Menú principal

Lunes Septiembre 01, 2014

Blogoeconomía
Imagen de Blogoeconomia

De la mano negra a la mano invisible: opiniones y provocaciones de un grupo de economistas académicos.

Este es un blog a cargo de Andrés Álvarez, David Bardey, Juan Camilo Cárdenas, Marcela Eslava, Leopoldo Fergusson, Marc Hofstetter, Oskar Nupia, Catherine Rodríguez, Jorge Tovar, Hernando Zuleta. Todos son profesores de la Facultad de Economía de la Universidad de Los Andes.

Las opiniones expresadas por los autores se hacen a título personal y no comprometen el nombre de la Universidad de los Andes ni al grupo de Blogoeconomía como un todo.

Twitter del autor

Hilos temáticos:

Por Juan Camilo Cárdenas

Esta NO es una entrada para alertar una vez más sobre la minería como actividad riesgosa en lo humano y lo ambiental, y como actividad financieramente rentable para las finanzas públicas y posible fuente de financiación de la inversión social. Es una entrada con una propuesta concreta para que construyamos una minería más humana y más sostenible. Si le interesa aguante o vaya al final.

Las columnas, editoriales y llamados del público a mirar con más cuidado el incremento de la actividad minera, o creciente visibilidad de una vieja minería informal con menos avances tecnológicos y en seguridad siguen ocupando las páginas de la prensa impresa y virtual. La minería como tantas otras de las actividades económicas tiene todos los condimentos para generar los debates de turno sobre los pequeños y los grandes, sobre la contratación, los legales y los ilegales, el problema ambiental, sobre la entrada de los grupos armados a la actividad, sobre el empleo informal o sobre las convenciones internacionales de turno y que Colombia no ha ratificado. También ha alertado el gobierno que para casi 6,000 minas tiene 16 inspectores. Eso es como 1 mina por día por inspector para en un año ser capaces de bajarse de la flota, medio oler si huele a gases, treparse en la siguiente flota y correr a la siguiente mina. A propósito, en la página de Ingeominas hay una sección llamada “Prevención y Atención al Minero”. Hagan click aquí a ver que les sale.

Esta entrada no es un grito mas de preocupación o alerta. Alertados estamos ya todos, la mayoría de los insumos e información están allí. Incluso en este espacio aportamos el par de granitos de arena acerca de la minería en territorios valiosos en lo cultural y lo ecológico, o sobre las minas y las inundaciones.

Así que al grano. Esta es una propuesta a construir sobre lo destruido. Es una propuesta para que cada lector y sus amigos metan la mano, y el dedo y el codo. La propuesta es construir entre todos, y consecuentes con el concepto de “crowd sourcing” en el que está basada, un sistema de seguimiento a la minería del país desde la participación ciudadana y que sirva para ayudar un poco a salvar vidas, páramos, ríos y reducir desastres evitables en riberas de los ríos.

La premisa es muy sencilla: cerca de cada mina es muy probable que existan varios ciudadanos con un teléfono celular para enviar un mensaje de texto SMS o hacer una llamada gratuita a una línea de recepción de mensajes enviando información valiosa y temprana para alertar sobre eventos estructurales o coyunturales de esa mina en particular. De pronto en lugar de 16 inspectores de Ingeominas para 6,000 minas conseguimos 16 vecinos en CADA mina.

A través de un portal administrado por un tercero independiente del sector minero y del gobierno (e.g. las universidades) podemos crear el sistema de recepción de esa información valiosa, tabularla, validarla, depurarla y georeferenciarla para que todos los dolientes (propietarios, reguladores, empleados, proveedores y demás) sepan de primera mano el estado y evolución de temas esenciales de cada mina (tiene los medidores de gas operando, tiene licencia o no, esta excavando con riesgos de deslizamientos, está incumpliendo normas laborales). Cada dato enviado por un vecino de la mina sería tratado con confidencialidad y sometido a verificar su veracidad.

Esto no me lo inventé yo. La acción colectiva tiene decenas de miles de años entre los humanos y millones de años en muchas especies. El crowd-sourcing utilizado para generar beneficios sociales tiene varias historias exitosas, varias incluso muy nuestras como la de una página en la que miles de ciudadanos de manera voluntaria verificaron los datos que se llenaron en los formularios E14 de las pasadas elecciones.

En la India la gente envía mensajes cuando ha pagado un soborno y se van identificando las agencias del gobierno mas propensas a este tipo de corrupción. En el Reino Unido las personas denuncian cuando no se está recogiendo la basura adecuadamente o un hueco sigue sin ser parchado. En la Amazonía se unieron Google Earth, comunidades indígenas y agencias de protección ambiental para detectar procesos ilegales de deforestación en sus etapas tempranas. El uso de mapas e información en la plataforma de Ushahidi ha mostrado ya sus resultados. En Kenya tienen detectan procesos tempranos de violencia étnica, en Pakistan las alertas de inundaciones y en Chile y Haití recogen datos valiosos de personas perdidas o con dificultades médicas en las primeras horas y días de un terremoto. Algunas páginas crean “mercados virtuales” donde se encuentran voluntarios y donantes para financiar pequeños proyectos de micro empresas y micro finanzas. En todos estos hay un común denominador: cantidades muy grandes de contribuciones muy pequeñas de tiempo, esfuerzo, información que cuestan mas bien poco a quien contribuye y producen un efecto agregado valioso para todos.

Si tiene un caso más que conoce y del que podemos aprender, si tiene una idea de cómo hacer esto real, vamos agregándola a esta conversación en La Silla Vacía y después la llevamos a un espacio de construcción real, le buscamos financiación y la ponemos a andar. Podemos comenzar con un pequeño número de minas a manera de piloto y aprendemos sobre la marcha.

Una primera visualización de la idea es en un portal abierto de internet donde tenemos un mapa con las minas que comienzan a participar y con alertas muy sencillas del estado actual de la seguridad en gases, del estado jurídico de permisos o licencias, o del impacto y riesgos ambientales. Las alertas se generarían a partir de mensajes de SMS, fotos enviadas por celular, denuncias por teléfono o por internet, todas en estricta confidencialidad.

Una aclaración desde muy temprano: esta es una idea colectiva, así que si Usted es de los que se preocupa por patentar y reclamar derechos intelectuales privados sobre sus aportes a esta idea, preferiría que se abstuviera. Voy a asumir que esta sería una construcción dentro de la lógica del “creative commons” y que lo que se vaya construyendo tenga un beneficio público y no privado para sus creadores.

Bienvenidos los aportes o las opiniones de escépticos y optimistas.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Jue, 2011-10-13 18:43

Lamento ser un aguafiestas, pero sin demeritar la efectividad de la herramienta del "crowd-sourcing", en el tema minería es "llorar sobre leche derramada"...
La Minería es una PÉRDIDA NETA - en palabras de Germán Andrade, miembro de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y del Consejo Científico del instituto Humbolt- ya que es una producción que no se recicla en el término temporal de la escala humana. No existe Minería sostenible y la prioridad es oponernos a nuevas y mayores explotaciones mineras.
Los invito a consultar la herramienta construida por José Yunis representante de Natural Conservacy para Colombia donde se aprecian los títulos mineros y su impacto en zonas de bosques, páramos y reservas protegidas:
http://conserveonline.org/workspaces/herramienta-colombia
Solo como ilustración visiten el enlace del Encuentro Internacional para el Agua del Banco de la República para mayor información.

Mié, 2011-08-10 12:03

Buen dia, trabajo en un firma globalmente reconocida prestadora de servicios, me interesa el tema de crowdsourcing ya que outsourcing es una de las lineas que presta la firma para la cual laboro y me interesa indagar en este tema. Si es posible, me gustaría tener una charla con ustedes y conocer mas ampliamente su idea.

Mar, 2011-02-22 00:09

1. ¿Sera suficiente este crowd-sourcing, para concienciar a la gente del daño ambiental de la mineria y de los gastos economicos en los que se van a ver obligados los entes territoriales en el futuro, para dar solución a la demanda de agua potable y a las enfermedades que genera la contaminación de la mineria?

2.¿Cuanto tiempo les tomara a los vecinos de las minas por medio de presión social ser tenidos en cuenta cuando se otorgen las licencias de explotación minera?

3. Añado que siguiendo el ejemplo de India respecto a los sobornos, ¡seria bellisimo tener en este crowd-sourcing algo respecto a la corrupcion de las regalias!

4. ¿Que hacer en el caso por ejemplo del paramo de Santurban, cuando los locales apoyan a la multinacional para realizar el proyecto y los Bumangueses se oponen radicalmente, unos vecinos dicen que esta bien y los otros que esta mal?

Sáb, 2011-03-05 10:16

Sebastian, le contesto las preguntas:
1. No sabemos si será suficiente; por eso es que vale la pena probar con un proyecto piloto y experimental para probar.
2. Tampoco sabemos, pero el mismo mecanismo podría alertar con tiempo que hay espacios de participación ciudadana para influir en el otorgamiento o no de la licencia.
3. Ya vengo trabajando en esa idea similar para las regalias. ya tenemos He tenido buenos oidos en el gobierno y el sector privado para mover la idea.
4. Si llegara a arrancar el proyecto, porque cambian la ley, este seria el mecanismo para alertar de manera temprana que no se cometan irregularidades; si el proyecto no se aprueba, pero arranca la mineria ilegal de oro, este mecanismo tambien ayudaria.
juan camilo

Vie, 2011-02-04 11:10

La propuesta parte de una visión incompleta del asunto de la minería. La función de los ciudadanos no se limita al control social sino a una participación ciudadana más amplia en los procesos de decisión. Preocupa que el gobierno decida sólo, sin discusión parlamentaria y sin espacios de participación de las comunidades afectadas sobre la forma en que se hará minería en Colombia. No podemos dar por hecho que el problema es de control. Necesitamos expresar nuestro punto de vista al respecto de las tensiones que existen entre sostenibilidad y desarrollo, entre forma de vida artesanal y producción eficiente. Hay que partir desde el principio y reconocer que el gobierno ha ignorado a la ciudadanía y ha evadido el debate público antes de salir con soluciones a problemas particulares.

Sáb, 2011-02-05 12:29

corista,
gracias por el comentario.
quiero aclarar que la propuesta no pretende reemplazar la institucionalidad formal de la mineria. solo complementarla. no creo que esta propuesta tenga implicitos el supuesto o la condicion de negar los mecanismos de separacion de poderes que deben regular esta actividad, ni el papel protagonico de los mecanismos formales de representacion en la democracia y en particular el deber del gobierno de abrirlos y mantenerlos.
mientras tanto solo propongo que la sociedad civil aporte desde su cotidianeidad. mas aun, me atreveria a creer que con estos espacios que proponemos aqui podemos alimentar una mejor cultura de democracia formal participativa.
saludos,
jc

Jue, 2011-02-03 18:01

Buena idea, me gustaría que tuviera un nombre como: Laborario de observación minera de Colombia.

Sáb, 2011-02-05 12:19

wefralop, muchas gracias por la propuesta de nombre, se tendra en cuenta.jc

Jue, 2011-02-03 17:04

Me parece interesante. Yo pensaria tal vez en mezclar el crowd sourcing con algunos estudios de especialistas. Wikileaks demostro que no es la cantidad de informacion sino la seleccion y la forma de presentarla inteligentemente lo que hace que sea poderosa. Asi que me puedo imaginar tener una fuente anonima pero verificable de informacion, un equipo que la seleccione y la presente en forma periodica y de acuerdo a las coyunturas de opinion.

Otro ejemplo practico creo que Rankings porque generan presion social para mejorar, asi que podriamos enlistar a las minas mas problematicas por diferentes factores, o tal vez hacer un indice.

Jue, 2011-02-03 17:58

omar, la idea de cualificar la información con grupos calificados de especialistas es muy buena.
el crowdsourcing de esta idea debe aparecer en varias etapas: en el envio de la informacion desde los celulares y otras fuentes; en la tabulacion de la informacion, por ejemplo con voluntarios que bajen los archivos de voz de las llamadas que deben ser tabuladas en informacion util, o en la verificacion de la validez de la informacion y de la cualificacion tecnica de la misma.
gracias por el aporte
jc

Vie, 2011-02-04 02:16

Juan Camilo, yo creo que ahi esta la clave para que tenga impacto. Es la mezcla entre visibilidad y credibilidad la que hace a la informacion atractiva para el publico (atencion), y como consecuencia tenga efectos politicos y economicos. Creo que hay que motivar a un buen grupo de voluntarios a contribuir, y al mismo tiempo buscar un buen "curador" que nos ayude con el arte de saber cuando y como colocar la informacion en la opinion publica.

No siempre mas informacion es mejor, hay que saber buscarla, seleccionarla y si es el caso ignorarla, sino los voluntarios naufragarian en un mar de denuncias. Hay algunas plataformas digitales que podrian ser utiles para colocar la informacion por capas, tambien podria ser util organizarla en un formato georeferenciado. Ademas de los rankings los mapas de riesgo son una buena forma de comunicar. Ya hay muchas experiencias sobre mapas y crowd sourcing.

Saludos,

Jue, 2011-02-03 15:16

La idea funcionaría si la normatividad vigente permitiera el acceso a las minas de entes de vigilancia ciudadana tales como veedurías y medios de comunicación. Lamentablemente esto no es así, y muy seguramente tampoco va a serlo en los contratos de megaminería que se vienen.
En la Argentina la megaminas tienen cercos de kilómetros y están siendo constantemente patrulladas por personal de vigilancia privada (fuertemente armados). Es casi imposible, hasta para los funcionarios del estado, acceder a dichos sitios. Hay leyes argentinas que prohíben los sobrevuelos en territorio de la mina.
Habría que pensar una nueva ley que obligara a los privados, en el caso de la minería, a mantener abiertas sus puertas constantemente para que cumplan lo que prometen en cuanto a condiciones laborales, restitución del medio ambiente, etc. Además de leyes que sancionen fuerte y rápidamente si son descubiertas violaciones a estas normas.

Jue, 2011-02-03 15:38

Muy buen punto Milbarras, aunque hay informacion valiosa que de pronto no requiere entrar a la mina. Mire el caso de IPaidABribe en India, se trata de solo un mensaje de alerta. Los comentarios entre los familiares de los mineros que en la noche comentan que no habia detector de gases prendidos, o que el dueño de la mina no está pagando seguridad social, o que trajeron una draga que esta abriendo un boquete que puede causar problemas, y un buen rumor entre el pueblo generaria los mensajes que necesitamos.
jc

Jue, 2011-02-03 15:00

El espolio nunca va hacer legal, ni la contaminación y mucho menos la esclavitud,así que no hay que vigilar que nos roben bien o mal lo que hay que vigilar es que no sean las transnacionales las que lo hagan.
Y las "normas" se las inventa el mafiogobierno para después violarlas.

Jue, 2011-02-03 14:33

Muy buena idea. Creo firmemente que la construcción de concenso en comunidad es la mejor via para avanzar. Sin embargo, el problema que veo en este caso es que seguramente los 16 vecinos de la mina dependen económicamente directa o indirectamente de ella. Es bastante probable que ellos no denuncien por "temor" (de que la cierren definitivamente y se queden sin sustento económico). Desde la tranquilidad de un escritorio podríamos creer que la racionalidad del "temor" de morir o de que ocurra un nuevo accidente debería ser mayor al "temor" del cierre, pero la realidad es completamente diferente.

Diciendo esto, creo que debe existir alguna forma de evitar este conflicto. Alguna idea? Tal vez algún plan de incentivos? o que las autoridades se comprometan de alguna forma que en vez de cerrar se va a invertir en seguridad?

Jue, 2011-02-03 14:53

MC,
es un punto valido y lo hemos pensando. primero, el sistema tiene que garantizar la confidencialidad de la informacion enviada. llevo dias y horas de noticieros de esposas (ahora viudas) que cuentan com su marido decia que ya habia mucho gas acumulado pero que no habia opcion diferente de trabajo. Si esas esposas mandan esos mensajes de texto, si los vecinos de ese pueblo mandan varios mensajes diciendo que el rumor en el pueblo es ese, y se despiertan las alarmas a tiempo, se dispersa el riesgo de despido entre los interesados y se genera mas presion social en el dueño de la mina y en las autoridades de vigilancia. Simplemente con eso ponemos a los 16 inspectores a viajar rapidamente a donde el portal avise que hay alarmas mas frecuentes.
jc

Jue, 2011-02-03 13:44

Qué buena idea.

¿Pero qué tanto puede resultar en acciones concretas? Esto puede ser un buen mecanismo para diagnosticar problemas. Pero qué ha de hacerse para que dichos problemas, aunque estén confirmados y tabulados, resulten en una respuesta efectiva de quienes han de controlar la minería?

Con órganos de control capturados, laxos, y/o inefectivos, esta herramienta no tendría mayores efectos.

Jue, 2011-02-03 14:50

IGPardo,
Una forma de verlo es que es un mecanismo sin dientes y que los que tienen dientes -lease, organismos de control, seguirán siendo quienes logren o no el cambio a minas mas seguras y sostenibles.
La otra forma de verlo no requiere seguir pensando que el agente gubernamental es el unico responsable. La sociedad civil puede ser vigilante y garante de buenas prácticas, puede generar rumores de mineros mas responsables y menos responsables, y esa presión social puede tener reditos en el mediano plazo. Cuando las comunidades se han acercado a la creación y vigilancia de reglas en el manejo de recursos naturales se han producido manejos mas sostenibles de estos, no veo porque no podria aplicar a la mineria.
jc

Jue, 2011-02-03 16:20

Juan Camilo.
Estoy de acuerdo con que la presión social puede tener réditos en el cambio del comportamiento de algunas corporaciones. Pero tal vez eso no es así en el campo de la minería. Habría dos mecanismos para que los empresarios modifiquen su comportamiento: que la presión social resulte en (i) la activación de organismos de control (multas por ejemplo), o (ii)un cambio en el consumo de sus productos.

Pero si los organismos de control no funcionan, y los productos mineros no los consumen quienes son sensibles a la responsabilidad empresarial, ¿no hay un problema? El paso de la materia prima de la mina al consumo final me suena tan complejo, que no sé cómo podría haber una relación entre el comportamiento de la empresa minera y la decisión de los consumidores finales de productos y servicios.

Si es así, ¿qué incentivo hay para que los mineros cambien su comportamiento? Sólo el de la regulación y el control ¿no?

Jue, 2011-02-03 16:49

Si los incentivos monetarios o los monetarios cambian el comportamiento pro-social es la pregunta del millón. Para ser honesto, no sabemos. La seguimos estudiando, sigue siendo una de las preguntas mas importantes y aun no resuelta en muchos espacios de la realidad y la academia. Por esto yo asumiria este reto como un experimento de aprendizaje para todos en la academia, el sector como tal, y los diseñadores de politica.
jc

Añadir nuevo comentario