Por Julieta Lemaitre · 27 de Septiembre de 2012

16

En dos años de escuchar historias de amenazas ya empiezo a conocer el vocabulario, empiezan a ser familiares las formas y las firmas del miedo. Las menos graves son las amenazas en grupo –ahí quisieras estar en la mitad de la lista, y ojalá con el nombre de la organización y no el tuyo. Son panfletos que aparecen pegados en los postes, o que mandan debajo de las puertas, o que llegan por el correo electrónico a una larga lista de personas. La redacción, casi siempre con errores de ortografía, va algo así: la siguiente lista de organizaciones y personas son auxiliares de la guerrilla y están en contra del gobierno así que se tienen que ir de la ciudad/ el pueblo o si no los vamos a matar, firmado tal grupo armado, tipo Águilas Negras. La lista es casi siempre nutrida –se sorprende uno que haya tanta gente amenazada– y suele incluir unos nombres propios y unas organizaciones. Donde menos quieres estar es de primero con nombre y apellido. A veces ofrecen cosas distintas a la muerte: en Cartagena, a las mujeres en la mesa de seguimiento del Auto 92 de la Corte Constitucional, por ejemplo, les ofrecían meterles el Auto “por el culo.” Y a veces en la lista se incluyen, en bulto o con sobrenombre (el “Johny”), a los que venden y consumen droga, o a los muchachos que estén fuera de su casa después de las 9 o 10 de la noche, y otros indeseables varios.
Aparecer en una lista de estas la primera vez es por lo general un susto tremendo. Luego ya no tanto. La gente se pone nerviosa al ver ahí el propio nombre, acompañado a veces de siluetas de hombres armados, como para que los dibujitos refuercen la amenaza, y otras veces todo en mayúsculas, como para que suene a grito.  No es para menos porque con listas así mataron, y siguen matando, gente por todos lados. Los que las escriben son a todas luces personas de poca educación y llenos de odio. Pero al mismo tiempo, dicen, no es para tanto, porque a veces la lista la hizo un vecino de mala leche, un policía aburrido con ganas de “limpiar el cuadrante,” el tesorero de la organización de desplazados que quiere ser presidente a ver si así saca más ventaja, el vivo que se pone en la lista para seguir en el programa de protección porque encontró la forma de sacarle plata.
Las amenazas más asustadoras vienen con nombre y celular propio. Ahí por ejemplo te llaman o te llega un mensaje de texto anunciando lo de siempre, que eres de la guerrilla, no le colaboras al gobierno, o al progreso, o al país, y te van a matar si no te vas ya de la ciudad o del pueblo. A veces dicen quiénes son, a veces no, a veces lo firman los paras o sus herederos, a veces lo firman como un frente tal de las FARC y  te dicen es que eres enemigo del pueblo. Y que saben cuál es tu número (obvio,) dónde vives, qué haces, lo que dijiste, y lo que es peor, dónde viven y qué hacen tus hijos todos los días. Ofrecen hacerles daño a tus hijos, de todas las formas que te imagines, a veces con detalles. Esto hace que un frío recorra todo el cuerpo y al que no está muy curtido se le acelera el corazón. El que no se va, y muchos se van, cambia las guardas de la casa, cambia la ruta de ir al trabajo, cambia el celular, deja de hablar tanto, de salir en fotos, de confiar en el que no conoce o en el que no viene recomendado.
Lo peor es pensar que te están siguiendo. De pronto ves una camioneta que ya habías visto antes, parqueada con dos hombres jóvenes adentro, haciendo nada. De pronto pasan despacio, y te miran. De pronto andan despacio a tu lado media cuadra mientras caminas, te echas a correr, y en el semáforo los ves y resulta que era una señora que no lograba bajar el vidrio para preguntar dónde es que queda la Panamericana. A lo mejor tienes un amigo que tiene un primo en la SIJIN o en el CTI y te mandan a decir que te pises, que estás caliente, que te están buscando para matarte hoy mismo o mañana. Y no sabes si es por montarla, si es de verdad, no sabes a quién contarle o a quién pedirle ayuda.
O a lo mejor sí sabes, porque hay miles y miles de personas en este país en ese cuento. A donde uno va, a donde toca una puerta, desde los más visibles, las grandes ONG de derechos humanos en Bogotá con sus decenas de abogados, porteros y secretarias, hasta la señora que vende empanadas, y es presidenta de la Junta de Acción Comunal de la vereda o de una asociación de desplazados o de víctimas de un pueblo en Soacha, en Sucre, en Bolívar, en el Putumayo, todos cuentan la misma historia. Que el panfleto, que la llamada, que la camioneta, que los tipos mirando.
Y entonces, las personas, como ya saben, o se averiguan, qué es lo que pueden hacer distinto a salir corriendo, les toca decidir si piden o no protección al gobierno. Y el gobierno nacional tiene un programa de protección enorme donde, según la época, hacen consejos de seguridad con los militares y policías de la localidad (ahora se llaman CERREM y no dejar ir a los amenazados) y deciden si es verdad que hay un riesgo extraordinario o apenas normalito para el trabajo que uno hace. Si le dicen que es extraordinario te puede salir un auxilio de transporte de hasta un millón trescientos mil pesos para el primo que tiene un taxi y los papeles en regla y se ofrece a llevar y traerte, hasta una o dos camionetas blindadas con unos jóvenes de cuello grueso con cara de DAS que a dónde vas te acompañan. Ah! Y un Avantel o celular con minutos para que llames a decir dónde es que estás. Los muchachos que te acompañan van armados y en el mejor de los casos son simpáticos, enamoran a las sobrinas y las dejan preñadas. En el peor de los casos se desaparecen justo cuando alguien, que se conoce tu ruta, te pega un tiro en la cara.
Esa es la cotidianeidad de los líderes sociales en este país. O les pasa o conocen a alguien que vive así o que ha vivido así hasta que se aburrió y se fue a Ecuador, o a España, o “bajó el perfil” y cerró el programa de radio comunitaria, o consiguió que las hijas adolescentes se fueran a estudiar al Canadá donde una hermana, y casi no volvió a salir de la casa. Y hablando en confianza, casi todos creen, con razón o sin ella, que sus amenazas vienen de alguien dentro del Estado, o con su complicidad y conocimiento, y que son peores, y más certeras, para quienes se meten de sapos a atacar el Ejército, como las mamás de los falsos positivos, o, lo que ahora está aún peor, para los que se meten a pedir tierras en donde no toca...

Comentarios (16)

Kathy Porto

27 de Septiembre

121 Seguidores

Todo eso que narras hace que Colombia sea "pasión"(padecer).
Bien ido el ...+ ver más

Todo eso que narras hace que Colombia sea "pasión"(padecer).
Bien ido el eslogan aquel del gobierno nefasto aquel.
Admiro mucho a todos los lideres sociales de este país "feliz" según el otro eslogan de raras y muy positivas firmas encuestadoras colombianas.
Seguramente no le preguntaron a las madres de los falsos positivos si este en verdad es un país "feliz".
Cómo poder serlo ante el horror diario que nos toca ver y padecer?
Empezando por quienes dirigen las instituciones como el procurador quien pontifica desde su medioevo intentando sentar "sabia jurisprudencia" sobre nuestros derechos de mujer, nuestra digna condición humana.Ni más faltaba.

Kathy Porto

27 de Septiembre

121 Seguidores

Hoy leí que en Colombia hay 18.000 mil desaparecidos.
Vivir aquí es todo...+ ver más

Hoy leí que en Colombia hay 18.000 mil desaparecidos.
Vivir aquí es todo un "Arte".

La bota roja

27 de Septiembre

0 Seguidores

Gracias por ese texto. De las cosas más difíciles de la violencia, me parece...+ ver más

Gracias por ese texto. De las cosas más difíciles de la violencia, me parece, es tener que construir una cotidianidad en medio del miedo, es algo que le admiro a los defensores de derechos humanos en el país. Lo que me sorprende es que, sabiendo a qué se arriesgan, todavía haya personas en Colombia que le meten la ficha a esta tarea. Digo, lo más racional sería quedarse callado y 'juicioso' después de la primer amenaza no?. Es más, lo más racional debería ser buscar otro tipo de oficio porque ya saben que se están metiendo en la boca del lobo. Entonces, ¿porqué no lo hacen? ¿cómo se puede explicar que ellos logran superar el miedo y que muchos otros no? ¿Porque, si es tan peligroso reclamar la tierra usurpada, algunos sí se atreven a hacerlo y otros no? Será porque sí le tienen fé a la justicia? Al derecho? Porqué actuar tan heroicamente pero al mismo tiempo haciendo algo que es un poco 'suicida'? No sé, no he podido entender eso, espero que tenga una respuesta Julieta.

Julieta Lemaitre

27 de Septiembre

36 Seguidores

Escribí un libro que es más o menos sobre eso. Se llama "El Derecho como con...+ ver más

Escribí un libro que es más o menos sobre eso. Se llama "El Derecho como conjuro" y salió en el 2009 con Siglo del HOmbre y Editorial U de los Andes...Lo pensé mucho y al final de hablar con muchas personas me pareció que los activistas insisten en apostarle al derecho en medio de la violencia como una forma de negarse a aceptar lo que la violencia afirma es la realidad. Es la búsqueda de una realidad alternativa--o un negarse a la construcción de acuerdos sociales que nos dicen que la vida de una persona, su cuerpo, la justicia, son cosas que no valen nada "en realidad." Saben muy bien que eso es así, pero al mismo tiempo, niegan que lo sea...

La bota roja

28 de Septiembre

0 Seguidores

Leí el libro en 2010 y me gustó mucho, comparto esa teoría. Pero me quedó ...+ ver más

Leí el libro en 2010 y me gustó mucho, comparto esa teoría. Pero me quedó faltando una parte de la historia, me faltan los que no le apuestan al derecho como una forma de negación a la violencia, los que no buscan una realidad alternativa. Que son, creo, son muchos en Colombia, los que dicen 'igual la justicia es pa los de ruana' o 'los jueces todos están comprados' o '¿para que gasto mi tiempo si allá o aquí siguen mandando los paramilitares/guerrilla/la impunidad?'.
¿Qué les faltó para que no tomaran 'las leyes' como arma de negación? ¿Les faltó un abogado al lado que los pusiera a soñar? ¿Les faltó conocer experiencias de otros que sí hayan ganado algo con el derecho? Esos que no van a reclamar sus tierras por ser... realistas.

Kathy Porto

28 de Septiembre

121 Seguidores

Además del "Derecho como conjuro", Julieta Lemaitre, una original pensadora, ...+ ver más

Además del "Derecho como conjuro", Julieta Lemaitre, una original pensadora, tiene una investigación o ensayo que denominó :"Fetichismo Legal":
"Incluso para el humanista más ferviente, la violencia pronto proporciona un atajo para entender que lo humano no es sagrado. O si no como explicar el cadáver de un recién nacido abandonado en una caneca, un cuerpo descabezado que flota río abajo, y los horrores que se le pueden inflingir a otro cuerpo, para que cuente lo que sabe. Otros tipos de violencia también, mas sutiles, llamados violencia sólo porque niegan la equivalencia humana, la miseria de los campesinos sin tierra, errantes en medio de la abundancia, los caminos arduos por los que se sube a pie a los barrios donde no hay agua potable ni medicinas y donde la vida flota en medio de las alcantarillas abiertas. O incluso, la miseria que se sufre aún cuando se tiene con qué vivir, de saber que la propia vida no es más que media vida, porque se es indígena, negro, pobre, homosexual, en

Kathy Porto

28 de Septiembre

121 Seguidores

" No es un misterio que la dignidad humana es un artificio y a quien no lo sab...+ ver más

" No es un misterio que la dignidad humana es un artificio y a quien no lo sabe, se le entera frente a un fusil. Se aprende también siendo un niño afeminado en un colegio de hombres, o una mujer joven cruzando una calle de noche en la parte mala de la ciudad, o al ver de cerca la mirada perdida de los niños que viven con hambre o a la gente cazando gatos en un cementerio para comérselos.
Así que al no haber nada naturalmente sagrado en lo humano, pues la vida social pierde su sentido moral, o más bien, teje este sentido en torno a un centro vacío. Y el derecho, los derechos, niegan que eso sea así, y por eso encantan, enamoran. El derecho, reformado por los activistas sociales, insiste que el sufrimiento y al humillación de tantos es un error, una aberración, que ese mundo sin ley es un mundo que no es normal, porque normal es lo que dice la norma. (Julieta Lemaitre:Fetichismo legal)

La bota roja

28 de Septiembre

0 Seguidores

"este mundo sin ley es un mundo que no es normal". Gracias, buena cita. Leyend...+ ver más

"este mundo sin ley es un mundo que no es normal". Gracias, buena cita. Leyendo eso uno se da cuenta que es un verdadero 'fetichista'.

Kathy Porto

28 de Septiembre

121 Seguidores

Me atrae y llena de inquietud cuando Julieta escribe:"No hay nada naturalmente...+ ver más

Me atrae y llena de inquietud cuando Julieta escribe:"No hay nada naturalmente sagrado en lo humano". Y : "la dignidad humana es un artificio".
Sagrado y dignidad humana pueden ser conceptos que debido a la barbarie histórica ejercitada por los humanos, le reste fuerza moral a su significado pero precisamente por ello es que insistimos, "fetichistas" que somos en creer en la ley, la justicia, el derecho.Volvernos escepticos frente a ella detendría innumerables avances que a través de la historia y a pesar de sus equívocos han legado seres humanos que sacrificaron sus vidas por ello.Si desacralizamos todo no habría sosten moral ante la adversidad.

Kathy Porto

28 de Septiembre

121 Seguidores

Pero si en las instituciones colombianas existieran más "juristas" como Julie...+ ver más

Pero si en las instituciones colombianas existieran más "juristas" como Julieta,
los fallos de la justicia serían más ágiles, eficaces y necesitaríamos menos "fetiches".

Enrique Machado

02 de Octubre

0 Seguidores

No creo que el problema sea falta de leyes, están todas escritas y sobre escr...+ ver más

No creo que el problema sea falta de leyes, están todas escritas y sobre escritas. Solamente con cumplir con la constitución sería suficiente, así de sencillo y prosaico. Para mi el problema es de educación, pero educación que eduque, que sea de calidad, sin confesionalismo de ninguna índole. La educación no da votos, son varias generaciones educandose bien. La educación siembra esperanza, suena poético pero es así, un pobre y aislado campesino educado es alguien que esta dispuesto a luchar por su futuro, su esperanza. Países como Venezuela nos darían ejemplo, en otras épocas gastaron grandes cantidades de dinero y esfuerzo graduando especialistas en las mejores universidades. Chile es un maravilloso ejemplo en ese sentido. Uruguay tiene programas de formación funcionales que se requieren, nos llenamos de profesionales en disciplinas humanas y a esto hay que meterle matemáticas. Colombia tiene un atraso en educación monumental. Se medió salvan dos o tres universidades.

oniro

05 de Octubre

0 Seguidores

No hay que ser Sherlock Holmes para identificar unos sicarios organizados unif...+ ver más

No hay que ser Sherlock Holmes para identificar unos sicarios organizados uniformemente bajo los mismos principios ideologicos que son la defensa a ultranza del Estado, las FF AA, Uribe-Fernando Londoño,la "patria", los generales retirados,los EE UU como modelo de democracia y poder. AL mismo tiempo expresan una morbosidad escatologica en descargar no solo odio, sino toda suerte de amenazas,con insultos de inodoro, o del jardin de Freud, para aniquilar moralmente a los defensores de Derechos Humanos, a los militantes de izquierda, a quienes reinvindicamos el Estado de Bienestar, y por ello nos tachan de "párasitos" una expresión extremadamente burda proveniente del capitalismo más salvaje. Su ensañamiento es particularmente virulento con las mujeres. Da la casualidad que toda esta jauria de perros Rotweiler, corretean a sus anchas en los forums de EL ESPECTADOR identificados con un alias y direccion electronica.Son los mismos de los que habla Julieta. Porqué no los capturan ?

Fernando Meza Ayala

05 de Octubre

0 Seguidores

Perdóname Julieta pero lo que tu manifiestas es el día a día de la "MANO BL...+ ver más

Perdóname Julieta pero lo que tu manifiestas es el día a día de la "MANO BLANCA"DE LA GUERRA Y LA VIOLENCIA ECONÓMICA Y SOCIAL.Como decía el graffiti de una sórdida y fría pared urbana :" La clase política y las Mafias Económicas corrompieron a toda nuestra sociedad".El lenguaje infame y macabro de esa maquinaria infernal y para-institucional del poder corrupto e impune en Colombia ha llegado (a cotidianizarse y )a transmitirse al sector educativo, es decir a los colegios y escuelas con el nombre de la cultura del matoneo. Incluso es tan cínico ese lenguaje ya oficial que a las desapariciones y asesinatos viles y cobardes --selectivos o masivos--los llaman dizque "falsos positivos".Si estos son los falsos positivos : ¿Cómo serán los "CIERTOS NEGATIVOS"?...

PIICIEM

06 de Octubre

0 Seguidores

El ejercicio de la profesión de periodista tiene practicas paralelas a las utilizadas por los políticos, coincidiendo en que la desinformacion y mas aun cuando es dramatizada, produce resultados que benefician a quienes explotan este tipo de profesiones. Son muchos los interrogantes que deja el articulo escrito por Julieta Lemaitre, quien se empeña en transcribir con el mas alto grado de fatalismo otro mas de los tantos males que sufren los Colombianos, mientras el gobierno logra reconocimientos internacionales por sus logros combatiendo la delincuencia organizada. La publicidad permanente al crimen y la delincuencia que practica la industria mediatica tiene como fundamento la explotacion de la pobreza mental de nuestro pueblo con el proposito de aumentar el inconformosmismo y desencadenar la desestabilizacion social y política del país. Día a día el mundo se informa de las grandes y nuevas enfermedades que padece Colombia a través de artículos como este.

El ejercicio de la profesión de periodista tiene practicas paralelas a las utilizadas por los políticos, coincidiendo en que la desinformacion y mas aun cuando es dramatizada, produce resultados que benefician a quienes explotan este tipo de profesiones. Son muchos los interrogantes que deja el articulo escrito por Julieta Lemaitre, quien se empeña en transcribir con el mas alto grado de fatalismo otro mas de los tantos males que sufren los Colombianos, mientras el gobierno logra reconocimientos internacionales por sus logros combatiendo la delincuencia organizada. La publicidad permanente al crimen y la delincuencia que practica la industria mediatica tiene como fundamento la explotacion de la pobreza mental de nuestro pueblo con el proposito de aumentar el inconformosmismo y desencadenar la desestabilizacion social y política del país. Día a día el mundo se informa de las grandes y nuevas enfermedades que padece Colombia a través de artículos como este.

PIICIEM

06 de Octubre

0 Seguidores

Este articulo me retrotrae a una experiencia con dos extranjeros que recurren a mi para confirmar si es cierto todo lo que leen sobre Colombia, por que tienen grandes deseos de conocer ese pais y sienten mucho miedo de viajar; después de garantizarles una seguridad casi absoluta y describirles la delicia de país que es Colombia y el don de sus gentes, hoy tengo la gran satisfacción de que cada vez que pueden van a Colombia. Esta buena imagen se ha extendiendo a travez de ellos y hace un mes me comunicaron que habían ayudado a otro amigo para que cumpliera sus deseos de visitar mi país y que a su regreso tan solo tenian expresiones fantasticas sobre Colombia y su gente hermosa. Estoy absolutamente seguro que los Colombianos perderíamos mucho tratando de lograr un sistema represivo como el que se usa en los Estados Unidos, en el que la policía es el terror de las calles utilizando una extrema violencia contra los ciudadanos y sin la menor posibilidad de defenderse.

Este articulo me retrotrae a una experiencia con dos extranjeros que recurren a mi para confirmar si es cierto todo lo que leen sobre Colombia, por que tienen grandes deseos de conocer ese pais y sienten mucho miedo de viajar; después de garantizarles una seguridad casi absoluta y describirles la delicia de país que es Colombia y el don de sus gentes, hoy tengo la gran satisfacción de que cada vez que pueden van a Colombia. Esta buena imagen se ha extendiendo a travez de ellos y hace un mes me comunicaron que habían ayudado a otro amigo para que cumpliera sus deseos de visitar mi país y que a su regreso tan solo tenian expresiones fantasticas sobre Colombia y su gente hermosa. Estoy absolutamente seguro que los Colombianos perderíamos mucho tratando de lograr un sistema represivo como el que se usa en los Estados Unidos, en el que la policía es el terror de las calles utilizando una extrema violencia contra los ciudadanos y sin la menor posibilidad de defenderse.

PIICIEM

06 de Octubre

0 Seguidores

En Colombia el primer impulso de un ciudadano que ve a un policía pegándole a su madre es el de matarlo, en los Estados Unidos el muerto es el si intenta defenderla. Los pueblos del mundo entero han demostrado que no están preparados para vivir en Libertad y Democracia y prefieren hacerlo con un fusil apuntandole en la espalda como lo estan viviendo en 6 países de nuestro continente y lo vemos en pueblos como Haiti y República Dominicana quienes añoran las dictaduras que esclavizaron a sus pueblos. Estados Unidos garantiza la "vida" y los bienes de sus ciudadanos permitiendole vivir con seguridad y tranquilidad pero restringe a cambio su libertad con un sistema represivo que resulta tanto como en vivir en "LA CARCEL SIN REJAS MAS GRANDE DEL MUNDO".La Libertad manejada por la industria mediatica (el cuarto poder) ha logrado desaparecer los códigos éticos y morales con los que la sociedad mantuvo el equilibrio, llevandola a vivir en el terreno exclusivamente material y consumista.

En Colombia el primer impulso de un ciudadano que ve a un policía pegándole a su madre es el de matarlo, en los Estados Unidos el muerto es el si intenta defenderla. Los pueblos del mundo entero han demostrado que no están preparados para vivir en Libertad y Democracia y prefieren hacerlo con un fusil apuntandole en la espalda como lo estan viviendo en 6 países de nuestro continente y lo vemos en pueblos como Haiti y República Dominicana quienes añoran las dictaduras que esclavizaron a sus pueblos. Estados Unidos garantiza la "vida" y los bienes de sus ciudadanos permitiendole vivir con seguridad y tranquilidad pero restringe a cambio su libertad con un sistema represivo que resulta tanto como en vivir en "LA CARCEL SIN REJAS MAS GRANDE DEL MUNDO".La Libertad manejada por la industria mediatica (el cuarto poder) ha logrado desaparecer los códigos éticos y morales con los que la sociedad mantuvo el equilibrio, llevandola a vivir en el terreno exclusivamente material y consumista.

Las historias más vistas en La Silla Vacia