Menú principal

Martes Septiembre 02, 2014

Blogoeconomía
Imagen de Blogoeconomia

De la mano negra a la mano invisible: opiniones y provocaciones de un grupo de economistas académicos.

Este es un blog a cargo de Andrés Álvarez, David Bardey, Juan Camilo Cárdenas, Marcela Eslava, Leopoldo Fergusson, Marc Hofstetter, Oskar Nupia, Catherine Rodríguez, Jorge Tovar, Hernando Zuleta. Todos son profesores de la Facultad de Economía de la Universidad de Los Andes.

Las opiniones expresadas por los autores se hacen a título personal y no comprometen el nombre de la Universidad de los Andes ni al grupo de Blogoeconomía como un todo.

Twitter del autor

Hilos temáticos:

 

 

Por: Jorge Tovar

Twitter: @JorgeATovar

 

La semana pasada, durante el foro de Movilidad organizado en la Universidad de Los Andes, el Alcalde Petro lanzó aquella vieja frase de guerra de los alcaldes bogotanos: “voy a desestimular el uso del carro, voy a impulsar el uso del transporte público”. 

Hace ya 15 años, casi una generación, venimos oyendo el mismo cuento en Bogotá. El carro es el enemigo, la ciudad va a funcionar con base en el sistema de transporte público. El exalcalde Peñalosa se jacta en su página Web de haber rechazado “las propuestas de la Agencia de Cooperación Japonesa (JICA) de construir numerosas autopistas elevadas en la ciudad e implementó, en cambio, esquemas de restricción progresiva del uso privado del automóvil, especialmente durante horas pico.”(Ver enlace aquí, página 3).

La derecha, la izquierda con el mismo cuento: Bogotá no necesita vías. La realidad es una ciudad destrozada, estancada en su trancón permanente y con un futuro de movilidad tremendamente oscuro. Nos traen diez, cien, mil expertos para decirnos que tipo de Transmilenio, Tranvía o Metro necesitamos. Lo único que no nos han propuesto es un ferry que, al paso que vamos, con la ciudad inundada, puede ser el próximo gran negocio.

                En esta ciudad se volvió políticamente incorrecto hablar de la necesidad de los carros, la necesidad de las vías. El mercado, el que todavía nos rige, demuestra que a pesar del trancón los carros siguen llegando a las calles. El carro se utiliza porque no hay alternativa, hace ya años el transporte público es caótico, inseguro, insuficiente y la cacareada innovación nunca llegó.

                La administración actual nos promete metro y/o tranvía. Siendo eficientes estará listo en cinco años, la realidad colombiana, siendo optimistas, nos dice diez. Algunos argumentan que el problema es simple: Transmilenio no está terminado. Lo mismo. Siendo optimistas, son 10 años más. 10 años, más de 1.000.000 de carros adicionales que tendrán que circular por exactamente las mismas vías que había en Bogotá en los años ochenta.

                Esta administración, preocupada como está por disminuir el ingreso disponible de los ricos, no se plantea mejorar, ampliar o construir vías nuevas. En cuatro años, con casi 500.000 mil carros más, sin metro, tranvía, o transmilenio la ciudad va a colapsar porque en 30 años no se construyeron vías y en estos cuatro las quieren ver a punta de amor. Lo realmente irónico es que va a colapsar una ciudad que tiene hoy, por habitante, menos carros que cualquiera de sus contrapartes del mundo desarrollado y en desarrollo.

                Nadie niega que sería ideal poder llegar al trabajo en un transporte público eficiente, seguro, limpio y cumplido. Pero eso no existe en Bogotá y, a diferencia del transporte masivo, las vías que se requieren pueden financiarse con recursos privados, es decir no se necesitan 50 años de estudios, no se necesitan comprometer recursos que se requieren para construir, algún día, el metro. Los carros existen, van a existir, y cómo con las drogas, tenemos que bajarnos de la nube de creer que somos tan especiales que seremos los primeros en habitar una ciudad sin transporte particular.

Es imperativo invertir y mejorar el transporte público. Pero es paradójico que ésta política del avestruz nos esté llevando a ser la primera ciudad inviable del mundo por el caos del tráfico. 

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Dom, 2012-04-29 22:13

Hay dos problemas enlazados:
1. ¿Qué hacer con los escasos recursos públicos?: creo que con seguridad lo mejor es hacer transporte público. Me gusta el ejemplo de "ccupitre" de Jakarta. Si no se ha hecho en los últimos 15 años, no disminuye sino que aumenta el beneficio de invertir ese dinero. Osea hoy más que nunca la respuesta es metro, tren, transmi, cicla, etc.
2. ¿Deberíamos con recursos privados construir autopistas? Probablemente la respuesta sea sí, pero hay un problema político duro: para financiarlas tendrían que ser un bien privado(rival y excluyente x peaje). Lo importante es que esto no modifica la respuesta al primer problema.
***Probablemente haya una tercera pregunta: ¿se pueden hacer ambas con recursos públicos?: la respuesta es que con seguridad la plata no alcanza. Hay que decidir y priorizar.

Dom, 2012-04-29 14:22

Un sabio dijo hace un tiempo, " EL SOCIALISMO y la IZQUIERDA en el mundo se nutren del EVANGELIO DE LA ENVIDIA, ese problema es genetico, moral y de falta de educación ética, la cual solo se adquiere en FAMILIA. con valores, donde el BIEN Y EL MAL son aprendidos por el niño mediante el ejemplo correcto de padres trabajadores, honestos en conseguir los recursos para sostener a los miembros , ahora el ESTADO ES BOTIN de la IZQUIERDA, mire como asaltaron a BOGOTA; se burlan los paísas y costeños, y opitas, y llaneros del drama de los Bogotanos.les comen cuento a discursos de la IZQUIERDA- ojala despierten y APLIQUEN EL NUEVO ESTATUTO ANTICORRUPCION desde las alcaldias locales, fueron saqueadas, mas de $500 mil millones se robaron alcaldes del POLO y la U y cambio radical. los partidos CALLARON, porque la UNIVERSIDAD DE CUNDINAMARCA, tuvo convenios a dedo en muchas alcaldias ?? y la secretaria de gobierno oficina de "apoyo" a las localidades se CALLO, o FUE COMPLICE o AMBAS.o sera ENVIDIA

Dom, 2012-04-29 11:45

[Mil disculpas por haber colocado este comentario en el lugar equivocado. Corresponde al debate propuestos por caanalpe el lunes pasado sobre la disminución del ingreso disponible a los más ricos]
¿Estará violando la ley formal o le ética una política tributaria que disminuya el ingreso disponible de los más ricos, cobrándoles impuestos más que proporcionales a su participación en los ingresos brutos totales? El tema es tan trascendental, que por eso la Constitución (Art. 338) establece que sólo el legislador puede modificar los impuestos. Una recomendación: evitar las discusiones en el terreno de los adjetivos descalificadores. Creo que poco aporta a un debate de políticas tributarias, el fuerte calificativo que caanalpe le asigna a un sistema tributario progresivo. ¿"Hamponadas"? [hampón. (De hampa). 1. adj. Valentón, bravo. 2. adj. Maleante, haragán. U. t. c. s. Real Academia Española ©]

Vie, 2012-04-27 19:14

Yo estoy de acuerdo con el profesor Tovar: la solución claramente no es hacer más vias, esto produce congestión inducida. Es como decirle a un obeso que para sus problemas de peso, se compre unos pantalones más anchos. Acá se debe solucionar todo con un sistema de transporte público eficiente.

El problema es que en Colombia llevamos más de 50 años sobre que sistema se debe implementar en Bogotá. Tantas peleas y discusiones que no hemos hecho nada, y algunas ciudades que empezaron en nuestro mismo nivel en 1950 nos dejaron botados. Lo que necesitamos ya es que dejen de hacer estudios: ya los hay para el medio de transporte que se quiera, necesitamos que empiecen a hacer algo, porque al ritmo que vamos, llegaremos a una crisis peor que la que estamos viviendo.

Dom, 2012-04-29 22:03

Querrá decir en desacuerdo.

Vie, 2012-04-27 15:10

El avestruz de la columna sacó la cabeza: sólo conoce el libreto de "hijos ricos, pobres padres", pues su gran preocupación es el déficit del número(promedio) de carros particulares por habitante en Bogotá(le faltó a este Robinson Croice el dato de vehículo particular por KM cuadrado en malla vial),ya que su única preocupación por los demás es que no tengan carro particular rodando en un gran panóptico de ciudad de hierro,plástico y cemento--sin amor por la naturaleza-- lleno de autopistas y anonimato.Cuando lo leí, creí y sentí, que hablaba un gran comisionista-vendedor de carros para una Concesionaria Transnacional.MI CONSEJO ES QUE 15 AÑOS PARA ÉL YA FUERON SUFICIENTES, LE RECOMIENDO QUE CUMPLA SU IDEAL:IRSE PARA UN PAÍS QUE EL CONSIDERE DESARROLLADO.POR FAVOR SEA PÚBLICAMENTE CONSECUENTE : NO SUFRA MÁS!!.PERO LE DOY EN PARTE LA RAZÓN: EN COLOMBIA NO HAY AÚN ECONOMÍA ESPACIAL NI PLANIFICACIÓN URBANA Y REGIONAL, QUE DEMUESTRE CON HECHOS QUE DEBE PREVALECER LO PÚBLICO SOBRE LO PRIVADO

Vie, 2012-04-27 17:18

Nada como un comentario coherente, donde comienza expulsando de la ciudad a todo aquel que no esté de acuerdo con él, y termina de acuerdo con el columnista. Cordial saludo, JT

Jue, 2012-04-26 01:16

Discrepo con el columnista,por la sencilla razon de que actualmente vivo en Jakarta Indonesia, una ciudad que desde hace por lo menos 10 años viene implementando al pie de la letra las recomendaciones de la JICA, aca ya implementaron casi todo, construyeron multiples autopistas nuevas de dieciseis o mas carriles, implementaron el tema de las autopistas urbanas y los peajes urbanos, de hecho ya tambien tienen las autopistas elevadas,ampliaron las vias existentes casi eliminando los andenes,tambien implementaron las llamadas zonas de parqueo,resultado de todo eso.... un trancon peor del que hay en Bogota(aunque cueste creerlo)mucho mas grande y un problema de polucion, contaminacion y estres mucho peor, eso si mucha gente con carro y/o moto pero tardando 2-3 horas o mas en cada trayecto desde sus casa hasta sus actividades, la solucion es mejorar el transporte publico, no hacer el tener carro mas atractivo ya que no hay infraestructura que aguante 5 millones o mas vehiculos circulando.

Jue, 2012-04-26 11:23

Como resumen para muchos comentarios. Yo no dije que no hay que hacer transporte público. Simplemente quiero hacer notar que en Bogotá no se han hecho vías con el cuento de que nos van a hacer transporte público. No hay ni lo uno ni lo otro. Me gustó el ejemplo que pone ccupitre. Le propongo el siguiente contrafactual. En Jakarta, sin transporte público (o con el mismo que hay) quite todas las autopistas, vías, peajes urbanos etc y deje la misma infraestructura de 1985. Peor o mejor el tráfico? JT

Jue, 2012-04-26 12:11

Tal vez lo que le quita claridad al post es el tratamiento político que le da al tema, en especial la sugerencia (equivocada y dañina para el debate en mi opinión) de que detrás de la priorización del transporte público en la ciudad se esconde una guerra de clases.

Jue, 2012-04-26 06:40

Aquí en Berlín la gente combina muy bien el uso del transporte público con el privado. El raciocinio de decisión es muy simple: si el sistema de transporte público me lleva a mi destino, lo uso, de otra manera uso mi auto...

Mié, 2012-04-25 18:23

Discrepo Daniel, el transporte privado debe y puede gozar de los beneficios en la protección del Estado, porque los propietarios pagan su correspondiente impuesto, porque el goce de la propiedad no se puede restringir so pena de la ineficiencia de la administración pública y la nula participación ciudadana en la definición del interés público y porque el transporte público no esta satisfaciendo las necesidades ciudadanas con dignidad, cobertura y eficiencia, obviamente la alternativa tiene que ser evaluada, el trasporte público debe ser una alternativa No la única forma de movilidad amparada por el Estado.

Jue, 2012-04-26 06:37

Los "porque" de Sanim son de quien puede darse el lujo de anteponer deseos a necesidades. Chévere que Colombia fuera esa, pero sólo lo es la Colombia de una minoría.

Lun, 2012-04-30 17:40

Falacia en la que incurre "Vicente Duuzgua" trata de contraargumentar desacreditando a la persona, claro fundado en una innegable percepción suya a pesar del desconocimiento de causa.

Mié, 2012-04-25 18:47

En materia de prioridades de inversión pública el "goce de la propiedad privada" no está (ni tiene porqué estar) por encima del interés público. Máxime cuando estos dos están en conflicto, como es el caso de la movilidad en Bogotá. En otras palabras: el transporte público sin duda debe ser la prioridad del Estado. Sobre su otro punto, creo que la ausencia (innegable) de un buen sistema de transporte público debe ser un argumento para ponerse las pilas y crearlo -- no para desechar la idea o cambiar las prioridades y retroceder a un modelo de ciudad insostenible donde la primacía la tiene el carro particular.

Lun, 2012-04-30 17:36

Por qué va estar en conflicto el interés privado con el público cuando lo que funda la capacidad de convivencia social y de cambio social es el interés individual?. Mientras nuestras relaciones se medien en un modelo capitalista la naturaleza del Estado es el goce del interés individual con armonía. Su argumento excluye la posibilidad del goce privado cuando el texto propone No hacerlo sin negar la importancia del transporte público, pregunto cómo la inversión pública no puede tener por objeto lo privado que es a la postre lo que la financia?. Su reclamo entonces refiere al modelo de producción y la satisfacción de intereses, invita al socialismo donde lo común es lo preponderante. Ciertamente la prioridad del Estado son los sectores mas vulnerables y la promoción de la inversión privada que intervenga en lo que el Estado ha delegado sus funciones, en tal medida tiene que garantizar el interés privado.

Mar, 2012-05-01 06:31

No Sanim. En movilidad el conflicto es clarísimo. Es simple: Si la ciudad prioriza la construcción de autopistas para el "goce" de los propietarios de autos privados nos fregamos todos. Es una cuestión de prioridades y no de ideologías como ud. (y el autor del post) lo quieren poner.

Mar, 2012-05-01 11:34

¿Los impuestos de rodamiento tienen alguna destinación específica?

Dom, 2012-04-29 22:17

Totalmente de acuerdo. El problema no es que el Estado interfiera en el goce de la propiedad privada, no creo que lo esté haciendo. Es que sus políticas priorizan de manera positiva (con acciones) los bienes públicos.
Para los que crean que el pico y placa interfiere en el goce de la propiedad privada pregúntense quienes son los beneficiados por este:¿los usuarios de ciclas y transmilenios, o los mismos usuarios de carros?

Mié, 2012-04-25 19:50

Contrario a lo que dice este post las prioridades de Petro en movilidad están bien: El transporte público (cuya implementación no excluye la re-adecuación y en algunos casos la expansión de la malla vial) es más importante que el aumento de la malla vial orientada al transporte privado. La alternativa (las tales "autopistas urbanas" que proponía Parody) responden a un modelo obsoleto de desarrollo urbano. Toca echarse al hombro la idea de una ciudad planteada alrededor del transporte público y no del carro particular. El resultado será una mejor ciudad.

Mié, 2012-04-25 14:38

Soy ingeniero de vías. Opino exactamente lo mismo: desde que los economistas (ehem) eliminaron el Fondo Vial (pues ya no hay rentas de inversión obligatoria) los Alcaldes y Gobernadores hacen lo que se les da la gana con los impuestos de vehículos y eso viene siendo: DE TODO MENOS VÍAS.

Francamente es risible ver como hay Superintendencias de Servicios para todo, incluido el celular, la electricidad o el agua, que colocan severas multas si el servicio se suspende o baja de cierto nivel de calidad, pero en transporte no hay nivel de servicio obligatorio.

Si las vías de Cundinamarca impiden a la población el acceso a las cabeceras municipales cada invierno, de malas, amigos. Los presupuestos de mantenimiento de vías son ridículos y los de construcción inexistentes. Defienden más la Internet que el transporte, carambas.

Ojalá los amigos blogo economistas tuvieran un tiempito (les ayudo!) para extrapolar como va a aumentar el parque a medida que aumente el ingreso de la población.

Mié, 2012-04-25 12:04

Ninguna medida ha sido más nefasta para la movilidad que la implementación del pico y placa durante todo el día (Samuel Moreno) porque empujó la adquisición del segundo vehículo con lo cual desapareció la restricción. Pero además porque fortaleció la demanda y dejó intacta la oferta. Con los diferentes TLCs a la vuelta de la esquina la situación empeorará y no se vislumbra ninguna política que regule la oferta de la industria automotriz local e importadora internacional (lo cual sería visto como un grave pecado económico).
Y ni qué decir de medidas de autoregulación del uso particular del vehículo, como el "car pooling" -que recuerda mariavictoriaw- o la renuncia voluntaria al segundo carro o la evaluación objetiva de la necesidad de este. Ese tipo de prácticas que, en mi concepto, mucho contribuirían a solucionar el problema del transporte ni siquiera son consideradas por los gobiernos de izquierda ni derecha.
El panorama para la movilidad es oscuro, muy oscuro.

Mié, 2012-04-25 12:27

Deseable poner el dato de Bogotá y no el de Colombia. Sesga el análisis.

Número de vehículos en Bogotá: 1.500.000
Población: 7.500.000

El número de carros por cada 100 habitantes: 20

Mar, 2012-04-24 07:44

No sé si ha sido así históricamente, pero de Bogotá me impresiona la cantidad de gente que teniendo los recursos para hacerlo, no tiene carro. O los que, teniendo carro, usan Transmilenio para ir a muchas partes.
Algo deben haber hecho bien en Bogotá para que la gente de verdad sienta que el transporte público es para todos y no sólo para los que no pueden comprar carro, como cree tanta gente en Medellín.

Mié, 2012-04-25 10:51

LA verdad es que para quienes hemos pasdo mucho tiempo fuera de Bogotá y regresamos, la pregunta es por qué no hay transporte público decente en Bogotá. Y por qué ahora todos tienen dos carros, para evadir el pico y placa como si la medida se hubiera hecho para eso.... El carro sería útil si en Colombia tuviéramossistemas de carrro compartido (car pooling), si además de ser un símbolo de status fuera un instrumento para el transporte racional y racionalizado, pero no es así. El transporte público masivo invita a todas y todos a dejar el carro para cuando de verdad se necesite. Pero quizás lo único que comparto del artículo es que es más fácil qeu todos los bogotanos compren carro que se pueda construir un sistema de movilidad decente. Esto porque es el territorio donde más plata se mueve y por lo tanto se roba.

Mié, 2012-04-25 12:06

Mi comentario está encaminado a resaltar que la cultura del uso de transporte público en Bogotá existe y, según lo que he visto, es fuerte en varios estratos. Por lo menos mucho más fuerte que en Medellín.

Viendo los problemas de transmilenio a mí no me parece irracional que muchos bogotanos usen el carro, es que en transmilenio no caben.

Mar, 2012-04-24 07:04

Jorge:
Qué pesar que tu necesidad muy personalísima de quejarte como usuario desesperado haya socavado la oportunidad de realizar un análisis económico.

Desde el punto de vista de la optimización el asunto es simple: cuál es la inversión que produce mayores beneficios adicionales a menor costo.

El metro y los sistemas masivos son la solución evidente, pero el poder de los grupos de interés -políticos y de la mafia del transporte, no ha permitido destrancar la decisión. Quejarse contra cualquier político es fácil, pero reconocer las fuentes reales del poder requiere un poquito más de observación.

Mar, 2012-04-24 07:22

Y para d_vaughan 1)Para que me den palo.Hay un paper en el American Economic Review donde se dice que hacer más vías genera más trancón. Pero se lee, y sorprende que los resultados principales están basados en una regresión endógena donde dice que no pudo usar los instrumentos. Luego, AER, insisto, pero termina uno sin entender que dice.2)Para que no me den palo. Glaeser, en El Triunfo de la Ciudad termina resumiendo la viabilidad de las ciudades en 3 variables: agua potable, disponibilidad de suelo (i.e. su precio) y movilidad. Bogotá carece de 2 de 3.
Sobre 1),está hecho con datos gringos, donde ya hay una infraestructura y las ciudades exitosas puede que no tengan que hacer más vías, pero es que ya las tienen. Bogotá tiene hoy la misma oferta de vías de en 1980, y más demanda, es claro hacia donde va el precio. Contesto a Vicente. Con recursos limitados, las vías deben pagarla los carros y hacerlas por concesión. El exceso de demanda hace que los carros estén dispuesto a pagar

Mié, 2012-04-25 03:25

Pero la demanda de transporte no es equivalente a la demanda de transporte de automóviles, sino que depende de la oferta. Si un usuario siente que su demanda de transporte es bien suplida por el transporte público, entonces dicho usuario estaría dispuesto a pagar por un mejor servicio público de transporte. Y por otra parte, quien canaliza los recursos de la disposición a pagar es el gobierno, que evalúa sus decisiones según más criterios. Por otra parte, no es evidente que el costo de inversión en ampliación de vías para el transporte privado sea menor que el costo de desarrollo de un sistema integrado.

Mar, 2012-04-24 08:26

Tampoco está muy claro que el tema del agua potable esté resuelto.

Páginas

Añadir nuevo comentario