Por Tío Conejo · 14 de Mayo de 2014

16389

8

Por: Javier Sabogal, invitado especial de Tío Conejo

En 2012 la Contraloría prendió la alerta roja: ¡cuidado con el fracking!  El Ministerio de Ambiente, la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, el Ministerio de Minas y Energía y la Agencia Nacional de Hidrocarburos recibieron una advertencia de la Contraloría sobre los riesgos ambientales del fraccionamiento hidráulico (como se conoce en español el fracking), una técnica para explotar hidrocarburos no convencionales. El ente de control les solicitaba que tomaran las medidas necesarias para asegurarse que esta explotación se hiciera sosteniblemente. 

¿Y qué es el fracking y acaso su explotación puede ser sostenible? El fraccionamiento hidráulico es una técnica de explotación de hidrocarburos que inyecta una mezcla de agua, productos químicos y arena a alta presión en el subsuelo para liberar los hidrocarburos. Entre los potenciales riesgos ambientales que se le atribuyen a esta práctica está la disminución de disponibilidad de agua, la contaminación por vertimientos de aguas superficiales y subterráneas, contaminación atmosférica, y el aumento de la explotación de combustibles fósiles causantes del cambio climático, entre otros. 

Desde hace algún tiempo este tema ha estado en el corazón del debate energético en otros países, sobre todo en Estados Unidos, donde ya se dio el primer caso en el que un tribunal obliga a una petrolera a pagar a una familia por los daños de salud vinculados a la práctica del fracking.  Otros países ya han tomado nota: en Francia se prohibió el fraccionamiento hidráulico, en Bulgaria, República Checa y Rumania se suspendió la explotación, y en Australia se impuso una moratoria, entre otras medidas tomadas por gobiernos nacionales y regionales. 

Aquí ese oleaje tardío nos está llegando con fuerza. Colombia se sumó a los países a favor del fraccionamiento hidráulico. Y no solo eso, el 11 de agosto de 2014 saldrán a la luz pública las empresas a las que se les adjudicaron áreas de exploración de yacimientos no convencionales. ¿Colombia está lista para diseñar una política informada que asegure una explotación sostenible?

Según el gobierno sí, ya que contamos con una reglamentación expedida por el Ministerio de Minas “por la cual se establecen requerimientos técnicos y procedimientos para la exploración y explotación de hidrocarburos en yacimientos no convencionales”. Sin embargo, esta reglamentación no parece tener las salvaguardas necesarias para cuidar el agua. 

En un país donde apenas se está empezando a conocer la riqueza hídrica del subsuelo (recién este año el IDEAM entregó la primera publicación sobre aguas subterráneas en el país), donde hay un escaso avance en la formulación e implementación de los Planes de Ordenamiento y Manejo de Cuencas Hidrográficas (Pomca) y donde los pozos asociados a yacimientos no convencionales pueden estar en zonas de escasez hídrica (¿habrá que recordar la sequía en el Casanare?), el fracking debe analizarse con mucho cuidado.

Por ejemplo, para el caso específico del shale gas (en español se conoce generalmente como gas de esquisto o gas pizarra), se requiere una enorme cantidad de agua para la exploración. Según la Agencia Internacional de Energía puede ser hasta de 100.000 veces más que la usada para extraer gas convencional. Esto puede reducir la disponibilidad de agua para uso local de las comunidades y la agricultura.

El desarrollo de este tipo de proyectos necesita una buena planeación de cuencas para soportar la demanda. No obstante, esto no es mencionado en la reglamentación del Ministerio de Minas.

Ahora bien, para muchos la principal preocupación no está relacionada con la cantidad de agua que se usa con esta práctica sino con el agua residual, es decir la que sale del proceso, que contiene contaminantes peligrosos. Un estudio, por ejemplo, de la Universidad de Texas encontró altos niveles de arsénico en aguas subterráneas cercanos a proyectos de fraccionamiento hidráulico, otro de la Universidad de Duke encontró altos niveles de radioactividad y salinidad cerca a un sitio de vertimientos de un proyecto de shale gas en Pensilvania, y un reporte del New York Times señaló que la gran mayoría de las plantas de tratamiento de residuos no pueden remover los materiales radioactivos para cumplir las regulaciones federales de agua potable, entre otros.

En Colombia, el borrador de Términos de Referencia para la exploración de estos yacimientos del Ministerio de Ambiente y la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) dice textualmente: “Para disposición final de aguas residuales a través de inyección:…Para el monitoreo de calidad de agua de los acuíferos aprovechables para consumo humano superficiales y más profundos encontrados alrededor del pozo inyector se deberán muestrear [diferentes] parámetros…”. Lo anterior da indicio de la intención de permitir el vertimiento de aguas residuales del proceso de extracción o producción de shale gas a cuerpos de agua con potencial uso de las personas.

Y como si fuera poco, parece que hay intereses que buscan que Colombia se una a la onda del fracking a como dé lugar. La primera vez que se iba a aprobar la reciente Ley sobre Energías Renovables no Convencionales el Presidente la tuvo que vetar porque se había colado un mico. En el apartado donde se definían las fuentes de energías no convencionales quedaba incluido el gas de esquisto y el gas licuado de petróleo. Estos son energías no convencionales, pero son combustibles fósiles y, por lo tanto, NO son energías renovables y mucho menos energías limpias, como se definía en el proyecto de ley; a diferencia de la eólica, la solar, los pequeños aprovechamientos hidroeléctricos, la geotérmica, la mareomotriz y la biomasa que eran las que pretendía regular la ley. 

En resumen, el mico pretendía que los beneficios que se planteaban en el proyecto de Ley para promover energías renovables no convencionales, también cobijaran a los hidrocarburos que se explotan a través del fracking.  ¿Qué había detrás del “mico” que se quería colar en esta Ley?

No se trata de satanizar el fracking sino de analizar objetivamente si Colombia está lista para llevar esta actividad de manera sostenible. Múltiples países desarrollados han optado por prohibir o suspender esta práctica. Colombia en cambio le está abriendo los brazos. ¿No será que vamos en contravía?

La Contraloría ya nos advirtió sobre los riesgos y citó al principio de precaución, una de las máximas ambientales que establece que cuando haya peligro de daño grave e irreversible, la falta de certeza científica no debe ser una razón para no tomar medidas de protección del ambiente. Los estudios científicos cuestionan qué tan sostenible puede ser el fracking y en países como Estados Unidos los impactos han salido a la luz sobre la marcha. ¿Queremos que Colombia sea otro conejillo de indias para esta práctica que aún no conocemos a cabalidad?

Tío Conejo se suma a las voces que piden una moratoria para la explotación de hidrocarburos con fracking. 




 

Comentarios (8)

GMolano

14 de Mayo

0 Seguidores

Si esta es la hora que aun no esta lista evaluar integralmente el impacto ambiental de los métodos convencionales de exploración y producción petro...+ ver más

Si esta es la hora que aun no esta lista evaluar integralmente el impacto ambiental de los métodos convencionales de exploración y producción petrolera, ni hablar de fracking... Primero mi primaria.

J. Felipe Parra

14 de Mayo

0 Seguidores

Dejáre esto por acá:

http://www.24-horas.mx/mas-sismos-y-mas-intensos-por-fracking-advierten-...
 

Sería lindo si se hiciera...+ ver más

Dejáre esto por acá:

http://www.24-horas.mx/mas-sismos-y-mas-intensos-por-fracking-advierten-...
 

Sería lindo si se hiciera una nota sobre la energía solar y su desarrollo, pequeño o grande, en el país. Antes de que la prohiban como en España. :)

J. Felipe Parra

16 de Mayo

0 Seguidores

@Juan

Quisiera conocer donde están, AL 2014, la información de la que habla de la energía solar.

Algo habrán hecho bueno para qu...+ ver más

@Juan

Quisiera conocer donde están, AL 2014, la información de la que habla de la energía solar.

Algo habrán hecho bueno para que en varios países estén intentando bloquear su uso particular. Digo...en España es uno de ellos, btw.

Re-Indignado

17 de Mayo

0 Seguidores

De acuerdo Tío conejo, el bipartidismo rojo-azul-verde cohonestando con el sector financiero transnacional agencia políticas de despojo de nuestros ...+ ver más

De acuerdo Tío conejo, el bipartidismo rojo-azul-verde cohonestando con el sector financiero transnacional agencia políticas de despojo de nuestros territorios y riquezas, con total irrespeto y desprecio ambiental, atenta contra nuestra economía agrícola e industrial mediante la desigual firma de TLC y empobrece con prisa y desprecio a la mayoría ciudadana; en lugar de estos desnacionalizados, desnaturalizados indignos, debemos apostarle a la reconstrucción de una política soberana, autónoma y participativa, a “la restauración moral” que urge, antes de que nos despojen y nos desplacen de este nuestro paraíso terrenal.

Camila Cristancho Prieto

13 de Junio

0 Seguidores

Al pasar el tiempo, los colombianos hemos evidenciado la facilidad con la que el gobierno (sea del año que sea) regala a empresas extranjeras y paise...+ ver más

Al pasar el tiempo, los colombianos hemos evidenciado la facilidad con la que el gobierno (sea del año que sea) regala a empresas extranjeras y paises desarrollados los recursos que nos sirven como país, incluso, para ser autosostenibles. Como nación debemos informar y permanecer informados acerca del desarrollo de esta situación. No podemos permitir esta catástrofe ambiental que se nos viene encima.
Fracking: estimado gran prestigio económico contra lo invaluable de nuestros recursos naturales.

Estefany Johana Grajales Marin

06 de Octubre

0 Seguidores

Puerto Boyacá y sus mega bloques son el gran ejemplo de que Colombia no esta preparada para el Fracking, en este momento hay bloques que ni siquiera ...+ ver más

Puerto Boyacá y sus mega bloques son el gran ejemplo de que Colombia no esta preparada para el Fracking, en este momento hay bloques que ni siquiera les exigen licencia ambiental afectando humedales y la cienaga de palagua, los organismos de control como son el ANLA y Corpoboyacá no hacen ningun tipo de control y mucho menos seguimiento para le cumplimiento de los PMA, ejemplo de ello campo Palagua que no tiene licencia ambiental y su pma es desde 2004, contaminando la cienaga de Palagua y los predios del area de influencia, en este momento la vereda Palagua se encuentra sin agua y nadie responde, los pozos de un colegio cercanos a una sismica que se realizo hace poco tambien se seco,,, y lo mas triste, segun mapa de la ANH todo el subsuelo esta dividido en bloques de hidrocarburos y hasta ya asignados para el Fracking, Puerto Boyacá ha pasado por todos las guerras, desde la guerrilla hasta los paramilitares y ahora somos victimas del estractivismo y nos aproximamos a la guerra deagua

Las historias más vistas en La Silla Vacia