Por Carlos Suárez @carlossuarezr · 07 de Mayo de 2017

2552

4

En las presidenciales de Francia, Emmanuel Macron es el triunfador porque de manera astuta, su campaña entendió que los electores están hastiados y hartos de los partidos políticos tradicionales. 

 

Macron pese a el , logró zafarse del estigma de haber sido uno de los protagonistas del peor gobierno en las últimas décadas en Francia, sin pagar el costo que, en sana lógica, debería haberlo acompañado. 

 

Lo consiguió con estrategias políticas y de marketing que iniciaron al salir del gobierno socialista para, inmediatamente, : ( !En Marcha! ) a través del cual logró, dentro de su estrategia comunicacional, convencer a los electores de que salía dando un portazo rebelándose contra los partidos, se volvió un candidato renegado de las estructuras políticas; es decir, le dio al elector justo lo que estaba buscando. 

 

La lectura fue perfecta, los franceses necesitaban deshacerse de las maquinarias partidistas que no lograron sortear los vicios que terminan acompañando las estructuras de poder: , el la ineficiencia en el manejo del Estado y esa inercia abúlica de las fábricas políticas construidas para hacer que todo siga igual, buscando solo que el sistema alimente individualmente a los miembros del partido que usufructúan el poder para sus fines personales, gobernando de espaldas a las personas del común, olvidándose de aquellos a quienes se deben: los seres humanos que votan por ellos.

 

Lo demás fue pan comido para una estrategia de Marketing perfecta: un candidato joven (39 años), de buena factura ante las cámaras, rodeada de un halo de tecnocracia, que además desafiaba al establecimiento político (el mismo que lo trajo hace tres años a la vida pública convirtiéndolo en ministro de Hacienda de Hollande), enfrentado a una candidata de extrema derecha como Le Pen. Hubo espacio hasta para crear una historia romántica y sacarle partido a lo que podría haber sido un negativo para su imagen (su esposa es 25 años mayor que él), sus asesores buscaron espacio entre el debate político 'voilà', llegó el triunfo que sepultó a los partidos y a los políticos profesionales que tendrán que reinventarse o asistir al derrumbe de las estructuras partidistas que han gobernado a Francia durante los últimos 30 años.

 

En la otra orilla, hace apenas 15 años el Frente Nacional, partido político fundado por el xenófobo, racista y reivindicador del régimen de Vichy, Jean-Marie Le Pen, era una estructura paria en la política francesa y una vergüenza que solo muy pocos electores franceses aceptaban; hoy, de la mano de su hija, Marine Le Pen,

 

Le Pen, al igual que su contrincante, ha sabido leer al electorado y si bien es cierto, el suyo es un partido creado desde la década de los 70's del siglo pasado, l (la única vez que disputó una segunda vuelta, en 2002, obtuvo tan solo un 18 por ciento de los votos, en la paliza electoral más grande en la historia francesa). 

 

En estos últimos años el y

 

¿Pero cómo consiguió pasar del ostracismo a convertirse en el único partido 'sobreviviente' a la debacle de las estructuras políticas tradicionales? 

 

Como lo hacen los políticos exitosos, leyendo al electorado, adaptándose a él, revertiendo la ecuación en la cual el elector era un simple seguidor y entendiendo que en el mundo moderno, en el de la democratización de las comunicaciones y de la información,

 

Desde 2015 Marine Le Pen tomó definitivamente las riendas de su partido sacando por la puerta de atrás a su padre Jean-Marie: ya estaba leyendo al electorado; ese fue el primer golpe de Marketing que buscaba exorcizar el estigma fascista del FN, para sintonizarse con lo que el conglomerado pedía para permitirse escuchar las propuestas del FN. 

 

A partir de ese momento, su partido se segmentó, estudió a sus posibles electores y entendió lo que querían escuchar, fue así como conquistó el corazón de los obreros (son quienes hoy más votan al FN) y abrazó su defensa atacando al sistema, a los partidos tradicionales y a sus políticos, quienes fueron incapaces de detener el empobrecimiento de las clases más necesitadas de Francia y no supieron sortear la crisis económica que empezó en 2009.

 

 

De otro lado, el FN de Marine empezó a hablarle directamente a otro público objetivo: los jóvenes que no tenían en sus subconscientes el miedo acompañado de asco que tuvieron sus padres por el FN de Jean-Marie, empezaron a recibir sus mensajes a través de la moderna comunicación política sin intermediarios, a través de todo un bien logrado sistema de redes sociales y comunicación digital. 

 

De manera tal que con Macron, ganador contundente de las elecciones y con Le Pen, segunda en ellas, se sellan unas verdades electorales que comparten: los electores se cansaron de los partidos tradicionales y castigaron a los políticos que durante décadas han sido los responsables, no sólo del deterioro en su calidad de vida sino, de un pecado imperdonable para quien vive del voto de sus electores: gobernarlos sin escucharlos, sin hablarles directamente, de espaldas a ellos y buscando solamente su beneficio individual. 

 

En Colombia, cualquier parecido con la realidad, NO es pura coincidencia. No solamente los gobernantes han estado de espaldas a sus votantes, olvidando que son personas sino que, han usufructuado el poder para su propio beneficio sin pensar en quienes los eligieron. Por eso, el Presidente, los partidos, el congreso y todo el andamiaje político, aparecen en todas las encuestas como lo más despreciado por el ciudadano del común. 

 

En las Presidenciales del 2018 está servido el escenario para que un o una SIN partido, ocupen los lugares que hoy hábilmente ocuparon en Francia el triunfador Macron y

 

Comentarios (4)

José Saramago - 0

08 de Mayo

0 Seguidores

Miren esto: la cifras de la misma encuestadora (Gallup) solo que tomando medidas sobre la popularidad entre sus ciudadanos de los presidentes en ...+ ver más

Miren esto: la cifras de la misma encuestadora (Gallup) solo que tomando medidas sobre la popularidad entre sus ciudadanos de los presidentes en sus respectivos países y para no colocar la lista completa, Juan Manuel Santos esta en el ultimo lugar:
Macri:53% - Kuczynski: 43% - Evo: 42% - Correa: 36% - Vasquez: 35% - Bachelet: 25% - Maduro: 23% -> SANTOS: 17%. -sin palabras-

GMolano

08 de Mayo

0 Seguidores

Aunque Macron vendio el discurso anti-sistema, la verdad es que el si que esta conectado a el, en su version mas europeista. Si en los años por venir...+ ver más

Aunque Macron vendio el discurso anti-sistema, la verdad es que el si que esta conectado a el, en su version mas europeista. Si en los años por venir el gobierno de Macron no capitaliza sus promesas, a los que les seguira el turno es al FN con todas sus consecuencias. La cosa no esta facil porque la EU es una camisa de fuerza a veces y eso aun no lo entiende mucha gente.

DIDUNDI

09 de Mayo

1 Seguidores

1-La OdebrechtKa coyuntura CRIOLLA bien administrada debería derivar en algo parecido, pero No, esta es Colombia y es la oligarquía mejor ...+ ver más

1-La OdebrechtKa coyuntura CRIOLLA bien administrada debería derivar en algo parecido, pero No, esta es Colombia y es la oligarquía mejor montada d toda L.A. El sistema político está montado para sostenerse y en el momento q haya el + mínimo aviso d perder el control, el mismo sistema corrupto q hoy anda d capa caída y 'desunido' en un juego d pingpong para achacarse culpas....

DIDUNDI

09 de Mayo

1 Seguidores

2- ..saldrá al rescate d si mismos. No es + q ver la posición asumida alrededor dl caso Peñalosarota; ahora no es suficiente la voluntad dl ta...+ ver más

2- ..saldrá al rescate d si mismos. No es + q ver la posición asumida alrededor dl caso Peñalosarota; ahora no es suficiente la voluntad dl tal 30 % d ciudadanos inconformes-q coincidencialmente corresponde al porcentaje q lo eligió- En un santiamén con el AMEN d los medios, el sistema sale en defensa y bien unidos al respecto.
En el orden nacional son capaces d ++++.

Las historias más vistas en La Silla Vacia