Por Juan Esteban Lewin · 29 de Septiembre de 2017

25206

22

La huelga de parte de los pilotos de Avianca, que tiene semi paralizado al país desde hace 10 días, seguramente no se va a solucionar pronto (como muestra que ya vayan a un tribunal de arbitramento) porque es la batalla más dura, y quizás la última, entre el principal dueño de la aerolínea y su sindicato más tradicional.

Ambas partes se la han llevado muy mal desde que Germán Efromovich compró la empresa y cada una tiene motivos para jugársela a fondo para tratar de resolver la puja de una vez por todas.

De un lado está la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles, Acdac, un sindicato que nació en 1949, que por años fue muy poderoso y que desde 2004 tiene una competencia interna, cada vez más fuerte, de parte de otra asociación (que legalmente no es un sindicato), la Organización de aviadores de Avianca, Odeaa.

Del otro está Efromovich, el magnate brasileño que nació en Bolivia, llegó a Colombia en 2004 cuando compró a una Avianca casi quebrada (llevaba casi dos años acogida a la ley de quiebras de Estados Unidos), la convirtió en una de las principales aerolíneas de América Latina y desde 2005 es ciudadano colombiano.

El choque entre los dos parece sorprendente en una empresa que lleva más de una década creciendo y convirtiéndose en motivo de orgullo para muchos colombianos.

Pero se da luego de fuertes pujas entre los dos y justo cuando la empresa y su dueño no están boyantes.

El renacer de Avianca

Efromovich ha sido muy exitoso en Avianca gracias a su trabajo incesante (ha trabajado al lado de sus operarios en tierra, ayudando a dirigir pasajeros a mostradores vacíos o recibiendo maletas en ellos), unos buenos vientos en la economía colombiana y los riesgos que ha tomado en hacer negocios.

De hecho, compró a Avianca sin el usual proceso de revisión del estado de una empresa (conocido como due diligence): se comprometió a inyectarle 65 millones de dólares a través de su empresa Synergy a cambio de que el grupo Santo Domingo le diera su 73 por ciento de las acciones y de que éste asumiera directamente la mitad del pasivo pensional de la aerolínea (unos 120 millones de dólares).

Así, se quedó con Avianca, le quitó cargas financieras y no pagó por las acciones. En cambio, usó su plata para renovarla y ponerla a crecer: con el capital que le inyectó pudo renovar su flota y marca, retomar destinos como Madrid o Los Ángeles, Neiva o Ibagué, e incrementar frecuencias.

También le compró las acciones restantes a la Federación Nacional de Cafeteros y nombró al ex ministro Fabio Villegas como presidente, y juntos lograron que en 2006 la empresa diera utilidades por primera vez en 12 años (en 2007 Semana ya hablaba de “El milagro de Avianca”).

En 2010 hizo un nuevo negocio que llevó a Avianca a las grandes ligas regionales: la fusionó con la salvadoreña Taca, lo que le permitía competir con Copa-Continental (que era competencia en Colombia) y con Lan y la dejó muy fuerte en el mercado centroamericano. Efromovich mantuvo el 78 por ciento de AviancaTaca y los dueños de Taca, la familia Kriete, tienen el 22 por ciento restante a través de Kingsland Holdings.

Llegan las vacas flacas

Pero en los últimos dos años se han deteriorado tanto la relación entre los socios como la situación financiera de Efromovich y de Avianca. Al tiempo, AviancaTaca se ha ido quedando pequeña frente a la fusión de Lan y Tam (hoy Latam), que además tiene como accionista a Qatar Airways y avanza en un proceso para cooperar casi como socio con American Airlines; el proceso para que Aeromexico se asocie con Delta; y el de Interjet con American o United.

Avianca también ha ido perdiendo mercado en el país: en el mercado interno, aunque sigue moviendo más de la mitad de los pasajeros creció menos que Lan, Viva Colombia o Easy Fly, y en el internacional creció pero también menos que Lan, Copa o Viva Colombia.

Es decir, cada vez es menos dominante.

Eso se refleja en sus cifras: el 31 de diciembre de 2015 los títulos de Avianca Holdings (la dueña de las aerolíneas, excepto Avianca Brasil) en Wall Street costaban una cuarta parte de lo que valían dos años antes, y aunque en 2016 se recuperaron, solo doblaron su precio.

Lo mismo se nota en sus cifras: como dice el informe de gestión de 2016, “La posición financiera de Avianca Holdings S.A. desmejoró con respecto a los resultados del 2015, disminuyendo su capital de trabajo” a pesar de que aumentaron sus utilidades operacionales.

Eso significa, en últimas, que aunque funciona con ganancias, las deudas se están convirtiendo en una carga que no la deja crecer ni tener plata para invertir.

En esas turbulencias, en abril de 2016 la empresa anunció que iniciaba la búsqueda de un socio estratégico y dijo que Synergy había puesto como garantía de un préstamo la mayoría de sus acciones en la empresa.

En julio, Bloomberg reveló que el beneficiario era el fondo inversionista de Estados Unidos Elliott Management y en septiembre varios medios internacionales dijeron que el préstamo era de 800 millones de dólares (Efromovich ha dicho que esa cifra es incorrecta) y que estaría presionando la venta de la aerolínea para cobrar su plata.

Como nada que se concretaba un anuncio de alianza tras acercamientos con United Airlines, Delta y Copa, y un reporte de la calificadora de riesgos Fitch mostraba que tenía problemas de liquidez, entre el 4 de enero y el 3 de febrero de este año sus títulos se cayeron un 30 por ciento en Wall Street.

Ese golpe se detuvo cuando Efromovich anunció una alianza estratégica con United Airlines en febrero, pero también llevó a una demanda de Kingsland, que alegó que Efromovich, como principal accionista y presidente de la junta directiva, eligió a United por su interés personal y no el de la aerolínea, pues supuestamente de las tres interesadas era la que le daba menos valor a Avianca en el negocio pero le facilitaba el pago a Elliott, el fondo de inversión que le prestó.

Efromovich respondió señalando a Kingsland de tener acciones en un competidor y diciendo que iba a dar la pelea ante los jueces.

Después de eso, y de dificultades en su entrada en Argentina, en marzo El Tiempo tituló “No son días fáciles para Germán Efromovich”. Pero justo ese mes la empresa en Colombia logró un avance laboral: firmó un acuerdo colectivo con la Odeaa, que evita cualquier problema laboral con la mitad de sus pilotos por lo menos hasta 2021. Pero le faltó Acdac.

Un sindicato viejo y menos grande, pero todavía poderoso

Acdac ha tenido relaciones muy difíciles con las directivas de Efromovich.

Uno de los momentos más duros fue en 2013, cuando se venció la convención colectiva de trabajo (algo así como el contrato laboral macro entre los miembros de un sindicato y la empresa) que habían firmado en 2009 y que duraba cuatro años.

Sus negociaciones para acordar una nueva convención no llegaron a un acuerdo y, tras agotarlas, Avianca le ofreció a los pilotos que quisieran recibir un plan de beneficios que ya operaba con los no sindicalizados, que incluía bonos especiales e incrementos, siempre y cuando se salieran de la convención. Es decir, del sindicato.

Por su parte, Acdac intentó llevar la negociación a un tribunal de arbitramento y, al tiempo, ayudó a varios de sus miembros a poner tutelas pidiendo que se les aplicara ese plan de beneficios. Los procesos llegaron a la Corte Constitucional  y ésta, en 2015, decidió a favor de ellos y obligó a que todos sus miembros recibieran el plan de beneficios como si fuera una convención colectiva.

 

Con eso, el sindicato le ganó una puja dura a la aoerolínea pero las relaciones quedaron muy deterioradas, hasta el punto de que sus miembros luego pusieron tutelas contra Avianca para que ejecutara la decisión de la Corte, mientras la aerolínea buscó infructuosamente su nulidad.

Mientras tanto, en 2014 surgió un nuevo problema que golpeó los ingresos de todos los pilotos y que no dependía de Avianca.

Como contó La Silla Vacía, ese año cuando los pilotos fueron a pagar su declaración de renta encontraron que la reforma tributaria de 2012 les había quitado una gabela, les tocaba pagar unos impuestos de los que antes estaban exentos (pero que pagan los demás trabajadores) y por eso sus ingresos se redujeron en alrededor de un 15 por ciento al mes.

Ese golpe fue tan fuerte que el presidente de Odeaa (que hoy es más grande que Acdac, con entre 600 y 800 pilotos, contra entre 250 y 500), José María Jaimes, le dijo a El Espectador este año que es por él que ahora ganan menos que los pilotos en otros países latinoamericanos, que es el gran argumento de Acdac para pedir incrementos hoy. “Esa exención la tuvimos por 30 años, pero con la tributaria nos la quitaron de un momento a otro de un 30 a 35 % del sueldo”, resumió entonces.

A pesar de que los pilotos podrían haber recuperado eso con aumentos salariales, su primera estrategia fue buscar que en la reforma de 2014 reviviera esa gabela. Eso le convenía a las aerolíneas, pues en la práctica los dos vivían desde 1974 con un subsidio del Estado: los pilotos porque pagaban menos impuestos que otros trabajadores, y las empresas porque eso hacía que no tuvieran que pagar sueldos tan altos.

Si bien lograron que varios congresistas de diferentes partidos les copiaran, finalmente fracasaron.

Aunque el problema bajó al año siguiente por la sentencia de la Corte, este año se debían volver a negociar con Odeaa y Acdac.

Esta vez la empresa no ha ofrecido un plan de beneficios como en 2013, sino que negoció pronto con Odeaa (un acuerdo que algunos dicen que es ilegal al no ser un sindicato, lo que enreda más el panorama y tensiona el ambiente) mientras las malas relaciones con Acdac hicieron imposible un arreglo.

Eso puso a sus miembros entre la posibilidad de irse a Odeaa y lograr unos aumentos paulatinos, o quedarse en Acdac y jugársela con un paro que podía poner en su contra a la opinión pública y debilitar todavía más la compañía y los negocios de su principal dueño, pero que podía aprovechar que éste tenía otros problemas.

Decidieron lo segundo, la apuesta más fuerte.

Lo mismo hizo Efromovich, que estaba enfrentando otros incendios que pueden afectar a toda su compañía. En lugar de dar su brazo a torcer y buscar cómo cumplirles, incluso vendiendo acciones, eligió subir la apuesta, asumir los menores ingresos por un paro que lleva a vender menos pasajes y puede afectar la empresa.

Por eso fue que llegaron al paro y a la batalla final.

Con todos los juguetes

Efromovich ha dicho que el paro es ilegal e inmoral, lo que muestra su posición radical.

Aunque sus delegados estuvieron en una mesa de negociación en el Ministerio, se levantaron a la medianoche del martes. Mientras tanto, él ha dicho que espera que un juez lo declare ilegal ( argumentando que la aviación es un servicio público esencial, algo que ha sido objeto de debates y sobre lo que no hay una norma explícita) y que al final eso le permita despedir a las cabezas de Acdac.

Así lo ha manifestado de frente en las entrevistas que ha dado en las emisoras de la mañana a lo largo de la huelga o en medios (como la entrevista de Portafolio en la que dice , y también ha quedado claro con la fuerte campaña de comunicaciones, que busca que la opinión apoye a la empresa y no a los pilotos.

En redes, Avianca ha difundido un extracto de las reivindicaciones de Acdac que han suscitado indignación (y que el presidente del sindicato, Jaime Hernández, ha dicho que son manipuladas o exageradas), ha difundido e impulsado el hashtag #YoNoParo y ha mostrado el compromiso de otros de sus trabajadores con la operación de la compañía durante estos días, incluso con comerciales en televisión.

Además, publicó un aviso a página entera en El Tiempo el domingo pasado, con una convocatoria laboral para conseguir quienes puedan reemplazar a los pilotos hoy en huelga, con lo que subió su apuesta de que esa será la salida.

Por su parte, Acdac ha respondido explicando sus posiciones, con movidas como la carta de una esposa de un piloto exponiendo los problemas por sus ingresos (algo difícil de "vender" dado que los pilotos ganan mucho mejor que la mayoría de colombianos, pues sus sueldos pueden llegar a los 30 millones de pesos) y explicando que su exigencia es que como trabajan igual que los pilotos de Avianca en otros países, deberían ir mejorando sus ingresos hasta igualarse.

Acdac ha logrado el apoyo de organizaciones sindicales, la CUT, la Escuela Nacional Sindical y algunos congresistas, sobre todo de izquierda, y en redes algunos lideres (como el ex representante del Polo, Wilson Arias), han salido a recordar a Efromovich por otros asuntos.

Como esas campañas pueden terminar deteriorando la imagen de los dos, los pilotos cada día asumen mayores riesgos de que los despidan o no les paguen, y la empresa de que las menores ventas afecten sus balances, el tiempo juega en contra de los dos.

Pero igual la solución no se ve cerca (el tribunal de arbitramento debe tomar una decisión en dos semanas)  porque las posiciones son muy radicales y para los dos lados existe la posibilidad de ganar la guerra. Mientras tanto, los consumidores seguirán siendo los que pagan los platos rotos.

Comentarios (22)

DIDUNDI

29 de Septiembre

1 Seguidores

Juaneslewin, Batalla final 'por' o ' en'?. Cuáles son los...+ ver más

Juaneslewin, Batalla final 'por' o ' en'?. Cuáles son los ''otros asuntos'?.
Luce muy soberbio el dueño, cuasiseguro q el arbitramiento será favorable. D otro lado no veo el concepto d escensial en el servicio cuando las zonas donde si puede serlo son muy pocas y q además no son regiones q cubre Avianca.
 

DRT

29 de Septiembre

0 Seguidores

Cierto! Hay pronunciamientos de la OIT que señalan que no es un servicio púb...+ ver más

Cierto! Hay pronunciamientos de la OIT que señalan que no es un servicio público esencial. Y en caso de que lo fuera, habría que empezar por reconocer el poder de mercado desbordado de Avianca, por lo cual sería imperiosa una regulación más estricta de la operación y la normativa laboral, justamente lo que están pidiendo los pilotos! Le falta rigor e investigación a la nota

Andres Felipe Garcia Rovira

29 de Septiembre

1 Seguidores

Gracias piloto, es un servicio esencial,Colombia no tiene  vias. La empre...+ ver más

Gracias piloto, es un servicio esencial,Colombia no tiene  vias. La empresa esta recompensando a los trabajadores, tienen puesto, pero cuando se es un evasor que gana 30 millones al mes no le importa lo sostenible, la empresa pudo ser de los pilotos, si le hubieran dicho a Santodomingo que les dejara la empresa y capitalizaban el pasivo hoy serian dueños, sin excusas

DRT

29 de Septiembre

0 Seguidores

Esta nota simplifica la huelga  (motivada por la falta de ...+ ver más

Esta nota simplifica la huelga  (motivada por la falta de regulación laboral, con jornadas largas y riesgos a la salud como la radiación ionizante); 62 de 81 puntos del pliego se refieren a temas normativos/operacionales. Además, se comunica información incorrecta (Odea ni es mayoritaria ni es sindicato) y se omite evidencia clave (ilegalidad de pactos colectivos)

Juan Esteban Lewin

29 de Septiembre

212 Seguidores

Hola DRT:

Es cierto que hay varios puntos jurídicos complejos que no...+ ver más

Hola DRT:

Es cierto que hay varios puntos jurídicos complejos que no aborda la nota en detalle (como el de si la aviación es un servicio público esnecial o no), dado que su énfasis está en la puja y situación de las dos partes. Es cierto que Odeaa no es un sindicato sino una asociación y que hay un debate sobre la legalidad de su pacto colectivo, cosas que ya aclaré brevemente sin entrar en profundidad. Sobre los reclamos no entré a profundidad porque hay una lustración amplia en otros medios.

Saludos,

DRT

29 de Septiembre

0 Seguidores

Gracias por la respuesta y por la aclaración, Juan Esteban. La verdad no he v...+ ver más

Gracias por la respuesta y por la aclaración, Juan Esteban. La verdad no he visto en ningún medio una cobertura ponderada de los reclamos de los pilotos. Casi todos se enfocan en el tema salarial y beneficios, cuando este tema no es prioritario para quienes están en huelga. Dicho enfoque ha indispuesto a la opinión pública, pero ignora lo esencial. Saludos, Diego

Manuel Ome Ceballes

29 de Septiembre

0 Seguidores

¿Ha habido en la historia del país, un solo sindicato que haya tomado posición de aportarle a la empresa? Creo que NO. La generalidad de los dirigentes sindicales, asumen el papel de sanguijuelas que al final destruyen a las instituciones. Veánse los casos de Caja Agraria,ISS, Telecom, etc.

¿Ha habido en la historia del país, un solo sindicato que haya tomado posición de aportarle a la empresa? Creo que NO. La generalidad de los dirigentes sindicales, asumen el papel de sanguijuelas que al final destruyen a las instituciones. Veánse los casos de Caja Agraria,ISS, Telecom, etc.

cartt

29 de Septiembre

0 Seguidores

Manuel, toda la razón. Aunque creo que en el debate de la ACDAC hay un dato i...+ ver más

Manuel, toda la razón. Aunque creo que en el debate de la ACDAC hay un dato interesante al respecto: Cuando en 2004 el señor Efromovich compró Avianca,  ADCAD renunciaró a muchos beneficios para ayudar a sacar la empresa de la crisis, esta decisión fue duramente criticada por otros sindicatos. La empresa prometió recompensarlos a futuro, pero creo que no sucedió.

Oscar Alberto Diaz G.

29 de Septiembre

0 Seguidores

Los pilotos en paro, se hacen los locos? como pretenden ganar lo mismo que un ...+ ver más

Los pilotos en paro, se hacen los locos? como pretenden ganar lo mismo que un piloto gringo? acaso viven en EEUU? Comparen su salario con el de los demas pilotos colombiches. Son superiores con creces los de Avianca. Se mandan " Huewo"

Richard Helmut Probst Bruce

29 de Septiembre

122 Seguidores

Señor Lewin: de esta tragicomedia que es Avianca, me gustaría conocer c...+ ver más

Señor Lewin: de esta tragicomedia que es Avianca, me gustaría conocer con más detalle que frustró la compra o fusión con TAP de Portugal y si eso o una mala gestión precipitó la salida de Fabio Villegas. Muy complacientes con pilotos y directivos a pesar de los costos de todo tipo para más de 150000 pasajeros perjudicados!

Andres Felipe Garcia Rovira

29 de Septiembre

1 Seguidores

Los sindicalistas vagos y millonarios son aliados de los otros sindicalistas v...+ ver más

Los sindicalistas vagos y millonarios son aliados de los otros sindicalistas vagos y millonarios. No deberian dejar los documentos soporte, algunos si los leemos bien, la deuda de avianca paso de USD 4.989 billones a 4.931 eso se llama disminuir, en 2.016 hay utilidad de 44 millones de dolares y en 2015 perdida de 139, creo que es el analisis menos objetivo que he visto en mucho tiempo.

Carlos Tafurt L

30 de Septiembre

0 Seguidores

Trabajadores de Avianca: ¿Tienen trabajo? Sí  ¿Ganan más que el prome...+ ver más

Trabajadores de Avianca: ¿Tienen trabajo? Sí  ¿Ganan más que el promedio de colombianos? Sí ¿Tienen beneficios extralegales más que el promedio colobmiano? Sí...Entonces a trabajar, o renuncien para trabajar en Qantas o Ethihad o Singapur Airlines. No perjudiquen a Colombia.

Juan Bernardo Rosado Duque

30 de Septiembre

0 Seguidores

Varias cosas: 1. La constitución y la ley reconocen el derecho de huelga que&...+ ver más

Varias cosas: 1. La constitución y la ley reconocen el derecho de huelga que en la práctica el # de huelgas es ínfimo. por eso tanta sorpresa cuando hay alguna. 2. Falta la voz de los pilotos y otros sindicatos de Avianca. 3. Acadac tienen muchos más afiliados. 4. En la ENS creemos que la huelga es DDHH fundamental a defender. 

Juan Bernardo Rosado Duque

30 de Septiembre

0 Seguidores

En este caso el dueño es responsable de esta huelga por su intransigencia y p...+ ver más

En este caso el dueño es responsable de esta huelga por su intransigencia y por desatar una guerra sin cuartel antes que buscar un acuerdo razonable. Los pilotos no son loquitos anarquiatas y su trabajo es de alto riesgo. La empresa no quizó negociar y ahí tiene las consecuencias. 

Juan Bernardo Rosado Duque

30 de Septiembre

0 Seguidores

Le prongo un debate razonable con diversos actores y expertos sobre el tema. A...+ ver más

Le prongo un debate razonable con diversos actores y expertos sobre el tema. Ayudaría a informar mejor a los medios que en este caso han jugado un triste papel

Andres Cardona

30 de Septiembre

0 Seguidores

Según datos de ACDAC, el sindicato tiene 934 pilotos, hombres y mujeres, afil...+ ver más

Según datos de ACDAC, el sindicato tiene 934 pilotos, hombres y mujeres, afiliados. De estos, 730 trabajan en Avianca. En muchos medios dicen que son la mitad del total y las cancelaciones de vuelos superan el 58%. Así que no son 250, como lo afirmas aquí.

Andres Felipe Garcia Rovira

30 de Septiembre

1 Seguidores

No son 250 lo que dice la nota, dice entre 250 y 500, ademas que la cancelaci...+ ver más

No son 250 lo que dice la nota, dice entre 250 y 500, ademas que la cancelación de vuelos no es proporcional a los pilotos que hayan porque depende de la reserva operacional, por legislación los pilotos no pueden hacer mas de un numero de horas al dia,asi que al disminuir los pilotos la logistica disminuye un mayor numero de vuelos. Servicio publico esta por encima de derecho huelga 

mortal sin

30 de Septiembre

0 Seguidores

No; Pues los pobres viejecitos no tienen nada que comer; y fuera de eso e...+ ver más

No; Pues los pobres viejecitos no tienen nada que comer; y fuera de eso evadiendo impuestos o querer evadirlos. Nada que los boten; y adelante la empresa. A trabajar vagos 

Airbus Latam

30 de Septiembre

0 Seguidores

Pobres pilotos Igual que los congresistas Sueldos de solo 12 18 y 29 mill...+ ver más

Pobres pilotos Igual que los congresistas Sueldos de solo 12 18 y 29 millones de pesos. 700 pilotos Salgan de la miserable Avianca,formen una nueva empresa AIR ACDACganen lo que se merecen Compren unos Airbus A320neo Boeing 787;  les tienen una flota muy vieja. Ánimo, en unos 45 días van a tener una super empresa montada los sueldos y condiciones que se merecen

chjarami

02 de Octubre

1 Seguidores

Esta es una pelea de dueño rico con empleados bien pagos por repartición de rentas del negocio (sobre todo desde que el Estado dejo de subsidiar su nómina con exenciones impresentables). Pelea válida; pero en el fuego cruzado mueren los usuarios: claro que es servicio público esencial. 

Esta es una pelea de dueño rico con empleados bien pagos por repartición de rentas del negocio (sobre todo desde que el Estado dejo de subsidiar su nómina con exenciones impresentables). Pelea válida; pero en el fuego cruzado mueren los usuarios: claro que es servicio público esencial. 

Humberto Arjona

09 de Octubre

0 Seguidores

La primera etapa de exploración petrolera en Colombia terminó cuando las cia...+ ver más

La primera etapa de exploración petrolera en Colombia terminó cuando las cias se fueron del país aburridas de lo chantajes y exigencias absurdas de los sindicatos. Al regresar, años después, aprendieron la lección y no contratan a nadie por término indefinido. Siempre hay que matar la gallina de lo huevos de oro, no?

walter

20 de Octubre

0 Seguidores

Hombre pero como no se nos ocurrió antes, si allá ganan mas, por qué no me ...+ ver más

Hombre pero como no se nos ocurrió antes, si allá ganan mas, por qué no me sube a mi, al fin y al cabo en California el mínimo es de 15 dólares la hora, y no veo a los comentarios los colombianos quejándose por qué acá con roboprestaciones sociales, es de si mucho 2 dólares la hora, o la otra joya, subame el sueldo por qué el gobierno me está robando más plata, no faltaba más .

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia