Por Juan Esteban Lewin · 12 de Enero de 2018

9664

5

Todo indica que, como contó en diciembre La Silla Santandereana, Viviane Morales se lanzará a la Presidencia avalada por el movimiento Somos Colombia. Su anunciado lanzamiento, el lunes, seguramente disparará un debate jurídico sobre la posibilidad que tiene de hacerlo, pues es senadora del Partido Liberal. Pero también cambiará el panorama para la coalición del No, beneficiando a Germán Vargas.

Mabel Hermida, presidente y representante legal de Somos Colombia (el nuevo nombre del antiguo partido Alas, que recuperó su personería jurídica en marzo de 2017 y tiene directivas nuevas), le dijo a La Silla que esa posibilidad está muy avanzada, pero no la confirmó.

“Sería muy bueno que fuera candidata con el aval de nuestro partido. Somos amigos de ella, la hemos buscado mucho, hemos hablado, tenemos muchos amigos de ella en nuestro partido”, explicó ”Nos parecería ideal contar con su participación”.

”Sería muy bueno que (Morales) fuera candidata con el aval de nuestro partido”

Mabel Hermida, presidente de Somos Colombia

Otras tres fuentes, de diferentes partidos y regiones, le confirmaron a La Silla que Viviane tendrá el aval de Somos.

El ex senador Ricardo Arias, cabeza del partido cristiano Colombia Justa Libres, es una de ellas.“En Libres tenemos propuestas y son diferentes a los caminos de Viviane y de Ordoñez. Viviane se lanzará por Somos”, explicó.

De hecho, Somos es hoy un partido de inspiración religiosa y por eso tendría sentido que avale a Morales, que se ha dado a conocer por sus posturas religiosas y especialmente por su fallido referendo para evitar la adopción por personas solteras o parejas del mismos sexo.

La Silla buscó a Morales y a su esposo, Carlos Alonso Lucio, para confirmar esa versión, pero no los pudo contactar.

Como Morales ha creado suspenso con su lanzamiento del lunes (lo anunció el 2 de enero en una entrevista con RCN Radio, pero sin explicar cuál será el camino para ser candidata, algo que no ha aclarado desde entonces), solo se oficializará la vía para ser candidata el lunes.

Una vía que, en cualquier caso, traerá un debate jurídico (como tantos otros asuntos políticos que terminan en pelea de abogados), pero le permitirá presentarse como candidata presidencial y mojar prensa.

La batalla legal

Como Morales es senadora por el Partido Liberal, en principio no puede lanzarse por ninguna otra vía, porque la Constitución prohíbe la doble militancia (estar en dos partidos o movimientos políticos al tiempo) e incluso exige renunciar a uno de ellos con meses de anterioridad a recibir un aval del nuevo.

 

Por eso es que lo que revele el lunes seguramente despertará un debate.

Todo indica que Morales seguirá el camino que abrió Sofía Gaviria, la otra senadora liberal que intentó ser precandidata presidencial pero se negó a firmar el manifiesto ideológico que armaron las directivas liberales (encabezadas por el entonces codirector, Horacio Serpa, y el nuevo director, César Gaviria, para asegurar la unidad ideológica del partido y pusieron como condición para aceptar las precandidaturas para la consulta roja.

Eso tenía el efecto evidente de sacarlas de la carrera, porque incluía entre sus puntos que el candidato elegido tenía que firmar que apoyaba totalmente el acuerdo con las Farc (a lo que se oponen las dos) y los derechos de las minorías sexuales (contrario al referendo de Morales).

Ante eso, Sofía Gaviria tuteló al Partido Liberal en octubre, con el argumento de que la obligación de firmar el manifiesto como requisito para ser candidata violaba su derecho a ser elegida.

Morales comparte ese argumento. Como dijo cuando se creó el manifiesto, “Quieren construir el acuerdo es para excluirme, yo no quepo en esos condicionamientos, como no cabemos muchísimos hasta ahora liberales”.

Además, apoyó a su colega en el proceso: Sofía también le pidió al Consejo Nacional Electoral suspender la consulta liberal y Morales la coadyuvó (apoyó esa solicitud de nulidad).

Aunque Gaviria perdió la tutela, en la segunda instancia el Consejo de Estado le ordenó al CNE decidir de fondo la nulidad de Gaviria frente a la consulta, un proceso que desde el 21 de diciembre está en una indagación contra el Partido Liberal y sus directivas .

Con esos antecedentes, Morales iría el lunes al CNE a presentar su candidatura, avalada por Somos.

El CNE solo dirá si la candidatura es válida a inicios de marzo, cuando termine su proceso para revisar los antecedentes de todos los aspirantes, por lo que por los días de las elecciones a Congreso habrá una noticia sobre si Morales es candidata o no.

Si la decisión sale en su contra, una fuente cercana a ella le dijo a La Silla que Morales seguramente tutelará, argumentando que si pidió el aval en otro partido es porque el Liberal le violó su derecho a ser elegida.

Eso iniciará un proceso legal de máximo mes y medio, hasta tener una decisión de segunda instancia, por lo que hacia fines de abril, en la recta final para las elecciones presidenciales, habría una nueva noticia sobre su candidatura.

Y le resulte favorable o no, esa probable novela le daría visibilidad y probablemente la lleva a ser incluída en las encuestas. Y eso cambia el panorama, especialmente de la derecha.

El papayazo para Vargas

La llegada de Morales a un partidor en el que ya hay muchos candidatos podría rebajar algunas fuerzas, aunque llegue sin estructuras ni un partido fuerte.

Por un lado, tiene el impulso de las dos millones de firmas de su referendo contra la adopción igualitaria y el apoyo de algunos sectores del voto cristiano, lo que puede golpear especialmente la aspiración de Alejandro Ordóñez, quien con se la jugó por conseguir votos de ese sector con su fórmula vicepresidencial, el pastor David Name.

Eso porque buena parte de las iglesias tenía a Morales como su plan A a la Presidencia desde antes.

De hecho Édgar Castaño, presidente de la Confederación Evangélica de Colombia (Cedecol), que agrupa más de 250 organizaciones cristianas, le dijo a La Silla que más o menos un 60 por ciento de ellos está con Viviane.

“La mayoría de las iglesias van a estar enfocadas en un candidato que represente a la iglesia cristiana”, explica “La idea de la iglesia evangélica, en general, sería que ella se lanzara a la presidencia para apoyarla. Eso viene de hace tiempo, de hace por lo menos tres o cuatro años. El referendo de adopción la fortaleció y entendemos que es un tema de estrategia política, pero para la iglesia evangélica ella representa a alguien que lucha por nuestros valores”

”La idea de la iglesia evangélica, en general, sería que ella se lanzara a la presidencia para apoyarla”

Édgar Castaño, presidente de la Confederación Evangélica de Colombia

Además, para Castaño es claro que eso afectaría su apoyo a Ordóñez.

“Creo que el doctor Ordóñez no tiene mucha opción”, dice “Tiene algunos principios nuestros pero no ha estado cerca a la iglesia evangélica. Viviane Morales sí es evangélica, es del cuerpo de los evangélicos. Hemos batallado cosas.”

De hecho, en las listas de Somos al Congreso hay líderes cristianos como María Nayibe Arias, la cabeza de lista a la Cámara en Santander.

La dimensión del golpe a Ordóñez, sin embargo, no es del todo clara. Como contó La Silla Santandereana, Name recogió más de la mitad de las 2 millones de firmas que presentó Ordóñez para avalar su candidatura y muchos cristianos le cobran a Morales haber apoyado el Sí, aunque luego haya sido una fuerte crítica de la implementación.

Como dice el ex senador Ricardo Arias, cabeza del partido cristiano Colombia Justa Libres,  “Ella votó por el SÍ y Libres fue quien lideró con Comité inscrito ante el CNE el No.”

Y anticipa que Libres no la apoyará: “Tanto Ordóñez como Morales las respetamos como candidaturas serias y oportunas. Pero Libres sigue esperando su legítima oportunidad.” En cualquier caso, con Morales los cristianos tienen un aspirante presidencial propio, por lo que ese panorama puede ir cambiando.

Otro efecto de la llegada de Morales al partidor es que sería una segunda mujer en el panorama de la centro derecha, con lo que amenaza la ventaja de Marta Lucía Ramírez al tener esa bandera única.

Como Ramírez, Morales tiene trayectoria y experiencia política; como Ramírez, Morales tiene un discurso estructurado y ha peleado dentro de su partido por mantener su independencia; como Ramírez, Morales le habla a un electorado urbano.

Aunque tengan muchas otras diferencias, esas similitudes hacen posible que Morales erosione parte del electorado de la ex candidata conservadora.

Y eso, justo cuando no se define si habrá alianza entre Ramírez y el uribismo, ni cómo se definiría el candidato, puede cambiar el equilibrio de fuerzas en la potencial coalición de centro-derecha.

El solo hecho de enredar la potencial alianza del No, le ayuda al ex vicepresidente Germán Vargas Lleras a debilitar sus rivales en la derecha.

Pero, además, con Morales aparece un candidato que sí podría terminar aliado con Germán Vargas, algo que es prácticamente imposible con los demás candidatos.

Morales, que como Vargas hizo carrera en el liberalismo, tiene en su esposo Carlos Alonso Lucio un puente con el ex vicepresidente: de hecho, como contó La Silla, cuando Vargas se reunió con directivos conservadores, lo hizo acompañado de Lucio.

Además, Morales fue una de las defensoras más elocuentes de Vargas en el debate de Claudia López y Jorge Robledo contra las alianzas del exvicepresidente, y como él, puede representar a quienes votaron por el Sí pero tienen grandes dudas o críticas de la implementación del Acuerdo con las Farc.

Para Vargas, una alianza con Morales pude tener sentido en la medida en que ha buscado votos cristianos (como quedó evidenciado con la llegada de la Misión Carismática Internacional a Cambio Radical, tras haber estado en el Centro Democrático), y para Morales porque Vargas es un candidato hoy más fuerte y viable que ella.

Por eso, una eventual fórmula vicepresidencial de Morales no es impensable, como le contó a La Silla una persona cercana al ex Vicepresidente.

Para eso todavía faltan varias semanas. Pero, entre tanto, la irrupción de Morales promete mover el panorama de la campaña, especialmente en la centro derecha.

Comentarios (5)

DIDUNDI

12 de Enero

1 Seguidores

El impulso d las firmas x el apoyo a los fanáticos..TODOS, no será + q ...+ ver más

El impulso d las firmas x el apoyo a los fanáticos..TODOS, no será + q eso, un impulso superdividido; es muy probable q en las firmas d este o aquel disque candidato, figuren los mismos q firmaron en todo lado, x lo tanto esos 2 millones q se supone apoyan a Sor Viviane terminen siendo un porcentaje mínimo. Igual para 2a vuelta d grano en grano la gallina..., dice doña Chinda.

DIDUNDI

12 de Enero

1 Seguidores

D otro lado y como siempre, me genera diversión tanto grupo político apareci...+ ver más

D otro lado y como siempre, me genera diversión tanto grupo político aparecido como candidato queriendo presidencia. En esta hria aparecen varios y x los lados d la izquierda no se escapan. Un tal Caicedo al q solo conocen en Su flia, ahora disque en alianza con Petro- Clara.
Solo falta q x la derecha responda el Gato y con  formula d Vice...saramaguito jejeee..

Andrés Stiven Bobadilla

12 de Enero

0 Seguidores

Lo bueno de esta candidatura, es que permite que haya división en las fuerzas...+ ver más

Lo bueno de esta candidatura, es que permite que haya división en las fuerzas de derecha. Ello pemite que sólo un candidato de la centro-derecha llegue a segunda vuelta; permitiendo así que alguien diferente, de la centro-izquierda pueda llegar a la presidencia. 

Javier Ramírez

13 de Enero

0 Seguidores

Los cristianos y evangélicos son bien coherentes, rechazan a homosexuales y l...+ ver más

Los cristianos y evangélicos son bien coherentes, rechazan a homosexuales y lesbianas pero apoyan y se juntan con ladrones, asesinos y corruptos. Son coherentes los pastores amanza-estúpidos

Bender

15 de Enero

0 Seguidores

Conclusión: No hay mala publicidad // Por honor a la libertad, ojalá no quede como presidenta, porque lo que debe guiar a un país es su Constitución, hecha por gente, no la Biblia, hecha por una religión (de tantas que hay y dicen tener la verdad absoluta).

Conclusión: No hay mala publicidad // Por honor a la libertad, ojalá no quede como presidenta, porque lo que debe guiar a un país es su Constitución, hecha por gente, no la Biblia, hecha por una religión (de tantas que hay y dicen tener la verdad absoluta).

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia