Erlich sí tomó en serio el apunte y lo encadenó con una  anécdota. En conferencias internacionales, coincidía con un personaje peculiar, ex ministro ruso, que había tenido poder y dinero pero no simultáneamente. En el gobierno soviético mandaba sin límites y ganaba una miseria. Tras la caída del muro, como financista en Londres, le pagaban una fortuna pero era un don nadie. Para aprovechar ese experimento natural, Erlich le había preguntado:

- Entre el poder puro en la URSS o la riqueza anónima en un banco, ¿qué es mejor?

- El poder, de lejos

- ¿Por qué?

- ¡Más mujeres!

¡More girls!, mucho sexo, así de simple había sido la respuesta del ruso a la inquietud esencial de don Darío Echandía.

Hace pocos años, tras la presentación a eventuales usuarios del portal  pregunté si no abrirían una sección con asuntos de alcoba de los paras. La risa fue unánime: ¡ja ja!, claro ¡parasex! Nadie mostró curiosidad por las aventuras sexuales de los poderosos ilegales y la discusión retornó a temas trascendentales como el problema de la tierra. La información sobre esa característica de la violencia volvió a quedar relegada a la literatura light que se vende en los semáforos y a las telenovelas que los analistas serios poco aprecian.

El reciente giro de la política italiana es una buena disculpa para insistir en el punto del amigo ruso de Erlich: el sexo frecuente y variado es una preocupación permanente y una prerrogativa importante de los poderosos. A cualquier nivel, del barrio al imperio, quien manda en un territorio se aficiona con ahínco al sexo. En Colombia y el mundo, en cualquier época, la evidencia al respecto es abrumadora. Con la excepción de algunos dictadores o comandantes bizarros, la  por tirar es proporcional a la arbitrariedad y desmesura del poder. Es como si, libre de normas y restricciones, ese instinto tan reacio a la saciedad se desbordara con inusitado vigor. Al sumar varios tipos de poder -político, económico, mediático- el afán de conquista se multiplica, como en Berlusconi.

Cuando el Cavaliere asimile que fuera del Quirinal ya no podrá organizar orgías salvajes, como el  aprendido de Gadafi, ni meter a sus  en las listas electorales, ni nombrar en cargos públicos a las mujeres con las que se acostaba o quería hacerlo, ni contar con una  que le consiga incontables amantes, le dolerán aún más los gritos de ¡! con los que lo despidieron los italianos. Una de sus primeras declaraciones fuera del gobierno ha sido que seguirá en la política. Pero la pérdida de poder es evidente. Como el ex ministro ruso, se enfrentará al hecho que el dinero no basta para siempre tener más mujeres. 

Si no se los dan, los potentados pagan. Algunos lo toman a la fuerza con descaro e impunidad. Pero de manera lamentable para el resto de nosotros, la adicción al sexo de quienes están en la cumbre casi siempre es correspondida. Reyes, presidentes, ministros, magistrados, comandantes y matones de barrio definitivamente gustan. Los que ascienden rápido, también. En  se ofrece una buena prueba de lo afrodisíaco que alcanza a ser el poder. A la celebración del 14 de Julio en el Elíseo se permite que los empleados lleven sus invitadas. Un simple paseo por los salones del magno palacete, como diciendo "mira lo cerca que estoy", es suficiente para llenar su agenda de citas románticas por varios meses. 

En Colombia, por desgracia, sabemos poco del flirteo en los palacios o despachos oficiales. Con los políticos y los cacaos públicos optamos por el esquema francés, respetuoso de la intimidad. Tratar el tema en los medios se considera chisme y amarillismo. Puede ser lo más prudente, pero hay un dilema inevitable: la discreción encubre . Para controlar la corrupción rampante, más prepago que recatada, habrá que empezar a hablar de eso. Sobre las aventuras sexuales en el bajo mundo ha habido mucho testimonio, bastantes guiones y escaso debate cuando no hay víctimas. Se considera algo cursi e intrascendente.

De todas maneras, el sexo de los poderosos es una pista útil para entender la violencia, y en ciertas circunstancias la política. Los italianos pagaron caro no haber tenido en cuenta algo tan primario, atávico y universal. El  tardó en despertar de su letargo para declarar un  y recordarle . Y fue necesario un empujón exterior para desatornillar del trono a un macho tan primitivo. 

De su visita a Bogotá Isaac Erlich se llevó inquietudes sobre la violencia y alguna bibliografía. Es probable que a estas alturas ya le haya contado a su amigo ruso que en un exótico país suramericano hay una gama cambiante de poderosos que no cesan de disparar. Para tirar y tirar, como hizo un tal Silvio hasta la semana pasada.

 

NOTA: A raíz de la publicación de , Juanita León, directora de La Silla Vacía, recibió un mensaje de Guttmacher, que me remitió y procedí a responder. están  tanto el mensaje como la respuesta.

 

Comentarios (18)

rlunari

15 de Noviembre

0 Seguidores

Creo que es un analisis muy simplista con respecto a Berlusconi. Creo que todos los poderosos se aprovechan de esa faceta del poder; Berlusconi se dif...+ ver más

Creo que es un analisis muy simplista con respecto a Berlusconi. Creo que todos los poderosos se aprovechan de esa faceta del poder; Berlusconi se diferencia en que no le preocupa que se sepa, incluso alardea del asunto. Eso le viene bien a él (obviamente) pero tambien sirve para desviar la atencion de otros asuntos. El tipo sigue en politica no tanto por las mujeres, sino simplemente porque el dia en que no este en el poder (tecnicamente aun lo esta, y puede perfectamente volver a postularse para primer ministro) va directamente a la carcel. Tan simple como eso. Vale tambien decir que Berlusconi cayo por la presion europea, y no como consecuencia de una oposicion que le reclamara por los escandalos internos---el "popolo Viola" es un movimiento pequeño, en realidad.

Mauricio Rubio

15 de Noviembre

0 Seguidores

De acuerdo con casi todo su comentario incluyendo la observación que se trata de un análisis simplista de Berlusconi. Sólo pretendí utilizarlo com...+ ver más

De acuerdo con casi todo su comentario incluyendo la observación que se trata de un análisis simplista de Berlusconi. Sólo pretendí utilizarlo como caricatura para mi argumento: en algún momento, con poderosos tan fuera de control, es indispensable hablar de todos sus excesos, así haya que atentar contra su intimidad. Ud no parece muy convencido, pero yo sí creo que esa presión tardía contra su machismo ayudó a tumbarlo.
Con su comentario corregí un par de frases que minimizaban los líos judiciales. Aunque parte de eso viene por su desfachatez con las mujeres.
No comparto de su comentario: 1) eliminar las diferencias entre los poderosos; no todos son tan caricaturescos y 2) afirmar que lo único que le preocupa a don Silvio son sus procesos. A su "tan simple como eso" le cuadra bien su "es un análisis muy simplista".
Sin ninguna información sobre lo que pueda estar pensando el susodicho, es fácil apostar que echará de menos todas esas mujeres que ya no tendrá.

Contra la Godarria

15 de Noviembre

0 Seguidores

Me parecio simpatica su columna y si es cierto que los poderosos buscan y, porque no, son adictos al sexo. Lo segundo es que la adicción al sexo entr...+ ver más

Me parecio simpatica su columna y si es cierto que los poderosos buscan y, porque no, son adictos al sexo. Lo segundo es que la adicción al sexo entre los criminales poderosos puede ser perversa como, por ejemplo, el paramilitar Hernan Giraldo. Por ultimo un videillo sobre Berlusconi y curioso su spot publicitario en donde salen chicas lindas http://www.youtube.com/watch?v=6wbBhf25PiE&feature=channel_video_title

Mauricio Rubio

15 de Noviembre

0 Seguidores

Sobre adicciones sí que se empiezan a saber cosas nuevas. Algo escribiré al respecto.
No tenía en el radar a Hernán Giraldo. Tomo nota. Graci...+ ver más

Sobre adicciones sí que se empiezan a saber cosas nuevas. Algo escribiré al respecto.
No tenía en el radar a Hernán Giraldo. Tomo nota. Gracias por el dato y el video.

Juanita León

15 de Noviembre

437 Seguidores

Heifetz, el experto en liderazgo de Harvard, decía que mientras el poder surtía este efecto en los hombres, en las mujeres surtía el efecto contrar...+ ver más

Heifetz, el experto en liderazgo de Harvard, decía que mientras el poder surtía este efecto en los hombres, en las mujeres surtía el efecto contrario: las desexualizaba totalmente, en público y privado. Es un tema interesante también para analizar.

Mauricio Rubio

16 de Noviembre

0 Seguidores

Muy pertinente la observación de la desexualización de las mujeres poderosas. Los ejemplos recientes en el mundo tienden a corroborarla. Hay algunas...+ ver más

Muy pertinente la observación de la desexualización de las mujeres poderosas. Los ejemplos recientes en el mundo tienden a corroborarla. Hay algunas excepciones de reinas y emperatrices realmente devoradoras de hombres que, por ser tan llamativas, tienden a confirmar la regla.
La parte que a mí me deja más confundido es la de las mujeres que a punta de seducción logran, sin ninguna duda ni atenuante, explotar y controlar a los hombres más poderosos. El caso paradigmático es el de la Bella Otero. En el mundo del espectáculo también hay varias historias de mujeres que sin compasión sometieron cacaos empresarios o políticos a sus caprichos.

Humanandroide

17 de Noviembre

0 Seguidores

Y ahora para que sirve la democracia, si en estos días hemos visto como el poder político sucumbe ante la arremetida de los mercados financieros, y ...+ ver más

Y ahora para que sirve la democracia, si en estos días hemos visto como el poder político sucumbe ante la arremetida de los mercados financieros, y se ha remplazado de un plumazo gobiernos representativos como los de Grecia e Italia por una camarilla de tecnocratas representados por Papademos y Monti respectivamente, antiguos servidores del sistema que irónicamente hundió economicamente sus países? La democracia hoy esta mas amenazada que nunca. El fascismo corporativo despliega su artilleria.

Mauricio Rubio

18 de Noviembre

0 Seguidores

¿Alguna sugerencia sobre un sistema mejor, o una salida?

¿Alguna sugerencia sobre un sistema mejor, o una salida?

Humanandroide

19 de Noviembre

0 Seguidores

Pues el diagnostico esta hecho. La banca desregularizada y sus mercados financieros desdibujaron por completo el verdadero sentido de la democracia, d...+ ver más

Pues el diagnostico esta hecho. La banca desregularizada y sus mercados financieros desdibujaron por completo el verdadero sentido de la democracia, de tal suerte que el valor de lo publico sucumbió ante la codicia desmesurada y voraz de un sistema auto-destructivo, llevándose por delante el futuro de millones de personas y asegurando riqueza infinita a sus selectos creadores. La democracia al igual que el sistema capitalista es una creación humana, suceptible de errores pero consensuada, aceptada, es un juego con reglas claras. Pero no es una ley científica. La pregunta es cual debe ser el subordinado, el sistema capitalista o el sistema democrático. Esta claro que ahora triunfa el primero.

Humanandroide

19 de Noviembre

0 Seguidores

"Las extrañas maniobras en la oscuridad que estamos presenciando, no son un "golpe a la democracia" porque no se puede golpear aquello que no existe....+ ver más

"Las extrañas maniobras en la oscuridad que estamos presenciando, no son un "golpe a la democracia" porque no se puede golpear aquello que no existe. No es el momento de glorificar a personajes como Papandreu o Berlusconi por el hecho de que hubieran sido "elegidos por el pueblo". No eran más que títeres de los que ahora han tomado las riendas del poder directamente y sin careta. Un ejercicio de tanta franqueza es de agradecer, porque ahora ya sabemos que la democracia no existe y que el niño Dios son los papas. Algo es algo"

jaramirezbetancur

17 de Noviembre

0 Seguidores

No se debe pensar en este tema que los poderosos (masculinos, más que todo); los llena de testosterona el poder. Más que todo es debido a que pueden...+ ver más

No se debe pensar en este tema que los poderosos (masculinos, más que todo); los llena de testosterona el poder. Más que todo es debido a que pueden conseguir de todo, pues las mujeres es como tener muchos autos de lujo; algunos ni siquiera los manejan, o se los manejan los escoltas. Eso lo hacen por alardear (farolear, fantochar; decimos los colombianos). Recuerdo trabajando en un connotado hotel, unos inversionistas de mi ciudad, invitaron a sus socios, los representantes del grupo económico Pichincha del Ecuador. Y en medio de un tour por la ciudad en chiva(año 1994), algunos llamaban a sus escoltas por medio de los inmensos celulares de aquel tiempo: "Ole, llamá las putas!!"...Yo pensé en aquel momento que iban a traer mujeres de un sitio reconocido como el "mejor" prostíbulo llamado "Pasarela" (calle 29 con 8a). Sorpresa me llevé cuando comenzaron a llegar al rato conocidas gerentes y ejecutivas de bancos, agencias de viajes,etc.....

Mauricio Rubio

18 de Noviembre

0 Seguidores

Interesante historia. Pero mire esto:http://www.eltiempo.com/gente/vida-sexual-de-gadafi_10765805-4

Interesante historia. Pero mire esto:http://www.eltiempo.com/gente/vida-sexual-de-gadafi_10765805-4

jaramirezbetancur

19 de Noviembre

0 Seguidores

No creo mucho las historias "asombrosas" del cocinero gadafista, creo que tienen un fin mercantil, pero bueno, deben tener algo cierto. Lo que yo pued...+ ver más

No creo mucho las historias "asombrosas" del cocinero gadafista, creo que tienen un fin mercantil, pero bueno, deben tener algo cierto. Lo que yo puedo decir es que el sexo como actividad humana, demanda tiempo y energías. Si un "poderoso" se dedica a "cascarle a eso"; créame no le queda espacio para maquinar su poder. Incluso el sexo es como la muerte: es un rasero por igual. Es lo mismo un orgasmo en la oficina oval; que en los cafetales de Chinchiná. Para terminar la historia, luego que mis compañeros de trabajo y Yo; vimos lo que había sucedido con los señores y las damas, nos dijimos: "son lo mismo que nosotros; pero con plata" (trabajabamos como meseros en un hotel de Pereira. Y cuando salíamos por las noches de trabajar nos íbamos para los prostíbulos -los baratos-). Cordial saludo

Nelson

18 de Noviembre

0 Seguidores

Con todo el respeto del articulista, pero aunque es cierto que el sexo es uno de los objetivos de estas ratas ricas y poderosas, hay otros que tienen ...+ ver más

Con todo el respeto del articulista, pero aunque es cierto que el sexo es uno de los objetivos de estas ratas ricas y poderosas, hay otros que tienen una obsesión de mas y mas poder. Para ellos el sexo queda relegado a un segundo o tercer plano, o como en el caso de nuestro "hitlercito" local, desaparece casi totalmente aún con su legítima pareja. Desafortunadamente esos libidinosos y pervertidos líderes han contado en muchos casos con la complicidad de sus víctimas y con el beneplácito socarrón de las élites políticas, religioss, militares y sociales. Es que "eso" los enorgullece pues les recuerda de que "los hace diferentes" al resto de la gente. Si desea un complemento de éste artículo, léase el otro tema que aparece en este número sobre la violencia paramilitar con las mujeres, algo que hacía parte importante en la Refundación Uribista de Colombia. Sólo espero que a Hernan Giraldo, alias taladro, le estén dando de su misma medicina en los E.U....Los negros gringos saben hacerlo.

hector fabio alvarez

18 de Noviembre

0 Seguidores

Amiguito las apariencias engañan, hay muchas primeras damas que estan por que les toca, pero la vida de pareja que se aparenta no existe,no crea todo...+ ver más

Amiguito las apariencias engañan, hay muchas primeras damas que estan por que les toca, pero la vida de pareja que se aparenta no existe,no crea todo lo que ve.

hector fabio alvarez

18 de Noviembre

0 Seguidores

En la actualidad, la falta de valores, de educacion sexual debida, nos muestra como en las altas esferas del poder se encuentran, normalizadas las rel...+ ver más

En la actualidad, la falta de valores, de educacion sexual debida, nos muestra como en las altas esferas del poder se encuentran, normalizadas las relaciones que se dan por sexo, o no hemos dicho que tal señor presidente es marica,que fulanito es el moso,y lo tiene en el gobierno, cantidad de pelaitos que llamamos cacaos,estan en el gobierno por ser los amiguitos de ciertos amos politicos, otros son abusadores de niñas de 14 y de menos años, esa es la verdadera razon por la que no paso el referendum,porque terminarian muchos politicos encarcelados, y con cadena perpetua, en las altas esferas y en muchos sectores publicos, lo que hay es una imitacion perfecta de sodoma y gomorra, que venga dios y los recoja

Sanim

19 de Noviembre

0 Seguidores

Al deseo del sexo quedó reducida la teoria del poder, un aspecto que bien podría aceptar de Freud mal entendido, pero de Elrich?...es decir que nos ...+ ver más

Al deseo del sexo quedó reducida la teoria del poder, un aspecto que bien podría aceptar de Freud mal entendido, pero de Elrich?...es decir que nos hemos matado por unos huevos? bueno supongo que es una interpretación que aplica para algunos casos, pero para un escenario social?..sigamos el coloqio...

Mauricio Rubio

20 de Noviembre

0 Seguidores

Erlich simplemente transmitía la opinión del ruso, que tenía sus ideas claras.

Erlich simplemente transmitía la opinión del ruso, que tenía sus ideas claras.

Las historias más vistas en La Silla Vacia