Por Carlos Cortés · 24 de Marzo de 2011

12272

64

El miércoles en la noche estuve en el preestreno del documental ‘La Ola Verde. La ilusión de una generación’. En la entrada del teatro me encontré a Antanas Mockus, que estaba parado en la puerta como si esperara un taxi. “¿Cómo ha estado, profesor?”, le dije. Me dio la mano en silencio – por supuesto, no se acordaba ni remotamente de mí –. Pasé de largo y ahí se quedó él. Saludarlo fue suficiente para que volviera ese desasosiego de hace casi un año. Una pena de amor que creí superada.

Mientras vi el documental me hice la misma pregunta varias veces: ¿la Ola Verde fue tan grande como pareció? No, me respondí cuando veía a unos niños con camisetas verdes en un centro comercial jugando a ser estatuas; sí, me decía cuando oía esas frases maravillosas que parió Antanas – que parimos todos realmente – durante la campaña (“Soy como un camarógrafo, mi fortaleza es invitar a la sociedad a mirar en una dirección”); no, cuando veía el abrumador poderío de Santos (a quién volví a despreciar durante un ratico) o las tétricas declaraciones de Uribe; sí, cuando aparecían las multitudes en cualquier esquina de Colombia hinchadas de ilusión; no, y definitivamente no, cuando volví a ver el discurso de derrota en la primera vuelta, y cuando la cámara indiscreta de Margarita Martínez nos metió a la casa de Adriana y de Antanas, que no parecía la sede de una campaña presidencial sino de la campaña al consejo estudiantil de uno de sus hijos.

El público siguió la película con los dientes apretados. Alguno habrá cruzado los dedos como lo hacían los asesores verdes durante los debates. Las risas se soltaban con cuidado. ¿Íbamos a burlarnos de Mockus, que estaba ahí mismo, viendo con nosotros la autopsia de su candidatura? ¿Íbamos a reírnos de nosotros mismos, que el año pasado nos sentimos infantiles y a la vez decepcionados y a la vez felices? Estábamos en una terapia colectiva.

El documental colecciona varias escenas que jamás vimos. Mockus estuvo acompañado toda la campaña, siempre. Nunca pararon de hablarle sus asesores, sus amigos; él tomaba apuntes, recibía papeles, rumiaba ideas. Todo el mundo quiso darle un consejo, todos con la certeza de que ese sí daría en el blanco. Aún así, o precisamente por eso, a Mockus se le veía solo. Alguna vez le oí decir en radio que él trataba de construir puentes entre los teóricos y los pragmáticos. Pues en el documental se le ve abandonado al otro lado, al borde de un abismo. ‘Lucho’ y Peñalosa lo acompañan, sí, lo abrazan y le dan ánimo, pero están inevitablemente lejos (ojo a las intervenciones lucidísimas de ‘Lucho’). Y ni hablar de Sergio Fajardo, cuyo rol en la película es directamente proporcional al que tuvo en la campaña.

A la salida de la función estaban, además de Mockus y Fajardo, Enrique Peñalosa, Adriana Córdoba y varios integrantes de la campaña. Vi a un par de personas con camisetas verdes, como si aún esperaran ese triunfo en primera vuelta.

También estaba J. J. Rendón. Más de uno consideró indignante su presencia; otros decían que era la prueba máxima de civilidad política. Al final, él volvió a ganar. Mientras los verdes parecían ex novios que vuelven a verse sin haber resuelto sus cuentas pendientes, Rendón presenció el testimonio de una derrota que ayudó a forjar; se paseó cortésmente con una mujer que pareció escoger para la ocasión, y recibió las recriminaciones de Adriana Córdoba. “Se portó como un caballero”, dijeron los testigos.

Después de ver el documental, a varios nos sudaban las manos. Creo que muchos – al menos los antiguos militantes verdes, que eran la mayoría – querían emborracharse y llorar y reírse. El ambiente era el de un velorio, pero no el de uno trágico, no. Era el velorio de alguien que tuvo una buena vida. Hay nostalgia, recogimiento y alegría. Pero al final de cuentas hay un muerto en la sala.

Me encantó el documental (esta entrada no es publicidad política pagada). Recomiendo verlo para viajar en el tiempo, para volver a entusiasmarse y reprocharse, para revisar esas conclusiones que siguen apuntando a ningún lado. Eso sí, esos 73 minutos no desatan el nudo en la garganta que tengo desde el año pasado. Para eso hará falta otra ola que, intuyo, no será verde.

 en Twitter.

 

antanasway2

Comentarios (64)

adriankun

02 de Abril

0 Seguidores

El proyecto de Mockus empezó a armarse como todos, pero en algún momento se dejó a un lado y pasó a ser un llamado a la ingenuidad, sin programas ...+ ver más

El proyecto de Mockus empezó a armarse como todos, pero en algún momento se dejó a un lado y pasó a ser un llamado a la ingenuidad, sin programas ni proyectos, repitiendo discursos y manipulando el verde (color que por representar el cuidado del medio ambiente resulta atractivo para jóvenes, y que cuando se usa para promocionar algo suele resultar efectivo), color que sin darse cuenta terminó en algo suliminal (x que Mockus en el fondo no tenía nada de verde, sólo imaginen el impacto de otra ola de otro color)...
Acá algo que nunca me canso de leer:http://www.elespectador.com/columna199850-del-zurriago-palmeta

jggomez

05 de Abril

0 Seguidores

El artículo que no te cansas de leer habla del temor de lo que pasaría si Mockus llegaba a la presidencia. Será que la realidad de hoy no despierta...+ ver más

El artículo que no te cansas de leer habla del temor de lo que pasaría si Mockus llegaba a la presidencia. Será que la realidad de hoy no despierta temor? (inseguridad en ciudades, recrudecimiento de ataques de la guerrilla, y la CORRUPCION QUE SE COME A COLOMBIA) a mi me da temor ver lo que pasa sin que a nadie le parezca extraño...

adriankun

07 de Abril

0 Seguidores

La realidad de hoy también me despierta temor,
Pero el artículo no habla del temor, sino de la manera como piensa la mayoría de Colombianos, co...+ ver más

La realidad de hoy también me despierta temor,
Pero el artículo no habla del temor, sino de la manera como piensa la mayoría de Colombianos, como en vez de hacer algo por sí mismos prefieren esperar mesías que les iluminen el camino.

jggomez

04 de Abril

0 Seguidores

A alguien le queda alguna duda de la vigencia de las ideas de Antanas? cuando vemos el país derrumbarse en corrupción, la educación derrumbarse ent...+ ver más

A alguien le queda alguna duda de la vigencia de las ideas de Antanas? cuando vemos el país derrumbarse en corrupción, la educación derrumbarse entre las reformas incoherentes de Santos que buscan quitarle el poco dinero que se le asigna, el desempleo cabalgando en las leyes incoherentes que no se aplican, y peor, las Farc fortalecerse matando policias con el patrocinio del nuevo mejor amigo de nuestro presidente. A alguien le queda alguna duda? (me falto el aumento de impuestos a mansalva y el manejo de la emergencia invernal del que no se sabe nada...)
Si para algo debe servir este documental es para saber que en Colombia tenemos que luchar por un gobierno que REALMENTE desee luchar en contra de la corrupción. Si para algo debe servir este docuemental es para luchar por el futuro del partido verde, porque sus ideas de cero tolerancia a la corrupción y de inversión en educación están más vivas que nunca.

silas

05 de Abril

0 Seguidores

Ni pro ni anti santistas, chavistas o farcistas, sólo colombianos y verdes. Más allá del documental, que sólo es mediático, esa lucha contra la c...+ ver más

Ni pro ni anti santistas, chavistas o farcistas, sólo colombianos y verdes. Más allá del documental, que sólo es mediático, esa lucha contra la corrupción es lo que nos debe seguir motivando. Creamos que en Colombia son más los buenos que los malos y no abandonemos esa lucha iniciada. Felicitaciones por su ánimo y su forma de pensar.

Mao317

05 de Abril

0 Seguidores

El trillado discurso de "no a la corrupción" y "sí a la educación" ya había sido utilizado por otros políticos antes que Mockus, incluso con prop...+ ver más

El trillado discurso de "no a la corrupción" y "sí a la educación" ya había sido utilizado por otros políticos antes que Mockus, incluso con propuestas mucho más claras y coherentes.
Para ser consecuente con su discurso (que hasta ahora no es más que eso: discurso), Mockus debería luchar por esos principios desde otros espacios, aprovechando su ventajosa situación política algo que hasta la fecha realmente no ha demostrado la voluntad de hacer. ¿O será que únicamente iba a trabajar por ello si hubiese sido elegido presidente?

silas

05 de Abril

0 Seguidores

Soy un viejo que comparte los tres principios de Mockus: LA VIDA ES SAGRADA, LOS DINEROS PÚBLICOS SON SAGRADOS y EL TODO VALE NO ES CONDUCTA MORAL. D...+ ver más

Soy un viejo que comparte los tres principios de Mockus: LA VIDA ES SAGRADA, LOS DINEROS PÚBLICOS SON SAGRADOS y EL TODO VALE NO ES CONDUCTA MORAL. Desde provincia oí el rumor de la ola y, aunque ya pasó mi tiempo de surfear, me alegró saber que los jóvenes podían hacerlo. Ahora, me duelo al ver la cobardía con la que después del chapuzón muchos quieren salir para secarse al sol que más caliente. Tal vez el documental pretende hacer catarsis de un experimento que no logró sus efectos al primer intento, pero no puede calificarse como la autopsia a un recién nacido. Colombia sigue estando ahí, y quienes la queremos debemos insistir en buscar la manera de hacerla mejor para nosotros, pero especialmente para las generaciones futuras. La bondad y -tal vez- la ingenuidad de Mockus, y las buenas intenciones y el empuje de un equipo que trabajó con honradez, fueron derrotadas por las armas innobles de un J.J.Rendón y una maquinaria política aplastante, pero perdimos una batalla, no la guerra.

Mao317

05 de Abril

0 Seguidores

El trillado discurso de "no a la corrupción" y "sí a la educación" ya había sido utilizado por otros políticos antes que Mockus, incluso con prop...+ ver más

El trillado discurso de "no a la corrupción" y "sí a la educación" ya había sido utilizado por otros políticos antes que Mockus, incluso con propuestas mucho más claras y coherentes.
Para ser consecuente con su discurso (que hasta ahora no es más que eso: discurso), Mockus debería luchar por esos principios desde otros espacios, aprovechando su ventajosa situación política; algo que hasta la fecha realmente no ha demostrado la voluntad de hacer. ¿O será que únicamente iba a trabajar por ello si hubiese sido elegido presidente?

jggomez

05 de Abril

0 Seguidores

El otro analisis que faltaria hacer (invitacion para la silla) es el analisis de la otra ola, la ola de la u liderada por JJ.
Santos gana y lo hac...+ ver más

El otro analisis que faltaria hacer (invitacion para la silla) es el analisis de la otra ola, la ola de la u liderada por JJ.
Santos gana y lo hace de manera aplastante porque lo apoya su partido el partido de la U. Y que es el partido de la u? Una coleccion de caciques, parapoliticos y poderosos en general sin ninguna orientacion de principios (vagamente el tema de la seguridad) que en la mayoria de los casos han construido su poder mediante la corrupcion. (Salvo algunas excepciones).
Como se puede pretender entonces que un partido cuyos cimientos son corruptos, luche contra la corrupcion?

Carlos Cortés

08 de Abril

0 Seguidores

JGGomez, la ola de JJ nunca la vimos venir. Mientras contábamos usuarios fantasmas y hablábamos de 'flashmobs', todo estaba pasando. Saludos.

JGGomez, la ola de JJ nunca la vimos venir. Mientras contábamos usuarios fantasmas y hablábamos de 'flashmobs', todo estaba pasando. Saludos.

Alcón

07 de Abril

0 Seguidores

Quiero poner a consideración de todos, con mucho respeto, el tema de la Democracia en Colombia. Es cierto que sobre este tema se ha escrito mucho y p...+ ver más

Quiero poner a consideración de todos, con mucho respeto, el tema de la Democracia en Colombia. Es cierto que sobre este tema se ha escrito mucho y por personas que, estoy seguro, tienen la certificación para hacerlo: politólogos, filósofos, economistas, abogados, sociólogos, etc. No estoy dentro de esos grupos y tal vez, por ello, no debería tocar el tema, pero hay una parte que me inquieta: las bases fundamentales de nuestra democracia las constituyen los partidos políticos y el voto. Sobre los primeros ya conocemos aunque aún se podría hablar bastante; me interesa lo segundo, el voto. Toda organización ya sea política, religiosa, social, convoca a sus afiliados para tocar temas de su interés y tomar decisiones con el voto de la mayoría, cuando ésta no se alcanza, la reunión se aplaza. En Colombia, consuetudinariamente elegimos a nuestros representantes con la minoría del censo electoral, o sea, la mayoría se queda en casa y no sale a votar, significa esto que no queremos el voto? o,

Alcón

07 de Abril

0 Seguidores

O, al menos no lo queremos como un DERECHO? Entonces tenemos dos caminos: el voto obligatorio con todo lo que esto conlleva, u otro sistema de gobiern...+ ver más

O, al menos no lo queremos como un DERECHO? Entonces tenemos dos caminos: el voto obligatorio con todo lo que esto conlleva, u otro sistema de gobierno. Es esto lo que nos está sucediendo?

gegarca

08 de Abril

0 Seguidores

Todavía falta mucho camino por recorrer, nada esta perdido, la política da revanchas todos los días, ademas un factor fundamental también en la pe...+ ver más

Todavía falta mucho camino por recorrer, nada esta perdido, la política da revanchas todos los días, ademas un factor fundamental también en la perdida del partido fue la mala propaganda que genero JJ Rendón desde que se hizo cargo de la campaña de Santos, con complicidad de los medios se hacían preguntas que sabían como las iba a responder Mockus y que iban a generar polémica, como la pregunta de los impuestos. Lo cierto es que no hay que echar en saco roto lo conseguido el año pasado, aprender de los errores y retomar la filosofía con la que se creo el partido.

Las historias más vistas en La Silla Vacia