Por Tatiana Velásquez Archibold · 16 de Septiembre de 2017

1432

2

La semana pasada, el Concejo de Barranquilla le dio facultades al alcalde Alejandro Char para crear una IPS con socios privados, que administrará desde enero de 2018 la red pública de salud de los barranquilleros. Con esa luz verde, ya son tres las empresas de economía mixta anunciadas en los menos de dos años del segundo mandato de Char para el manejo de bienes públicos de la ciudad.

La figura de sociedad de economía mixta, bajo la que opera desde enero el alumbrado público y dentro de pocas semanas operará el programa de arborización, ya ha generado críticas entre columnistas locales, por el nulo debate propiciado por la Alcaldía. Especialmente, porque el Distrito le está apostando a sociedades por hasta 30 años, como ocurrió con la empresa Alumbrado Público Barranquilla SAS y como planea hacerlo con la futura IPS.

El director de la ONG Protransparencia Horacio Brieva y el economista e investigador de la Universidad del Norte Jairo Parada alertaron esta semana por el poco contrapeso que el Concejo le está haciendo a estas iniciativas. De hecho, los concejales aprobaron la creación de la nueva IPS a los 10 días de haber recibido la propuesta del alcalde. Lo hicieron en una sesión extraordinaria de tres horas y sin mayores cambios al proyecto que el mandatario les envió.

(Instrucciones: Dé clic en cada fotografía para conocer detalles de la constitución de las empresas de economía mixta, así como  las dudas y críticas que han generado).

 

(Descargue aquí los datos usados para la realización de este gráfico).

 

Comentarios (2)

lalemore

18 de Septiembre

0 Seguidores

Hay un error numérico en su escrito sobre la concesión del almbrado público, la participación del Distrito es del 65%, no del 75% como lo esc...+ ver más

Hay un error numérico en su escrito sobre la concesión del almbrado público, la participación del Distrito es del 65%, no del 75% como lo escribieron Uds, entonces el aporte de los particulares es del 35%.

Las historias más vistas en La Silla Vacia