Menú principal

Sábado Noviembre 01, 2014

Blogoeconomía
Imagen de Blogoeconomia

De la mano negra a la mano invisible: opiniones y provocaciones de un grupo de economistas académicos.

Este es un blog a cargo de Andrés Álvarez, David Bardey, Juan Camilo Cárdenas, Marcela Eslava, Leopoldo Fergusson, Marc Hofstetter, Andrés Moya, Oskar Nupia, Catherine Rodríguez, Jorge Tovar, Rafael Santos y Hernando Zuleta. Todos son profesores de la Facultad de Economía de la Universidad de Los Andes.

Las opiniones expresadas por los autores se hacen a título personal y no comprometen el nombre de la Universidad de los Andes ni al grupo de Blogoeconomía como un todo.

Twitter del autor

Hilos temáticos: Económicas, Políticas Públicas

 

Por: Catherine Rodriguez

SI SE PUEDE que alumnos del sector público asistan a un colegio de alta calidad.

SI SE PUEDE que alumnos de estratos 1 y 2 obtengan un puntaje en las pruebas SABER 5 Y 9 muy similar al que obtienen alumnos de colegios privados de estratos 5 y 6.

SI SE PUEDE que la tasa de deserción en colegios de estratos 1 y 2 sea únicamente del 0.27% comparada con una tasa de 4.5% en Colombia, 3.9% en colegios oficiales de Bogotá y 1.1% en colegios privados de Bogotá.

SI SE PUEDE que los maestros en colegios públicos estén comprometidos con la enseñanza, estén continuamente capacitándose, evaluándose y apoyando a sus compañeros y alumnos.

SI SE PUEDE que en salones con 40 estudiantes, la mayoría de ellos con problemas económicos, físicos, sociales y emocionales se alcance una convivencia total entre compañeros y docente.

SI SE PUEDE que alumnos, docentes y padres de familia tengan una relación supremamente buena con el rector de la institución educativa.

SI SE PUEDE lograr esto y mucho más con un presupuesto de $1,900,000 por año por estudiante en lugar de un presupuesto de $3,900,000 por año por estudiante como lo tienen hoy en día los colegios oficiales de Bogotá.

De verdad existe esta maravilla? Es posible alcanzar este ideal que lograría disminuir las inequidades, reducir la pobreza y aumentar las tasas de crecimiento en el país?

Respuesta: SI SE PUEDE! De hecho SE ESTA HACIENDO hoy en Bogotá. Esto que mencioné arriba y mucho más lo han logrado los colegios en concesión pertenecientes a la Alianza Educativa de Bogotá.

Basados en un sistema cuya premisa fundamental es la convicción que TODOS los estudiantes son altamente capaces, unido a un programa integral de capacitación y evaluación docente y al crucial liderazgo en temas académicos y sociales del rector, han logrado en catorce años de funcionamiento graduar 30,907 alumnos en un sistema como el que describí arriba. Adicionalmente, vale la pena mencionar también que de estos alumnos el 66% continúan sus estudios después de ser bachilleres.

Sin embargo, estos indicadores de eficiencia arriba mencionados no son lo único que han logrado alcanzar estos colegios. En una reciente visita que realicé a dos de ellos, el Colegio Jaime Garzón y el Colegio Santiago de las Atalayas me encontré una realidad mágica. Al entrar y pasear por los corredores era increíble ver cómo alumnos de primer o segundo grado recogían plásticos para un trabajo de sus clases; nos presentaron a un alumno que antes de entrar a la institución estaba con problemas de violencia y delincuencia común y después de recibir apoyo, consejería y tratamiento en el colegio es modelo a seguir de sus compañeros en términos de convivencia y en términos académicos también. Vimos como a aquellos alumnos con problemas de aprendizaje se les da ayuda con un programa especial dedicado a apoyarlos y ayudarlos asegurando que el 90% de ellos superan eventualmente sus dificultades.

Me impresionó también los padres de familia que tuve la oportunidad de conocer quienes nos contaron que además de trabajar por el colegio sembrando árboles y recogiendo fondos para los más necesitados (ojo todos son estrato 1 y 2) ayudan también a padres, jóvenes y niños del sector donde están los colegios en temas educativos y sociales.

Me llamó particularmente la atención también una de los programas del colegio que se llama Proyecto de Vida y dentro de este el Plan Padrino. En este programa cada alumno de grado once tiene un padrino (un docente de la institución) que lo ayuda y guía en la definición de su proyecto de  vida guiándolo a conocer sus habilidades y fortalezas, los ayudan a investigar el futuro laboral de distintas carreras, donde pueden estudiar lo que desean y las distintas posibilidades de financiación que tienen. Estos alumnos a su vez, son padrinos de niños de tercer grado a quienes guían y con quienes comparten sus sueños y preocupaciones.

Podría continuar por páginas enteras escribiendo las maravillas que vi en esas visitas. Sin embargo, prefiero contarles acerca de lo que han encontrado los académicos del país al estudiar el funcionamiento de todos los colegios en concesión en Bogotá y no solo lo que yo pude ver en estas dos experiencias pertenecientes a la Alianza Educativa.

En estudios técnicos como los de Barrera (2006), Bonilla (2011) y Bonilla (2012) se ha encontrado que los estudiantes de estos colegios, comparados con estudiantes con características socioeconómicas muy similares que asisten a otros colegios públicos de la ciudad, tienen una menor deserción escolar, el desempeño en las pruebas de matemáticas y lenguaje en el examen de estado es superior y finalmente tienen una mayor probabilidad de continuar sus estudios (técnicos o universitarios) que sus pares.

Tristemente el contrato de los colegios en concesión está próximo a vencer. El Secretario de Educación ha mencionado que se planea llevar a cabo una evaluación técnica de estos colegios antes de tomar la decisión de renovar o no estos contratos. No sé qué tanto más hay que evaluar dados los resultados de los estudios serios arriba mencionados (y muchos más que no mencioné).

Sin embargo, bienvenido el debate técnico serio con tal que este debate se dé antes de que venza el plazo de los contratos. Estoy segura que los resultados de un estudio técnico competente adicional a los ya existentes dará resultados positivos a favor de los colegios en concesión también.

Espero en lo profundo del alma que nuestro Alcalde no cometa el error de no renovar y no ampliar estos contratos que tanto bien les ha traído a estudiantes del sector público en Bogotá quienes por fin encuentran unas instituciones que les ofrecen un nivel de calidad de educación que todos los niños y jóvenes en la ciudad deberían poder tener pero que sin embargo están muy muy lejos de alcanzarlo.

Por el contrario, reforcémoslas, expandámoslas y aprendamos de ellas. No considero que todos los colegios en Bogotá deberían ser manejados por privados. Esto es una responsabilidad del gobierno y este debe asumirla con compromiso y con calidad.

Sin embargo, mientras los aprendizajes se dan continuemos con estas experiencias de colegios en concesión, ampliémoslas como ejercicio de aprendizaje y aprendamos de ellas. ¿Cómo es posible que con la mitad de los recursos disponibles estos colegios ofrezcan una calidad de educación mucho más superior en todos los sentidos a la que ofrecen la mayoría de colegios oficiales en la ciudad y el país? La receta está ahí, la Alianza Educativa está abierta para que el distrito de Bogotá y toda Colombia aprenda de ella y de sus 14 años de experiencia.

El distrito debe analizar en detalle cómo se han logrado estos resultados (particularmente lo relacionado con currículo integral, el tema de manejo docente y la importancia del liderazgo del rector) para en lo posible comenzar a aplicarla y trabajar de tal manera que pronto los SI SE PUEDE descritos arriba no sean solo para unos cuantos estudiantes afortunados sino para todos los estudiantes del sector público en Colombia. Mientras tanto, por favor, no dejemos que los SI SE PUEDE de hoy se conviertan en unos muy tristes  “si se podía”……renovemos las concesiones en Bogotá.

Barrera-Osorio, F. (2006). Impact of private provision of public education: Empirical evidence from Bogotá’s concession schools. HDNED, World Bank.

Bonilla, J. (2012). Contracting out public schools for academic achievement: Evidence from Colombia. Mimeo.

Bonilla, J. (2011). Long term educational consequences of Contracting out public schools: evidence form administrative records in Colombia. Mimeo.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Dom, 2013-10-06 11:51

En el municipio de Soacha, muy cerca a la capital de la república, la mayor parte de los estudiantes pertenecen a colegios en concesión y no se ve muy bien los resultados a nivel nacional. si se revisa de manera eficaz este sistema, vemos como la politiquería, cacicazgos y otros desvíos políticos, se tomaron la educación en concesión, convirtiéndola en "educación de garaje" con docentes en primaria que no poseen seguridad social, y que no aportan a pensión ni cesantías, con sueldos indignos de miseria y ni hablar de las estructuras físicas de estos colegios, que como lo dije anteriormente son de garaje, además el desembolso por estudiante es de mas de $1´000.000 que solamente benefician al dueño del plantel, pues no existe ningún tipo de seguimiento a estos recursos, además que muchos de estos “colegios” poseen nominas paralelas con docentes y estudiantes fantasmas…. Entonces creo que la concesión es buena alternativa, su administración no se debe a puestos de elección popular.

Lun, 2013-10-21 11:06

De las cifras... hay colegios privados de 80000 pesitos en Soacha: $800000 al año. Siendo tanta la bondad en lo privado, porqué la alianza educativa cobra más del doble con los mismos resultados? La iniciativa privada es buena, pero no cuando ésta le mete la mano al bolsillo del estado. Vg. la Salud colombiana

Mié, 2013-09-25 15:21

Antes de entrar en tema, y para total claridad, soy uno de los autores de los estudios técnicos que Catherine presenta como evidencia. El debate de esta entrada es muy desconcertante: (1) Aparentemente muy pocos discuten la evidencia presentada en los trabajos; (2) El debate se centra, primero, en los errores de redacción; segundo, si se es “neoliberal” o no (3) Alguien sugiere que a Catherine le pagaron para hacer el artículo. Que pobreza intelectual! El artículo presenta un punto simple: Colegios de Concesión, atendiendo poblaciones muy pobres, produce resultados positivos en aprendizaje, reduce la tasa de deserción, y aumenta probabilidad de ingreso a la educación terciaria. ¿Por qué no discutir esto? ¿Por qué no discutir si los trabajos técnicos están bien hechos? Tres puntos finales. Nadie de los colegios de concesión me ha pagado un peso. Cualquier persona que los visite queda impresionada. Los profesores de concesiones, en su gran mayoría, están satisfechos.

Jue, 2013-09-26 09:34

Que buena pregunta. En mi trabajo (intuyo que lo sabes), encuentro colegios públicos similares a los de concesión y comparo los resultados en pruebas Saber 11 y en tasa de deserción. Los colegios son similares en las características de los mismos colegios, tales como infraestructura, educación y número de profesores, etc. Desafortunadamente la base de datos no tenía muy buena información sobre los estudiantes (más allá de género y edad). En esa medida lo que asume mi trabajo es que los estudiantes son similares entre estos dos tipos de colegios. El trabajo de Bonilla puede controlar mejor. En términos generales, los colegios de concesión están ubicados en zonas de muy bajos ingresos. Los estudiantes de estos colegios no son los "más ricos entre los pobres". El distrito le envía la lista de estudiantes al colegio al inicio del año académico. Lo que no sé es si tienen mayor población desplazada. Me alegra mucho la pregunta: es muy relevante para el debate!

Sáb, 2013-09-21 10:57

En Colombia es muy frecuente el estilo de este artículo: conclusiones radicales sacadas de hiper-excitación del momento. Todo basado en impresiones vagas ("sentí que...", "me pareció que..."). No está mal excitarse después de una visita a un colegio, después de ver dos o tres casos simpáticos. Lo que sí está mal es sacar conclusiones globales sobre temas de los cuales depende el futuro de un país. No creo que el artículo sea promocional (como dicen algunos comentaristas), pero sí creo que difícilmente se podría sostener en un foro académico sobre educación. La autora del artículo tendría que hace un esfuerzo mucho mayor (y debería ser capaz de hacerlo): documentarse, examinar argumentos opuestos con cuidado, mirar casos en distintos países. Sería interesante ver eso.

Sáb, 2013-09-14 13:37

1. Qué pena Catherine, pero hay que poner comas y mejorar la redacción: “bienvenido el DEBATE técnico con tal que este DEBATE”. El párrafo que comienza con “Espero en lo profundo” no tiene UNA SOLA coma. En el último párrafo sólo hay un punto hasta el final y no es conveniente introducir frases tan largas entre paréntesis, etc, etc.
2. Entiendo que el formato “blog” tiene cierto carácter informal, pero una frase como “Estoy segura (de) que los resultados de un estudio técnico competente adicional a los ya existentes dará resultados positivos” le quita el carácter técnico a su artículo, ya que intenta predecir (“estoy segura”) de antemano un resultado positivo en cualquier estudio que evalúe 3el modelo de las concesiones, y parece calificar de “incompetente” un estudio que demuestre lo contrario. Eso, de hecho sí que me parece anti-técnico.

Dom, 2013-09-15 12:54

1. Gatico: si te comes las tildes y las comas, te vas a volver un gato gordo.
2. Según he curioseado por ahí, la autora es Ph.D en economía de la Universidad de Boston. Espero que sea un homónimo; si no es así, gravísimo.

Sáb, 2013-09-14 15:04

Esto es un común denominador a la gran mayoría de los usuarios, y la verdad no se escapan los autores, por ser la imagen primera de LSV están en la obligación de cuidar sobre todo la puntuación que es de vital importancia para el entendimiento de que se dice; muchas veces se alega que era esto o aquello precisamente por la falta de puntuación y a veces de redacción.

Sáb, 2013-09-14 13:40

3. Cuando se escribe para un medio público hay que ser minucioso no sólo con los datos, sino también con la redacción y el estilo de lo que se publica. Les solicito a ustedes y a LSV, muy comedidamente, una revisión editorial seria para que este tipo de fallas tan evidentes no afecten su credibilidad.

Lun, 2013-09-16 11:45

Tienes razón, se nos pasó hacer corrección de estilo, gracias. Ya la haremos.

Sáb, 2013-09-14 12:06

Las concesiones son un negocio (q le conviene a los concesionados y no sabemos hasta qué punto le convenga al Estado) y el relato de su visita de la comentarista deja ver cómo se vende un negocio:orquestar toda una estructura con "total" convivencia,con "relaciones sumpremamente buenas","con niños recogiendo basurita",para cuando venga la periodista-investigadora pueda ver las maravillas del modelo y lo publicite (de una manera apasionada, pues es también su opción política).Quizá,si la investigadora-comentarista,hiciera (o leyera) una investigación educativa (pedagógico-didáctica-política)de la concesión nos diera una mirada más rigurosa y no la impresión de lo que le quiso mostrar el vendedor.Aunque no me gustan las inv. econométricas,las que muestra la autora son una fuente más rica en datos q lo que muestra un negociante de su "paraíso" para presionar q no se lo quiten.
Pdta.¿por qué los textos sólo en inglés?¿En castellano no hay estudios?Quizá,y sin quererlo,se excluya público

Sáb, 2013-09-14 09:23

Un desafortunado artículo que recoge varios lugares comunes expuestos hace poco por un neoliberal irredento como el señor Armando Montenegro en su columna habitual de El Espectador.Solo que al presente le faltan las cifras que expuso el gurú de la escuela de Chicago, de rancia estirpe pastusa, el mismo que nació envuelto en papel oficial, signo inequívoco de los muchos cargos públicos en los que serían nombrados posteriormente, tanto él como su hermano. Pero las cifras son tozudas. Si la señora Catherine se toma el trabajo de consultar el artículo, verá que las diferencias porcentuales de "calidad" entre esos explotadores de docentes que son los colegios en concesión y los públicos (a pesar de tener aquellos jornada única, extendida o ampliada o como quiera llamársela)es prácticamente nula o despreciable, escasos 1 o 2 puntos porcentuales por encima en distintos indicadores. Por otra parte, esa odiosa comparación entre el millón novecientos y los tres millones novecientos es mezquina.

Dom, 2013-09-15 16:07

"muestra la verdad"? Cuál "verdad", ¿la "verdad" de un facho como usted? Mire, don "gato": se muere usted y veinte generaciones suyas más ... y los maestros distritales estaremos ahí, bregando y luchando contra los envidiosos como su personita, aquellos que sienten un odio gratuito por las personas que sólo tratamos de forjar una sociedad más justa y educada. De tal manera, caballero, que en relación con su miserable deseo, va a quedar usted como el ternero...Se lo garantizo.

Sáb, 2013-09-14 09:25

Claro que es más cara la educación en una institución pública. A diferencia de los salarios de menos de un millón (pago promedio en los concesionados, con contratos a diez meses)en el sector público dicha suma puede ascender a un millón ochocientos, en promedio. Se le agrega que los docentes del sector público pueden aspirar a pensionarse (algo prácticamente imposible para quienes tienen trabajos inestables y con contratos a diez meses, que ahorran en su cuenta individual de los fondos privados de pensiones). Entonces la rabia de estos señores no es porque la "calidad" sea mejor en una institución privada sino porque en el sector público un maestro tiene un sueldo algo superior a los dos salarios mínimos y porque puede aspirar a pensionarse. Claro que eso eleva los costos, pero también es un factor de bienestar social (algo abominable para el que padece la incurable enfermedad del neoliberalismo). Por último: no hay que perder de vista que en las instituciones oficiales

Sáb, 2013-09-14 09:21

están TODOS los estudiantes con mayor grado de vulnerabilidad por factores de diversa índole: hogares y familias disfuncionales; provenientes de matrimonios destruidos o inexistentes; situaciones que involucran fenómenos delincuenciales tales como pandillismo, barristas, microtráfico, matoneo, etc., etc. Es muy fácil sentarse a escribir sandeces sin conocer a fondo cuál es el contexto real en que se da el proceso de enseñanza aprendizaje hoy en día en el sector público. Más que a enseñar, un docente de colegio oficial tiene que suplir el papel de unos padres ausentes; debe hacer al mismo de tiempo de psicólogo, padre sustituto, guía, consejero, caja menor y si queda algo de tiempo, entonces sí a "impartir sabiduría". Si supieran lo duro del trabajo de los docentes en las instituciones públicas, estos señores neoliberales, por dignidad, deberían más bien cerrar el pico.

Dom, 2013-09-15 16:18

"Los niños son similares". Vaya. Se necesita hacer gala de una ignorancia supina como la de este señor para afirmar tal barbaridad. Son "similares" los niños de estrato 0, 1 y 2, con familias disfuncionales, criados en ambientes hostiles, permeados por fenómenos de delincuencia de toda índole como los niños de estratos más altos, quienes viven casi que aislados en la cúpula de cristal de sus condominios, vigilancia las 24 horas, rutas puerta a puerta y demás. Hacía tiempo que alguien no me hacía enojar tanto esgrimiendo "argumentos" propios de un eunuco mental. No vale la pena discutir con un tipo de estos. Ah, sólo es comparable la estulticia de los "argumentos" de este señor con su pésima escritura. Tome un curso de ortografía; aunque lo he leído descalificándola, es indicativo certero de la cultura general de una persona. Claro que adivino por las pósturas fascistas de este caballero que debe ser uribista. A esos no se les puede pedir "cultura".

Dom, 2013-09-15 19:40

Ya lo sabía yo. Y sí, señor: es muy "relevante" que usted reconozca ser admirador de un bandido que se dedicó a combatir a otros bandidos. Sólo le hizo falta un tris de eso que llamamos "autoridad moral". Un tipo que fue el mecenas, aupiciador, ideólogo de un grupo de asesinos tan despiadados (yo creo que incluso más) como los de la guerrilla, no merece ni el respeto y mucho menos la admiración de un colombiano que, como usted, anda tan preocupado por la "educación de los niños". Lo de la comparación, no me enrede la pita, que en eso son expertos los fanáticos del de sombrerito aguadeño: lo que quise dejar en claro, es que no hay tal similitud ni de niños ni de problemas. No importa el estrato. Importa el contexto. Desconozco cómo se lleva a cabo el proceso de admisión en los colegios de concesión, santos de su devoción. Lo único que sí puedo afirmarle con suficiente conocimiento de causa, es que en los colegios oficiales hay que recibir a TODO el mundo, inclusive a los echados

Dom, 2013-09-15 19:39

de los colegios en concesión. Y no solo hay que recibirlos: hay que aguantárselos hasta cuando el estudiante así lo quiera. No importa si son "jíbaros" (se dedican al microtráfico de sustancias psicoactivas); si pertenecen a pandillas de atracadores, maleantes o barristas; si practican el "bullying" o matoneo; si irrespetan o agreden a sus compañeros o maestros; si han reprobado dos o tres años consecutivamente (lo máximo que hacen los Cadeles es rotarlos de colegio, oficiales, claro; esos no van a dar a los colegios en concesión). Por eso es que es tan fácil abrir la boca para descalificar el trabajo de unos seres humanos cuando se desconoce en qué circunstancias se realiza dicha labor. Y lo de las cifras: vuelve la burra al trigo y el pollino al cebadal. Las cifras que mostró Montenegro de "superioridad" en calidad, comparativamente, son absolutamente mínimas, despreciables. Busque el artículo en El Espectador.com

Lun, 2013-09-16 10:03

Lo siento,lo remití a unos datos inexistentes pues el autor de la columna, cifras a la vista, no es el señor Armando Montenegro sino Salomón Kalmanovitz. Aquí van las cifras: " hay mejoras moderadas en el desempeño de los estudiantes (2,4% en matemáticas y 4% en lenguaje frente a los públicos)" (KALMANOVITZ, Salomón, El fin de los colegios en concesión, El Espectador, 28 de julio de 2013). Le recuerdo que esas instituciones tienen jornada única, nadie controla la permanenecia de los estudiantes (no tienen injerencia en sus procesos de selección o permanenecia los Cadeles)y se desconoce cómo son los procesos de admisión o se intuye: al igual que en los colegios de convenio (una figura distinta) son los politiqueros, llámense concejales, representantes, senadores y hasta algunos mamertos del sindicato de maestros, quienes les consiguen a los padres de familia cupos en esos colegios a cambio de votos.

Vie, 2013-09-13 18:28

Frente a las posiciones agresivas que cuestionan el texto, no sobra complementar el artículo (que tiene un formato mas general - expositivo) con algo del soporte que - se menciona en algún comentario - respalda varias de las afirmaciones. El asunto es quizás el mas importante de todos, y confío en que una argumentación clara y consistente depure un poco la discusión, dejando sin piso los comentarios menos afortunados.

Es valioso el llamado de atención, y francamente me gustaría que tenga razón y sea posible todo lo que enuncia. Quizás el formato de "porra" no va muy bien con la seriedad del tema.

Vie, 2013-09-13 11:47

¿Se puede preguntar a la Srta. Catherine Rodríguez cuanto le estarán pagando por esta nota publicitaria?

Sáb, 2013-09-14 08:47

No le pagó nadie, es cierto. La bloguera simplemente está abonando el terreno sagrado que sólo pisan los economistas que pretenden algún día hacer parte de ese selecto grupo que señala el sendero por el que debe transitar nuestro país: el sendero del neoliberalismo, el de la libertad de mercado, el del capitalismo salvaje. No cabe duda de que la autora está haciendo sus pinitos en esa labor sistemática.

Vie, 2013-09-13 15:05

Sí, se puede preguntar. La respuesta a tu pregunta tan poco constructiva es que a Catherine no le pagó nadie. Ella, como economista y especialista en temas de educación, ha venizo analizando este tema desde hace varios años. Y por si te queda alguna duda, en La Silla no hacemos notas publicitarias.

Sáb, 2013-09-14 11:36

No entiendo por qué dice que es poco constructiva ¿no es legítimo preguntar este tipo de cosas cuando estamos rodeados de investigadores pagados por diferentes intereses para comentar proyectos -y no necesariamente para hacer "publinotas"? La investigación (y en ella la de la economía) no es neutra, desinteresada y aséptica. Creo que la pregunta es válida y es legítimo también responder que no, que no son pagados y que su voto ferviente e interesado por las concesiones es ideológico y político, que corresponde a una mirada, que por serlo no quiere decir que sea la más coherente y no esté exenta de representar un modelo que los concesionados quieren publicitar.

Lun, 2013-09-16 11:54

Biogotá, es totalmente legítimo preguntarlo (como dije en mi respuesta). Pero la pregunta está formulada directamente como una acusación, no como una inquietud y a eso me refiero diciendo que no es "constructiva". Es diferente tu pregunta (me gustaría saber si es pagada) a la que hacía ese usuario (cuánto le pagaron), dando por hecho que fue así.

En otros temas, no creo que haya ideología en el blog de Catherine. Claramente ella tiene una visión a favor, fruto de haber hecho un estudio económico del tema, pero eso en un blog -el equivalente a una columna de opinión- es totalmente válido. No es opinar por opinar, sino argumentar una posición. Sería diferente si nosotros como periodistas de La Silla hiciéramos esa nota.

Jue, 2013-09-19 10:33

Gracias por responder. Yo aún no creo que sea tan poco constructiva, pero bueno, ya le dimos caras al debate a este aspecto. Sí, en cambio, me parece que el blog tiene ideología implícita -desde que nos cantaron la muerte de la historia, de las ideologías creímos que desaparecieron y lo que pasó fue que se camuflaron-. No desconozco que sea un estudio argumentado, el problema es dar por supuesto desde un positivismo arcaico que por ser "técnico" "econométrico" y de opinión, se intente mostrar como neutral, aséptico y sin ideología que defiende (los libertarios también tienen ideología, no está sólo en el marxismo). Saludos

Jue, 2013-09-12 09:19

Estoy totalmente de acuerdo.No entiendo por qué hay gente q no se da cuenta q esta crítica es ajena a la ideología.Los datos hablan por sí solos:hemos desestructurado año tras año toda la edu. pública y hoy no nos obliguen a pensar sorprendidos ¿por qué es que le va mal a la edu. Pública y bien al sector privado?No importa q le hayamos quitado el financiamiento a través de diferentes políticas;no importa q hayamos acabado con la profesión docente;no importa q el estudiantado q asiste tenga muchos problemas socio culturales y económicos muy graves y aún no resueltos;no importa q las evaluaciones se correspondan con los aprendizajes y enseñanzas de ciertos sectores socioeconómicos(no hay necesidad de decir cuáles,nada más miren las pruebas y verán a quién siempre le va bien y a q tipo de educación,pero no es problema de las pruebas,no,eso no lo revisamos.Las pruebas están bien para el sistema q queremos y en consonancia evaluamos.En fin,la e.Pública está mal pero no es por nada de esto.

Jue, 2013-09-12 11:33

Aver don Gato y Biogotá: Hallo razón al gato en cuanto a las condiciones homogéneas. ¿Para donde irán los nuevos docentes del concurso? a los extramuros bogotanos, donde el estudiante-delincuente así como amenaza al docente le intenta vender cosas robadas. Entonces, como el estado igual no tiene dónde trasladar al docente, prefiere mejor concesionar. Donde uno vé concesiones, ve mil cupos para 9000 estudiantes y el concesionario hasta hace concurso: como en el norte. Y lo hace desde prescolar, como allá. SEGREGA, desde el comienzo. Pero hay algo peor que olvida el gato y ni toca don Bio, es que los concursos, se los ganan los mejores que tienen 2 condiciones: son de la U. Pública (así les duela) y no son pedagogos (por ende no tienen vocación muchos y eran desempleados del sistema que los IDEÓLOGOS blogoeconomistas venden comos pastores de iglesia).

Vie, 2013-09-13 23:04

Nelo, al margen de si te gustan o no los colegios en concesión, parte de lo que dicen es falso. Los colegios en concesión no hacen concursos. La Secretaría de Educación es la que asigna los cupos y determina quién entra.

Jue, 2013-09-12 09:41

Nada de esto importa,xq lo q quieren los vagos docentes es no dejarse evaluar:así demostraríamos q es x ellos que la e.Pública está mal(no nos digan xq no peleamos con el mismo ahínco X evaluaciones a los integrantes del central X las decisiones q han tomado en política económica pues el país es una maravilla:ellos sí saben, los maestros tienen miedo xq no saben;por qué no peleamos xq evalúen a los abogados q tomaron el caso en La Haya, pero no: ellos sí saben,los maestros son vagos;no nos pregunten xq no pedimos evaluación a los ingenieros y técnicos q contrata el Estado,los contratos siempre andan bien y nunca salen mal xq:ellos sí saben,los maestros sólo paros).Aueda claro:¡SI SE PUEDE desmembrar la e.pública y después preguntarnos sin sonrojarnos xq le va mal en nuestras pruebas!¡SI SE PUEDE decir q los estudios técnicos q leemos son los coherentes y si sale un estudio q hable lo contrario es xq no es técnico-ideología-y no es coherente!SI SE PUEDE acabar la e.públ con econometría!

Páginas

Añadir nuevo comentario