Menú principal

Jueves Octubre 02, 2014

De la Dirección
Imagen de De la Dirección

Acceso al detrás de cámaras de La Silla Vacía y canal de comunicación entre su directora y los usuarios. 

Soy la directora de la Silla Vacía. Estudié derecho en la Universidad de los Andes y realicé una maestría en Periodismo de la Universidad de Columbia. Después de trabajar en The Wall Street Journal Americas en Nueva York regresé a Colombia a El Tiempo, donde trabajé como editora de la Unidad de Paz cubriendo el proceso de paz con las Farc. En la revista Semana fui editora de reportajes y en 2006, ayudé a crear la edición diaria de Semana.com. Después de un año en Harvard como Nieman fellow dirigí el lanzamiento de la revista Flypmedia.com en Nueva York. Con un capital semilla del Open Society Institute volví al país a montar este proyecto de la Silla Vacía.

Escribí los libros ¨No somos machos pero somos muchos, 5 crónicas de resistencia civil¨ y ¨País de Plomo, crónicas de guerra¨.

Twitter del autor

@lasillavacia

Hilos temáticos:

Hace más de un mes, Jorge Humberto Botero propuso que La Silla le concediera un espacio a Las Farc para que pudieran desde su propio blog compartir con los usuarios lo que piensan, sin someterse a la edición de los medios. Por razones del rediseño (que seguimos ajustando) no había podido responder hasta ahora.

Jorge Humberto parte de unos supuestos que nos parecen válidos: es cierto que en general -aunque con varias excepciones- pareciera que los pronunciamientos de la guerrilla se editan para mostrar las facetas más agresivas de sus discursos y que muchas veces se omite el contexto que permitiría entender mejor sus planteamientos (así sea para rechazarlos).

También es cierto que necesitamos saber qué piensan aquellos que muy rápidamente pueden pasar de ser enemigos en la guerra a adversarios legítimos en la arena política. Y que esa transición no sucede de un día para otro. Quizás, incluso, sea cierto que para que esa transición se de, ayudaría que desde ahora podamos "dialogar de manera civilizada sobre las abismales diferencias que nos separan", como dice Jorge Humberto.

Sin embargo, creo que para que se de ese diálogo en las condiciones planteadas por nuestro bloguer es imprescindible que todos los involucrados estén sin armas. Que una parte las conserve crea una asimetría en la conversación que enturbia el verdadero ejercicio dialéctico, que es el objetivo de nuestros blogs. Es que es en la fuerza de las ideas y de los argumentos donde radica el poder de las palabras, cualquier refuerzo adicional las minimiza.

Es muy diferente que el senador Robledo denuncie cómo unos empresarios se apropiaron de manera indebida de tierras baldías o de campesinos, y otra que lo haga un grupo armado. Cuando Iván Márquez criticó en su discurso en Oslo a algunos empresarios con nombre propio, yo, por lo menos, lo sentí como una intimidación.  Cuando lo dijo Robledo abrió un debate nacional.

Por eso, mientras existan las armas de por medio, La Silla se limitará a seguir entrevistando a personas que conocen bien a las Farc y que pueden servir de "traductores".  También le ofrecimos hace unos meses a David Flórez, uno de los líderes de la Marcha Patriótica, un blog para que pudiera dar una versión alternativa sobre la política que se está gestando desde las bases campesinas y que es contraria a la del Establecimiento.

Cuando las Farc dejen las armas -que ojalá sea pronto- tendrán un blog en La Silla si así lo desean. Acá encontrarán un espacio disponible para persuadir con sus ideas -y solo con ellas- lo que proponen para este país.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Dom, 2013-06-23 03:36

Tocaría darle blog a los paracos desmovilizados, ¿no? :)

Yo no sé si la desesperación ante el descuadernamiento que nos amenaza por todos lados, especialmente desde el Congreso, en manos de los criminales para ser sinceros, nos ha llevado a confundir dos cosas:

Una es "la paz", que es un concepto abstracto, y la otra es "un país en paz", que es algo real y posible.

En un país en paz, todos pueden hablar. En un país en guerra, cada palabra que se publica hace que el medio tome partido.

Todos nos contorsionamos para "facilitar la paz".

La verdad es que nadie se sienta a dialogar hasta que está derrotado. Mientras hay esperanza de victoria, nadie se rinde.

Por eso las FARC no dialogan, explican.

Un blog de las FARC es la repetidera de la página web que tienen: un diálogo de sordos que causa asombro. No ceden ni un milímetro y todo se ve como la perversión del "establecimiento" que manda sobre un conjunto de idiotas que no comprendemos la política ni la explotación.

Sáb, 2013-06-22 09:33

Difícil estar en desacuerdo con Juanita, su planteamiento es muy válido sin embargo, de lo que se trata es que en el proceso de paz que se adelanta las palabras de las Farc son satanizadas inmediatamente y como lo reconoce, se editan para buscar su lado más violento, y diría, precisamente para buscar el rechazo de la ciudadanía y así tampoco hay "igualdad de armas", en los medios de comunicación. El proceso de paz requiere también de verdad, al menos de las declaraciones que se han realizado y creo que a eso apuntaba Jorge Humberto Botero, porque LSV puede informar y no censurar e incendiar a los colombianos. Tal vez la posición intermedia es entonces, analizar el contexto general de los comunicados de las Farc, como en muchas ocasiones hace en otros temas, explicando en qué consideran no es cierta la información publicada o descubriendo los intereses ocultos. Merecemos acabar un conflicto que perpetua nuestra desigualdad, inequidad, espíritu violento y conductas antidemocráticas.

Sáb, 2013-06-22 09:01

El estado, que somos todos, con gobernantes a la cabeza,debe perdonar , olvidar y reiniciar al país,sin saquearlo como vienen haciéndolo con las finanzas públicas, pues entonces no hay dinero para arreglar las inmensas y crecientes desigualdades que se acrecientan a diario, generando rencores frustraciones y más violencia. Perdonar al CORONEL PLAZAS(palacio de justicia)? Si,es imprescindible. ¿Y las "ocasionales" 3000 ejecuciones extrajudiciales de JUANMA con el paraquito URIBE? Si, pero también a los guerros del collar y el burro bombas, a TIMOCHENKO e IVAN MARQUEZ? Si, si, si señores.de lo contrario no habrá paz.

Sáb, 2013-06-22 05:35

Las palabras liberan.Las palabras bien expresadas,los argumentos que las palabras generan, evitan la confrontación irracional,el desvarío, la agresividad,la violencia. "En el principio fue el Verbo".Los hasta ahora excluidos de loe medios, si ejercitandose en la palabra aleccionadora, encuentran un espacio para que depongan las armas y las reemplacen por la Palabra, bienvenidos sean.

Vie, 2013-06-21 22:17

Si se trata de participar sin armas en el debate político, estoy de acuerdo, pero debe ser una regla válida para las partes. Con la misma fuerza que se cuestiona el alzamiento armado de las FARC debe expresarse la crítica a la militarización de la sociedad y del Estado, si se quiere crear el ambiente propicio para la paz. La participación de la insurgencia sin armas en política está bien, pueden haber fórmulas eficaces para la dejación de las armas, eso sí, deben darse cambios institucionales que garanticen certezas que el Estado suprime la violencia contra las expresiones sociales y políticas que se le oponen o simplemente reclaman sus derechos.

Vie, 2013-06-21 12:34

En lo personal no creo que pueda ser herido o asesinado por una bala perdida de las Farc proveniente de un Blog en LSV. Las practicas de esta organización son tan abominables como lo fueron los vientos de la violencia que origino esta tempestad. No rima que cuando las Farc emprenden el camino del dialogo como alternativa precisamente al de las armas, los medios cierren las puertas de la argumentación y el debate.

Vie, 2013-06-21 11:09

Así es. Muy sensato éste artículo. Las palabras se desintegran cuando detrás hay una mano empuñando un arma, ahí ya no hay argumentos ni ideas ni debate, sino una especie de intimidación disfrazada. Y me parece muy loable el ofrecimiento que hace La Silla a las FARC de otorgarles un blog siempre y cuando no estén en armas, es un ofrecimiento valiente, teniendo en cuenta que muchos medios en el país, muy seguramente, no se atreverían a hacerlo.

Vie, 2013-06-21 09:46

El otro día escuchaba a un liberal, porque es bueno escuchar a la gente a ver qué dice, Guillermo Rivera creo que es senador o representante. El punto es que esgrimía que comparar a las autodefensas con la guerrilla es ilógico. La guerrilla es un actor político armado de la sociedad, si está armado es verdad, pero así como también dice mucha gente, si no fuera por esas armas este país no escucharía lo que ellos dicen, que en general son muchos campesinos que ven en las armas la única manera de hacerse escuchar porque desafortunadamente esta no es una democracia donde tienes todas las garantías para hacer valer tus ideas.

Pero como siempre este es un medio privado y pueden tomar las decisiones que quieran, tienen sus razones y son respetables para no abrir espacios de diálogo a quien no deseen.

Sáb, 2013-06-22 12:40

Ni la guerrilla son campesinos ni se utilizan las armas para hacerse escuchar. Alguna vez lo fueron y utilizaron las armas para defenderse de los abusos del gobierno. Ahora son un ejercito que utiliza las armas para hacerse obedecer.

Vie, 2013-06-21 10:48

Qué interesante. Asesinar es válido si es para hacer "valer sus ideas". Vea usted.

Además, si es cierto que los campesinos "se ven obligados" a armarse para que la gente "los oiga", ¿por qué reclutan niños a la fuerza? Uno se imaginaría que si esas ideas ("correctas") tuvieran suficiente apoyo, podrían ganar en las urnas (o al menos no necesitarían asesinar gente para que se "oigan").

Vie, 2013-06-21 11:03

Si no se entiende el concepto de actor político armado la verdad no tiene sentido dialogar. Gracias por tomarse el tiempo de leer mi comentario.

Vie, 2013-06-21 06:04

Las razones de Juanita son flojas. R. Ortiz y R. Guarin representan la opinion de un monstruo de mil cabezas: militares al servicio del pais, paramilitares y narcos camuflados de militares, por no mencionar la corrupcion. Cierto que a militares les precede la legitimidad formal, pero tambien esa gran ilegtimidad producto del abultado historial delictivo. Entiendo que Juanita tiene que hacer un fino ejercicio de equilibrio; finura reflejada en sus argumentos.

La cuestion de fondo es que el pais demanda cambios profundos y las conversaciones de Cuba parecen ser la unica arena donde estas demandas se ventilan. La incapacidad del congreso para reformar la politica y la politizacion de cortes muestran que los cambios requieren una transformacion mayor. Lo grave es que el establecimiento desconozca la fuerza de estas demandas y asigne a las far esta influencia. Que paradoja: se discute la legitimidad y hasta la posibilidad de darles un espacio, pero se les concede la iniciativa politica.

Vie, 2013-06-21 01:27

Es un debate bastante complicado. Parece que aún pesa el Estado de Opinión de Uribe, en el que el trato a las Farc es de terroristas. Ya en los telepromter no está la palabra, pero parece que el “chip” no se ha cambiado, en el sentido de recogerlos como grupo insurgente, actor político y alzado en armas contra el Estado, en tanto el gobierno ha reconocido un conflicto armado interno y no la persistencia de una amenaza terrorista. Se entiende entonces que la decisión de LSV es más coyuntural que histórica.

En cambio, la propuesta del señor Botero sí es desde la perspectiva histórica. Por eso la comparación entre los marranos y el florero. Además, reconocer un conflicto armado implica comprender precisamente, que para que una voz llegara a ser escuchada, tenida en cuenta, tuvieron que hablar con fusiles. El desplazamiento, la ampliación de frontera agrícola, fue la alternativa todo el tiempo, hasta que se armaron. Sigue

Vie, 2013-06-21 01:28

Ahora, estoy seguro de que sectores de las Farc se van a “bacrimizar”, (supongo que en parte por eso el gobierno quiere el fuero militar como quedó) pero sus representantes no son los que están en La Habana. El grupo negociador, los que leen comunicados y son entrevistados por Semana, están en un ejercicio político, que merece un debate más socializado, más público. Y también creo que las Farc pueden ir haciendo un ejercicio de catarsis sobre esta guerra tan larga y aprovechar los pocos medios que les dan voz para pedir perdón a las víctimas de su accionar. Y cuando digo que la decisión de La Silla es coyuntural, también creo que es pragmática. Si aceptan, medio país se les va encima, aunque yo haría parte de la otra mitad. Sigue

Vie, 2013-06-21 01:31

Y por último, comparar a Robledo con las Farc, creo que no aplica. O no del todo. Robledo, Cepeda, Gloria Cuartas y Piedad Córdoba entre otr@s, aún y con sus problemas de seguridad, pueden decir cosas que abren “un debate nacional”. La comparación –otra vez, histórica-, debe ser sobre la reclamación de tierras. ¿Si lo dicen las Farc sería intimidación, porque están en armas? Si lo dicen líderes reclamantes de tierras que no están en armas… ya sabemos en qué lista están. ¿Tenemos que esperar a que un campesino se vuelva a armar y conforme una autodefensa, porque le arrebatan una y otra vez lo que es suyo? Esa voz histórica –no la delictiva-, es la que creo que alimentaría el debate político sobre la democracia que debemos construir.
Para la reflexión y debate también, estos párrafos del padre Javier Giraldo (entre otros, sobre medios de comunicación): http://www.javiergiraldo.org/spip.php?article231

Jue, 2013-06-20 20:42

La razón esgrimida es parcialmente válida. Con armas no se puede dialogar. Pero cuando se trata de dejar las armas se requiere sin ninguna duda del diálogo y todo lo que colabore a la exposición de ideas y motivos de las partes es útil. Si al final de las conversaciones en La Habana la guerrilla no deja pública y abiertamente las armas, entregándolas, los acuerdos serían una burla. Felicito a Juanita por su actividad democrática pero en este punto de negarse en redondo a darle la palabra a los guerrilleros en trance de paz me parece demasiado radical.

Jue, 2013-06-20 20:17

Entiendo el dilema y me parece respetable la solución adoptada. Pero no es la única posible. La Silla Vacía hubiera podido ofrecer un espacio limitado, sometido al criterio editorial para que fuera LSV quien decidiera, pronunciamiento por pronunciamiento, cuándo se trata de opiniones de las FARC de interés para los colombianos y cuándo se trata de un discurso intimidatorio. En todo caso, me alegra que se haya planteado la discusión. Recuerdo cómo al comienzo del proceso de paz los medios de comunicación en su mayoría se limitaban a publicar comunicados del gobierno sin dar a conocer los pronunciamientos de las FARC. Con el tiempo esa asimetría le hace daño al proceso ya que hace aparecer como sorpresivas muchas decisiones de las FARC que se hubieran podido anticipar conociendo su forma de pensar desde el comienzo. Interpreto este debate, y la decisión de LSV, como un compromiso de LSV por ofrecer información amplia y pluralista sobre este tema, cosa que aplaudo.

Jue, 2013-06-20 14:44

Muy acertada la posición de la directora de lasillavacia. Es tiempo para que las FARC abandonen paulatinamente las armas y se sometan al fuego de la argumentación. Otro capítulo será cómo cerrar tantas heridas infligidas, de forma que sus razones ganen aceptación.

Jue, 2013-06-20 14:10

La respuesta que le da LSV a la propuesta de abrirle un canal de opinión a las Farc es razonable dentro del entorno en que se mueve la industria de la comunicación en nuestro país, entre otras cosas porque la oposición, de no tener recursos propios para manifestarse a sus anchas no puede expresarse sino limitadamente y eso cuando produce hechos que sean asimilados por el mercado mediático como rentables, como pasa actualmente con los diálogos de la Habana. La oposición debe ser consiente de ello y no esperar otro manejo, pero además, ya en el contexto del asunto específico, en las condiciones en que éstos se están dando, se debería recordar y tener como principio que todo debe girar de acuerdo a los parámetros acordados previamente, lo que quiere decir que todo es posible, cuando todo esté acordado, o sea que en buen romance significa que cuando el acuerdo se logre y las Farc se desmovilicen y entren al juego de la democracia establecida, habrá campo para lo posible dentro de ella.

Jue, 2013-06-20 13:12

Con armas o sin armas las FARC también usan las palabras, ahora que las usan deberían tener alto valor. Pero, como lo dice Sin Nombre, implicaría hacer una feria de comunicaciones con grupos armados. Pero, las FARC están hablando y es necesario escucharlas ... a ellas no a muñecos de ventriloquia. Pregunten... y transcriban. Es lo que deben hacer los periodistas, y este es momento para hacerlo.

Jue, 2013-06-20 11:35

Considero excelente la propuesta de Jorge Humberto Botero y creo que LSV debería buscar una alternativa para que desde ahora las FARC se puedan manifestar. Que descubran el poder de la palabra y de la argumentación y que se se den cuenta que con las armas nos pueden seguir atemorizando, pero no convenciendo.

Jue, 2013-06-20 10:18

Me cuesta entender el razonamiento de Juanita León:

LSV no le da espacio a las FARC porque no han entregado las armas. Pero al mismo tiempo le parece bien que el gobierno negocie las instituciones con ellos a pesar de que siguen asesinando y secuestrando.

Raro ¿no?

Jue, 2013-06-20 12:26

Sinnombre, no me parece que haya una contradicción. Yo creo que por la vía de la negociación se podría poner fin al conflicto armado y que sería menos costoso para el país -en vidas y recursos- que seguir invirtiendo en la guerra. Sin embargo, creo que hay varios privilegios que solo deberían tener cuando se de la transición. Por ejemplo, participar en política. Por ejemplo, tener un espacio en La Silla para participar. Precisamente la idea de una buena negociación es que dejen de asesinar y secuestrar.

Jue, 2013-06-20 18:26

Bueno, falta ser muy necio o malintencionado para desconocer que negociar las instituciones ES participar en política. Es decir, ese privilegio ya lo tienen de sobra (a diferencia de la gente que no asesina). Adicionalmente, ¿qué más tribuna política (y de prensa) que hablar directamente con el gobierno acerca de la política agraria?

//¿La vía de la negociación sería menos costosa para el país? Si eso es así, la relación costo-beneficio del proceso con los paramilitares debió haber sido un gran éxito. Eso para no hablar de las cifras que C&C presentó hoy. Adicionalmente, ¿no es un costo terrible para el país hacerle saber a cualquier criminal que entre más sanguinario sea, es mayor la probabilidad de que el gobierno se siente a "negociar"?

//Finalmente, para dejar de asesinar y de secuestrar se necesita aplicar la ley, no una "buena negociación". A menos, claro, que uno crea que las leyes se deben aplicar distinto dependiendo del motivo del asesinato.

¿No hay contradicción?

Jue, 2013-06-20 10:12

La idea de Jorge Humberto Botero con el blog de las Farc, es abrir un canal que facilite la comunicación al publico sobre los diálogos de paz. Entregar las armas son un símbolo de rendición y las Farc sólo lo harán hasta que se finalice el proceso, para ese entonces el blog de las Farc ya no sera un canal que facilite la comunicación para los diálogos. Aún así respeto la posición de la Silla, y aunque no me parezca la más acertada, considero que abrir la posibilidad de un espacio a futuro a las Farc, es un avance muy importante que certifica la pluralidad de un medio.

Jue, 2013-06-20 11:28

Y que, para fomentar la pluralidad, le den otro a los paramilitares y/o a los condenados por parapolítica.

Jue, 2013-06-20 10:07

Juanita, excelente tu posición respecto de la solicitud de Botero, bienvenida, pero no olvidar que estamos en Colombia y la experiencia de la UP es excesivamente funesta y aun muy reciente como para un grupo de estos de la noche a la mañana volver a caer en el ''error'', sin embargo, si es claro que deben las partes ''des-armarse'' para lograr un entendimiento mutuo que genere confianza, lo muy difícil , casi que imposible es el estado poder controlar esos grupos radicales de extrema derecha que no ven por ningún lado una forma diferente de terminar esta guerra, que no sea con OTRA.

PD. SI... OJALA SEA PRONTO.

Jue, 2013-06-20 09:52

Estimada Juanita,

Me parece muy seria y clara tu argumentación. Por si acaso aclaro que no tengo ninguna simpatía por las FARC, ni por métodos. Sin embargo, creo que hay que darles espacios para que digan lo que piensan. La ausencia de esos espacios es precisamente una de las justificaciones que ellos tienen para mantenerse en armas y su existencia misma le restaría legitimidad, a la lucha armada.

Mié, 2013-06-19 13:32

Me parece muy acertada la posición de la Silla Vacía. Los términos de igualdad están definidos claramente para todos los que quieran participar en la discusión sin tener que colocar de por medio elementos que marque la diferencia con el objeto de generar presión sobre los demás, las únicas armas que se deban usar son los argumentos fundamentados en el pensamiento, con el propósito de llegar a acuerdos para bien de todos….los fusiles ¡NO!...
Muy bien Juana

Mié, 2013-06-19 10:45

Mire Juanita, aunque no suelo referirme a nada por falta de tiempo, creo que Usted hace bien con su respuesta, yo siento que en la Havana se estan burlando de los colombianos, y aunque quisiera que se llegara a la paz, cosa que no conozco en mis ya casi 64 años, creo que sin una pizca de arrepentimiento de la guerrilla esta nunca llegara.

La felicito mpor su Silla, espero que se convierta en sofa y que sea un trono para la libertad de expresión como veo en su intención.

Saludos desde Weston, FL.

Añadir nuevo comentario