Por Carlos Suárez @carlossuarezr · 03 de Julio de 2017

4236

5

Gustavo Moreno y Alejandro Lyons tienen un destino común y son muchas las perversas coincidencias que el poder y la corrupción han depositado en ellos. Una noticia triste es verlos en perspectiva y pensar que ellos son la renovación generacional del servicio público y el ejercicio de la política.

No es casualidad que sean dos abogados, penalistas, millennials, quienes apenas cumplidos los treinta años abrazaron fortuna, fama y relaciones, en un País en el que la gran mayoría de los jóvenes de esa edad no logran ni siquiera conseguir empleo.

En el caso de Lyons, su salto de garrocha consistió en pasar de ser el mensajero con título de abogado de los para-políticos cordobeses caídos en prisión, a convertirse en su candidato a la gobernación de Córdoba; en tanto que, otros posibles candidatos estaban condenados, presos e inhabilitados o quienes estaban en libertad, temían que de salir a una campaña, pudieran activarse procesos penales en su contra por cuenta de andanzas que aun no habían flotado procesalmente.

Esos políticos vieron en Lyons, no solamente una cara joven que engañaría a la opinión con un discurso de renovación sino el perfecto calanchín, al que podrían manipular (, sobre quien no pesaba pasado delincuencial alguno por simple sustracción de materia - Lyons era tan joven y desconocido que ninguna mancha judicial podía salpicarlo-.

El de Gustavo Moreno es el mismo caso, solo que su origen está enquistado en un grupo más sofisticado: el de la mafia de la rama judicial.

Moreno, un estudiante promedio de una universidad ídem, se dedicó a servir de tinterillo a la mediocre clase que se ha tomado el poder judicial con magistrados que han superado todos los estadios de corrupción; desde hasta el testaferrato procesal, que consiste en poner firmones como abogados en los procesos que ellos mismos tienen que fallar, dando la tranquilidad al cliente de que está contratando como abogado a su propio juzgador, a través de un rábula señalado por el juez, mediante el cual factura astronómicos honorarios y el investigado siente que se esta garantizando las resultas procesales.

de Córdoba y muy pronto se convirtió en si mismo en un poder emergente, desconoció a sus patrocinadores y decidió quedarse con el botín para el solo: la contratación del Departamento. Durante su administración se , como o proyectos cientificos para

Pronto el dinero hizo lo suyo en un muchacho que pasó, de mensajero con título a millonario y que, al mismo estilo de sus patrocinadores, invirtió su fortuna -además de - en lujos y propiedades, en montar su propio movimiento político electoral. y varias alcaldías en Córdoba pero también desangró al Departamento e incluso

Por su parte, Gustavo Moreno Francisco Ricaurte, Leonidas Bustos, Ruth Marina Díaz y otros, quienes tienen en común entre si, haber sido los mandamás en la Corte Suprema de Justicia y haber controlado las elecciones de los magistrados que llegarían a investigar y juzgar a los clientes importantes que después terminaron confiando su defensa al joven, inexperto y desconocido Gustavo Moreno.

Habría que preguntar a los pesos pesados que estaban siendo investigados o juzgados en la Honorable Corte Suprema ¿por qué otorgaron poder al novel abogado Moreno?.

Allí se juntaron el hambre con las ganas de comer, confluyeron en Gustavo Moreno el poder judicial y en ese ejercicio conoció a élites de estas dos fuerzas, las cuales se amanceban en varios ámbitos, uno de ellos, la elección del Fiscal General de la Nación: una terna política elegida por la Corte Suprema. A propósito, ¿

Así llegó el abogado litigante, cuyos clientes habían confiado en sus servicios profesionales por cuenta de quienes estaban detrás de él, a convertirse en el jefe anticorrupción de la Fiscalía General de la Nación y empezó a repetir lo que había aprendido de sus mayores: consiguió su propio testaferro, lo dejó a cargo de sus procesos y lo hizo nombrar como abogado de aquellos a quienes ahora iba a investigar, en extradición; por estar pidiendo una coima disfrazada de honorarios al otro corrupto millennial de esta historia: el prófugo ex gobernador de Córdoba Alejandro Lyons.

Ya Lyons demostró su astucia como abogado, entregó a las autoridades a Gustavo Moreno de la mano de agencias de investigación norteamericanas y, con ese insumo, sustentará un asilo que seguramente no le será negado. Fácilmente podrá demostrar ante un juez de Estados Unidos que entregó al Jefe de Fiscales que lo está investigando y que la rama judicial, esa misma de la que es testaferro el abogado Moreno, no le garantiza un juicio imparcial.

El abogado Moreno tiene una vía para rehacer su vida, que por supuesto no es enviando , sino, al igual que lo hace Lyons, debe mirar hacia los Estados Unidos. Solo allá podrá encontrar redención con seguridad jurídica si juega con astucia sus cartas.  Moreno se haría y nos haría un favor, solicitando una extradición exprés para ir a atender el requerimiento de la justicia americana y destapando allá toda la red que lo usó como punta de lanza para hacer dinero y ganar poder político vendiendo decisiones judiciales.

Los dos jóvenes abogados vuelven a tener una cosa en común: su salvación es la justicia Norteamericana, es allá donde deben ir a delatar y a entregar las estructuras de poder que los engendró, los crió y que, junto a ellos, se lucraron con su cartel de corrupción política y judicial.

Comentarios (5)

GMolano

03 de Julio

0 Seguidores

Al autor lo invito a que se haga esta pregunta: ¿Y que si Moreno no quiere ser extraditado y pelea para evitar la justicia gringa? Seria un escenario...+ ver más

Al autor lo invito a que se haga esta pregunta: ¿Y que si Moreno no quiere ser extraditado y pelea para evitar la justicia gringa? Seria un escenario hipotetico caotico pero mas productivo para el pais porque el hoy Fiscal "incapacitado" empezaria a pelar el cobre. De hecho este fin de semana paso algo extraño, "resetearon" la Fiscalia, botando n-mil funcionarios. Nada es gratis.

GMolano

03 de Julio

0 Seguidores

Lo mas seguro es que Moreno apele al instinto de conservacion mas basico, no le ponga muchos peros a la extradicion y una vez en EEUU encuentre una fo...+ ver más

Lo mas seguro es que Moreno apele al instinto de conservacion mas basico, no le ponga muchos peros a la extradicion y una vez en EEUU encuentre una forma de colaborar a la justicia sin entrar en detalles de sus andanzas en Colombia y ahi terminara este sordido capitulo. El problema generado va a ser para el Fiscal que ya no va a poder "jugar" con las Fiscalia como antes.

DIDUNDI

04 de Julio

1 Seguidores

En politica no hay hojas d vida, lo q hay es prontuarios criminales.
No ha respeto, lo q hay es temor x el monstruo d la corrupción apadrinado x ...+ ver más

En politica no hay hojas d vida, lo q hay es prontuarios criminales.
No ha respeto, lo q hay es temor x el monstruo d la corrupción apadrinado x los + poderosos hombres 'bien', educados en las mejores U q a su vez los contratan como profesores o lo q es peor, maestros y así esperamos q el 2025 sea una realidad.
Y sigue d agache la petición d renuncia a NHM'.

manchozo

04 de Julio

0 Seguidores

Esto lo que demuestra una vez mas es que este robado país lo mueven las mafias, carruseles , carteles y toda ese estiércol político que nos gobiern...+ ver más

Esto lo que demuestra una vez mas es que este robado país lo mueven las mafias, carruseles , carteles y toda ese estiércol político que nos gobierna y que hacen un estado ladrón, que esto no para aquí y que definitivamente nada arreglara este país desangrado por el desorden y el caos, la ramera judicial es un asco, donde en definitiva se impone la ley al más boludo y débil.

manchozo

04 de Julio

0 Seguidores

Dios los hace y los pillos se juntan, en esto de la política hay muchos pero muchos caminos paralelos,que solo conducen al paìs a la corrupción y l...+ ver más

Dios los hace y los pillos se juntan, en esto de la política hay muchos pero muchos caminos paralelos,que solo conducen al paìs a la corrupción y la ruina. Piensa uno viendo todo esto que el Fiscal Martínez lo que tiene fracturado es la conciencia y que no quiere dar la cara al país por pura vergüenza, de ver caido a su compadre.

Las historias más vistas en La Silla Vacia