Por Blog de Notas · 12 de Febrero de 2015

5668

14

Por Tatiana Rodríguez Leal

Felicito a todos los beneficiarios del programa ‘Ser Pilo Paga’. He sido beneficiaria de becas y préstamos educativos y se que acceder a educación de calidad le cambia a uno la vida. Me alegro, y hasta más, por las Universidades privadas que tienen el privilegio de recibir estudiantes del programa. Estoy de acuerdo con Salomón Kalmanovitz[1] en que ésta será una oportunidad para sacudir siquiera un poco la segregación social en la educación privada, que hace que muchos jóvenes se pierdan la oportunidad de entender mejor la sociedad de la que son parte. 

Como muchos, no puedo, a pesar de estas alegrías, dejar de lado la profunda preocupación sobre las condiciones de condonación del préstamo. Los programas piloto, como se supone que es esta ronda de ’Ser Pilo Paga' son para aprender. Su fin es implementar algo que suena a buena  idea y ver qué obstáculos tiene en la ejecución. Un piloto es para embarrarla un poco y mejorar en la próxima ronda. ¿Pero en un programa que no es una beca, sino un crédito condonable, quienes son los que van a pagar estos aprendizajes? Ojalá que no fueran los pilos, y de paso sus familias. 

Estefanía Avella[2] dice que la cifra de deserción del programa ‘Yo Quiero Estudiar’ de la Universidad de los Andes es del 11%. Gina Parody dijo en la W, que es del 7%. Este programa es de una manera muy limitada comparable con las 10 mil becas del Ministerio. Entre otras diferencias, Avella señala que serán muchos más los estudiantes los que se mudarán a otra ciudad, lo que pone más retos para que sean exitosos en su carrera. En todo caso con esa cifra optimista cuando se compara con la deserción nacional, un 7% significa que más de 700 estudiantes, beneficiarios de Sisbén, podrían desertar. Así, un estudiante que llega a cuarto año de Derecho en los Andes y deserta quedaría con una deuda que supera los 100 millones de pesos más intereses, sólo por matricula. A esto hay que sumarle lo que el estudiante reciba por sostenimiento. Tomando el subsidio más alto, 4 salarios mínimos, estamos hablando de más de 30 millones de pesos. Basta con que el pilo, beneficiario del Sisbén, se retire del programa después de un sólo semestre, para que salga endeudado por 17 millones de pesos más intereses. 

La pregunta es entonces ¿qué se necesita para que los estudiantes sean exitosos y no se retiren del programa? Que sea un crédito condonable y no simplemente una beca, muchos pensarían, premia el compromiso y desincentiva la vagancia. Esto era lo que se solía creer hace unos años[3]. Ahora se sabe que la deserción en educación superior depende en gran medida de las instituciones mismas. De hecho, el nivel de deserción en una institución es un criterio de calidad[4]. Excelentes universidades como Harvard y Oxford, que ya de entrada se dan el lujo de aceptar sólo a quienes han mostrado evidencias de éxito académico durante años (y no solo en un examen estandarizado), tienen alrededor de 97% de éxito en retener a sus estudiantes de primer año[5]. Esto se logra tras invertir importantes cantidades en bienestar y grandes equipos humanos dedicados solo a eso. Muchas otras universidades, no lo hacen tan bien.

Se sabe también que hay varias medidas que las instituciones pueden tomar para atender a los estudiantes, particularmente a los que están en riesgo y que el soporte durante el primer año es clave[6] (Hay algunas ideas al final de este artículo). Esto es más importante aún para estudiantes que tienen alguna desventaja por su formación académica, contexto cultural, social, condiciones financieras o condición de minoría[7]. En las universidades en Colombia parte de este tipo de apoyo lo dan departamentos como Bienestar Estudiantil o su equivalente. Otra parte depende de otros actores de la comunidad como las unidades administrativas, los profesores y los estudiantes.   Aunque varias Universidades han declarado haber tomado medidas, es muy difícil que en los meses que antecedieron el programa las universidades hayan tenido el tiempo y los recursos para hacer todos los ajustes necesarios para la nueva población que acogen. ¡Los cambios organizacionales son difíciles y costosos! Muchos de los ajustes que habrá que hacer ni siquiera los alcanzan a anticipar. El primero año seguro va a ser el más difícil.

A esto ahora se le suman las demoras en los subsidios de sostenimiento, que hacen que los primiparos, solo dos semanas después de comenzar y muchos en ciudades nuevas y lejos de sus familias, ya estén pidiendo prestado o anden sin plata en los bolsillos. La plata prestada es cara. Esto en sí mismo ya es terriblemente problemático y anuncia deserción. Lamentablemente tal tipo de demora a la hora de consignar es muy común, como podemos dar fe otros beneficiarios del Icetex y de Colciencias.

Es un error pensar que el éxito de un estudiante en la universidad depende solo de tener financiación y ser responsable. Dar el soporte adecuado es un compromiso moral con los estudiantes[8]. Más aún cuando hay tanto en juego. Los optimistas dirán que se trata de un piloto. En el camino se irá aprendiendo. ¿Pero quién va a pagar por esos aprendizajes? Un crédito condonable en el que los beneficiarios pagan el 100% si no obtienen un título, significa que la totalidad de los platos rotos los pagarán los estudiantes que deserten y sus familias. ¡A pesar de que la deserción es una responsabilidad de muchos!

Es cierto que cuando uno asume cualquier deuda también asume un riesgo que debería haber evaluado bien. Pero me pongo en los zapatos de los 10 mil afortunados y me pregunto cómo le dice uno que no a una oportunidad de este tamaño. Miles de familias están haciendo una apuesta seria por este programa y han confiado en que el gobierno cumpla con su parte. Es preocupante que ni el estado ni las Universidades asuman, al menos, algún porcentaje del riesgo.

Aunque la Ministra dice que van a acompañar a los estudiantes, no me queda claro que esto sea suficiente. El programa evidencia una comprensión limitada de la población que atiende y de la naturaleza de la experiencia universitaria. Es miope también ante los retos que van a enfrentar las universidades para proveer un ambiente conducente al éxito y ante las consecuencias de los problemas de implementación que ya estamos viendo. No estamos entendiendo el costo de estudiar y de estar 4 o 5 años fuera de la vida laboral, el sinnúmero de obstáculos que una persona de 18 años enfrenta en el camino, ni lo que implica proveer el soporte institucional necesario para que muchos de estos estudiantes la logren. El programa de las 10 mil becas va a traer aprendizajes importantes. Para muchos será una bendición. Para otros tal vez el dulce envenenado del que habla Rodolfo Arango[9].

Un piloto es para aprender. Un piloto tiene, por definición, platos rotos. El problema es que los pilos los paguen todos.

 

 

[1] www.elespectador.com/opinion/ser-pilo-columna-539943

[2] www.elespectador.com/noticias/educacion/ser-pilo-paga-un-gran-experiment...

[3]  Braxton, J. M., Hirschy, A. S., & McClendon, S. A. (2004). Understanding and reducing college student departure. San Francisco, Calif.: Jossey-Bass.

[4] http://colleges.usnews.rankingsandreviews.com/best-colleges/rankings/nat...

[5] El dato de Harvard viene de http://colleges.usnews.rankingsandreviews.com/best-colleges/rankings/nat.... De Oxford viene de http://www.telegraph.co.uk/education/educationnews/9946149/Warning-as-27...

[6] Braxton, J. M., Hirschy, A. S., & McClendon, S. A. (2004). Understanding and reducing college student departure. San Francisco, Calif.: Jossey-Bass.

[7] Nelson, K. J., Quinn, C., Marrington, A., & Clarke, J. A. (2012). Good practice for enhancing the engagement and success of commencing students. Higher Education, 63(1), 83-96.

[8] [8] Braxton, J. M., Hirschy, A. S., & McClendon, S. A. (2004). Understanding and reducing college student departure. San Francisco, Calif.: Jossey-Bass.

[9] http://www.elespectador.com/opinion/prestamos-educativos-dulce-envenenad...

Comentarios (14)

CLA

12 de Febrero

50 Seguidores

Algo similar pasó con las becas de doctorado de Colciencias, que en realidas son créditos condonables. Con un agravante: Colciencias cambia las reglas de condonación año a año, luego de que el estudiante ha aceptado. Son un peligro.

Algo similar pasó con las becas de doctorado de Colciencias, que en realidas son créditos condonables. Con un agravante: Colciencias cambia las reglas de condonación año a año, luego de que el estudiante ha aceptado. Son un peligro.

Prada

12 de Febrero

1 Seguidores

Revisemos unos números. (Suponiendo que se mantenga una variación de IPC de ...+ ver más

Revisemos unos números. (Suponiendo que se mantenga una variación de IPC de 3.66% anual y un incremento del SM de 4.6% anual, y corriendo un modelo financiero con las condiciones publicadas en el portal de ICETEX para este programa).
Un pilo que deserte y que haya pagado $12M de matrícula este semestre y que utilice los 4 SMMLV para manutención por semestre, tendrá que pagarle a Icetex, desde el mes siguiente a su deserción, una cuota mensual del orden de 2 SMMLV por un período igual al doble del tiempo de estudio.
Si un pilo deserta al finalizar el primer semestre, deberá pagarle a Icetex una cuota mensual del orden de 2 SMMLV durante un año. Uno que deserte en octavo semestre, pagará una cuota mensual del orden de 2 SMMLV durante 8 años.
Si la matrícula es de $8M la cuota mensual será del orden de 1.2 SMMLV.
Si la matrícula es de $4M la cuota mensual será del orden de 0.9 SMMLV.
(Durante el doble del tiempo de estudio).
Me pregunto si los pilos y sus padres saben esto.

Prada

13 de Febrero

1 Seguidores

Empatía: Participación afectiva de una persona en una realidad ajena a ella....+ ver más

Empatía: Participación afectiva de una persona en una realidad ajena a ella. Capacidad de sintonía intelectual y emocional con otras personas. No es altruismo, no es compasión, no es lástima, no es simpatía; es la capacidad de ponerse en los zapatos del otro. Según los entendidos, la base natural de la convivencia.
Muchas personas carecen de esa capacidad, más allá de su círculo íntimo, o en absoluto, y llaman "justicieros" a quienes sí la tienen, y le agregan "cósmico" para garantizar la broma. La empatía es un chiste. Así resulta fácil suponer que desertor significa flojo y que merece la tortura subsecuente.
¡Bien por los 9300! Mal que no deban retribuir personalmente una parte de su rentabilidad personal sobreviniente. Se les dice: Esto es un regalito, para tí solo.
¿Cuántos son 700? Cuente en voz alta de 1 a 700. ¿Cuanto es 2 SM? Lo que muchas de las familias de los pilos no alcanzan a ganar en un mes.
Este individualismo de los injusticieros cósmicos nos está matando.

Prada

13 de Febrero

1 Seguidores

Fíjese que su comentario refuerza mi punto. A usted no le interesa saber por ...+ ver más

Fíjese que su comentario refuerza mi punto. A usted no le interesa saber por qué desertó un pilo. A Icetex, tampoco. De antemano aseguran que el desertor TIENE QUE SER un irresponsable, un vago, y lo juzgan y lo condenan, a priori. Y ahí está lo descorazonador de su comentario.
Pero no se ha puesto a pensar que la probabilidad del "pilo desertor por vago" es casi nula y que detrás de cada pilo desertor habrá una causa muy grave, una tragedia, que ni a usted ni a Icetex les importa (¿Un vago que se autocondena a años de trabajos forzados?).
Y si no se ha resaltado todo lo magnífico del programa es porque eso se defiende solo, y hay límites de extensión en los comentarios. No es sesgo, es selección de un tópico que no ha recibido la debida atención, aunque a usted le parezca absurda tanta atención. No insista en que cada comentario contenga el universo entero.

sinnombre

16 de Febrero

0 Seguidores

Lo dicho, pura justicia cósmica. Solo alguien muy mezquino puede poner condic...+ ver más

Lo dicho, pura justicia cósmica. Solo alguien muy mezquino puede poner condiciones para que el Estado regale plata. Y no vaya usted a oponerse, porque lo crucifican en el altar de la ingeniería social.
Puestos a pensar, el Estado debería abolir los bancos y debería comenzar a regalarle plata sin condiciones a los emprendedores. En últimas, ellos tampoco son vagos ni irresponsables (y no se meten en el lío de fundar empresas arriesgando sus recursos, para convertirse en esclavos de sus socios/acreedores).
Es encantador enterarse de que si uno no está de acuerdo con que el Estado intermedie para regalar plata, entonces le falta empatía. No Nuevo, también existe la posibilidad de que haya gente que crea (como yo), que son los dueños de los recursos quienes deben decidir cómo invertirlos: si creen que ellos o la sociedad se beneficia más con caridad, pues destinarán recursos sin que nadie los amenace con cárcel por evadir impuestos "redistributivos".

Prada

18 de Febrero

1 Seguidores

Lamento todos mis comentarios anteriores, no sé en qué estaba pensando.
...+ ver más

Lamento todos mis comentarios anteriores, no sé en qué estaba pensando.
El mensaje para los pilos desertores, por cualquier causa, y sus familias, solo puede ser uno: Jódanse.
Primero, por aceptar dinero que no les pertenecía, que no se habían ganado; segundo, por desperdiciarlo en sus pequeñas y despreciables tragedias personales o familiares; y, tercero, por ser estadísticamente insignificantes.

Tatiana Rodríguez Leal

16 de Febrero

0 Seguidores

La rendición de cuentas es, sin duda, importantísima. Que los que reciban es...+ ver más

La rendición de cuentas es, sin duda, importantísima. Que los que reciban este beneficio lo aprovechen al máximo es lo mínimo que podemos esperar. Sin embargo, en el marco de un piloto, la rendición de cuentas debe ser compartida. La deserción tiene varias causas, y las universidades y el gobierno tienen un rol en esto.
Esta es una oportunidad para pensar el problema de deserción, tanto para el caso de los más de 10000 beneficiarios como para el resto de los estudiantes universitarios.

sinnombre

16 de Febrero

0 Seguidores

Jajajaja.
Otra característica de los justicieros cósmicos: la condena mo...+ ver más

Jajajaja.
Otra característica de los justicieros cósmicos: la condena moral de quien no comparte su credo. No estar de acuerdo con ellos es equivalente, en el mejor de los casos, a ser una especie de criminal social (nuestro individualismo es lo que "nos está matando").
Cuando elgatodeschrodinger menciona a la justicia cósmica (o a los justicieros cósmicos), se refiere a esto.
Para los justicieros cósmicos, la justicia no tiene nada que ver con que cada uno tenga lo que le corresponde o lo que le pertenece. Es un tema de empatía forzada: la solución de los problemas requiere que los que prosperan carguen con los que no. Bueno, en últimas ¿qué es lo que no me corresponde? Si la señora que escribió el artículo escribe como escribe y ganó muchas becas, ¿por qué a mí, que cometo menos errores de ortografía, no me corresponden al menos las mismas becas?

Lina María Carrillo

13 de Febrero

0 Seguidores

Hola Tatiana, me parece interesante que toques un poco el tema del examen esta...+ ver más

Hola Tatiana, me parece interesante que toques un poco el tema del examen estandarizado como criterio de selección para quienes reciben la beca. Mi preocupación principal respecto a Pilo Paga es, sobretodo, en torno al hecho de que no creo que el examen ICFES sea un buen medidor de ser "pilo". Un criterio de selección que estudiara la excelencia académica histórica en el colegio sería una muy buena opción, aunque podría resultar costosa. Por otro lado, las cifras que pones de deserción no corresponden a la realidad que yo he visto como estudiante de los Andes, no solo la deserción es evidentemente alta (al rededor del 25%), si no que el cambio de carrera o perder una materia lo que implica atrasarse son casi que la tendencia y no la excepción en los Andes, lo que representa un costo del que no he oído hablar a Gina. Estos factores, más el hecho de considerar a un "pilo" bajo la presión de que podría dejar a su familia debiendo millones, deben ser más estudiados a fondo. Saludos

Tatiana Rodríguez Leal

16 de Febrero

0 Seguidores

Muchas gracias por tu comentario. Estoy de acuerdo en que una prueba estandari...+ ver más

Muchas gracias por tu comentario. Estoy de acuerdo en que una prueba estandarizada es un criterio limitado para determinar la excelencia académica. Hay otras evidencias que serían muy valiosas y que le permitirían a muchos demostrar lo buenos que son. Sin embargo, como bien señalas, sería muy costoso implementarlo a una escala nacional.
El 7% de deserción es una cifra optimista, pero está basada en el programa 'Yo quiero estudiar' de los Andes donde menos estudiantes desertan. Ojalá este porcentaje sea aún menos en la iniciativa del Ministerio. Tal vez es posible si se da el soporte adecuado.
Muy importante preguntarse qué pasa si el estudiante se demora más de lo planeado. Habrá que ver cuáles son las condiciones exactamente que han puesto el Ministerio y el Icetex.
El programa nos ha puesto a pensar sobre Educación Superior desde muchas perspectivas. Ojalá estas preguntas continúen porque son una oportunidad para mejorar.

Las historias más vistas en La Silla Vacia