Menú principal

Viernes Octubre 24, 2014

Uno de los rasgos más típicos de Hugo Chávez es su mentalidad de nuevo rico: cree que todo se arregla con plata. Ante la amenaza que para él representan las bases gringas en Colombia (corrección: el convenio de cooperación militar entre Estados Unidos y Colombia), disparó (nuevamente) sus alarmas, se fue de compras, y se llenó de tanques, cohetes, submarinos, y convenios militares y hasta nucleares. No necesitaba comprar tanta cosa para superar a Colombia en equipamiento militar, pues el balance históricamente ha favorecido a Venezuela. 
 
Sin embargo, a la hora de las chiquitas, la probabilidad de que en un hipotético escenario de conflicto bélico contra Colombia Venezuela se imponga, es remota porque a Venezuela le falta lo que a Colombia le sobra: unas fuerzas militares cohesionadas, entrenadas y disciplinadas.   No es posible ganar una guerra con aviones pero sin pilotos, con tanques pero con una oficialidad maltratada, corrompida, resentida y dividida. No es posible llevar a un país a una guerra cuando la mitad del país odia a su gobierno, y eso se refleja al interior de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (“FANB”).
 
La situación de la FANB desde el punto de vista del componente humano es patética por muchas razones.
 
Por una parte, Chávez politizó a las fuerzas militares venezolanas. Los militares en la fila fueron obligados a incluir “Patria Socialismo o Muerte, Venceremos!” dentro del saludo militar, lo que además de violar todos los códigos militares, generó el rechazo temeroso en quienes consideran que la fuerza armada debe ser la defensora de las instituciones, y no de un presidente, de un partido o de un modelo político. La lealtad de la oficialidad hacia Chávez se sustenta en dos factores: la corrupción y el miedo. Mientras unos se enriquecen con los negocios que la robolución les entrega sin control o cuenta alguna, los demás temen a su mano implacable que los ha acabado cuando por cualquier sospecha el comandante los ha considerado desleales a su causa (ver la entrevista de El Espectador del domingo al general Baduel). Todas las compras del gobierno, y prácticamente toda la administración en Venezuela está en manos de militares de cualquier rango. A ello se suma la corrupción que surge del desmadre en el manejo de puertos, empresas y demás propiedades tomadas sin formula de juicio y expropiadas, todas en manos de militares. 
 
Existe, además, una forma de tortura que Chávez ha aplicado a la oficialidad que no le ha demostrado su incondicionalidad, pero que todavía no la han embarrado tanto como para que los meta a la cárcel, y es la de la indiferencia e indefinición. Me explico: hay muchos oficiales activos, que se han quedado sin trabajo, sin batallón, sin funciones de ningún tipo, pero que siguen siendo activos y están en sus casas. Podrán recibir sueldo, pero no tienen nada que hacer, y siguen bajo el régimen legal militar. Conozco a un coronel activo de la fuerza aérea que vende Herbalife. No me cabe duda de que en un escenario bélico, todo ese resentimiento que sin duda se ha generado al interior de la fuerza debería explotar, y buena parte de la oficialidad podría insubordinarse.
 
Además, Chávez rompió con el monopolio de la defensa que deberían tener las fuerzas armadas, al crear el cuerpo de las reservas o milicias bolivarianas que no es otra cosa que armar a la población civil, confiando a ésta la defensa del país en el evento de un conflicto o un ataque interno o externo. Por lo que se dejan ver, los milicianos o reservistas son un grupo de personas fuera de forma, sin entrenamiento ni mística militar alguna, que marchan como si estuvieran en una marcha del PSUV de esas que se ven Venezuela porque sí o porque no. Y lo peor: como Chávez no tenía suficientes mandos para comandar a las milicias, ascendió a oficiales a un número importante de suboficiales para suplir esta deficiencia. Esto generó un gran descontento entre los oficiales de todas las fuerzas.
 
Por otra parte, la jerarquía militar está hecha trizas. Chávez ha nombrado a sus amigos sin consideración a su preparación o grado militar, en todas las entidades públicas, o los ha apoyado para los cargos de elección popular, generando un corto circuito en el sistema de autoridad y jerarquía. Por ejemplo, la cabeza del Servicio Nacional Integrado de Aduanas y Tributos SENIAT, uno de los cargos de mayor poder en el país, está en manos del teniente José David Cabello, hermano además del superministro Diosdado Cabello. Dentro del SENIAT le reportan y le deben obediencia al teniente Cabello, coroneles y otros oficiales de alta graduación que trabajan en dicha entidad. Otro caso es el del gobernador de Aragua, el teniente Rafael Isea, y así sucesivamente. Eso de que un general o un coronel le tenga que obedecer y rendir la pleitesía militar a un teniente o a alguien de grado inferior en las fuerzas militares no cala, créanme.
 
Finalmente, la falta de preparación y entrenamiento del personal de las FANB es crítica. Los pensantes se fueron, y sólo quedan los oportunistas o los que le vendieron el alma al diablo. Además, como a los suboficiales y técnicos los ascendieron a oficiales, hay escasez de personal en las áreas técnicas.   A la incapacidad técnica se le suma la obsolecencia de los equipos existentes, y el cambio cultural que traen los equipos que se están adquiriendo (la tecnología rusa es completamente diferente). Venezuela tenía y tiene equipo militar americano que ya está cayendo en desuso y se está deteriorando porque los Estados Unidos no les venden repuestos ni asistencia, y el material ruso no hay quien lo opere. De todos los aviones Sukhoi que ha comprado Chávez, sólo un par están operativos. Hay más aviones F-16 (que ya tienen 25 años) en operación que Sukhoi, porque no hay quien los vuele, y los tanques y sistemas antiaéreos que está comprando no necesariamente le permitirían masacrar a Colombia, mucho menos a los Estados Unidos . 
 
En fin, yo creo que el armamentismo de Chávez implica un caso más de la mala gerencia que aplica a todo lo que hace. Está más movido por su locura y obsesión de dominio geopolítico de la región, y por su frustración de creerse el general Montgomery y nunca haber disparado un tiro de verdad. 

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Vie, 2009-09-25 18:43

Excelente entrada. Propongo un tema para una futura entrada, y es el siguiente: ¿cuál puede ser la reacción de Venezuela frente a la subida de tono de Obama con Irán? ¿llegado el momento, pasará Chávez de las palabras a los hechos con sus amigos de Medio Oriente?

Jue, 2009-09-24 09:25

me parece muy bueno el comentario. Es la parte que le falto a el articulo publicado por la revista semana "Hasta los dientes" sobre el nuevo armamento que esta adquiriendo chavez.

Jue, 2009-09-24 08:35

Esta es un excelente entrada, si duda. Sin embargo, nos infla un poco nuestros prejuicios como colombianos sobre la FANB, reforzando nuestra impresión de que son una partida de chafarotes gordos y atiborrados de whisky en busqueda del próximo contrato. Habrá mucho de eso y el desgobierno de Chávez ha generado una catástrofe social en todos los niveles, incluídas las FFAA.

No obstante la mejor forma de ignorar un problema es subestimarlo. Chávez es una amenaza para Colombia y sus coqueteos con todos los regimenes parias del mundo lo hacen aún mas peligroso. Con la sola mención de las palabras "tecnología nuclear" (la que sea) han debido haber puesto el grito en el cielo todos los paises de la región. Y no lo hicieron. Grave.

Jue, 2009-09-24 09:05

Otro vainaso con amor para su merced...
Si usted es la voz del Uribismo en al sillavacia.com, me asusta pensar que su análisis de la situación con el vecino país, que a mi parecer esta lleno de miedos y ganas de sostener a napoleoncito en el poder, lo comparte muchos compatriotas. Lo peor del asunto, es que si lo que el "pueblo" quiere es mantener a Uribe en el poder, por miedo al senior rojo rojito, el "pueblo" colombiano estaría cometiendo el error mas garrafal de su historia, el cual socava aun mas la ya frajil democracia del país, que ya esta al borde del abismo.

Mié, 2009-09-23 16:05

Su excelente entrada, deja muy claro porqué no hay que tenerle miedo a Chávez.

La supuesta amenaza de invasión es una patraña inventada por los Uribista para sugerir que el único que nos podrá defender es Uribe, y que por eso hay que reelegirlo. Mentira.

Gracias por su Blog.

Mié, 2009-09-23 11:55

Huguito, es la versión moderna del Barón de Münchhausen, entre cómico y patético, es el bufón de turno de la comunidad internacional, perseguido por la fiebre delirante de ser el nuevo Bolívar, no dudo que ya tiene su moderna campaña libertadora planeada y a diferencia del autor del artículo, pienso que es de cuidado, es un loco peligroso y como tal, buscará alianzas con personajes más cuerdos pero que querrán sacar ventaja de este orate, recordemos a Hitler, otro patético e insignificante cabo que sin embargo llevó al mundo a su más grande mortandad bélica todo por creerse el cuento y hacérselo creer a sus compatriotas de tener sangre pura.

Mié, 2009-09-23 02:32

Muy interesante el blog felicitaciones seria bueno saber quien lo escribe, una pregunta que tan posible es que Chavez haga unas elecciones limpias y en tal caso que las gane. Saludos.

Mié, 2009-09-23 11:50

Muchas gracias por el comentario. Soy un empresario colombiano que vive en Venezuela, y soy testigo presencial de muchas de las atrocidades que pasan aqui. Para poderle responder si Chavez hará unas elecciones limpias, permítame antes contarle sobre la nueva ley electoral, lo que pienso hacer proximamente en este blog. Saludos.

Mar, 2009-09-22 16:55

Según tengo entendido (información recibida de militares venezolanos), el sonado día del golpe de estado a Carlos Andrés Pérez en el 92 falló porque el Teniente Coronel de Paracaidistas no llegó a su objetivo, mejor descrito, se asustó y no llevó a sus tropas al objetivo asignado. Al parecer esta falla en la operación llevó al traste con todo el plan para derrocar al Presidente.

Es este Teniente Coronel el que amenaza a gritos con "invadir" a Colombia por el acuerdo militar con EEUU? Debe "asustar" este personajillo y sus desmembrado Ejército al pueblo Colombiano que si tiene unas Fuerzas Militares y de Policía entrenadas y con experiencia diaria en combate?

No creo. Los colombianos pueden confiar plenamente que los muedos de Hugo tan solo le permiten vociferar, pero nunca llevar sus tropas al objetivo militar que amenace. Además está claramente demostrado que cuando Álvaro Uribe le responde en tono de voz medianemente elevado, Hugo se asusta y huye con el rabo entre las piernas

Mar, 2009-09-22 15:28

En un articulo escrito por James McManus en la revista Foreing Policy comenta de como la política internacional es un juego de poker. En ese sentido, todas las acciones del presidente Chávez pueden ser interpretadas como un gran bluff en donde siempre los perjudicados serán los venezolanos. No me explico porque los colombianos seguimos empeñados en creer que en algún momento el señor Chávez va a tomar la decisión de invadir a Colombia, cosa que no va a pasar ni en nuestras peores pesadillas.

aquí va el link al artículo de McManus

http://www.foreignpolicy.com/articles/2009/08/13/playing_with_a_full_deck

Mié, 2009-09-23 11:52

Gracias por el link. Excelente fuente además. La incluí en mis favoritos. Estoy de acuerdo con sus apreciaciones.

Añadir nuevo comentario